4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Dios salió del closet

“¿Ahora qué hago con mi fe?”, me pregunté después de salir del clóset. El último domingo de junio de 2018, me senté con mi familia y les dije que soy homosexual; afortunadamente no recibí reproche alguno, se mostraron cariñosos y aceptaron la situación con mucha normalidad. Me quité un peso gigante de encima y el corazoncito se me llenó de euforia, pero ahora ¿cómo armonizaba mis verdaderos colores con mi fe?

Blogs diversidad sexual espiritualidad P369
Esta es una opinión

Crecí católico, disfrutaba mucho ir a misa y rezar, también participé de varios grupos eclesiales de los cuales tengo nostálgicos y tiernos recuerdos. Cuando salí del clóset un conflicto se instaló en mi cabeza ya que anhelaba ser 100% auténtico, ¿no sería contradictorio seguir participando de una institución que rechaza a los actos homosexuales? La cuestión se tornaba mucho más profunda al considerar que soy teólogo. “¿Y ahora qué hago con mi profesión?”, me pregunté. Estas inquietudes fueron las que me llevaron a iniciar una nueva indagación acerca de quién es Dios y darme cuenta de que la divinidad, al igual que yo, había salido del clóset.

Empecé mi búsqueda y decidí tomar diferentes caminos. Uno de ellos fue participar en diferentes actividades de la comunidad LGBTIQ+ pues tenía la esperanza de poder encontrar gente como yo que me ayudara a comprenderme con profundidad y desde ese autoconocimiento, encontrar nuevamente a Dios. No obstante sentía una ambigua sensación, quería asistir a las actividades y al mismo tiempo no quería ya que tenía una cantidad exagerada de prejuicios pues había aprendido que aquellos círculos eran de perdición.

Me animé y asistí, no sin ir envuelto por un trémulo nerviosismo. Las manos me sudaban y el pánico casi me impidió pronunciar palabra alguna. Una de las cosas que más me costó fue acercarme a las personas trans porque yo era un homosexual transfóbico que se enorgullecía de, supuestamente, no ser afeminado. ¡Qué sorpresa me llevé cuando por fin superé el pánico y les hablé! ¡Me di cuenta que eran personas!, algo tan obvio que los prejuicios me habían hecho olvidar.

Conversando con ellas y ellos quedé totalmente admirado de la seguridad que tenían. Me di cuenta que eran profundamente auténticos y, por tanto, muy libres. Fue un encuentro inspirador que me hizo recordar aquellos versículos del Génesis donde se dice que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Si aquellas personas trans habían sido creadas a imagen y semejanza de Dios, entonces Dios tenía que ser trans, en la autenticidad y libertad que irradiaban estaba lo divino.

Ocurrió algo muy parecido al acercarme al resto de la comunidad. Encontré un montón de cosas buenas y admirables. Había una profunda calidez humana y una tremenda libertad para ser uno mismo. El cara a cara con la comunidad LGBTIQ+ me hizo derribar mis prejuicios y apreciar que ahí donde había bondad, estaba lo divino. Ahí entre las sonrisas, las lágrimas, las heridas y los errores; entre el amor y las ganas de querer amar con libertad. ¡Bendita y sagrada diversidad!

Este Dios que empezaba a vislumbrar era mucho más grande porque estaba lleno de diversidad. Descubrí que la divinidad había salido desde siempre del clóset y estaba impregnada en todas las diferencias de la humanidad y la naturaleza, entonces me di cuenta que ya no me alcanzaba nombrarlo Dios, también necesitaba llamarlo Diosa, amiga, amigo… porque en cada cálido encuentro con el otro o la otra… estaba lo divino.

Es fácil querer resistirse a esta idea y buscar la manera de meter a Dios al clóset porque eso nos daría la irreal sensación de que tenemos el control; cuando suponemos exactamente cómo es Dios, nos sentimos más seguros; pero, ¿quién puede controlar lo divino? En esta nueva experiencia de un Dios lleno de diversidad, lo divino no cabe en ningún lado, se desborda y es incontrolable, del mismo modo que descubrí que la bondad se desborda de toda la comunidad LGBTIQ+.

También me animé a empezar a buscarlo en otras tradiciones religiosas. Descubrí a la divinidad en el islam. Tuve la oportunidad de visitar a los musulmanes y nuevamente me topé con una gran calidez humana, una comunidad que me recibió con los brazos abiertos sin querer forzarme a convertirme a su religión. Además, tomé un curso en línea sobre el budismo y quedé con ganas de saber más y más. Había pasado tanto tiempo con la mirada fija en el cristianismo que me había perdido de toda la herencia religiosa que tiene la humanidad.

Aprendí a beber de otras religiones y empecé a abrirme a vertientes espirituales que había considerado inaceptables. También releí mi cristianismo y volví a aprender de él, incluso de las posturas fundamentalistas de los movimientos cristianos que por muchos años había rechazado. La criticidad fue importante en este proceso, hubo cosas que definitivamente no podía integrar a mi espiritualidad, pero hubo muchas más que me hicieron crecer.

Llegué a la comunidad LGBTIQ+ buscando comprenderme y lo logré en cierta medida. Me di cuenta que la diversidad es un misterio divino del cual soy y somos parte, y, como cualquier misterio, no se llega a comprender totalmente; comprendí que para mí, ser teólogo, significa reflexionar sobre esta entrañable y hermosa diversidad.

Sigo siendo cristiano, sigo creyendo en Jesús y en la lucha de la justicia y la paz que implica su mensaje, ya no siento conflicto porque aprendí que lo divino no tiene dueño y se desborda por todos lados, ni siquiera el cristianismo es dueño de Jesús. Sigo viendo a Dios/Diosa en mi comunidad LGBTIQ+, y sé que ahí, entre los colores, la libertad y el amor, puedo tener un profundo encuentro espiritual.

Víctor Abel Ro.Ca.
/

Teólogo, profesor y escritor en ciernes. Soñador de un mundo más libre, justo y en paz; fiel creyente del amor y la diversidad. Soy guatemalteco, pero antes que eso, me siento parte de toda la humanidad.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


40

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Iván /

    01/08/2020 3:28 AM

    Hermoso simplemente hermoso.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    El hombre araña /

    18/07/2020 3:49 PM

    Más de lo mismo .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan /

    07/07/2020 4:36 PM

    Agenda global nuevo orden mundial Deconstruccion: familia, política, historia etc. Promovido por : Clinton soros, fundación gates, agencia abortista, lgtbiq + pedofilia, zoofilia. Nuevo socialismo comunismo.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Ravicma Limitorres /

    06/07/2020 10:22 PM

    Me parece que ese artículo DIOS salió del clóset aparte de sacrilego es ofensivo para los creyentes. También he notado que hay varios HUECOS, nada de gays en ésta revista. Que sean HUECOS es asunto de ellos, pero de eso a que quieran justificarse o vanagloriarse o promover la huequensia es otra cosa.
    Cuando van a entender que solo hay 2 sexos, hombres y mujeres.
    Aunque se "casen", vivan juntos y forniquen a diario, 2 HUECOS no podrán engendrar hijos, lo mismo sin son HUECAS o TRANS

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Alda /

    06/07/2020 6:26 PM

    Usted tranquilo. Dios no tiene sexo y Jesucristo era homosexual, si no, ahí tiene a todos los sacerdotes católicos ídem.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alda /

    06/07/2020 6:21 PM

    Usted tranquilo. Dios no tiene sexo y Jesucristo era homosexual, si no, ahí tiene tanto sacerdote ídem.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ircha /

    06/07/2020 5:07 PM

    Es una lástima como distorcionas todo lo que es Dios y su divinidad, mencionas que sos teólogo lo cual me suena sumamente contradictorio con tu escrito pues Dios no es una religión y hablas mucho de ella, tu perspectiva la veo desde alguien que practico religiosidad y no una relación con DIOS, son dos cosas muy distintas, espero que alguien día tengas la oportunidad de tener una experiencia personal con Dios, se que desde tu perspectiva y punto de vista es correcto poner un título que genere tanta controversia sobre todo para que lo lean, te invito que leas la biblia como es y como teólogo saber que hay partes de la biblia que se tiene que entender el contexto y el entorno en el cual fue escrita, no saques un poquito de cada religión para justificar tus actos, porque es el primer error de tu argumentación, y creo que sabes que dice la biblia de los tibios... Bendiciones

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Ravicma Limitorres /

      06/07/2020 10:26 PM

      Muy buena tu exposición, al final fallaste, e ése tipo de gente no se le bendice

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    06/07/2020 1:57 PM

    Rien pero de la cólera... no es de felicidad, es por por pura envidia ... a uno lo aplaste con las manos, y el otro ?solito el se aplasta ....solito el se venció, él es su propio enemigo. Yo como siempre campeón y vencedor .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Karlispasbau /

    05/07/2020 8:37 PM

    Nuestro creador es un Dios de orden, diciplina y amor. El hombre cuando obedece !os deseos de su carne y se aparta del espíritu cae en manos de las tinieblas por medio de lujuria y fornicacion. Es triste que el humano vea lo malo como bueno y lo bueno como malo, por estas y muchas razones estamos viviendo pandemias y desastres naturales por el peso de la maldad y desobediencia de los hombres. Cada cosa cae por su propio peso esa es la ley de la gravedad. Para llegar al padre tienes que entregarte a su hijo Jesús en cuerpo, alma y espíritu. Porque él es el camino la verdad y la vida.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    G /

    05/07/2020 3:09 PM

    Si dios es creado a imagen y semejanza del humano que lo usa como fármaco platónico, entonces sí, sale del closet cada vez que algún creyente lo hace. Lo chilero de esto es que esa tecnicidad, que es la divinidad y la creación de dios, deja de ser una figura trascendente que oprime a la humanidad y queda como una afirmación inmanente del humano.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones