¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Ante falta de apoyo, el básquetbol busca otros padrinos

Las prioridades en las instituciones más boyantes del Estado no parecen estar claras. La Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), beneficiada por el mandato constitucional de asignar 3% del presupuesto al deporte, maneja su presupuesto de formas extrañas. Compró un seguro privado por Q7 millones y que no necesita porque ya paga IGSS. El valor de la póliza es mayor de lo que ha otorgado este año a cualquiera de las 46 asociaciones y federaciones deportivas del país. Las asociaciones departamentales, entonces, tienen que buscar recursos en otros benefactores, menos ortodoxos.

Cotidianidad P258

El básquetbol es el segundo deporte en Guatemala, el primero es el fútbol.

Foto: Carlos Sebastián

El básquetbol es el segundo deporte más popular en Guatemala después del futbol. Denis Ordóñez, vocero de la Federación de Baloncesto, cita un estudio hecho para la CDAG: el 46% de la población guatemalteca sigue el fútbol, el 29% el basquet. Después de estos dos, no existe otro deporte que llegue al 1%.

De hecho, la popularidad del básquetbol en el país tiene su historia. En Alta Verapaz es una tradición centenaria. A decir de oriundos de Cobán, lo llevó un matrimonio estadounidense-alemán. El deporte lo practican sobre todo mujeres y sus benefactores son élites locales. Alta Verapaz es uno de los departamentos que registra los mejores resultados a nivel de competencia nacional.

En la Ciudad de Guatemala tuvo un auge de popularidad en los 80 y 90. En aquel entonces, la referencia era la “Liga Metropolitana” promovida por un grupo de deportistas que dejó la Federación. La competencia se llevaba a cabo en los locales de la Universidad Popular en la zona 1. Ahí jugaron los mejores del deporte, entre ellos, Ricardo Arjona, Enrique Amaya, Jorge Sierra. La liga era cubierta por los medios. Se publicaban noticias del deporte en El Gráfico y en Prensa Libre. Los torneos escolares también se llenaban. Pero el deporte fue perdiendo interés a partir del siglo XXI.

El vocero Ordóñez dice que desde 2012 se ha dado un nuevo “boom”. En la capital hace cuatro años había siete equipos inscritos en la Asociación de Guatemala y en 2016, hay 105. Y la CDAG empezó a recompensar a las asociaciones y federaciones que demostraran buenos resultados y recortarle a las que no.

Patrocinadores cuestionados

La CDAG es robusta en un país con pocos recursos y muchas necesidades. El año pasado, recibió Q368 millones. Pero parece no compartir el entusiasmo de Ordóñez sobre el básquetbol. Por lo menos, si se mide la popularidad del deporte por el presupuesto que asigna a cada federación. En 2015, el fútbol recibió Q16 millones; el ciclismo, Q7 millones y el baloncesto, Q5 millones. Y para 2016, todavía menos: Q4 millones.Y su presupuesto tiene pocos controles. Gastó, por ejemplo, Q7 millones en una prima de un seguro privado que no necesita porque, según Sicoin, ya le paga al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) un aporte patronal de Q7.5 millones. En otro rubro de su contabilidad, aparece un adeudo por Q4.8 millones para “primas y gastos de seguros y fianzas”.

El seguro privado es más de lo que invierte en el baloncesto y es más que lo que ha planeado invertir en cualquiera de las 46 federaciones o asociaciones del país, en 2016. La Federación a la que le ha sido asignada la mayor cantidad de fondos para este año es Tae Kwon Do, con Q5.7 millones.

De los Q368 millones, la CDAG gasta la mitad del presupuesto en el funcionamiento, capacitación y asistencia a las federaciones y asociaciones del país. El resto de ese dinero, se diluye la mayor parte en gastos administrativos y otra en mantenimiento de instalaciones, en capacitaciones y en evaluar el desempeño de las Federaciones.

En básquetbol, con los Q4 millones que les dan, sólo alcanza para el pago de entrenadores y el abastecimiento en pelotas.

 

En la práctica, personas como Augusto Urrutia deben ver todo. Es decir, el presidente de la asociación de Alta Verapaz está encargado de buscar patrocinios, de conseguir proveedores y de gestionar el día a día, que también incluye cobrarle a los deportistas federados la cuota mensual. La CDAG no tiene control sobre las maniobras económicas que hagan para mantener o lucrar de las asociaciones. La idea de no darles recursos del presupuesto sirve para evitar que se malgaste, pero también facilita el trabajo de la Federación. Los presidentes no deben emitir informes técnicos o de gestión contable pues trabajan ad honorem.

Los benefactores locales (políticos señalados de corrupción y hermana de acusado de narco)

La tradición tarda en cambiar. En Cobán, el básquetbol es un tema de tradición y de élites. Hasta cierto punto, se mantiene la tendencia. Siguen siendo élites locales o notables quienes apoyan el deporte, aunque el prestigio de practicarlo ya no sea el mismo.

En la década pasada, la principal benefactora del baloncesto cobanero era Karla Overdick, hermana de Horst Walther Overdick, alias “El Tigre”, empresario cardamomero condenado y considerado por Estados Unidos como «uno de los mayores narcotraficantes de Guatemala y el principal facilitador de la expansión de Los Zetas en el país». Ella era la presidenta de la asociación y también ha sido entrenadora del equipo femenino que compitió, con nivel, en Guatemala y en Centroamérica.

Urrutia, que tomó la estafeta después de Overdick, se ha servido de otras estrategias para mantener el nivel de básquetbol en la región. Su amistad con Leonel Chacón, el alcalde anterior del Partido Patriota logró que el jefe edil decidiera apoyar a la asociación al contratarlo a él y a otros entrenadores a través de la municipalidad. Esta organizó enseguida el programa Deportes Comunitario Urbano y Rural (Depcur) y también construyó una nueva cancha. “Fue un hit”, explica Urrutia. Del Depcur salió la Champions rural, una competencia de fútbol con equipos de aldeas de Cobán, que terminó con un juego de “final” en el Estadio La Paz.

Por el esfuerzo de promoción que hizo la administración de Chacón, Urrutia fungió como promotor no solo del deporte regional, sino también de la labor del entonces jefe edil en Cobán. Al preguntarle por su vínculo con Chacón, responde: “necesitábamos toda la ayuda posible. Hoy en día el estigma de haber trabajado con Chacón nos persigue. El alcalde actual despidió a los entrenadores, y la gente sigue creyendo que seguimos teniendo compromisos políticos, pero no es así”.

A nivel de liga nacional de básquetbol existen prácticas que solo se comprenden por la intervención de benefactores de este tipo en el deporte. Los mejores equipos, los que ganan, lo logran vía la contratación de jugadores que no pasan por el sistema formativo del país. Esos son los del Oriente. El deporte a ese nivel se juega en Santa Rosa, Chiquimula, Izabal y Petén.

La CDAG tampoco tiene los fondos para pagar estas contrataciones. Esas decisiones recaen en los dueños de los clubs deportivos. Por ejemplo, el campeonato de clausura en Guatemala en 2015, hace un año, se jugó entre equipos como Ipala, Nueva Santa Rosa y Barberena.

El 11 de mayo 2015, la CDAG publicó la noticia en su sitio web que cuatro jugadores profesionales de República Dominicana fichados por los equipos Ipala, Izabal y Nueva Santa Rosa; “vinieron a subir el nivel del deporte en el país”. En la nota, la confederación se jacta de ser los operadores de esta transacción gracias a la labor del Comité Ejecutivo de la Federación Nacional. Pero los que pagaron esos fichajes fueron los dueños de esos equipos. El deporte en sí no es rentable.

La pobreza del deporte nacional

Las condiciones para promover y para hacer deporte son tediosas. Urrutia da este ejemplo: Cuando organiza eventos, paga desde Q10 o Q12 por tiempo de comida. En Izabal, la dieta ha consistido a veces en una tortilla de harina con frijol y un refresco “de esos de bolsita”. Describe el Complejo Deportivo de Izabal, situado en Puerto Barrios, como un foco de mosquitos. “En Puerto Barrios no hay agua, no te podés bañar y las camas están deterioradas”.

En Santa Rosa, ha visto repetidas veces cómo la Dirección General de Educación Física del Ministerio de Cultura y Deportes, cuando organiza juegos deportivos escolares, pone a dormir a los niños en colchonetas, en alguna escuela habilitada para el momento. Esto pasa “muchísimo, muchísimo, muchísimo”, insiste Urrutia.

En Cobán no hay piscina desde hace seis años. Eso significa que no había competencias de natación hasta hace poco. Una nueva asociación de natación se formó a principios de 2015. Entrena en un balneario, en una laguna.

La Federación invirtió Q1 millón en capacitar entrenadores. Esto ha sido un esfuerzo sostenido desde que llegó la nueva administración. Los ha traído de El Salvador y de la Ciudad de Guatemala, y ha pagado por reunir a los federados en la capital para que reciban capacitaciones de primera. Sin embargo, cuando los entrenadores regresan a sus localidades, los problemas son los mismos. No hay dinero para cubrir gastos corrientes. Bien entrenados tal vez, pero con cero recursos. Es un círculo vicioso.

Urrutia concluye sin muchos ánimos: “Es decir, la pobreza en la que se encuentra el deporte a nivel nacional es flagrante. No hay planes para mejorarlo. La población no invierte en esto, ni los pequeños empresarios ni los grandes. Entonces, las personas encargadas se tornan hacia la única fuente de financiamiento: los partidos políticos, a través de las alcaldías». O, antes que él, a familiares de personas acusadas de traficar droga.

No es el único deporte. El presidente anterior de la Federación de Fútbol, Milton Mendoza, es miembro de una familia de narcotraficantes y hoy varios dentro de su familia guardan prisión por ser parte de una red criminal que expropiaba de tierras a campesinos.

Diego Padilla Vassaux
/

Sociólogo y filósofo. Investigador de escuela francesa. Fan de la teoría social y necio. Docente en ciencias sociales. Melómano, miembro de una micro comunidad de ruidosos inconformes. Hijo de idealistas, uno budista, una católica.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Francisco Espinoza /

    11/07/2016 1:12 PM

    En mi opinión el problema no radica solamente en la cantidad de dinero que obtienen las federaciones, sino más bien en lo poco coordinados que están los objetivos plasmados en la Ley Nacional de Cultura Fisica y Del Deporte (Decreto 76-97). El deporte nacional en todas sus disciplinas, incluyendo el baloncesto, recibe fondos para su desarrollo en el ámbito escolar a través de DIGEF (Ministerio de Educación), en el ámbito recreativo a través del Ministerio de Cultura y Deportes, en el ámbito federado a través de CDAG y en el ámbito de atletas de alto rendimiento a través del COG (Comité Olimpico Guatemalteco), si todos esos recursos se manejaran de manera coordinada el resultado seria otro, no es cuestión de inyectarle más plata al baloncesto sr. Diego Padilla, en el año 2,004 con mucho menos presupuesto que el actual, se consiguieron los mejores logros de nuestro baloncesto a nivel internacional.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Fernando del cid /

    07/07/2016 2:32 PM

    Creo que el artículo tiene muchas verdades, pero tambien muchas de ellas son mentiras ocultas, así como escribieron sobre el presidente de la Asociación de coban, el señor Auguso Urrutia, mencionan que es el que busca captar patrocinadores e ingresos para mejorar el baloncesto, tambien es una persona que engaña y miente, a mi empresa que tenemos la marca deportiva Do More nos adeuda hasta la fecha casi Q. 16,000.00 de uniformes que se le vendieron desde hace 3 años , en un negocio de patrocinio a través de la Municipalidad de Coban. En el cual es se ha escondido para no darnos la cara. Como les digo hay verdades con mentiras ocultas.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

    Aficionado al Baloncesto /

    07/07/2016 12:58 PM

    Deberian verificar la gente que "trabaja" en la federación de la capital, ver su "trabajo", su "preparación" y no lo digo por todos. Muchos han querido aportar buenas ideas por el bien del deporte, personas mejor preparadas ofreciendo sus servicios, pero muchas veces son negados por intereses individuales de las personas que dicen amar el deporte.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    07/07/2016 8:36 AM

    el segundo lugar del basquet ha de ser como deporte federado, pero en la realidad en su p´ractica en cualquier pueblo se ven las canchas de baloncesto jugado por niños en la tarde y adultos en la noche, porque permite jugar con luz artificial, limitación para el soccer, aunque lo reemplaza el de sala mas recientemente.
    la cooptación del deporte no es un secreto y quien sabe porqué solo ivan tiene la decisión de colocar su pulgar hacia abajo, como en los tiempos de nerón, para terminar con alguna estructura.
    la legislación en guatemala está intervenida y hacen que la justicia sea ciega, muda, sorda y sin extremidades.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones