27 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Diario de la Peste: (6 al 12 de abril)

Desde el 23 de marzo, cuando Portugal ya resistía el embate del coronavirus, Gonçalo M. Tavares empezó a redactar un diario poético, el Diario de la Peste. Textos en los que las imágenes cotidianas son atravesadas por el peso de la pandemia. El diario se publica en su idioma original por Expresso (Portugal). Nómada los publica en Guatemala gracias a una traducción de Paula Abramo.

Blogs Diario de la Peste P258
Esta es una opinión

@archillect

Un anuncio en una página de horóscopos

12 de abril de 2020

Un anuncio en una página de horóscopos:
"Huye de las preocupaciones.
Ten más espacio y seguridad en tu e-mail".
La astronomía tratando de ser moderna, y desactualizada en cuanto a los riesgos.
En la mañana. La información:
"Andrea Bocelli dará un concierto de Domingo de Pascua en la (desierta) catedral de Milán".
Va a cantar el Ave María de Bach. A las 18:00.
Bach sabía las cosas antes de tiempo.
Música que aclara —un horóscopo sonoro.
"Iba yo entre las calles y la atmósfera, llegando y despidiéndome."
Entre las calles y la atmósfera pasa la gente asustada.
Miro desde la ventana y es extraño.
"Huye de las preocupaciones.
Ten más espacio y seguridad en tu e-mail."
En la calle frente a mi casa la gente no huye, pero acelera.
No se debe mirar demasiado hacia arriba; los astros no están a la altura de nuestros ojos.
Ni hacia arriba ni hacia abajo.
Sigo dándole vueltas a esto, mirando hacia abajo.
El enorme número llamado gúgol.
Y otro aún mayor.
El número 10(10100) o 10gúgol.
En vez de contar con los dedos, observo la estética del 10gúgol.
No es hermoso, pero pertenece a la familia de lo que es hermoso.
Merece una línea para sí solo.
10gúgol.
Una frase terrible de Canetti: "Él se refugió en Dios. Ahí es donde más le gusta sentir miedo".
Elegir los sitios donde se prefiere tener miedo.
Hoy, muchos prefieren tener miedo dentro de casa. Otros no.
Miro a Roma y a Jeri. Una tiene pinta de loca, Roma; la otra, Jeri, tiene la pinta de quien está a lado de una loca.
Tener un número en la pared como se tiene un cuadro.
Como si ese número fuera color o dibujo.
Pintar la pared con 10gúgol.
Unas noticias alentadoras, otras no, otras más o menos, otras sí.
"El primer ministro británico Boris Johnson fue dado de alta y salió del hospital."
Agradeció a los médicos y dijo: me salvaron la vida.
Horóscopo, una síntesis:
"Fuerte capacidad de exteriorizar las ideas y crear nuevas colaboraciones".
Colaboraciones de uno solo —le digo a mi padre, por teléfono.
Un par menos uno, da uno, responde él.
Los astros, completamente dementes, pienso.
Una avería súbita también allá arriba.
Dos noticias, una sobre astrología:
"Saturno deja Capricornio durante tres meses a partir de marzo".
Y dos sobre la superficie simple de las cosas, eso que sucede en la tierra:
"La India prolonga el confinamiento por tiempo indefinido".
Y "Argentina prolonga la cuarentena hasta el 27 de abril".
Una frase: bastó "el elemento más pequeño de la naturaleza, un virus", para que la humanidad recordara que es mortal y que la "potencia militar y la tecnología" no bastan para salvarla.
Eso fue lo que dijo el padre Raniero Cantalamessa en el Vaticano.
Había pronóstico de sol para este fin de semana, por eso el gobierno turco impuso el aislamiento obligatorio.
En Ankara, Estambul: 31 ciudades en total.
Temían que muchos olvidaran los consejos y salieran a aprovechar el calor.
Antes, lo que estaba en vigor era un consejo.
Quédense en casa, es más sensato.
Con el sol y el sábado, vino la prohibición clara.
Obligatorio el aislamiento en casa.
Se conocen desde hace mucho las recomendaciones para no salir en momentos de intemperie.
Tifones y tempestades, temperaturas por debajo de lo más bajo que el ser humano puede soportar.
Esto siempre ha puesto a los ciudadanos a posar en la ventana. Nada nuevo.
Pero ahora es el buen tiempo el que hace sonar la alarma.
Todos a casa, que ahí viene un día lindo.
Un boletín meteorológico también demente.
Mañana va a hacer buen tiempo: por favor, no salgan de casa.
Adélia Prado, en una entrevista al diario Globo.
"La democracia brasileña parece un cojo huyendo del temporal".
Las 18:00 y pico, me retraso.
Bocelli, cabello blanco.
Live en Youtube.
Los ciegos envejecen de una manera distinta.
Tenso, decidido y sereno.
No hay nada en él que esté en otro sitio.
O sintetizando aún más.
(El lenguaje merece ocupar el mínimo de espacio.)
Nada en él está en otro sitio.
Mejor así.
La puntería del lenguaje es consecuencia de su síntesis.
Ser mucho en poco espacio.
Lo mismo con la voz que sale de un cuerpo inmóvil.
Mucho con poco movimiento.
Entro a Youtube hacia el final del concierto.
Bocelli está afuera de la catedral de Milán, algunos pasos y se detiene.
En el exterior, canta Amazing Grace.
"Antes estaba perdido, pero ahora he sido encontrado."
Imágenes de las ciudades vacías.
París, Londres, Milán.
Nueva York, Times Square desierta.
Sólo un policía con chaleco amarillo caminando rápido.
I was blind but now I see.
Hablo con un amigo italiano.
Hablamos de Paolo, un niño de catorce años, del sur de Italia.
Le pregunto si él sabe a partir de qué edad se empieza a ser valiente.
¿A los diez años?
Menos, claro.
A los diez años hay muchos actos de valentía.
¿A los cuatro, cinco?
Pensar en esto: ¿a partir de qué edad aparece la valentía?
Un bebé, después de un año ya puede ser valiente, dice él.
Antes no.
"En Nueva York, tan sólo el día de ayer, murieron...", se corta la llamada.
Bocelli, traje impecable, cabello blanco.
Sólo después necesita que lo guíen.
Cuando canta es evidente que ve.
"A veces tiene la impresión de llevar ojos falsos, colocados por Dios."
Una frase de Canetti.
Imagino ojos falsos colocados por Dios que empiezan a ver cosas que los demás no ven.


@archillect

Dos modos de apartarse de las noticias

11 de abril de 2020

Dos modos de apartarse de las noticias: religión y matemáticas.
Hay más, claro.
Una frase de Breton: "el acto de amor y el acto de poesía son incompatibles con la lectura en voz alta del periódico."
En estos días, las incompatibilidades han aumentado.
Pero sí, dos modos de apartarse de las noticias: religión y matemáticas.
Un matemático del siglo XX, Edward Kasner, le pidió a su sobrino "que le diera nombre a un número que tuviera un centenar de ceros".
El pequeño le dio un nombre: googol.
Se dice: gúgol.
El gúgol es un 1 seguido de cien ceros.
Es la unidad de medida de un número enorme.
7 mil gúgoles, por ejemplo.
El nombre de Google viene de allí.
Fue una errata.
No es infinito, pero casi.
El último cero está siempre después del sitio al que llegas a galope y a la velocidad de la luz.
Gógol es también el nombre de un gran escritor ruso.
Imagino la unidad de medida usando el nombre del escritor ruso.
Dos Gógoles, 7.3 Gógoles.
La avenida Nevski es la avenida central de San Petersburgo y de muchos libros de Gógol.
La avenida Nevski anda, estos días, muy asustada.
Ya no se sale a la avenida Nevski para ser visto y admirado por los vestidos o trajes que se portan.
Se sale rápido para buscar cosas urgentes.
Ser admirado o envidiado por otros no es una cosa urgente.
El miedo no tiene una unidad de medida.
No se mide en metros o kilogramos.
Tal vez el miedo tampoco tiene un cero que sea el último.
Tal vez el miedo es una sustancia googol pero sin fin.
España empieza a distribuir cubrebocas en el transporte público.
"El sol coció al hombre / Y la geografía determinó los acontecimientos". Raul Bopp, Brasil.
Hay miedo en las favelas brasileñas y las mafias criminales tratan de controlar ese miedo, amenazando.
Miedo x miedo x miedo x miedo.
Hoy, sol. Mañana, sol también, dicen los pronósticos.
Pero después lluvia. El lunes, lluvia; el martes, lluvia; el miércoles, lluvia; el jueves, lluvia; el viernes, lluvia; y el sábado, lluvia.
Lo que sigue no aparece en la pantalla.
Los días que no aparecen en la pantalla están fuera del futuro.
El primer ministro sueco siente "que no hicieron lo suficiente".
"Profesionales de la salud bailan para olvidar el estrés."
En Grecia obligaron a una refugiada a pagar una multa por salir sin autorización.
En Moria, Lesbos, al volver del hospital al campamento.
No llevaba el documento de autorización, ni había enviado un sms oficial para pedir que la dejaran salir.
Las multas a los refugiados se sacan del dinero del subsidio que reciben.
Dicen que la multa es de 150 euros.
El subsidio es de hasta 550 euros al mes.
Algunas multas se impusieron también a indigentes.
Causa: "por desplazamiento en vano / injustificado".
Pero estas multas no se pagaron, claro. Después de las protestas.
Mi amiga griega, Athena, dice que todos sueñan con un desplazamiento en vano.
Uno de los bienes más valiosos en estos días —en Grecia, y en la avenida Nevski y en otros lados: un desplazamiento en vano.
Una nueva moneda: intercambio un desplazamiento en vano por diez con objetivos concretos.
La música clásica del vecino llega a mí.
Pensar en música útil e inútil.
¿Qué sería la música inútil y la música vana?
Un discurso en una universidad hace algún tiempo, Obama.
"Permítanme ser lo más claro posible: en la política y en la vida, la ignorancia no es una virtud.
No es ser cool ni políticamente incorrecto, ni es estar en contra del sistema, es simplemente ser ignorante.
No es cool no saber de que están hablando."
Los estudiantes se ríen.
Trato de ver en qué universidad sucedió esto, no lo descubro.
Jeri lame la herida de Roma, una colaboración clandestina.
Es imposible que una herida sane si los compañeros la endiosan.
No prestar atención a lo que duele. Lecciones rápidas.
Manu Chao y una alegría también rápida y diaria, la guitarra.
El sonido de vocalizaciones en la sala de al lado.
Una vez más, la imagen del filósofo Wittgenstein apartando el reloj para empezar a rezar.
Rezar es lo que sucede entre un momento y el momento siguiente.
Esto no lo dijo él, pero podría haberlo dicho.
La mudez que se instala entre una palabra y la siguiente.
Domingo de Pascua.
El que tenga un reloj, que lo ponga sobre la mesa.
Es imposible llegar tarde a ciertas citas.
No va a ser necesario: ni reloj ni prisa.
Paco Ibáñez y otra guitarra: "Palabras para Julia".
Una amiga me manda mensajes sucesivos:
Otra cosa que he notado, dice ella.
Es que perdí el olfato.
Creo que ya no es necesario, dice.
Le digo que ése es un síntoma peligroso.
No, responde ella, estoy sana.
Sin estímulos, el olfato se vuelve perezoso, explica. Es eso.
No hay nadie a quien oler, dice.
Esta Pascua espero recuperar el olfato, añade.
Y después me dice que a veces se acerca a las macetas para oler la tierra.


@archillect

Dos comandantes hunden un barco

10 de abril de 2020

Dos comandantes hunden un barco.
Imagino una multitud levantando un dedo, muy alto, como si dijera: uno, sólo queremos uno.
Cero comandantes inmovilizan un barco.
Ni dos, ni cero.
Uno está bien.
"De cualquier lucha o reposo me levantaré fuerte y hermosa como un caballo joven".
Pero la gente se está despertando cansada, como un caballo viejo.
Muchos adolescentes se están rapando.
Una amiga me dice que se cortó las cejas para ver cómo se veía.
Como no está con nadie, tener o no tener cejas no es algo que importe.
Nunca voy a tener otra oportunidad de probarlo, dice.
Leo Tiempo de magos, de Eilenberger, sobre los filósofos Benjamin, Heidegger y Wittgenstein.
Llegado cierto punto, Wittgenstein se convirtió en un devoto.
Daba clases a niños en una pequeña villa perdida en la montaña.
Posaba el reloj sobre la mesa al principio de las clases y decía: Oremos.
Cerraba los ojos y empezaba:
"Espíritu Santo, ven a derramar
sobre nosotros la luz de Tu gracia,
para que sigamos avanzando,
aprendiendo siempre nuestra tarea.
Para que guardemos muy bien la lección
y el corazón no se nos hiele nunca."
El más brillante filósofo del siglo XX, con los ojos cerrados y las manos unidas, rezando.
Un filósofo que cierra los ojos antes de educar a los niños.
Una rápida síntesis de despojamiento.
Suspender la visión y la lucidez, abdicar del control: cerrar los ojos.
Y después tratar de educar a los que están empezando.
Pongo a George Brassens, "La mauvaise réputation".
Creencia y herejía.
Wittgenstein era colérico. No era fácil.
Pero no basta con irritarse fácilmente para ser un filósofo.
No sólo de gritos se hace un raciocinio, digo y me río.
Empiezo a decir secretos a mi propio oído. En pocas semanas se vuelve uno loco. No es tan difícil.
Después de todo esto, tendremos que contar a los vivos que no salgan a la calle en zigzag.
Sólo ellos van a ser capaces de vislumbrar el camino sin temblar demasiado.
Eilenberger cuenta con detalle un episodio.
Una vez, Wittgenstein se exasperó tanto con un niño, que "golpeó la cabeza del alumno" con su propio cuaderno.
Y lo golpeó "durante tanto tiempo, que el material se deshizo y las hojas cayeron sueltas" por el suelo del salón.
¿Cuál fue la terrible falta del niño?
Nada que tenga que ver con el alfabeto o la aritmética.
Ninguna falta del raciocinio lógico.
Wittgenstein sólo le había preguntado dónde había nacido Jesús.
Y el niño había respondido: en Jerusalén.
Wittgenstein se puso furioso: no puede haber una falta como esa falta.
Para la semana, películas de Tarkovsky, Sokurov y Rossellini.
El cineasta Eisenstein y una frase que siempre me ha marcado: "No bebas agua a menos que esté hirviendo".
¿Por qué dijo aquello? No lo sé.
Era un estudiante, tenía diecisiete años.
A esa edad sólo se beben las cosas hirviendo.
Tomo café y café. Sin azúcar, una bomba simple.
¿El tercero? El tercer café.
Pongo la versión de Paco Ibáñez, "La mala reputación".
"En mi pueblo sin pretensión / Tengo mala reputación."
Una frase de Wittgenstein: dice que tendría que haberse dirigido al bien y convertido en una estrella a la mitad de la noche.
Después de todo, dice, "me quedé en la Tierra y ahora empiezo a marchitarme poco a poco".
Quedarse en la Tierra y empezar a marchitarse poco a poco.
Vuelvo a 2020. Ibáñez.
"Yo no pienso pues hacer ningún daño / Queriendo vivir fuera del rebaño."
Nueva York, isla de Hart, distrito del Bronx.
Isla que también se usa como cárcel.
Un dron capta la imagen.
Empleados contratados por la administración central posan suavemente ataúdes blancos en un gran agujero.
Normalmente este trabajo lo hacen los presos, "pero el incremento en el número de cuerpos ha obligado a contratar empresas especializadas".
A muchos de estos empleados se les ha contratado en los últimos días.
Visto de lejos, aquello podría parecer los primeros cimientos de un nuevo edificio.
Hay que excavar para después subir.
Pero allí no hay subidas.
Al menos en este momento, los cuerpos sólo bajan.
Víctimas que no fueron identificadas o cuya familia no tiene dinero para el funeral.
Una fosa común es esto: estar entre la multitud aun después de muerto.
No se trata de no tener nombre, sino de no tener privacidad, ni aun en los momentos que siguen al último momento.
Respiro.
Por qué te rapaste las cejas, pregunto.
La joven me manda un sms con el emoticón de quien se encoge de hombros.
Zane Powles, un profesor inglés, recorre "más de ocho kilómetros a pie al día para entregar comida en casa de sus alumnos".
También les lleva la tarea.
Para que sigamos avanzando,
aprendiendo siempre nuestra tarea.
y el corazón no se nos hiele.
La oración de Wittgenstein
"El método es muy sencillo: Powles pone la comida en el suelo", toca la puerta "y después espera en la acera o en el jardín a que alguien abra y recoja los alimentos".
En la localidad de Grimsby, el 34% de los niños vive en estado de pobreza.
Esos niños, de la Western Primary School, tienen derecho a comidas escolares gratuitas.
Así que Powles camina esos ocho kilómetros y entrega la comida y la tarea.
"Los padres y los niños vienen a la ventana o a la puerta para decirme hola", dice Powles, un exmilitar.
Powles va cargado, con muchas mochilas.
Vuelve después cansado, pero mucho más rápido.


@archillect

En diferentes países

9 de abril de 2020

En diferentes países se habla del inicio de las clases.
La Pascua se acerca.
Walter Benjamin y Scholem, amigos filósofos, se instalaron en Zúrich en 1917.
Hace más de cien años.
Estaban hartos de la educación y de su conservadurismo.
Crearon una universidad ficticia llamada "Muri".
Muri es una comunidad del interior de Suiza.
Uno de los cursos de esa institución imaginaria era "El huevo de Pascua: riesgos y beneficios".
Lo clasificaron como: teología.
"Wall Street cierra al alza ante un posible debilitamiento de la pandemia."
Inventaron también una disciplina llamada: "Teoría y práctica del insulto".
Jurisprudencia.
Otra tenía el nombre de "Teoría de la caída libre con entrenamiento práctico".
Estaba incluida en el campo de la filosofía.
Tiene todo el sentido que un filósofo investigue la caída libre.
Esa caída que no es consecuencia de un empujón, sino de una decisión.
Libre, esto es: sin apoyos.
"El número de muertes en Nueva York llega al máximo diario."
Roma y Jeri curiosas en la ventana. Dos caras de dos perros.
Afuera, al otro lado de la calle, un hombre vestido con chalecos amarillos.
Transporta la basura y habla por teléfono.
Habla castellano, pero su acento deja ver que no es español.
Parece llamar a casa.
Empuja un carrito de la basura y habla con su familia.
¿Irá a decirles que transporta la basura?
Es el único hombre que se ve en la calle.
"Politizar" el coronavirus puede llevar a "muchas más bolsas de cádaveres", dice la OMS.
La película coreana.
No le propongas un color al pintor.
Eso no se hace.
"¿Tengo, entonces, que pintar para los extranjeros que nos invaden?", dice el pintor cuando alguien le pide una obra para el enemigo.
Una frase síntesis.
No pintar para los extranjeros que nos invaden.
Oigo en mi cuerpo el sonido que produce el puño cuando se irrita y no tiene ninguna superficie cerca.
Hace ruido aun cuando se cierra con fuerza sobre sí mismo, el puño.
Y no es agradable.
Me dicen que muchas fábricas se han negado a subir el precio de ciertos cubrebocas esenciales.
Un artista, un ser humano, no debe pintar para los extranjeros que nos invaden.
"El Covid-19 llega a una tribu aislada de la Amazonia yanomami".
Quedarse en casa "es descubrirse como extranjera", dice la historiadora Lilia Schwarcz.
Esto. Estar en el mismo sitio pero de un modo distinto.
¿Quién es este extranjero que está en mi casa a estas horas del día? Soy yo.
Y tampoco soy yo, claro.
Los próximos presidentes serán médicos, pregunta Lilia Schwarcz.
"Boris Johnson sigue mejorando", informan.
En una zona del lago Inle, en Myanmar, antes Birmania, los pescadores reman con los pies.
Así tienen las manos libres para pescar con enormes redes en forma de canasto.
Hacer ciertas cosas con los pies, liberar las manos.
Ahora que no necesitas caminar, tienes los pies libres.
Pies y manos libres: días extraños.
"EUA. Más de 6.6 millones pierden el empleo en la última semana."
Me escriben desde el Norte sucesivos mensajes sin punto final:
Fecha y hora [09/04, 14:42]
Hoy, en la fila del supermercado (compra semanal para la familia), les llamé la atención a unos chicos que escupieron al suelo tres veces. A la tercera, no me aguanté
Voy flotando entre los humores
Neutra
Aceptación
Triste
Enojada
Irritada
Mi tía, que vivió toda la guerra
Ahora está acá por su marido y dice que se siente peor
Porque no sabe cuál es la zona de los 'buenos' y la de los 'malos'.
[09/04, 14:42] Fin del mensaje.
"Hungría prolonga las medidas restrictivas indefinidamente".
Cuánto es indefinidamente, pregunto.
¿Y cuál es la zona de los 'buenos' y la de los 'malos'?
Es necesario marcar la ética en el suelo para comprenderla.
Estamos medio mareados: nuestra cabeza da vueltas y no sabe cuál es la zona de los buenos.
Ahora, en el país de Gales. Cerca de la esquina del número 16 de Trinity Square.
Una cabra blanca y ningún humano.
Una cabra se come los setos que rodean un edificio de oficinas vacío.
En un pequeño prado frente al Alexandra Hotel: una dos tres cuatro cinco seis siete ocho cabras.
Boris Johnson "se sienta en la cama e interactúa positivamente con el equipo clínico".
Las trampas más usadas en tiempos de guerra, un video que aparece frente a mí.
A veces un pie se posaba en el suelo y, en vez de explotar, varios clavos subían rápidamente y abrían siete hoyos en ese miembro, que ya no podía moverse de allí.
Una trampa que parece para ratas y es, después de todo, para pies humanos.
Una pareja de Lombardía baila un vals y muestra que no ha olvidado los pasos.
Pascal Quignard: "Para los hombres, ¿qué es la muerte?
El hombre que ya no forma parte de un diálogo."
¿La mejor forma de morir?
"Repentinum et inopinatum
(de manera muy rápida y completamente inesperada)."
Voy recibiendo mensajes.
Alguien dice que acaba de tener un nieto.
Otro felicita a ese alguien y evoca a Millôr Fernandes, que dijo que, de haber sabido que tener nietos era tan bueno, no habría tenido hijos.
"Proyecciones prevén entre 11 y 22 mil muertes en Canadá hasta el final de la pandemia".
En medio de los campos de concentración, una mujer trató de compilar los sueños alegres de las personas que iban a morir.
Los escribió. Quería guardarlos.
Tengo que investigar a esa mujer.
No recuerdo su nombre.

 


@archillect

Todas las mujeres mexicanas están enamoradas

8 de abril de 2020

Todas las mujeres mexicanas están enamoradas del subsecretario de salud, Hugo López-Gatell.
Una amiga de la ciudad de México me lo confirma.
El subsecretario habla todos los días a las 19:00.
Todas las mujeres, de todas las edades, están enamoradas.
Casadas, solteras, viudas.
Es encantador e inteligente, dicen.
Es un combo, añaden. Lo tiene todo.
Hay fotos suyas por todo México y circulando en la red, en distintas poses y con distintos trajes.
Y con las frases:
"Yo te protejo."
"Te estoy diciendo que te quedes en casa."
"Con mucho gusto te lo vuelvo a explicar."
Y una que otra con mala cara ("pero muy lindo"), con la frase: "¡Ya vi que te saliste!", como si Hugo López-Gatell estuviera regañando a un ciudadano por no quedarse en casa.
Muchos hombres también están enamorados de él, dice mi amiga de México.
“Que guapopisimo es nuestro doctor”.
“Yo desde que comenzó esto del COBID 19 me enamore de el 😍🤩😍🤩😍🤩y desde entonces obedezco a Hugo López-Gatell.”
Mientras tanto, la ciudad china de Wuhan reabrió este miércoles.
Los residentes pueden salir "siempre y cuando demuestren que están sanos".
The New York Times dice que "los primeros trenes salieron esta mañana".
El cantante Gilberto Gil y su nieta, Flor Gil, cantan en casa, sentados, volare.
Gilberto Gil pausa la guitarra y los dos dicen al final: Noi siamo Italia.
Flor Gil tiene 11 años y el cabello verde.
Gilberto Gil tiene 77 años y una delicadeza. Baja la voz para que se escuche la voz de su nieta.
"Donato Sabia, antiguo campeón europeo en los 800 metros bajo techo (1984) falleció este miércoles a los 56 años, víctima del nuevo coronavirus."
"Nace Giulia, la hija del 'paciente uno', en Italia."
Egipto es el primer país árabe que suspende las actividades públicas en Ramadán.
E Israel decreta el aislamiento y el toque de queda durante la Pascua judía.
"Para evitar que las familias se reúnan en la tradicional cena de Pésaj, la noche del miércoles, el gobierno ha decretado igualmente un toque de queda."
La directriz espacial es clara:
"Nadie podrá estar a más de 100 metros de distancia de su respectiva casa."
Me imagino a mí mismo midiendo cien metros con pasos regulares desde casa, como antes se hacía para marcar las porterías de futbol con piedras.
Oigo a Cazuza: "a tua piscina está cheia de ratos".
Murió en 1990, de sida.
Anuncian: "Bernie Sanders se retira de la contienda demócrata por la Casa Blanca."
Y el "fundador de Twitter dona casi un tercio de su fortuna para apoyar la recuperación económica".
He estado dándole vueltas a una idea como si una idea ocupara espacio.
La enorme catedral de Saint John the Divine en Manhattan se va a convertir en un hospital de campaña.
Los hospitales de Nueva York se están llenando.
Las iglesias empiezan a prepararse.
Clifton Daniel, el decano, explica a The New York Times: a lo largo de los siglos, la catedral se ha utilizado varias veces de este modo.
Y después dijo: para la catedral no es nada nuevo, sólo lo es para nosotros.
La catedral y los humanos.
La catedral tiene más experiencia que esta generación. Ya ha visto esto.
Lo que es nuevo para los humanos no es nuevo para la piedra.
Boris Johnson está estable y "respondiendo al tratamiento".
Ahora me doy cuenta de que la ventana que da al frente está trabada; las ventanas que dan hacia atrás funcionan.
Es necesario abrir con firmeza la ventana que da al frente, pienso.
"África supera las 500 muertes y registra más de 10,500 contagios."
Y Argentina prolonga la cuarentena hasta fines de abril.
Las cuarentenas se suceden.
Eto'o, un exfutbolista camerunés, habla de la posibilidad de que se prueben vacunas en África.
No somos conejillos de indias, hijos de puta, dice.
Todos los días a las 19:00, añade mi amiga de México, las mujeres se sientan frente a la televisión.
Estamos tristes y tensas, escuchando.
Pero una que otra vez sale un: ¡qué lindo es! Guapo.
Lo suelta mi abuela, mi hermana o yo.
Estamos todas juntas, puras mujeres.
A veces decimos: ¡pobrecito!
Quisiéramos que él, Hugo López Gatell, no estuviera en esta situación.
Es mucha responsabilidad, dice ella.
Recibo un mensaje con una imagen.
La iglesia de una secta brasileña está cerrada y tiene un papel en la puerta que dice, en rojo: comunicado sobre el coronavirus.
Y abajo: informamos que las reuniones para la cura de enfermedades están canceladas debido a esta enfermedad.
Una lección de lenguaje.
En México circulan unos stickers con rayos rojos de superhéroe saliendo de los ojos de Hugo López-Gatell y con la frase "rayo sanitizador".
No sólo informa, dice mi amiga.
Vemos a las 19:00 a Hugo López-Gatell, dice, y nos curamos.
No son mas que mierda, dice el futbolista Eto'o.
África no es su patio de recreo, dice el futbolista Eto'o.
Y una canción:

 


@archillect

Veo a Jean-Luc Godard

7 de abril de 2020

Veo a Jean-Luc Godard. Live en Instagram.
Un puro entre los dedos a veces, y en la boca casi siempre.
Alrededor, cubrebocas en algunos rostros.
Habla de manera clara o semi-clara, a veces largas pausas.
Imagino la cámara de Godard dirigida hacia las noticias televisivas.
O hacia las páginas de los periódicos.
Fija como si estuviera hipnotizada.
El ojo de la cámara cede y queda detenido para siempre.
Como si obedeciera a las órdenes del exterior.
Esto basta, diría él. Las noticias.
La sesión diaria de Manu Chao: "preciosa mujer".
"Ayer no confiaste en dios."
"Hoy por suerte no es ayer."
Pura suerte.
Michael Gove, ministro del gabinete.
Entrevista a la BBC radio sobre la hospitalización del primer ministro inglés.
Habla del "gusto por la vida" que tiene Boris Johnson, ya sea en una cancha de tenis o al mando del gobierno.
"Es una fuerza de la naturaleza", dice.
No está conectado a un ventilador, informan los diarios.
La frase de Godard: no es sangre, es rojo.
Lo que se ve en una pantalla no es sangre, es un color.
Una especie de pintura. No es real ni es verdad.
Sólo fuera de la pantalla la sangre es sangre.
Pero esta peste no tiene sangre.
Una de las pocas tragedias en que no hay sangre.
Difícil entender una tragedia sin sangre.
Mal acostumbrados por Quarantino, Tarantino, Quarentino:
sangre más roja que el máximo rojo real posible.
Pensar en los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego.
Esta será una tragedia vinculada con el elemento aire.
Los pulmones y la falta de respiración.
Cuando se habla de un tsunami en los hospitales, digo.
No es un tsunami de agua, claro, sino de cuerpos enfermos.
Un tsunami sólido.
Un tsunami de cuerpos en estado sólido a los que les falta completamente el aire.
Un tsunami de sólidos que quieren respirar.
Una tragedia del aire.
Y también un poco del fuego, sí.
Imágenes en algunas ciudades de Latinoamérica: se quema frente a las casas de las familias muertos a los que el Estado no recoge.
Para que no contagien.
Los cuerpos arden a muchos grados Fahrenheit, muy por encima de la temperatura a la que arden los libros.
O no.
Una jerarquía de la resistencia de los materiales revuelta por la biología.
Lo más importante a veces es lo que más rápidamente cede.
¿A qué temperatura arden los cuerpos? Le hago esa pregunta a Google.
Pero no me responde de manera directa.
Huye, se desvía, habla de otro tema.
Por ejemplo: aparece una página titulada: "Efectos del invierno sobre nuestro cuerpo".
Hasta las máquinas y los algoritmos tienen límites y pudor.
No le repito la pregunta a Google.
No quiero insistir.
El collar que lleva al cuello mi pastora Roma la ha convertido en un tanque doméstico con pelo.
Se habla del miembro fantasma en los humanos: lo que se ha perdido y aún se siente.
Con los animales, lo contrario: el embudo en torno a su cabeza aún no ha entrado en su cuerpo.
Roma choca contra todo como si estuviera ciega.
Las noticias. Una imagen de una catedral de Nueva York.
Todo es un posible hospital.
¿Qué está pasando con los espacios?
Murió la subdirectora general de Salud portuguesa, Catarina Sena, a los 47 años, "víctima de una enfermedad prolongada".
"Se pasó la vida hablando mal de los gatos y al final fue adoptada por uno, del que se volvió cómplice."
"Me regaló un olivo, lloró conmigo y por mí, trabajó conmigo, me ayudó mucho, pero mucho: una compañera perfecta. Me haces una falta incalculable. Espero haber estado a tu altura", escribió la directora general de Salud.
¿En qué momento del día podemos conmovernos?
Me dicen que hay un padre que siempre que quiere llorar va al balcón de su departamento para que sus hijos no lo vean.
Sus hijos piensan que va a tomar aire.
Leo la noticia.
"Esta noche tiene una buena razón para asomarse a la ventana y mirar el cielo. Tendremos una luna 'color rosa'".
"La luna llena se va a ver un 14% más grande y un 30% más brillante."
Los porcentajes lo invaden todo, hasta el brillo.
El Reino Unido con un récord diario de muertes: 854 en las últimas 24 horas.
"Francia. Nuevo balance arroja..."
Nueva York, Nueva York.
Tal vez ese padre no sepa que sus hijos también van al balcón a llorar para que él no los vea.
Dicen que van a tomar aire.
George Kubler escribió una vez: la actualidad "es el momento en que el faro se oscurece entre los relámpagos"; "es el instante entre el tic tac de un reloj".
Esta noche, padres e hijos tienen una buena razón para asomarse a la ventana: fingir que la luna todavía importa.
Leo otra vez este número: más de diez millones de nuevos desempleados en los Estados Unidos de América.
Pocos tiempos son tan actuales como éste de ahora.
La actualidad no es una luz, es lo opuesto.
"Es el momento en que el faro se oscurece entre los relámpagos."


@archillect

El humano número 486

6 de abril de 2020

El humano número 486 murió en un hospital de Madrid.
Listas de muertos.
Listas de libros elegidos.
Lista de lugares que visitar después de la peste, cuando se ahuyente la ansiedad y no los cuerpos.
Diez páginas en el periódico con retratos de personas con dos fechas.
Jacob Steinberg, poeta israelí: "parecemos esta noche una ciudad que arde".
Necesito gasa para las heridas de humanos y animales y consulto un link.
“https://www.mifarma.pt/gasas-suaves-hansaplast-10-uds-85m-x-5cm”.
En los detalles, el link dice lo siguiente:
"Al mirar, los topos indicaron limpiar y reunir heridas."
Más adelante: "Envoltorio estéril individual."
Después, lo decisivo. Modo de empleo:
"Limpie el área circundante cuidadosamente antes de aplicar la mirada."
"Use o cure la mirada Hansaplast para fijar una mirada en ningún lugar."
"Aplique una nueva, creo que menos cabello diariamente."
Todas las instrucciones deberían ser así.
Instrucciones de un loco para otros locos.
Me gustan los traductores automáticos que alcanzan la más elevada estética sin saberlo.
"Limpie el área circundante cuidadosamente antes de aplicar la mirada."
Limpiar bien la superficie de una pata o de un brazo humano.
Limpiar cuidadosamente y después aplicar la mirada.
Con cierta fuerza.
Trato de hacerlo con la pata de Roma.
Una medicina que limpie cuidadosamente el área que hay en torno y después aplique la mirada.
Los antiguos eran hombres que aplicaban la mirada.
No resultaba.
Mi amiga griega me cuenta que hace días, en el campamento para refugiados de Ritsona, una mujer dio positivo en la prueba de coronavirus cuando fue a dar a luz a un hospital público.
Sólo entonces se descubrió que muchos en el campo estaban infectados.
Cuarentena. El bebé revela cosas.
El buen soldado Svejk y la descripción del manicomio:
"un inventor muy instruido (...) que se pasaba la vida sacándose los mocos y sólo decía una vez al día: acabo de inventar la electricidad."
El anuncio delirante y mal traducido de la gasa me hizo recordar a este loco que inventaba la electricidad una vez al día.
Cuando esto se acabe, afuera va a estar lleno de locos, inventores diarios de la electricidad.
En Italia el gobierno aprobó que todos los alumnos pasen de año.
En Suecia se temen miles de muertes por covid-19.
Alguien pregunta: ¿si perdieras el deseo, irías a buscarlo?
¿A dónde?
Alexander Kluge habla de una muñeca "donde los ojos" indican la hora.
Ver la hora exacta por los ojos de la muñeca.
Ver la hora exacta por los ojos de algunos hombres viejos en la televisión.
En ciertos momentos, los relojes parecen dejar de funcionar.
Sólo funcionan los ojos humanos.
En Italia, todos los que van por la calle llevan la hora exacta en los ojos.
En España también.
Y en otros sitios. En Estados Unidos.
Recibo un link: se indica un año y aparecen las canciones más escuchadas en ese período.
Se llama "máquina de nostalgia".
Una máquina colectiva de nostalgia.
Jung explícito en do re mi.
Hago clic en 1986.
La selección es pésima.
De Phil Collins a Samantha Fox.
A veces es mejor perder la memoria: memoria 0.0.
Hace dos días en la India: "Miles de personas en fuga para escapar del hambre".
Las fábricas cerraron, casi todo en cuarentena.
Miles abandonan la capital y regresan a sus pueblos.
Pero no hay autobuses suficientes.
Relatos en The Guardian. Muchos tuvieron que regresar a pie. 200 kilómetros desde Nueva Delhi.
"El camino parecía interminable y mis hijos hacían pequeñas pausas para dormir en el suelo", cuenta Mamta.
Lo único que nos hizo continuar fue el hecho de que no teníamos otro lugar a donde ir, dice Mamta.
Lo único.
"Cada día un renacer más profundo", decía el pintor citando a un maestro.
Al día siguiente, en el mismo sitio, pero más hundido.
Sólo con la cabeza de fuera.
Así se aprende: sólo con la cabeza de fuera.
Boris Johnson está internado en terapia intensiva.
El ministro de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, lo va a substituir.
Vuelvo al libro.
"Da cinco pasos hacia adelante y cinco hacia atrás", dice un médico en el manicomio del buen soldado Svejk.
Es una prueba para ver si un hombre está loco o no.
Trato de hacerlo.
Todos deberíamos hacerlo.
Cinco pasos hacia adelante y cinco pasos hacia atrás para ver si acabamos en el mismo sitio.
No acabamos en el mismo sitio.
Ya no es posible acabar en el mismo sitio.


 

Vuelve al índice del Diario de la Peste

*Las imágenes ilustrativas han sido seleccionadas por Nómada a través del proyecto @archillect, un bot cuyo algoritmo se alimenta de palabras clave para seleccionar en internet imágenes estimulantes y compartirlas en sus redes sociales. Si usted desea agregar el crédito o remover una imagen por favor comunicarse a blogs@nomada.gt

Gonçalo M. Tavares
/

(Luanda, Angola, 1970) Narrador, dramaturgo y poeta portugués. Es considerado uno de los escritores contemporáneos imprescindibles de la lengua portuguesa. Actualmente dirige una cátedra de Filosofía de la Ciencia en Lisboa. Estudió Física y Arte, y empezó a publicar sus libros en 2001. Su obra se ha traducido en múltiples idiomas y ha sido publicada en más de 50 países. Destacan sus libros El reino (2018), Enciclopedia (2018), Una niña está perdida en el siglo XX (2016), El barrio (2015), Libro de la danza (2015), Un viaje a la India (2014), Aprender a rezar en la era de la técnica (2012), Jerusalem (2009), Historias falsas (2008) y Biblioteca (2007). Ha recibido diversos premios internacionales por su trabajo literario, entre los que destacan el Premio José Saramago (2005), el Premio al Mejor Libro Extranjero (2010) en Francia, el Premio de la Asociación Portuguesa de Escritores (2011), el Premio Jean-Monnet de Literatura Europea (2015) y el Premio Femina (2016). El barrio y los señores (2012) incluye 10 libros de ficción publicados entre 2002 y 2010.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    CARLOS ELEAZAR cm /

    13/04/2020 11:57 AM

    Indubitablemente que la excepcionalidad de la inventiva literaria se multiplica desde la facticidad de la cotidianidad. El inmanentismo intrínseco de la seduccion narrativa cautiva hasta al escéptico mejor ponderado en el mundo de la abstracción conceptual. Sencillamente panóptico.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rodrigo Polo /

    10/04/2020 10:15 AM

    Diario de la Peste, APESTA!
    Escritores comunistas que quieren aprovechar la coyuntura.
    En Guatemala no lo permitimos, NO a la izquierda perdedora.
    chairos comunistas que quieren el poder a como de lugar.
    Mientras yo viva y mantenga despierta a la gente por intermedio de mis redes sociales, no lo van a lograr.
    Ya desistan chairos socialistas

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      HUGO CHICO LOPEZ agrónomo evangélico /

      13/04/2020 12:00 PM

      Espero que un día la Academia mundial de la literatura le dé un premio a la estupidez macrocerebral de los retardados mentales de Guatemala...yo me apunto a la pena de muerte para estos descerebrados ultraderechistas de AMELVIGUA.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Gustavo Diéguez /

    09/04/2020 8:53 AM

    Macabro !!!!! esta lectura enferma más que la otra amenaza.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones