3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Y en el séptimo día Dios habló a Bukele

Hasta nuestros días sigue resonando la célebre frase que Nietzsche popularizó de “Dios ha muerto” como una constatación trágica de su tiempo a la que intentó poner remedio. Sin embargo, Dios no murió ahí, solo nos dejó más solos, una ausencia que es aún más poderosa en un mundo carente de horizonte, con hambre de sentido.

Blogs Bukele El Salvador P369
Esta es una opinión

Bukele reza sentado en la presidencia del Legislativo.

Foto: El Faro

La muerte de Dios es una muerte que jamás será definitiva, pues el poder del concepto continúa vigente. Es por ello que aparecen cada vez más personas que desean sacar provecho del vacío que ha quedado. Son aquellos que pretenden revivirlo como una caricatura y que lo utilizan para sus fines personales. Son ellos los que, al final, asfixian al creador sólo con nombrarlo, pues no hay nada más abyecto que invocar la idea más poderosa de todas para concentrar todo el poder en ti. 

Y lo asfixian porque cuando se termine de caer toda la mentira, la población será cada vez más descreída. Cada vez que un político invoque el nombre de Dios será señal de que algo malo ocurrirá, como si rezara porque pide perdón de antemano. Si para Nietzsche la muerte de Dios significaba el trágico derrumbamiento del fundamento moral de Occidente y la premonición del vacío de sentido que quedaría, cabría preguntarnos si también en la política hemos perdido el sentido terrenal. Parece que una y otra vez se empecinan en darle la razón al filósofo que sostenía que la religión estaba más relacionada con la dominación que con la realización humana plena. 

El último líder político en asfixiar a Dios fue el presidente salvadoreño, Nayib Bukele. Según El Faro lo hizo 25 veces durante su discurso del domingo, como si homilía fuera. El una vez amado presidente millenial ha quedado desnudo durante el combate contra el poder legislativo al que intentó tomar con las Fuerzas Armadas. 

Observen la foto: entra acuerpado de las fuerzas militares que ya estaban ahí, toma la silla del presidente del Congreso, se cubre el rostro y empieza a rezar. Otra foto: una vez demostrado todo el poder que en realidad posee, sale para dirigirse al pueblo a quienes les traslada calma pues Dios mismo le ha pedido paciencia. No termina sin antes darle un ultimátum a los diputados. Una semana se tardó el creador con la creación. Una semana les dio Bukele para aceptar el préstamo. Habrá que hacerle caso pues “ningún pueblo que haya ido en contra de Dios ha triunfado”. 

Bukele es el mismo presidente cuando fue a dar un discurso en la ONU y se tomó un selfie porque “más personas lo iban a ver”. Ahora, sin embargo, nos dice que no nos dejemos llevar “por la foto”. En una entrevista a El País, el presidente afirma que haber metido los militares a la Asamblea puede ser considerado “perder las formas” solo si “eres superficial”. Que “el mundo es muy hipócrita. Les encanta las formas y las fotos y dice que hay que dialogar.” Que él ya está harto de que el pueblo esté harto. Que él vino a salvarlos. Que no quiere esperar los procesos democráticos. Son muy lentos y él ya tiene el poder para hacerlo. No quiere que mueran más por la violencia. Sus actos son una cuestión de vida o muerte. Dios da la vida y tiene que ser Él el que la quite. Que es un superhombre y no hay constitución ni ley que lo detenga. 

Para Nietzsche el superhombre era el ideal realizable que tenía que sustituir al ideal caduco de Dios. Pura voluntad de poder que se manifiesta en su voluntad por la acción. Por eso puede convocar al pueblo, y también puede llamarlo “a la calma” como si de marea se tratase.  Es el hombre de acción que justifica sus rezos en la Asamblea diciendo que “una oración no le hace daño a nadie”, aunque a nadie puede salvar tampoco. 

Él sabe que no estaba rezando, sino más bien hablando consigo mismo. Y que su voz interna fue la que le dijo que ya había logrado lo que quería, pues ya había suplantado a Dios y nadie se había dado cuenta. Ahora ya podía mandarlos todos a casa. 

Mateo Echeverría
/

Graduado en Humanidades por la Universidad de Navarra.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Elena Triminio /

    27/06/2020 6:16 PM

    Excelente análisis, soy Hondureña, Psicóloga, y estoy interesada en este tipo de análisis en relación a los personajes que actualmente están en una posición de poder de tal magnítud.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    11/02/2020 2:12 PM

    “Observen la foto: entra acuerpado de las fuerzas militares que ya estaban ahí, toma la silla del presidente del Congreso, se cubre el rostro y empieza a rezar.”
    No diga mamadas, la posición que toma Bukele es la típica de los musulmanes cuando recitan una suras
    Es claro que en America Latina la religión juega un rol importante en mantener al pueblo en la ignorancia y situación de SUMISION sea directamente a Dios o con sus representantes directos. Ejemplo La senadora Añez en Bolivia se estrenó en el cargo de presidenta interina con una Biblia en mano, explicando que “La Biblia ingresa a Palacio.” “el pastor Jorge López felicitó a Giammattei por jurar en el cargo sobre una biblia y no sobre la Constitución,”
    Me parece que Friedrich Nietzsche dice en este libro sobre la filosofía moral, que esta busca rastrear el origen de nuestras concepciones morales: según él, los valores toman su origen en la moral cristiana, que él sostiene para una ética del resentimiento, una ética de esclavo, del cual es necesario ser liberado: la moralidad del superhombre será, pues, una moral de liberación.
    Cabe mencionar que un pueblo que ha vivido la sumisión tendrá dificultad para apropiarse de su LIBERACION pues es difícil liberarse de los instintos de obediencia, sumisión, esclavo.
    Esta moral esclava busca domesticar nuestros instintos, que deben ser liberados, valorados y alentados. Esto es el proyecto de Super hombre, que asume la vida tal como es, que dice "sí" a la vida.

    Pienso que llevar una política de gobierno en la que interviene la mano de dios es peligroso, retrogrado, asesina, pues lo que se obtiene del estado es adquirido por limosna, y no por DERECHO es lo que hace el presidente cuando limosnea en nombre de los guatemaltecos comida, medicinas,y otros suministros. Con esta actitud SE PIERDE EL DERECHO, la ley y la obligación de que los impuestos sirvan al beneficio de la NACION.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Victor lopez /

    11/02/2020 12:15 PM

    Buen artículo, a mi me gustaría que giammatei hiciera lo mismo, pero para precipitar su caída... el país no está para perder otros 4 años. Con respecto a Dios, a el no le interesa la política, por su puesto que un presidente puede tener su fe, y ser buen Cristiano pero de alli a decir que Dios le habló y sentirse ungido hay una enorme diferencia ...

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    11/02/2020 10:28 AM

    Terrible lo que sucede en El Salvador con este otro payaso barato!

    Otro engaño más de un líder populista, ungido por un pueblo ávido de cese a la violencia. Un pueblo el cual ahora, se deja acarrear para que el ungido se sienta grande y apoyado. Hay pueblo...... hasta cuando te van a dar espejitos, pero lo peor es, hasta cuando vas a tener dignidad y dejarás de recibirlos.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones