2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

…Y recordé cuando no me dieron trabajo porque no era blanco

Cuando tenía dieciocho –y pensaba que podía conseguir todo en la vida- no fui contratado para un puesto de atención al cliente porque no era blanco, repito, porque no era blanco. Mundo mierda. Así me nació la conciencia.

Blogs Blogs José David López P369 trabajo
Esta es una opinión

Una imagen que se hizo viral, quizás él no sabe el mundo laboral que le espera.

Foto: web

El puesto requería saber sobre la música y las películas más famosas de todos los tiempos. Y yo, obvio microbio, dominaba todo eso. Por eso pensé que sería contratado, no imaginé lo que me pasaría al final del día de la evaluación y la entrevista.

Terminé la prueba de conocimientos y fui el primero en ser entrevistado por una mujer de unos 45 años. Cuando me vio, me sonrió nerviosa. No sabía si le estaba causando ternura o lástima. 

Hizo las preguntas de rutina. Y después de estar unos segundos en silencio (no recuerdo todo exactamente, trataré de mantener la esencia) empezó a darme tremendo vergazo vuelto en palabras:

 -No sé cómo decirle esto…

-¿Qué cosa?

-Usted fue al que mejor le fue en la prueba, pero es que hay un problema. Yo lo elegiría a usted pero tiene que pasar por otra entrevista con la gerente y ella no está buscando gente «morenita», sino blanca. 

-Ah ya. –El nudo en mi garganta se empezaba a formar, maldita sea-.

-Pero mire, si quiere hagamos una cosa. Yo le hablo bien de usted y cuando pase con ella, usted menciona en la entrevista que siempre le gusta estar presentable para la gente.

En ese momento logré recoger un poco de mi dignidad que ya estaba en el suelo. Le agradecí y le dije que prefería no pasar por eso. 

Salí del edificio y tomé un Transmestro.

En el trayecto no pude dejar de llorar. Me tocó hacerlo en medio del gentío. Ya eran casi las cinco y todos volvían de sus trabajos. Con una mano evitaba caerme y con la otra me limpiaba las lágrimas.

Había sido abanderado toda la vida y por eso suponía que encontrar un trabajo sería la cosa más fácil de mundo. Iba de feria en feria del empleo. Pero –obvio- nunca recibí una llamada de vuelta de todas a las que fui.

Quién diría que años después agradecería haber sido rechazado por esa empresa de mierda. De no haber sido así, quizá seguiría ahí y nunca hubiera llegado a los lugares en los que he conocido a grandes personas que ahora son mis amigas y amigos.

Me recordé de ese momento por los miles de “me gusta” que recibió una niña que terminó su preprimaria en una zona pobre del país  y el muchacho que está con su traje de graduando en el puesto de comida de su papá.

Quizá todavía no saben que Guatemala es dura con los jóvenes que no son blancos y que provienen del estrato bajo.

José David López V.
/

En sus veintes. Intento continuo de periodista. Su nido fue Plaza Pública y luego de romper el cascarón migró hacia a elPeriódico, donde cubrió por casi dos años el sistema judicial.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


14

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Alma Jimeno /

    11/11/2019 10:03 PM

    Este muchacho debería contactar a Jairo Bustamante, director de películas guatemaltecas premiadas internacionalmente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lisa /

    11/11/2019 7:40 AM

    No solo en una entrevista lo pueden a uno tratar así, mí esposo trabaja en una oficina, pero sabe de mecánica y así sucio se fue a comprar unas entradas para un concierto y los que vendían se le quedaron viendo de menos, cuando pidió varias entradas , el trato cambio notablemente...
    Vengo de arreglar mí carro le dijo mí esposo , así que esas miradas de desprecio quédeselas, me imagino si vine alguien con su traje indígena como lo recibirá usted?
    La atención al cliente también es a veces muy discriminatoria

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Simitrio /

      11/11/2019 4:37 PM

      Como somos de mulas va, nos discriminamos entre nosotros mismos, acomplejados que somos.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Héctor Escobar /

    11/11/2019 6:49 AM

    Jose David. Me párese que estás equivocado míralo de esta forma el gerente general no es competente por eso perdió al mejor socio. Fíjate que yo tengo 20 valiosos años y los voy a disfrutar, porque los otros 60 ya me los gaste. Soy un ganador muchos de mi edad ya no están y tuvieron mucho más (dinero o bienes).

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Cesar Aragón /

    10/11/2019 10:21 AM

    ¿Porqué no menciona la empresa?

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Leonor Hurtado /

    09/11/2019 11:59 AM

    José David, Despúes de leerte deseo comunicarme personalmente contigo. Organizo un curso "Yo y el racismo". Mi dirección electrónica es hurtado.leonor@gmail.com
    Si te interesa, agradezco que te comuniques.
    Atentamente, leonor

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    09/11/2019 10:13 AM

    en los seis cometarios yo encuentro bastante lucidez respuestas sensatas que no entran en el juego del miserabilismo. Respuestas de una gran madurez y experiencia dan a entender que encerarse en el rol de victima no es bueno pues es seguro que ser victima. Despues los señalamientos negativos no es de tomarlos en cuenta pues en esta situacion el que sufre sea la victima y el victimario forman parte de un mismo placer. Si, si, la victima tambien goza como el victimario es una pareja infernal de placer.

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

    Victor lopez /

    09/11/2019 5:42 AM

    Es parte de natural de la vida el ser rechazado ; lo importante es no dejarse vencer, ni que uno fuera monedita de oro para caerle bien a todos... que el rechazo, desprecio lo no lo marquen a uno, al contrario tenemos que mejorar, hay quienes se sobrevaloran y otros se subvaloran ( hay de todo) . Por ejemplo la mujer bonita cree que todo lo merece ( no todas) y la fea piensa que no merece nada ... ( segun ella) y lo mismo le pasa al hombre. Son conflictos que cada uno llevamos dentro, lo importante es no dejarse vencer, por cierto a nosotros nos gusta victimizarnos pero tambien somos orgullosos, a cuantos no hemos despreciado PERO DE ESO NO NOS RECORDAMOS... ya lo dijo chespirito en uno de sus programas... es preferible una mujer rica, joven y bonita , que una mujer vieja ,pobre y fea...ese mismo argumento lo puede pueden usar las mujeres ...en el fondo todos discriminamos un poco, yo prefiero quedarme con la primera mujer descrita...

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

    El Lobo Pedorro /

    08/11/2019 6:07 PM

    Hay racismo y hay discriminación que aparentan ser lo mismo pero no. Te discriminan -como dice alguien allá abajo-, cuando ya te ven viejo, o cuando sos muy chaparro o cuando sos muy feo, muy blanco o muy moreno, o muy gordo o muy flaco, según el ideal de lo que se pretenda.
    Es un mundo de prejuicios y no va a cambiar jamás de los jamases.
    Mejor construí tu propia filosofía de vida, entendé que a veces se te cierran ciertas puertas, pero en el futuro se te abren unas más amplias. Salvo cierta élite, el resto de guatemaltecos no la tenemos fácil, ni modo...

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    08/11/2019 4:54 PM

    Bueno, quizás en todo el ciclo escolar siempre fue el primero, se acostumbro a ver desde arriba a los mas chaparros y con gafas para ver más negros a sus compañeros, tan acostumbrado estaba a las buenas notas y buenas palabras de los profes que cuando alguien le dio la primera lección de humildad le sirvió para toda la vida. Mas parece según lo que usted cuenta lo que le causo dolor no fue por ser indio, negro, chino chaparro y feo si no porque usted creyó que los conocimientos son suficientes en la vida, pero hay algo mas EL COCIENTE EMOCIONAL. Una sola lección le basto para ponerlo en su lugar. El llanto en el tras-metro más parece que usted lloraba a un personaje que venía de morir, un adolecente que muere para dejar vivir un adulto que nace. (El complejo de langosta. Françoise Dolto) Lo que usted deja entender como racismo más parece que es una carencia de conocimientos y se refugia en lo que usted piensa conocer.

    ¡Ay no!

    8

    ¡Nítido!

    ismaelf6 /

    08/11/2019 2:50 PM

    Y....
    ...esperate que tengas 35/40, te tratan como si mañana te fueras a morir...gente mierda!!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones