3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Las irresponsables voces que claman «fraude electoral»

No podemos tolerar que voces radicales griten fraude sin una sola evidencia sólida para demostrarlo.

Blogs elecciones generales fraude electoral Opinión P369
Esta es una opinión

Foto: Publinews

«Fraude electoral» en sentido amplio puede tener tiene varios significados. El fraude el día de la elección se puede fraguar si el padrón electoral no es transparente, si los horarios de apertura de los centros de votación no se respetan, si no se permite a los votantes emitir su voto con libertad o si en el momento del conteo hacen amaños para alterar deliberadamente los resultados a favor de un candidato.

En estos días ciertos grupos han denunciado un «fraude electoral» en las elecciones del pasado 16 de junio. No queda clara cuál es la hipótesis de estos, pero aparentemente denuncian un fraude en el conteo de votos. Lo que motiva su molestia es la inconsistencia que mostraban los datos que ofrecía el Tribunal Supremo Electoral (TSE) en su sitio web y los que reportan algunas actas.

Lo que se dió a conocer es que errores humanos en la digitación de datos y errores en la programación del software que registra los votos son los responsables de tremenda confusión. En algunos casos los digitadores cometieron errores en la tabulación de datos y en el caso de las alcaldías y diputaciones, el error se debió a la programación debido a que había más de 20 partidos y el diseño original no preveía esa situación.

No cabe duda que los errores son garrafales y el TSE tiene una cuota enorme de responsabilidad en estos errores, atribuibles a una mala planificación. Tampoco cabe duda que el TSE tuvo una deficiente comunicación para informar a la población acerca de los errores cometidos. Felizmente, eso sí, el TSE anunció que a partir del lunes, 24 de junio, empezará un proceso de revisión acta por acta para asegurarse que los datos sean los correctos.

El hecho de que sea posible realizar un cotejo de las actas es muestra de que no podemos hablar de un fraude electoral. De haber sido fraudulento no habría posibilidad de fiscalizar el proceso de digitación. Ir más atrás no tiene sentido. Lo que figura en las actas es lo que consignaron los 9,850 guatemaltecos que integraron las juntas receptoras de votos en cada mesa de cada centro electoral, para hacer fraude habría que contar con su complicidad, algo virtualmente imposible. Además, estas juntas estuvieron vigiladas por los fiscales de los partidos y por observadores internacionales. De hecho, la misión de la OEA para la observación de las elecciones se pronunció tajantemente al afirmar que no hubo fraude.

Con esto no digo que las cosas sean color de rosa en nuestro país. Nadie duda que nuestro sistema político adolece de múltiples fallos. De hecho, el índice de democracia de la revista The Economist nos califica como un régimen híbrido entre una democracia y un régimen autoritario. De hecho, Guatemala tiene la quinta peor calificación de la región y superamos únicamente a Haití, también considerado régimen híbrido, y a Nicaragua, Venezuela y Cuba, los tres considerados regímenes autoritarios.

Pero una de las pocas cosas de las que podemos estar orgullosos los guatemaltecos es precisamente de la transparencia del evento electoral y su conteo. Es profundamente lamentable que el partido de gobierno, con su rotundo fracaso al obtener el peor resultado de un partido oficial en la era democrática, hable de fraude electoral. Tampoco que el MLP, que dio la sorpresa en las urnas gracias al voto antisistema, pero que demostró no tener demasiada afinidad de sus bases al lograr apenas un diputado y no ganar una sola alcaldía, se cuelgue del discurso del fraude para intentar revertir el resultado.

No podemos tolerar que voces radicales griten fraude sin una sola evidencia sólida para demostrarlo.  Ojalá el TSE entienda la magnitud del problema, corrija la plana y aborde el tema con tino y una buena comunicación para evitar que las dudas alimenten a estas irresponsables voces.

Edgar Ortiz
/

Abogado y máster en economía. Actualmente director del área jurídica en Fundación Libertad y Desarrollo. Analista frecuente en medios de comunicación locales. Twitter: @edgar_ortizgt


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Joaquín Rojas /

    22/07/2019 8:53 AM

    Nomada defendiendo a la UNE. Nada nuevo. Nomada es marxismo cultural recalcitrante. Ademas, la CICIG, la embajada del eje del mal y grupos como Justicia Ya y toda la autodenominada Sociedad Civil tenían ese plan desde el 2015, llevar al poder a la UNE.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Fernando /

    30/06/2019 9:22 PM

    Sumamente contradictorio y escaso el "análisis", los medios de comunicación del pais son deplorables y nefastos!!! Ninguno con ética y sin sesgos politicos!!!! Trizte de verdad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Leo /

    26/06/2019 2:45 PM

    Si, los del TSE son tan limpios, puros y pulcros. Lo han demostrado a lo largo de tooooooooda la campaña. ¿Cómo se atreven a involucrarlos al fraude en un país tan bendecido por todas las virgenes como este?

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Eduardo Dardón /

    26/06/2019 2:01 PM

    No comparto su opinión, si el sistema informático fue manipulado culposa o dolosamente, ya solo con eso el proceso está viciado; el TSE tuvo que haber previsto este tipo de "errores" como usted los llama. A mi juicio hasta que no se haga una auditoria forense del sistema, el TSE no puede garantizar un proceso claro y transparente. Y salvo que hayan medidas para garantizar que los resultados son objetivos, entonces si se trataría de datos fraudulentos, obtenidos mediante un sistema manipulado. La pregunta del millon, es quien esta detras de todo esto, un simple programador o hay algo mas elaborado y organizado detras de todo esto?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Soto /

    26/06/2019 11:22 AM

    Los horrores numéricos que contienen algunas actas, no son simples errores, son actos deliberados de quienes tenían a su cargo las mesas receptores,. Hay errores muy evidenciados en esas actas que por ningún motivo se pueden considerar como eso pues, como simples errores...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    26/06/2019 7:49 AM

    De paso que quien está a la cabeza de esa institución .... El monopolista y defraudador del estado de guatemala con Dionisio no hay libertad ni desarrollo ... Mejor me río , por no ponerme bravo ...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alaide González /

    26/06/2019 1:06 AM

    Estoy de acuerdo con los argumentos del artículo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López. /

    25/06/2019 11:50 PM

    Los digitadores confundieron el 1 con el 7 o sea pues ... 7, 000 es igual a 1,000... Ni a zury , ni a thelma "le tocaba " . Pero " si le toca a Sandra " o giammatei ... Al sistema le da igual a quién le toca primero ... Los dos representan los intereses del poder económico. Una vez más el sistema nos pone a "elegir " ...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones