La increíble respuesta de la Muni con el basurero

Hace un año, un derrumbe en el basurero de la zona 3, de la Ciudad de Guatemala, dejó 12 lesionados, 5 personas muertas y 21 desaparecidos. Las vidas perdidas de 26 personas podrían haber servido para cambiar algo, pero parece que no. El Ministerio Público sigue investigando si hay alguna negligencia y la Municipalidad espera que el basurero siga funcionando 20 años más, no les ha dado un solo derecho laboral a los trabajadores que organizan la basura y sólo les obligó a firmar un documento que ‘la exime’ de responsabilidad.

Política

Un recolector camina frente al basurero de la zona 3.

Fotos: Carlos Sebastián

El 27 de abril del 2016, todo fue angustia en el lugar a donde llega la basura de todas las casas, fábricas y oficinas de la Ciudad de Guatemala y sus municipios periféricos. A la una de la tarde un deslave en el patio 6 soterró a 38 personas. Sólo 12 sobrevivieron. ¿Cómo es sobrevivirlo?

Los separadores de basura, los guajeros, son familias que viven en colonias junto al basurero, entre callejones estrechos, casas de lámina y lazos de ropa colgados entre casa y casa. Ahí está el hogar de una familia que llamaremos Suchité. Estos trabajadores, dueños de nada, no tienen ni la oportunidad de hablar con sus apellidos; la Municipalidad bien podría tomar represalias y prohibirles la entrada a su trabajo.

Una de ellas, Alejandra Suchité, recuerda el día cuando el suelo tembló en el Relleno Sanitario. Relleno sanitario es el nombre elegante que la Municipalidad del alcalde Álvaro Arzú usa para llamar al vertedero municipal desde hace 32 años, cuando él y sus correligionarios llegaron a administrar la capital.

Alejandra Suchité se quedó paralizada. Ese día ella y su abuela Marta estaban en el patio 6 recolectando cartón.

– Mi abuela me gritó ‘¡se está moviendo la basura!”, pero yo no sentí nada y no le creí. Le reclamé que siempre se asusta. Pero sí. Era como partir pastel. Se iba un pedazo, luego el otro y el otro. El miedo hizo que entrara en shock y que no pudiera moverme ni reaccionar a la gente que me gritaba. Yo decía Dios mío, perdóname lo que haya hecho y ten piedad de mí y mi abuelita. Vi a una señora que es vecina de mi casa, ella levantó la mano, le grité ¡Doña Christi! y vi cuando una piedra le cayó encima y desapareció entre la basura.

Alejandra brincó de un pedazo de basura a otro y con ayuda de otras personas que intentaban salvarse y logró salir del deslave. Su abuela se había aferrado a un pick up que quedó atorado entre la basura, y antes de que se hundiera logró soltarse y saltar a un terreno más estable.

Cuando estuvo sobre tierra firme, Alejandra se desmayó. Su primo Leonardo murió ese día. Él tenía 25 años y Alejandra agradece que por lo menos pudieron rescatar su cuerpo y enterrarlo. Las víctimas del basurero son declaradas desaparecidos si no son localizadas en las horas próximas a un deslave. Tres meses antes que la muerte de Leonardo, en el basurero también falleció su hermano, Rudy. Un día que llovió, entró motivado al vertedero. Iba a La Mina, la laguna de aguas negras donde los recolectores buscan el oro y joyas que se filtran entre los desechos.

Ese día se destapó una de las tuberías frente al área donde estaba Rudy. “Salió toda el agua como un río negro y se lo llevó”, cuenta Alejandra. Durante una semana ella, y su familia visitaron hospitales y la morgue para preguntar por el paradero de su sobrino. Como último recurso fueron a Chinautla para pedirle a los bomberos que vigilaran si aparecía un cuerpo en el río Las Vacas. En el octavo día de búsqueda encontraron a Rudy flotando en un desagüe, a 15 kilómetros del basurero.

Lea:Dejame entrar a escarbar, que ahí estaba mi hermanito’

Los guajeros llegan todos los días a trabajar con miedo de entrar y no salir. Pero con más miedo de no trabajar y no comer, toman su costal e ingresan al vertedero para recolectar y compactar la basura que necesitan para vivir. Los guajeros meten y sacan las manos en los volcanes de desperdicios de 3 millones de personas.

 

¿Y la responsabilidad municipal?

Un día después del deslave del 27 de abril de 2016, el Ministerio Público anunció que la Fiscalía de Delitos contra la Vida investigaría la muerte y desaparición de los recolectores de basura. José Olazábal, fiscal a cargo del caso, dice que buscan identificar a los responsables de la administración del Relleno Sanitario y verificar si cumplieron con las normas de seguridad, medidas o protocolos para evitar la tragedia.

Para ellos, solicitaron dictámenes al Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), la Coordinadora Nacional de Desastres (Conred) y el Ministerio de Ambiente, para que informen sobre las recomendaciones que le dieron a la Municipalidad antes de abril de 2016. También requirieron a las tres entidades análisis de campo en el basurero, sobre el tratamiento del suelo, los desechos sólidos y aguas residuales, así como las condiciones meteorológicas de los días anteriores al deslave en el patio 6.

¿Acató la Municipalidad las recomendaciones que le hicieron antes del deslave? ¿Fue consecuencia del clima, de la naturaleza, de un hecho fortuito o de una negligencia, irresponsabilidad o falta de acción?

Para responder esas preguntas, el Ministerio Público solicito a la Escuela Regional de Ingeniería Sanitaria (ERIS) de la Universidad de San Carlos que nombre a un experto que estudie los dictámenes, evalúe la información recabada por la Fiscalía y emita un peritaje que analice las medidas que tomó, o no, la Municipalidad, y defina el grado de responsabilidad en el hecho que cobró la vida de 26 personas.

Los fiscales llevan meses sin recibir una respuesta de la ERIS de la USAC. Dicen que esta semana acudirán al Colegio de Ingenieros para que sirvan de intermediaron con ERIS y designen a la brevedad al experto en la materia. Urgencia por resolver estas muertes no parecen tener.

“La máquina recicladora más grande de América Latina”

Luego de la última tragedia, la Municipalidad cerró por unos días el basurero. Antes de abrirlo y dejar entrar a los recolectores, hizo que firmaran un documento que ‘eximía’ a la institución de cualquier responsabilidad derivada de ‘su libre decisión de acceder y permanecer en las instalaciones del basurero’, y los guajeros renunciaban a su derecho de accionar legalmente. El fiscal Olazabal explica que ese documento no tiene ningún valor para la Fiscalía y que seguirán investigando.

En el basurero, a diario ingresan 550 camiones recolectores con 3 mil 200 toneladas de desechos. La Muni estima que los porcentajes de basura que ingresan al lugar están distribuidos de la siguiente manera: 3% de tela, 5% de aluminio, 5% de madera, 4% de vidrio, 6% de plástico, 11% de papel y cartón (el material más reciclable que produce el Relleno), y 68% de desechos orgánicos. Es decir, dos terceras partes son orgánicas, que si se separaran desde antes, podrían reciclarse. Ya llegados al basurero, se calcula que solo el 30% de toda la basura se puede reciclar.

El sistema de manejo de residuos que emplea la Municipalidad es el de clasificación y compactación de la basura, a través de los 1 mil 400 guajeros autorizados para trabajar en el lugar.

Carlos Sandoval, vocero de la Muni, dice que los guajeros “son la máquina recicladora” más grande de América Latina:

– Ellos retiran plástico, cartón, aluminio, todo lo que sea materiales reciclables, y posterior a ello los desechos orgánicos se aíslan y se compactan con material selecto; por eso se llama Relleno Sanitario, porque se van formando capas de basura y selecto.

La ‘máquina recicladora más grande de América Latina’ no tiene derecho a ningún derecho.

Los guajeros, que hacen el trabajo de manejo de desechos para la municipalidad, no reciben nada de esa institución. Ellos ganan a través de la venta del material reciclable que reúnen. La institución nunca ha contemplado la posibilidad de establecer una relación laboral con los recolectores de basura, lo que les garantizaría mejores condiciones laborales, así como el derecho equipo de seguridad y un seguro de vida, como el que gozan los empleados municipales que trabajan dentro de ese terreno.

 

Recolectoras por varias generaciones.

Recolectoras por varias generaciones.

En una auditoría ambiental al Relleno Sanitario, la arquitecta Judith Barillas Vásquez, señala que la municipalidad capitalina no cuenta con normas de seguridad laboral de ningún tipo.

– Cualquier trabajador tiene el derecho de laborar sin riesgo, y aunque los guajeros no son empleados municipales, deberían contar con ese derecho al igual que los trabajadores municipales, ya que para la Municipalidad son la única medida de mitigación ambiental con la que cuenta.

La respuesta del vocero municipal a por qué no les dan derechos laborales a los guajeros evidencia el cinismo institucional.

El vocero Carlos Sandoval dice que es porque los guajeros “no quieren”, pues “ellos manejan su tiempo”, y una relación laboral implicaría la fijación de horarios. “Autorizamos que trabajen por el beneficio no solo del vertedero, sino del medio ambiente, del espacio”.

Se le cuestiona que si no fuera por los guajeros, la municipalidad tendría que pagar por el manejo de los residuos en el Relleno Sanitario. Su respuesta es en el mismo sentido.

– Puede que sí, puede que no. La otra opción para la Muni es que se recicle desde la casa. Si quitamos a los guajeros, una planta de tratamiento podría entrar a funcionar.

Pero una planta de tratamiento, según el vocero, cuesta 500 millones de dólares. El presupuesto de tres años de la municipalidad.

El plan de la Muni

El 3 de mayo de 2016, a 6 días del deslave en el basurero, el Ministerio de Ambiente solicitó que se hiciera una inspección ambiental en el relleno sanitario para verificar si era viable que siguiera funcionando o que se cerrara. La inspección concluyó que debía cerrarse, ya que, por las características arenosas y arcillosas del suelo, se considera que es una superficie inestable que genera un alto riesgo de derrumbe o deslave, el cuál incrementa con sismos, cambios climáticos y el aumento del caudal de las aguas residuales y pluviales.

El riesgo es más grande en los sectores 6, 7 y 8 del lugar. Por eso, el Ministerio de Ambiente recomendó que nadie trabaje en esas áreas y que se utilicen los patios 2, 4 y 5, mientras se “inician los procedimientos técnicos para identificar un nuevo terreno a donde se pueda trasladar el basurero”.

Sin embargo, entre los planes de la municipalidad no está cerrar el relleno; en lugar de eso buscan extender su uso hasta el año 2046.

La Muni se queja y dice que el 51%, exactamente 283 de los 550 camiones que a diario ingresan al vertedero, provienen de 14 municipios y no del municipio de la Ciudad de Guatemala. “Más de la mitad de la basura no es responsabilidad de la ciudad”, dice el vocero Sandoval, y resalta que es la administración de Álvaro Arzú la que absorbe los costos del manejo del Relleno, por Q16 millones (menos de US$2 millones).

Su intención es “trabajar en conjunto” con los 14 municipios que tiran su basura gratuitamente en el lugar: Chinautla, Fraijanes, Mixco, Palencia, San José Pinula, San Juan Sacatepéquez, San Lucas Sacatepéquez, San Miguel Petapa, San Pedro Ayampuc, San Pedro Sacatepéquez, San Raymundo, Santa Catarina Pinula, Villa Canales y Villa Nueva. Las casas de 3 millones de guatemaltecos.

Pero el trabajo en conjunto no pasa de una declaración. La Municipalidad no tiene un plan de acción para que cambie algo en los próximos 20 años.

Desde hace un año, las medidas que ha tomado la institución van desde un portón en la entrada principal para aumentar el control de ingreso y egreso. Planes de construcción de oficinas centrales; señalización vial: la construcción de un anillo circular con vías únicas de entrada y salida, así como la colocación de mantas que indican cuáles son los sistemas de evacuación en caso de emergencia, la colocación de banderines de colores para la delimitación de áreas de peligro y la prohibición del ingreso de menores de edad y mujeres embarazadas.

Si tuvieran prestaciones laborales, las mujeres recibirían salarios en sus períodos pre y post natales.

Además, la Muni construyó un muro perimetral de 500 metros entre el vertedero y el cementerio general para evitar el ingreso ilegal de personas (y el deslave de tumbas hacia el basurero).

La Muni uniformó a todo el personal municipal del vertedero con equipo completo de seguridad personal, que incluye pantalones, camisas con cintas reflectivas, silbatos, chalecos, mascarillas, cascos, botas de invierno y lentes. A los guajeros, a los que no reconoce como trabajadores, les dieron unos chalecos.

Actualmente, la Municipalidad está en un proceso con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para contratar una empresa consultora que realizará las bases para un estudio que definiría si es factible cerrar el basurero o prolongar la vida por 20 años.

Esta es la respuesta de la municipalidad para administrar el basurero de la zona 3.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

Anuncio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OPINIÓN / Política

Supongamos que los tres dicen la verdad (Arenas, Agüero y Mayorga)

Paola Hurtado

OPINIÓN

Las iglesias me hacían llorar

Bárbara I. Escobar Anleu

Política

Los 5 goles en el borrador de las reformas a la Ley Electoral

Jody García

OPINIÓN

Hablar en griego para cocinar en inglés y comer en chapín

Fresita La Hada

Política

Recuento: 3 empresas usaron a MCN para lavar dinero de Sinibaldi

Gladys Olmstead

OPINIÓN

“No estás solo”: un mensaje de libertad   

Ricardo Marroquín

OPINIÓN / Política

Por qué es importante frenar a los políticos y proteger al TSE (en 6 puntos)

Martín Rodríguez Pellecer

OPINIÓN

Acoso sexual callejero en el transporte público

Observatorio Contra el Acoso Callejero Guatemala

Política

Esta es una propuesta para evitar más tragedias en los hogares seguros

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Por qué necesitamos de salud mental para poder vivir en Guatemala

Mercedes Bautista

Política

La (increíble/previsible) respuesta de Taracena a los audios

Jody García

OPINIÓN

Gracias por estos tres años de viaje nómada

Martín Rodríguez Pellecer

Política

El plan de Mario Taracena (UNE) para controlar al TSE

Jody García

Así respondió el MP cuando les mostré al asesino de mi hijo

Pia Flores

Política

Los ocho puntos que explican por qué ganó Carlos Vielmann

Asier Andrés

OPINIÓN

Mestizo: M’zungu en África, un ladino en Guatemala y un maya en Escandinavia

Gustavo García

Política

El presidente de la Corte tiene a Líder en la sombra

Jody García

OPINIÓN

La situación de la ciencia en Guatemala, con datos

Enrique Pazos

OPINIÓN / Política

Esto hice cuando la CICIG nos mencionó en la conferencia

Harris Whitbeck

OPINIÓN

Nuestra cultura se basa en el racismo y así la podemos deconstruir

Ricardo Marroquín

Política

Los hallazgos de la MACCIH sobre Berta Cáceres irritan al empresariado hondureño

El Faro

OPINIÓN

¡Renoir apesta! Pero todas las opiniones son válidas

Juan Pablo Hernández Paredes

Política

La historia de mi padre, Pablo Escobar, “se repetirá” si no se despenalizan las drogas

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Si tengo 30 y él tiene 20, ¿deberíamos tener sexo?

Belén Marco

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Roberto Marín /

    01/06/2017 11:59 AM

    Lo que procede es que los ciudadanos de Guatemala abran los ojos por fin, dejen de actuar como ratas al sonido de la flauta, y saquen todos juntos al engendro de Satán y Babilonia, el afamado e hiperinflado albino demente Alvaro "Matón" Arzú, o en todo caso lo linchen y lo quemen vivo, junto a su corte de aduladores y lame...., para que a partir de allí empiece el cambio de la ciudad y sus múltiples problemas, que el "Matón" Arzú no ha resuelto en 30 años, con todo el cinismo del mundo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ernesto garay /

    01/06/2017 10:01 AM

    lo que ay que hacer es dejar de consumir tanta mierda, tanto platico, comida chatarra, chucherias compara cosas que no nos sirven solo por tener y consumir basura sin necesitarla.

    esa es la mayor solución dejar de consumir tanta mierda innecesaria y sobre todo dañina a la salud.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Esteban Reyna /

    30/05/2017 2:40 PM

    El basurero de zona 3, es la obra máxima creada en su primer término como alcalde de la ciudad, por el ególatra-corrupto Álvaro Arzú, Como parte de SUMUNI, el ególatra-corrupto Arzú, exprime hasta con su propia vida a los guajeros que laboran allí, todos los días y sin pago. Como buen explotador, el ególatra-corrupto Arzú, obligo a los guajeros a firmar documento eximiendo de responsabilidades civiles y criminales en su contra por esos trabajadores sin sueldo. El pago, a nuestros hermanos guajeros, son los quetzalitos que puedan conseguir por vender material reciclable rescatado. En efecto, los guajeros hacen el trabajo de manejo de desechos para la municipalidad, sin ser pagados ni protegidos laboralmente, característica de la conducta del ególatra-corrupto Arzú. Sin planta de tratamiento para la basura, la responsabilidad cae en los guajeros explotados y sin pago, sujetos a pagar con su propia vida la explotación del ególatra-corrupto Arzú. El alcalde no tiene planes para cerrar su basurero, sino espera seguir explotando y matando a los guajeros por los siguientes 20 años, hasta 2046.
    En 2005, Álvaro Arzú, fue catalogado como el tercer mejor alcalde del mundo, y ahora en 2017 logra el primer lugar como el alcalde más corrupto de Guatemala. En honor a sus acciones en el basurero, este debe nombrarse como: Basurero Álvaro Arzú Irigoyen, la maquina recicladora y explotadora más grande de América Latina.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Moises Avila /

      01/06/2017 12:43 PM

      odias a Arzú, verdad... jaja lo malo es el guey ha sido tu alcalde varios años. Hasta la próxima elección te zafas de mono de oro. Y probablemente el próximo alcade tampoco sepa que hacer con el problema de la basura.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    29/05/2017 3:11 PM

    es de felicitar a la periodista por tan buen y completo trabajo del contingente laboral más grande del país (en un solo lugar) y lo descubre como muy vulnerable en cuanto a derechos laborales, de seguridad, ingreso, salud
    si fueran cien gentes ya sería lamentable pero son 1400! mas los que trabajan de recolectores en las casas que no han de ser muy diferentes en cuanto a salarios y prestaciones, además que ya irán guajeando en la ruta
    el basurero es el foco de contaminación más grande y grave del istmo que permitiría que se declarara de verguenza nacional, no solo por la estupidez arzuniana sino por sus electores que parece tampoco preocuparles esas pequeñeces cuando con el tiempo se ha llegado a convertir en algo que se está saliendo de control y aquellas liberándose con masturbaciones y sexo o probando chucherías disfrazadas de platos internacionales
    el feminismo de Jody es ejemplar aunque nos quite el hambre de pensar que vivimos literalmente en un basurero

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Choy /

    29/05/2017 12:36 PM

    El tratamiento de la basura es posible, un mejor relleno es posible inclusive hasta energía se podría sacar por el metano y esa producción de luz utilizarla para el auto pago del alumbrado público.

    Para ello el ciudadano de la capital tiene que entender que el costo de tirar la basura es alto algo así como unos Q 100 lamentablemente hay gente que no quiere ni pagar Q 10 de recolección y tiran la basura en todos lados los barrancos y los ríos en Toda Guatemala toda todas las munis y la gente sucia asquerosa que tira la basura en todos lados sin conciencia y en completa hipocresía demagogia a la hora de hablar del medio ambiente al igual que los periodistas

    Así mismo es lamentable que la Muní no tenga las mínimas medidas de equipos de protección personal, mapa de riesgos, seguridad industrial en el relleno, barreras perimetrales etc allí la muni su ha fallado y Arzu muchos años

    Por otro lado la población de la ciudad debe entender que tirar basura tiene un costo alto y deben pagarlo y no estar hablando tonterías de la contaminación de las hidroeléctricas por ejemplo cuando toda la caca el popo el pipi, la basura, el jabón y agua shuca de los lavatrastos grasas aceites pañales llegan a los barrancos a los ríos y a los basureros clandestinos

    Falta mucha cultura y consciencia los medios no han ayudado a educar a la población en las últimas décadas se encargan en culpar de todos los males a las hidroeléctricas limpias y otras industrias antes de ver el problema severo producido por la población, lamentablemente el sesgo ideológico y demagógico no ha ayudado a ver nuestros problemas reales y los culpables....

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Moises Avila /

    29/05/2017 8:56 AM

    No defiendo a la Muni Guate, porque el punto es super válido. Sin embargo del otro lado (los que generamos ese basural), ¿estamos dispuestos a pagar más por el servicio de basura? merde (disculpen mi francés), pero a mí los gastos ya me tienen bien trabado. Nadie me perdona, el super sube, los seguros suben, el cable e internet sube, todo sube. La nobleza de mi recolector de basura y jardinero, son probablemente los únicos que me han mantenido la tarifa por muchos años y ellos han de estar igual de trabados que yo en su economía familiar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Marlon Suarez /

      29/05/2017 1:28 PM

      Creo que el problema no está en los que generamos basura y pagamos, que hay de la gente que genera basura y no paga? Allí estamos peor!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Aldo Bonilla, Concejal 8o. /

    29/05/2017 8:38 AM

    Hace un año y medio tuve un lamentable enfrentamiento con el Sr. Alcalde al respecto cuando tercamente dice que ese botadero es un relleno sanitario y su excusa "ningún alcalde va a querer el relleno en su municipio" más "No podemos cobrarle a los otros municipios" fueron la excusa vertida ante este problema. Sigo creyendo que la muni no tiene valor para enfrentar actos de esa magnitud después de casi 20 años de lo mismo. Y el problema se repite con el transporte, los drenajes, el agua, etc.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Nuevas secciones