4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El racismo que mató al sanador

Es una verdad que Guatemala vive en una eterna Edad Media. Mas lo acontecido contra un prominente herborista y guía espiritual indígena, quemado vivo acusado de brujería en el norte del país muestra lo lejos que estamos de entender el amor y lo hipócrita de una sociedad que, permeada por el racismo y la indiferencia, se ufana por identificarse como cristiana.

Blogs Fernando Barillas P258 racismo
Esta es una opinión

Una ceremonia maya realizada en memoria de Domingo Choc.

ceremonia domingo choc

El fuego es un elemento sagrado en la espiritualidad maya. A través de él se canalizan las ofrendas al Ajaw, y por su medio se reciben mensajes, señales y respuestas. El fuego habla, baila e interacciona en armonía con los ajq’ij.

Y aunque en la Biblia, el libro pilar del cristianismo, Dios se manifiesta ante Moisés por medio de la zarza ardiente como símbolo de su presencia, poder y eternidad, y como sabiduría a través de la llama del Espíritu Santo que desciende sobre los apóstoles en el Nuevo Testamento, el fuego también ha sido entendido como una vía para consumir lo perecedero y reparar las ofensas a lo perpetuo.

“El fuego purificador de Dios nos limpia de toda maldad, de toda apatía espiritual, de toda desidia”, dicen algunas interpretaciones actuales, muy semejantes a como se pensaba durante la Inquisición.

Bajo esa premisa Domingo Choc Chen, un maya q’eqchi’ experto en hierbas medicinales y guía espiritual con amplio reconocimiento académico en Europa y el país, fue cruelmente inmolado en San Luis, Petén, por un grupo de seguidores de alguna iglesia evangélica, que consideró sus prácticas ancestrales una amenaza a sus valores cristianos.

Como en muchas ocasiones, algunas voces han tratado de ceñir este hecho a la ignorancia; otras dicen que no tiene qué ver con racismo, porque se define como una ideología de superioridad de una raza sobre otra y que, en consecuencia, hablamos de un caso de intolerancia religiosa. Pero no es tan sencillo y banal como a veces pretenden hacer ver las cosas.

En efecto, Choc fue asesinado por miembros de su propia comunidad, personas con las que se relacionaba frecuentemente. Los responsables de este crimen seguro tienen ascendencia q’eqchi’ pero espiritualmente se definen como cristianos, marcando así una distancia con sus raíces que, por sus nuevas creencias, consideran diabólicas.

Los pensamientos racistas permean. Si alguien renuncia a sus orígenes para tratar de encajar en los condicionamientos sociales, asume una posición de superioridad frente a sus pares. Y como el cristianismo fundamentalista insiste en considerarse el dueño absoluto de la verdad, alimenta este sentimiento al descalificar y satanizar cualquier otra práctica espiritual, con lo cual crece el odio y la desconfianza contra quienes tienen otras creencias.

Esto, conocido como etnocentrismo religioso, va de la mano del racismo. Es, a fin de cuentas, el pensamiento de creerse superior por raza o por fe. Y se ha vuelto tan usual, que para que te renten un apartamento, te den un trabajo o te acepten en una relación amorosa, primero debés confesarte cristiano. De lo contrario, no hay cabida para quienes no “han recibido a Cristo como su salvador”.

No se trata solo de ignorancia, sino de fundamentalismos religiosos y racismo. Circunscribir este crimen a dicho argumento facilita hacer a un lado nuestra responsabilidad colectiva que, como sociedad, tenemos al alimentar prejuicios contra quien piensa diferente, o contra quien, en este caso, practica otra espiritualidad.

Algo que nos cuesta entender es que los dogmas de las religiones pueden convertirse en pesadas cadenas, en vez del camino para alcanzar la felicidad. La principal herramienta de dominación del cristianismo es el miedo a partir de la idea del pecado, que llena a los creyentes de culpas y remordimientos.

La afirmación de que allá arriba hay alguien todopoderoso que nos ama solo si seguimos sus leyes, pero que a la vez nos observa, juzga y condena si nos atrevemos a cuestionar sus mandatos o a pensar diferente, es en sí una contradicción. Esa concepción de Dios no es la de un padre misericordioso, sino la de un ser perverso, manipulador y dependiente emocionalmente de nuestra fidelidad, justo como actúa un esposo abusador.

Por eso, muchos creyentes están dispuestos a hacer lo que sea para ponerse del lado de su redentor y demostrar que son del rebaño. Lo cierto es que, cuando Cristo dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, no se refería a las doctrinas que se construyeron en torno a él, sino a su ejemplo vivo de amor y justicia.

Lo triste es que a esa forma de entender el cristianísimo es a la que el poder hegemónico le apuesta para mantener intocables sus privilegios.

Por tal razón, el presidente Alejandro Giammattei invita a Cash Luna, a los dinosáuricos líderes empresariales y a perversos abogados contrarios a la lucha contra la corrupción e impunidad, a sentarse en la mesa para discutir posibles reformas constitucionales, sin que exista presencia de una sola autoridad indígena ni representantes de la sociedad civil.

Ojalá el cardenal Álvaro Ramazzini funja como la voz y los ojos de quienes de manera premeditada fueron dejados al margen. Entre más invisibilización, más exclusión, más odio y más racismo.

A Domingo Choc le rociaron fuego por ejercer su cultura y sus creencias. Habrá que ver si en el despacho del alcalde de San Luis no está la bandera de Israel flanqueando la del municipio. Como sea, no puede justificarse como muestra de amor y lealtad a Dios una acción tan cruel, despiadada y perversa.

El tata tenía mayor nivel intelectual, humanidad y conocimientos que cualquier iluminado que toma una Biblia y se pone a predicar en una esquina o en un mega templo, creyendo que es el enviado de Dios para redimir pecadores de las llamas del infierno.

Choc sanaba; sus asesinos, en cambio, dejaron más enferma a esta sociedad ya podrida, con su odio e intolerancia. Y nosotros, incapaces de entender el verdadero mensaje de amor de Cristo, seguimos aquí hundidos en nuestro racismo, hipocresías e indiferencia.

Fernando Barillas
/

Desobediente. Ex vocero de gobierno. De aquéllos a los que les decían Los Peludos. Consultor de comunicación e integrante de Antigua Al Rescate. Ha aprendido a tener paz antes que tener razón. En este espacio se representa a sí mismo, a sus perros y gatos —quizás—.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


57

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Guatemala de Prejuicios /

    11/06/2020 2:46 PM

    Lea:
    https://www.prensalibre.com/opinion/editorial/prejuicios-sociales-son-ignominiosos/

    Luego, compare con "El racismo que mató al sanador":
    ¿se da cuenta, querido lector, que los comentarios a raíz de este artículo y los vertidos por el mismo autor (a pesar de que se intuye un nivel educativo por arriba del pomedio nacional, en ambos casos) desnudan la calidad de nuestra educación, de nuestros valores, de nuestra capacidad de análisis y un largo etc? Vivimos en la Guatemala de los PREJUICIOS.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pensamiento Crítico /

    11/06/2020 2:32 PM

    https://www.prensalibre.com/ciudades/peten/iglesia-catolica-de-peten-niega-que-linchamiento-de-domingo-choc-haya-sido-por-diferencias-culturales-y-religiosas/

    Ahora ya pueden escribir sus atículos de opinión. (Se hace cuando ya se tiene la información)

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Hugo Gordillo /

    11/06/2020 2:18 PM

    El crimen de Domingo Choc no es un acto de racismo, porque tanto él como sus agresores pertenecen a la misma étnia y hablan el mismo idioma.
    Dice el diccionario de la RAE sobre racismo: exacerbación del sentido racial de un grupo étnico que suele motivar la discriminación o persecución de otro u otros con los que convive.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Cuanto sufre nuestro País /

    11/06/2020 7:31 AM

    https://lahora.gt/los-brujos/

    La opinión del link sí refleja pensamiento crítico (algo que nos hace mucha falta como país)

    Antes de acusar, hay que indagar, mínimo.

    De seguir así, esta sociedad va camino a su autodestrucción.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julio /

    10/06/2020 10:35 PM

    Las notas son más fáciles de redactar cuando no se investiga.
    Escribir lo que yo creo que fue ¡Easy!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Sofia Paredes Maury /

    10/06/2020 9:38 PM

    Y entonces??

    https://emisorasunidas.com/2020/06/09/asesinato-de-domingo-choc/

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Opinión sin importancia /

    10/06/2020 8:12 PM

    https://elperiodico.com.gt/nacion/2020/06/09/video-hombre-reconoce-su-participacion-en-el-asesinato-de-domingo-choc3/

    Si alguien comete un crimen esgrimiendo una palabra, con cognotación negativa para un grupo dado, una etiqueta ¿se le puede responsabilizar a ese grupo?

    Si la palabra usada hubiera sido: ¿misógino?, ¿trans?¿izquerdista?¿cachureco?¿comunista?...(coloque aquí cualquier etiqueta)...

    Corremos el riesgo de ser manipulados con verdades a medias y con prestezas infortunadas. La libertad de opinión TIENE LÍMITES, Edúquese.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    10/06/2020 12:11 PM

    Las evidencias son abrumadoras no hubo racismo , hubo un acto de venganza. a los culpables todo el peso de ley.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Luis Aguirre /

    10/06/2020 7:56 AM

    Bueno aclaradas las circuntancias y con autores confesos, ya demostrado que no fueron seguidores de iglesias Evangelicas los autores, los que comulgamos la fe cristiana condenamos este hecho que fue una venganza por la muerte de un familiar.

    ¿Racismo? fueron miembro de su misma étnia
    ¿Fuandamentalismo Religioso? Fue venganza por una muerte
    Acusar religiones no es una forma de presentar este caso.
    como peridista dejas mucho que desear, entiendo que no comulgues alguna fe, pero acusar sin investigar y sacar a la Biblia como base para tus suposiciones te deja mal visto.

    hablas de respetar a las personas y acusas sin pruebas sólidas un crimen

    Las Enseñanzas de Cristo fueron amar a Dios y Amar al prójimo como a uno mismo.

    Como buen periodista esperamos tu ártículo pidiendo disculpas a las iglesias cristinas por tu acusación.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    David /

    09/06/2020 11:08 PM

    "Si alguien renuncia a sus orígenes para tratar de encajar en los condicionamientos sociales, asume una posición de superioridad frente a sus pares. Y como el cristianismo fundamentalista insiste en considerarse el dueño absoluto de la verdad, alimenta este sentimiento al descalificar y satanizar cualquier otra práctica espiritual, con lo cual crece el odio y la desconfianza contra quienes tienen otras creencias."

    ¿Que no es racista tratar de confinar el nivel de "autenticidad" de una persona con respecto a su cultura sólo por sus decisiones personales? ¿Entonces ser cristiano te hace menos q’eqchi’?
    La racista aquí eres tu Fernanda Barillas. Esta publicación solo quieren encajar en su narrativa anticristiana. Vergüenza me dan nómada.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones