¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Byron Xol, el niño de Chisec, cumple un año sin su familia pero se abre una esperanza en Texas

Hace un año Byron Xol fue separado de su papá, David Xol, en un centro de detención para migrantes en Texas. Fue uno de los miles de niños migrantes que fueron separados de sus padres por orden del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Byron Xol Conamigua migrantes niños migrantes P258

Byron es recibido por Holly Sewell y su hijo. El niño de Chisec fue sacado de los refugios y estará en una familia temporal mientras se resuelve la situación de su papá.

Fotos: Ricardo de Anda

La última vez que Florinda Xol abrazó a su hijo, Byron, fue el 5 de mayo 2018. En aquel entonces Byron tenía 7 años y el abrazo fue de despedida. Byron y su papá, David Xol, salieron de Chisec, Alta Verapaz, para atravesar a México y al final llegar a Estados Unidos donde llegaron 12 días después.

Un viaje peligroso, de coyote en coyote, transporte en transporte, hasta apiñados tres días en una caja de madera adentro de un furgón. Un tramo que no todos los migrantes de este grupo sobrevivieron. Tres meses antes, David sufrió un atentado contra su vida y recibió amenazas contra Byron. Para él, el viaje representaba la oportunidad de una vida lejos de la pobreza y violencia de Guatemala.

No fue así. Cruzaron la frontera en Texas y, tal como les habían instruido los coyotes, David y Byron se entregaron a la policía fronteriza. Sin saber que pocas semanas antes el presidente Trump había dado la orden brutal de separar a todos los niños migrantes de sus papás en la frontera.

El 21 de mayo 2018, Byron y David fueron separados. David fue deportado el 28, solo, a Guatemala.

Byron lleva un año sin ver a su familia. El niño celebró un cumpleaños, una navidad y un año nuevo en cuatro albergues diferentes para niños migrantes en Estados Unidos.

Es la segunda vez que Florinda amanece para el Día de la madre con solo uno de sus dos hijos a su lado.

Más de esta historiaByron Xol, el niño de Chisec separado de su papá en Texas, pasará la Navidad sin su familia

La lucha legal

En agosto 2018 cuando Nómada entrevistó a los Xol en Chisec, estaban desconsolados. El contacto con Byron era escaso y no sabían cuándo lo iban a volver a ver, ni siquiera qué hacer. Ni el Consejo Nacional de Atención al Migrante (CONAMIGUA), ni el Ministerio de Relaciones Exteriores, ni la Procuraduría General de la Nación se habían acercado a la familia para ofrecerles asesoría y apoyo. Hasta la fecha, CONAMIGUA sigue sin acercarse a los Xol para ofrecerles apoyo.

Por la falta de atención de parte del Estado guatemalteco, el caso del niño de Chisec estaba volando en el aire. Hasta que durante el mismo mes de agosto fue tomado por el abogado estadounidense Ricardo de Anda.

De Anda planteó dos opciones: solicitar que Byron fuera deportado para ser reunificado con su familia en Guatemala lo más rápido posible; o comenzar una demanda buscando revocar la orden de deportación de David para que pueda regresar a Estados Unidos y solicitar asilo. Un derecho que se le fue negado al papá estando en Estados Unidos, por lo que la deportación fue ilegal, explica el abogado De Anda.

La segunda opción sería más tardada y más complicada por el régimen del presidente Trump, e implicaría que la separación de Byron con su familia sea prolongada. Pero según De Anda, era la mejor opción a largo plazo para la familia Xol. Florinda y David aceptaron.

Así comenzamos a contar el caso de la familia XolLa historia del niño preso en Texas que odia a su papá y quiere regresar a Chisec

Un año y cuatro centros de detención

Florinda y David han pasado un año sin Byron y la demanda en la corte de inmigración para lograr que David regrese a Estados Unidos aún no avanza. Mientras tanto, Byron, quien pronto cumplirá 9 años, ha estado en cuatro centros de detención. Centros que en varias ocasiones han sido criticados por no estar suficientemente preparados para atender al cuidado de los niños migrantes.

El 9 de abril Byron sufrió un accidente jugando pelota con los otros niños en el centro. David fue notificado que Byron se lastimó el tobillo. Sin embargo, fue hasta el 11 de abril que se realizó un diagnóstico concreto con un médico que reveló que el niño tenía una fractura en el fémur y que se necesitaba inmovilizar su pierna de inmediato.

El abogado De Anda ya llevaba meses en otra demanda contra la Oficina de Reasentamiento de Refugiados para que permitieran que Byron fuera liberado y entregado a vivir con una familia estadounidense hasta ser reunificado con su propia familia en el futuro. El argumento más fuerte de la demanda fue el trauma psicológico que Byron ya sufrió al ser separado de su papá, y ahora la negligencia y falta de atención al accidente que sufrió bajo custodia del gobierno estadounidense.

 

Byron Xol se adapta a la vida con la familia adoptiva en Texas.

Byron Xol se adapta a la vida con la familia adoptiva en Texas.

El pasado 27 de abril De Anda ganó la demanda. Con el aval de Florinda y David, Byron fue liberado del centro de detención para niños migrantes y ahora vive con Holly y Matthew Sewell, en Texas. Aparte de un entorno más estable y familiar afuera de la custodia del estado, ahora puede tener contacto a diario con sus papás en Chisec.

—El caso de Byron es el primero en donde se ha permitido que norteamericanos que no son familiares sino seleccionados por los papás acogen a un niño de las cárceles de menores. Potencialmente, eso podría cambiar la política, ya que la corte dictaminó que es ilegal—, comentó el abogado De Anda.

Anteriormente, el gobierno de Estados Unidos solo permitía que niños migrantes no acompañados sean entregados a familiares o personas cercanas a la familia que conocían al menor desde antes. El dictamen podría ayudar a otros niños en los centros de detención, cuyas familias, como los Xol, no conocen a nadie en Estados Unidos.

Fotos: La historia del niño de Chisec que sigue en Texas, resumida

La migración aumenta

En junio 2018, Trump se retractó sobre su política de separación debido a la resistencia y polémica que generó. La política causó que 2 mil 342 niños, principalmente centroamericanos, fueron detenidos y separados de sus papás con el propósito de disuadir la migración.

En los meses de marzo y abril de 2019 la cantidad de migrantes centroamericanos que llegaron a la frontera de Estados Unidos para solicitar asilo aumentó.

En ambos meses más de 100 mil migrantes cruzaron la frontera. Es un dato récord en en doce años. La gran mayoría son originarios de Guatemala, El Salvador y Honduras. Muchas son familias enteras, sin embargo también hay niños no acompañados y padres solos.

 

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones