Las tres casas blancas (y 8 propiedades) que Baldizón acumuló en campañas

Las campañas electorales han sido una vía para el enriquecimiento acelerado de muchos políticos en Guatemala. La CICIG y el MP lo han evidenciado en sus investigaciones contra Otto Pérez Molina, Roxana Baldetti y Alejandro Sinibaldi. Y esta investigación periodística de Nómada demuestra cómo Manuel Baldizón duplicó su patrimonio acumulando propiedades por al menos Q280 millones (US$30 millones) durante sus dos campañas presidenciales. Lo hizo sin necesidad de hipotecas y a través de una red de empresas reales y de cartón.

La corrupción no es normal

portada_propiedades_baldizon

(Con la colaboración de Confidencial de Nicaragua. Edición de Martín Rodríguez Pellecer)

Baldizón nació en Petén hace 50 años y ya tenía una fortuna antes de entrar en política en 2003. La embajada estadounidense, en un cable de hace una década, lo describió como “un rico abogado de 38 años del norteño departamento de Petén” que “salió a luz por medio del clientelismo político financiado por la fortuna de su familia”.

Los Baldizón ha sido propietarios de hoteles y otros negocios en Petén durante varias generaciones y Manuel Antonio hizo crecer el poder familiar fundando empresas inmobiliarias, de autobús y de televisión por cable. Fue pionero en la importación de cerveza mexicana en Petén (que vendía a solo Q1 para ganarse el mercado). También participó en negocios fraudulentos como un centro comercial frente a la Isla de Flores, construido en un terreno municipal que fue prácticamente regalado y ocultado mediante el uso de testaferros.

Sin embargo, la política marcó un antes y un después en la historia de la familia. Baldizón gastó mucho en ella, pero sus dos campañas para alcanzar la Presidencia coincidieron con periodos de gran incremento de su patrimonio. En realidad, por cada quetzal que el político petenero invirtió en convertirse en mandatario, sus empresas ingresaron otro y lo convirtieron en valiosas propiedades.

A Ivan Velásquez le gusta repetir que el financiamiento electoral ilícito es el “pecado original de la política guatemalteca”. Lo que el responsable de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) quiere decir es que las sumas millonarias que los candidatos recaudan durantes las campañas electorales, les obligan después, cuando han alcanzado el poder, a beneficiar a sus financistas con fondos públicos.

Pero las investigaciones que la CICIG y el Ministerio Público (MP) han realizado desde 2015 también han evidenciado otro fenómeno: cómo los candidatos con posibilidades de ganar se hacen millonarios durante el proceso electoral.

El modus operandi del Partido Patriota

El expresidente Pérez Molina adquirió dos de sus bienes más valiosos: una finca en Chimaltenango y otra en Izabal, durante su segunda campaña, la que le llevó al poder en 2011. Roxana Baldetti compró la mansión capitalina en la que vivió durante su etapa como vicepresidenta pocas semanas antes de asumir su cargo en enero de 2012.

La investigación del caso Cooptación del Estado descubrió cómo los exgobernantes utilizaron redes de empresas de cartón para recibir aportes financieros ilegales para sus campañas y en el camino hacerse ricos.

El tercero en la línea de mando del Partido Patriota, Alejandro Sinibaldi, hizo algo similar. . Las averiguaciones del caso Construcción y Corrupción concluyeron que Sinibaldi financió sus dos campañas electorales mediante Q27 millones en donaciones que se ocultaron a la autoridad electoral, y cómo, mientras tanto, empresas controladas por sus empleados acumularon un patrimonio de unos Q75 millones, US$10 millones.

Manuel Baldizón no llegó a ser presidente o ministro, pero fue el candidato presidencial que encabezó las encuestas durante meses en las elecciones de 2015 y dirigió un partido, Líder, que fue clave para aprobar presupuestos, préstamos y leyes importantes en el Congreso entre 2008 y 2015.

Existen múltiples evidencias que apuntan a que Baldizón recurrió a prácticas similares a las de sus rivales entre 2012 y 2013 y (aliados entre 2014 y 2015) políticos del Partido Patriota.

Una investigación anunciada por el MP y la CICIG el 25 de agosto pasado, ya denunció que Líder, como hizo el PP, recibió al menos Q21.7 millones (casi $3 millones) en donaciones que nunca registró en su contabilidad electoral durante su campaña de 2015. Pero eso parece ser sólo la punta del iceberg.

Como hicieron Pérez y Baldetti, Baldizón creó a través de sus empleados redes de empresas de cartón sin más actividad económica que la de acumular propiedades adquiridas en un solo pago, sin necesidad de préstamos. Como hizo Sinibaldi, Baldizón trasladó parte de su patrimonio a Nicaragua y a fundaciones privadas en Panamá. Como hicieron todos ellos, Baldizón incrementó su patrimonio de manera sustancial durante sus campañas.

Una investigación periodística de Nómada encontró que el candidato de Líder, sólo durante lo dos periodos en los que compitió por la presidencia, acumuló propiedades valoradas actualmente en unos Q220 millones (unos US$30 millones), entre ellas cuatro nuevos hoteles y una torre de apartamentos ubicada en la zona 15 de la capital, todo ello adquirido sin necesidad de préstamos hipotecarios.

Esto sin contar la compra de un hotel de US$8 millones en Florida en mayo de 2017, que ya investigó Nómada. Con el hotel en Florida, la fortuna de Baldizón acumulada en los últimos años llega a US$38 millones y supera las descubiertas hasta ahora al trío del Partido Patriota.

En un video presentado durante la campaña pasada, en 2015, Baldizón mostró una declaración patrimonial en la que figuraban bienes por valor Q177 millones (casi US$20 millones). Sin embargo, la fortuna que acumuló el candidato presidencial solo durante sus dos participaciones electorales supera esa cifra.

Durante semanas, Nómada trató de ponerse en contacto con Baldizón para escuchar su versión sobre estos hechos, pero no fue posible hacerlo antes de la publicación de este reportaje.

Vamos a recorrer las doce propiedades de la nueva fortuna de Baldizón.

1. El edificio entre la zona 10 y Vista Hermosa

El edificio Panorámica fue concebido como una de las numerosas torres de apartamentos para la clase media alta que comenzaron a brotar en el paisaje de la Ciudad de Guatemala en la primera década del nuevo siglo. Pero Panorámica tuvo un final diferente al esperado. El proyecto fue comprado por Manuel Baldizón mientras presidía la comisión de Finanzas del Congreso y el edificio se erigió mientras lanzaba su primera campaña a la presidencia. Hoy, pese a haber representado una inversión millonaria, Panorámica sigue vacío.

Entre 2008 y 2009, Baldizón fue uno de los diputados más poderosos del entonces partido de gobierno: la UNE. Presidió la Comisión Finanzas y se hizo famoso por manipular el proyecto de presupuesto que enviaba cada año al Congreso el ministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight. Baldizón se dedicó a modificar el llamado listado geográfico de obras para repartir favores políticos, según denunció el propio Fuentes Knight en su libro sobre su paso por el Estado. También capitalizó sus propios proyectos, como los hogares para ancianos Dulce Refugio, y repartió asignaciones presupuestarias a la gremial de autobuses del empresario Luis Gómez, quien sería después uno de sus financistas.

A comienzos de 2009, el diputado puso sus ojos en un proyecto inmobiliario en la zona 15: una torre de apartamentos de 15 niveles y 48 parqueos subterráneos situada al comienzo del Boulevard Vista Hermosa, al borde del barranco que divide las zonas 10 y 15, cerca de la Universidad Francisco Marroquín.

 

El edificio Panorámica (con balcones blancos) situado en la 0 calle de la zona 15. Foto: Google Maps

El edificio Panorámica desde el columpio de Vista Hermosa. Foto: Google Maps.

Los promotores del edificio Panorámica fueron los arquitectos Abel Morales Estrada y Carlos Morales Umaña. Ellos compraron el terreno de 1,600 metros cuadrados, en 2005, gracias un préstamo de US$120 mil, diseñaron la torre y obtuvieron la licencia para construirla. Entonces, según explicaron los arquitectos, encontraron un “grupo inversor” dispuesto a comprar el proyecto .

Los arquitectos dijeron que solo conocieron al abogado de ese grupo, quien les explicó que los socios eran una “familia acaudalada” que había sufrido secuestros y no deseaba figurar en la transacción.

A comienzos de 2009 se cerró la compraventa. Los arquitectos explicaron que ellos recibieron un cheque de unos US$220 mil. Solo después, cuentan que se enteraron que Baldizón era el nuevo propietario.

El abogado con el que acordaron vender el proyecto era Héctor Antonio Aldana Castillo, abogado habitual del diputado petenero y posteriormente asesor parlamentario de su partido.

En abril de 2009, el abogado Aldana Castillo realizó una ampliación de capital en la sociedad propietaria de Panorámica de Q24 millones, como consta en el Registro Mercantil. A partir de entonces, personas vinculadas a otros negocios de Baldizón, comenzaron a ocupar cargos en la empresa. Lubia Edith Catalán Espinoza, gerente de la cablera de Baldizón en Petén, fue nombrada administradora.

El edificio no comenzó a construirse hasta un año después, hacia mediados de 2010 y no fue hasta 2011, que las obras comenzaron a tomar velocidad, como quedó reflejado en el foro sobre arquitectura Skyscraper City.

 

El edificio Panorámica durante su construcción a comienzos de 2011. Foto: skyscrapercity.com

La obras corrieron a cargo de la constructora Geocimsa, propiedad de Sergio Mariano Aycinena Lainfiesta, un importante contratista del Estado, que poco después se se haría socio del político petenero.

Para entonces, Baldizón había abandonado la UNE para fundar su partido: Libertad Democrática Renovada (Líder) y lanzar su candidatura a la Presidencia.

Desde comienzos de 2011, el político petenero inundó el país con unas vallas publicitarias en las que, sobre un fondo rojo, él miraba al infinito y anunciaba en letras blancas que “solo el pueblo salva el pueblo”.

Baldizón recorrió el país con una agresiva campaña en la que se presentaba como el protector de los adultos mayores y el creador de los dobles y triples saldos en las recargas telefónicas. Entre sus promesas de campaña se encontraba, entre otras cosas, disolver la policía y fundar un nuevo cuerpo militarizado, aplicar la pena de muerte  llevar a Guatemala al campeonato mundial de futbol y crear un nuevo salario extraordinario para los trabajadores: el bono 15.

Mientras el candidato invertía unos Q94 millones en propaganda, de acuerdo con la auditoría realizada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el edificio Panorámica alcanzaba los 15 niveles, con helipuerto incluido, y se convertía en uno de los más visibles en la zona 15.

De acuerdo con un valuador de propiedades consultado, si se vendiera ahora, un inmueble como el que construyó Baldizón durante su primera campaña costaría unos Q46 millones.

Como consta en el historial del edificio en el Registro de la Propiedad, su construcción se realizó sin necesidad de recurrir un préstamo hipotecario.

Baldizón pasó a la segunda vuelta y compitió con Otto Pérez Molina por la presidencia en noviembre de 2011. Fracasó pero obtuvo más de un millón de votos y se convirtió en el favorito para los siguientes comicios.

Ocupado en los preparativos de su segunda campaña, el político petenero relegó el proyecto de Panorámica. El edificio siguió vacío tras su construcción hasta que en octubre de 2014 se decidió su destino. La multinacional propietaria de la franquicia de los hoteles Ramada, el Wyndham Group, anunció un acuerdo con una empresa panameña controlada por Baldizón para crear tres hoteles de la cadena en el país, además del que ya tenían en Flores, Petén.

El edificio Panorámica se convertiría en el nuevo Ramada Plaza Ciudad de Guatemala.

Por eso, un año después, en noviembre de 2015, mientras Baldizón desaparecía del mapa político tras su segundo fracaso electoral, la propiedad pasó a manos de la empresa Regal Group, que es propietaria del hotel Ramada de Flores. Regal Group fue fundada por el padre de Baldizón y el propio político admite ser su presidente en la red social LinkedIn.

 

Captura de pantalla del Linkedin de Manuel Baldizón.

El inmueble en la actualidad se anuncia en las páginas web que ofertan hoteles, pero no es posible hacer una reservación porque el Ramada Plaza aún no funciona.

Panorámica sigue desierto seis años después de su construcción. Solo un guardia seguridad custodia el edificio. La placa con el logotipo de la cadena está cubierta con una manta vinílica.

En una calle solitaria de la zona 15, una inversión realizada mientras Baldizón dirigía la Comisión de Finanzas y buscaba la Presidencia por primera vez, sigue durmiendo.

Un paréntesis: la red de empresas relacionadas con el Estado

Desde 2008, Baldizón fue tejiendo a su alrededor una red de empresas inmobiliarias y constructoras. Durante su prolongada segunda campaña presidencial, que se extendió desde finales de 2013 a septiembre de 2015, y en la que lideró las encuestas hasta tres meses antes de los comicios, estas sociedades acumularían propiedades millonarias.

Algunas de estas empresas fueron creadas con el fin de ser negocios reales. Algunos, con el Gobierno de Guatemala.

Emtrac, constituida en 2012, se convirtió en la primera importadora de maquinaria de construcción china en el país. También trató de convertirse en proveedora del Estado y se vio involucrada en un escándalo de presiones hacia el ministro Desarrollo Social, Leonel Rodríguez para frenar una adjudicación de Q100 millones que el funcionario efectuó a una competidora de Emtrac. (Nómada contó esta historia en esta nota).

Otra empresa real fue la Compañía de Contrataciones Consolidadas (CCC), también fundada en 2012 como una alianza entre empresas vinculadas a Baldizón y el arquitecto que construyó Panorámica, Sergio Mariano Aycinena Lainfiesta. CCC se creó con un capital de Q24 millones que fueron aportados mediante cheques y efectivo por sus socios, según documentos del Registro Mercantil. En esta empresa es socia Fabiola Mérida de León, tambièn administradora del Hotel Espléndido, en Flores, propiedad de Baldizón.

CCC, como Emtrac, estuvo implicada en un caso de corrupción que documentó la revista Contrapoder en esta nota. De acuerdo con la investigación, la constructora integró un entramado de empresas, todas vinculadas a Baldizón, que se organizaron para amañar cuatro concursos públicos y acaparar una asignación de Q80 millones concedida por el Congreso a los bomberos municipales departamentales para construir edificios.

Pero Emtrac y CCC fueron en realidad excepciones. La mayoría de las constructoras e inmobiliarias creadas por personas cercanas a Baldizón fueron empresas de cartón que se activaron entre finales 2013 y comienzos de 2014, cuando el candidato lanzó una prolongada (e ilegal) campaña electoral que duró casi dos años y costó oficialmente casi Q84 millones, pero que en realidad, tuvo que ser más cara.

Entonces estas sociedades salieron de compras.

2. El terreno al final de Vista Hermosa

Las primeras adquisiciones comenzaron a finales de 2013. En ese entonces, el rostro de Baldizón comenzó a aparecer en vallas publicitarias en las que aseguraba estar “comprometido con Guatemala” e invitaba a la población a afiliarse a su partido. El candidato trataba de burlar la Ley Electoral con el argumento de que no estaba promocionando su imagen, si no promoviendo la participación ciudadana .

Mientras esta primera campaña se desplegaba por el país, en diciembre de 2013, una empresa llamada Inmobiliaria e Inversiones Euro Reforma, adquirió 1.2 hectáreas de terreno al final del Boulevard Vista Hermosa, junto al edificio Multi Médicas y el trébol en el que inicia la ruta a El Salvador.

La empresa formalmente desembolsó por la propiedad Q2.8 millones, en un solo pago. De acuerdo con el valuador consultado por Nómada, el valor real del inmueble sería diez veces superior, alrededor de Q30.7 millones, dado que es un terreno bien ubicado, en una de las mejores zonas de la ciudad, en el que, además, es posible construir en altura.

La gerente de Euro Reforma es Fabiola Mérida de León, administradora de la constructora CCC, de un hotel en Petén y de otras sociedades vinculadas a Baldizón y su familia.

Posteriormente, esta propiedad saltó de una empresa de cartón a otra, todas con múltiples vínculos al político petenero.

3. El terreno de 27 hectáreas en San José Pinula (carretera a El Salvador)

Tres meses después de esta primera compra, en marzo de 2014, el candidato adquirió un inmueble de 27 hectáreas en San José Pinula.

Mientras tanto, Baldizón anunciaba que contaba con el apoyo del futbolista Carlos “El Pescado” Ruiz y que Roberto Villate sería su vicepresidenciable,(aunque después sería sustituido por el expresidente del Banco Central Edgar Barquín, condenado por corrupción en 2016).

El vendedor de las 27 hectáreas de Santa Catarina Pinula fue el diputado del partido Líder, Óscar Corleto; el comprador, First Real State, una sociedad creada por Abner Ardeano Godínez, un guardaespaldas de Baldizón que tenía plaza de asesor en el Congreso. De First Real State, además, es administrador Carlos Roberto Paz Reynoso, vinculado a su vez a varias empresas que hicieron donaciones a la campaña de Líder.

La transacción se realizó sobre el papel a cambio de Q21 mil (US$3 mil), pero una propiedad de esta extensión (tan grande como 30 canchas de fútbol), según el experto consultado, tiene un valor mínimo de otros Q32 millones (US$4 millones). Una proporción similar a la diferencia de valores en el negocio del terreno municipal que sirvió para el centro comercial que realizaría en la Isla de Flores, en Petén, en 2008.

4. La primera Casa Blanca

En julio de 2014, después que el TSE ordenó a Baldizón detener su campaña electoral anticipada, el candidato anunció públicamente que dejaba las filas de Líder, su partido.

De nuevo, este movimiento fue interpretado como un burla a la ley, como una estrategia para seguir promocionando su imagen con el argumento de que ya no era miembro de un agrupación política.

La Nación, un diario impreso de vida efímera que promovió la campaña de Baldizón y atacó a sus enemigos, tituló en su portada: “Baldizón deja su partido por los pobres”. Ahora La Nación es una página web para descalificar a sus críticos.

Pero la campaña anticipada continuó (la renuncia a Líder, de hecho, nunca se concretó) y Baldizón siguió gastando y gastando.

En total, la auditoría del TSE concluyó que el político petenero invirtió al menos Q12 millones en la campaña anticipada que tenía en marcha desde finales de 2013.

Donde sí se produjo un cambio de estrategia fue en el Congreso. Desde el primer trimestre de 2012, Líder había sostenido una ‘guerra frontal’ con el gobierno. La actividad legislativa fue bloqueada por un sinfín de interpelaciones de funcionarios y las participaciones estridentes de diputados afines a Baldizón, como Roberto Villate, que hicieron imposible que la agenda del Gobierno avanzara.

A finales de mayo de 2014, de un día para otro, todo cambió. La bancada de Líder cesó las hostilidades y permitió la aprobación de un préstamo de US$280 millones para financiar una carretera que benefició a la constructora Sigma (que tiene dos filiales implicadas en el caso Cooptación del Estado). Desde entonces, Líder y PP fueron aliados legislativos y, por ejemplo, escogieron juntos a los 13 jueces de la Corte Suprema y a los 120 magistrados de apelaciones.

Entre agosto y septiembre, tres meses después de que los diputados de Líder desbloquearan el Congreso, empresas vinculadas Baldizón compraron otros dos terrenos. En ellos, el candidato crearía sendos hoteles de una nueva cadena: Casa Imperial.

 

El hotel Casa Imperial de Guatemala está ubicado en un desvío de la carretera a El Salvador, a la altura del kilómetro 24. Foto tomada de la página web www.casaimperial.com

El primer hotel está ubicado en el kilómetro 24 de la carretera a El Salvador, en un desvío que conduce a Villa Canales. Se trata de bella mansión, con piscina y un gran jardín, situado entre bosques de pinos, muy cercano al condominio Casa y Campo, en el que vivía Baldizón con su familia.

 

La propiedad donde se ubica el hotel Casa Imperial perteneció a Hans Wagner Petersen, empresario de puertos y energía. Foto tomada de la página web www.casaimperial.com

Aunque el hotel ocupa una dos hectáreas, forma parte de una propiedad de casi siete que fue adquirida por la empresa Proyectos Habitacionales Praga en agosto de 2014. Esta empresa tiene sede en una oficina del edificio Torino, zona 10 de la capital, registrada a nombre Proyectos del Mundo Maya, una sociedad controlada por Baldizón y propietaria de parte de los negocios de su familia en Petén.

Además, el gerente de Proyectos Habitacionales Praga es Guillermo Alejandro Morales Yanes, quien ha ocupado cargos en Regal Group (la empresa que compró el edificio Panorámica y que Baldizón reconoce dirigir en su CV en LinkedIn) y en la sociedad que distribuye las motos chinas MotoGo, que se sorteaban en los mítines de Baldizón y se anunciaban en el periódico La Nación, que apoyó al candidato.

Lea: La otra Guatemala, un mitin de Baldizón en 2015.

Praga compró este inmueble, en teoría por Q560 mil, en un solo pago. El vendedor fue Hans Peter Wagner, un prominente empresario del sector energético y de servicios portuarios. Wagner es uno de los propietarios del grupo Cetrans, que operó una central térmica en Puerto Quetzal y posee una terminal de manejo de carga a granel en el mismo puerto.

Un corredor de bienes raíces que tiene a la venta terrenos en esta zona, aseguró que el precio de la tierra en el área es de alrededor de 37 dólares la vara cuadrada, por lo que una finca de casi 70 mil metros cuadrados, como la adquirida por Baldizón, costaría unos Q21 millones. Un valuador al que se mostraron fotografías de la mansión, estimó en unos Q8 millones su valor. Es decir, el terreno cuesta 21 y la mansión, 8, por eso en total son Q29 millones.

5. La segunda Casa Blanca

La primera Casa Blanca, el hotel imperial de Carretera a El Salvador, tiene un hermano en el kilómetro de 200 de la ruta a Cobán, Alta Verapaz. Se trata de una mansión similar, con piscina y un gran jardín, ubicada en un paraje boscoso, situado en el término municipal de Santa Cruz Verapaz.

 

El hotel Casa Blanca Imperial fue comprado y construido al mismo tiempo que Casa Imperial Guatemala. Foto: www.casaimperial.com

El terreno fue comprado por otra empresa de cartón vinculada a Baldizón: Planning y Geosystem (P&G), que, meses después, también también se vería involucrada en el caso de contratos públicos amañados para la construcción de estaciones de bomberos denunciado por la revista Contrapoder en 2015.

 

Vista aérea de Casa Imperial Cobàn. Foto: www.casaimperial.com

Esta sociedad se creó en octubre de 2013 y fue fundada por offshore panameña llamada Panoramic Company, creada por el bufete Quijano & Asociados, habitualmente utilizado por el político petenero. El administrador de la empresa, Hugo Adolfo González García, es un mecánico de EMTRAC, la distribuidora de maquinaria china de Baldizón. El nombre de este empleado figura en la planilla que le presentó EMTRAC al Ministerio de Comunicaciones para inscribirse como contratista del Estado.

 

El diputado de Ala Verapaz “Mashico” Còrdova, electo por Lider, durante la inauguración del hotel Casa Imperial Cobán. En el evento estuvo presente Koky Córdova, alcalde de Cobán, electo por el mismo partido. Foto: Facebook Casa Imperial Cobán.

P&G compró el terreno, de 2.2 hectáreas, de nuevo en un solo pago, por Q60 mil. El valuador consultado estimó el valor de la propiedad, con el edificio incluido, en alrededor de Q7.5 millones.

6. El terreno en la Antigua

Estos dos hoteles de la cadena Casa Imperial, fueron construidos desde finales de 2014 y a lo largo de 2015, mientras el país se adentraba en el año electoral propiamente dicho, y Baldizón, gracias a su pacto con el PP, retomaba la Comisión de Finanzas de Congreso, que pasó a ser presidida por el diputado de Lider, Leonardo Camey.

Fueron los meses de auge del poder del político petenero. Su candidatura encabezaba las encuestas, y su partido cada día recibía nuevos apoyos. La bancada de Líder en el Congreso alcanzó los 62 integrantes, superando al partido oficial (la embajada de Estados Unidos pensaba que Baldizón pagaba a los diputados Q500 mil por unirse a su bancada, según los cables difundidos por Wikileaks). Prácticamente todos los caciques más importantes del país se unieron a su campaña, desde Arnoldo Medrano de la periferia capitalina hasta Mario Rivera en Quiché o Jaime Martínez en Oriente. Angel González difundían publireportajes sobre el candidato, mientras este incluía entre sus filas a Luis Rabbé, excuñado del patrón de la televisión.

En esos meses en los que el acceso a la Presidencia para Baldizón parecía inminente  y nadie confiaba en las posibilidades de un comediante llamado Jimmy Morales, la lista de la compra de propiedades no se detuvo.

En octubre de 2014, a través de Proyectos Inmobiliarios Praga (la misma sociedad que construyó el hotel Casa Imperial Guatemala), Baldizón adquirió otro terreno en Antigua Guatemala de casi 7 mil metros cuadrados. Este inmueble se fue comprado, primero, por US$ 60 mil y después fue traspasado a Constructoras en Consortium, otra sociedad vinculada al candidato, a cambio de Q6.6 millones, un precio más aproximado al valor real, que fue pagado mediante un cheque.

El gerente de Constructoras en Consortium es Antonio Yool Tay, socia de una de las offshore panameñas que crearon EMTRAC.

7. Dos terrenos en Fraijanes

En mayo de 2015, Baldizón comenzó con su campaña “Le toca” y organizó un gran evento en la Plaza de la Constitución, a la que transportó a miles de personas llegadas de todo el país, que se convirtió en una prueba más del músculo electoral de sus caciques departamentales.

La campaña electoral oficial acababa de empezar, y aunque el caso La Línea ya estaba a punto de cobrarse la carrera de Roxana Baldetti, todo parecía marchar según lo previsto. Baldizón encabezaba la intención de voto y su patrimonio no dejaba de crecer.

En mayo, Infraestructuras para el Mundo, una empresa fundada por David Tzina, otro mecánico de la planilla de Emtrac, se hizo con dos fincas que suman de 11 hectáreas en Fraijanes. Ambas pertenecían a Constructora Lagunilla, una de las constructoras de la red del entonces alcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano (también procesado por corrupción), que poco antes había hecho público apoyaría a Baldizón en su campaña.

8. Un lote en Altos de Montebello

Poco después, First Real State, (la empresa que había adquirió un terreno en San José Pinula a Óscar Corleto), compró 3 mil metros cuadrados en el residencial Altos de Montebello, carretera a El Salvador, una de las áreas más caras de la ciudad. Como siempre, la propiedad fue adquirida sin necesidad de un préstamo hipotecario.

9. Un hotel en Xela

Estas dos últimas inversiones en Carretera a El Salvador debieron representar un gasto de unos Q17 millones, de acuerdo al avalúo realizado por Nómada, sin embargo, las finanzas de Baldizón aún alcanzaron para iniciar la construcción de un nuevo gran hotel en la zona 8 de Quetzaltenango.

Este proyecto se ejecutó a través de Regal Group, la empresa propietaria de los otros hoteles Ramada de Baldizón, por lo que este hotel también podría incluirse como parte de la cadena una vez que abra sus puertas.

 

El hotel Ramada Quetzaltenango está ubicado en la salida a San Marcos, su construcción comenzó en 2015 y está próximo a finalizar. Foto: Asier Andrés.

La propiedad se encuentra en un terreno de 4,300 metros sobre la carretera que de Quetzaltenango conduce a la cabecera departamental de San Marcos. El terreno fue adquirido a finales de 2012 por apenas Q15 mil, aunque su precio tuvo que ser mucho mayor. El valuador consultado aseguró que un edificio como el que se observa en la fotografía, ubicado en una zona en la que están proliferando otros hoteles y centros comerciales, costaría unos Q30 millones.

La construcción del hotel comenzó hacia finales de mayo de 2015, poco después de que Baldizón oficializara su candidatura en la Plaza de la Constitución, y rápidamente alcanzó sus cinco niveles de altura, como registraron los comentaristas del foro sobre arquitectura Skyscraper City 

Construcción del hotel Ramada de Quetzaltenango a finales de 2015. Foto: www.skyscrapercity.com

En julio, cuando Baldetti ya estaba presa y la ciudadanía comenzaba a organizarse para exigir la renuncia del presidente Pérez Molina, estalló el caso Lavado y Política. El candidato a la vicepresidencia de Líder, Edgar Barquín (quien terminó aceptando los cargos) y otros prominentes diputados que apoyaban a Baldizón, como Manuel Barquín y Jaime Martínez fueron acusados por el MP y la CICIG de ayudar a Chico Dólar, un lavador de dinero.

La campaña de Baldizón comenzaba a descarrilarse.

Hacia final del año, los participantes en el foro de Skyscraper City, que se dedican a observar y opinar sobre construcciones, notaron que las obras del hotel se paralizaban y se preguntaban por qué.

La debacle electoral de Baldizón había alcanzado también a este edificio de Quetzaltenango.

10. Otra propiedad en Carretera a El Salvador

Un día después de que el candidato petenero quedó fuera de la segunda vuelta de los comicios, el 7 de septiembre de 2015, su helicóptero Bell 430 despegó de la Ciudad de Guatemala y salió del país.

A partir de entonces, las empresas de Baldizón solo se hicieron con una propiedad. Se trata de un nuevo terreno de 1.7 hectáreas aledaño al hotel de Casa Imperial Ciudad de Guatemala. Para esta operación se empleó a una empresa de cartón llamada Normas Estructurales Matrices, creada por empleados de Emtrac y también involucrada en el caso de los concursos amañados por los bomberos municipales departamentales. Normas Estructurales Matrices pagó por la propiedad Q14.5 millones mediante un cheque en marzo de 2016.

Desde entonces, no hay constancia de que el político haya seguido comprando en Guatemala. Lo que sí ha hecho ha sido trasladar su actividad a Nicaragua.

Otro paréntesis: La conexión nicaragüense

Desde su fracaso electoral, Baldizón ha procurado mantener su imagen vigente en la redes sociales. La última entrada de su perfil oficial en Twitter da algunas pistas sobre en qué ha empleado su tiempo en los últimos meses.

El pasado 30 de junio, el político, que ahora se hace llamar Manuel Antonio y evita que se mencione su apellido, publicó una mensaje dando las gracias “al pueblo de Nicaragua”.

Baldizón acompañó sus palabras de una serie de fotografías en la que puede vérsele a él, entre obreros y maquinaria, visitando una obra de Esinsa, una conocida empresa nicaragüense dedicada al movimiento de tierras que trabaja para grandes constructoras y mineras.

 

Foto: Twitter de Manuel Baldizón.

En las imágenes hay un detalle importante. Los camiones que aparecen en ellas son de fabricación china, de la marca Sinotruck, y en Centroamérica solo hay un persona que los distribuye: Manuel Baldizón.

Estos vehículos eran importados hasta 2015 por la empresa guatemalteca EMTRAC, propiedad del político petenero. Desde entonces, quien tiene la representación de esa y otras marcas chinas es una compañía nicaragüense llamada Asia Trade Import.

Ambas empresas están relacionadas o, más bien, son la misma. Asia Trade Import fue fundada por la abogada Claudia Chamorro Batres, abogada de EMTRAC en Guatemala y de otras empresas de Baldizón. Además, Asia Trade afirma en su web tener una sucursal en Guatemala, en la zona 5, en el mismo lugar donde tuvo su sede EMTRAC entre 2013 y 2015.

Asia Trade se encuentra en Managua, en la carretera que conduce a Masaya, una de las vías principales del país, y junto a la distribuidora de maquinaria, ha desarrollado unas bodegas, que están a la venta, y se identifican como Proyecto Praga.

 

La sede de Asia Trade en el kilómetro 19 carretera a Masaya. La nueva empresa desde la que Baldizón importa maquinaria china. En la parte de atrás se encuentran unas bodegas llamadas Peoyecto Prada, tambièn propiedad del político petenero. Foto: Facebook Asia Trade.

Desde que perdió las elecciones, el fundador del partido Líder ha trasladado parte de sus negocios a Nicaragua, y allí está pasando al menos una parte de su tiempo.

El año pasado Nómada publicó esta investigación en la que se expone que a inicios de diciembre 2015, tres meses después de su derrota, Baldizón citó en un hotel en Managua a algunos de los diputados que le seguían siendo fieles para orientarlos y tratar de promover una asamblea nacional constituyente.

Si esta reunión se hubiese celebrado solo unos meses después, Baldizón la podría haberla organizado en su propio hotel.

11. La tercera Casa Blanca

Existe en un tercer hotel de la cadena Casa Imperial y está en Managua.

La capital de Nicaragua es una ciudad caliente y húmeda en la que los terrenos más valiosos están en la parte alta, lejos del lago, donde sopla algo de aire fresco. En esta zona, entre grandes casas habitadas por diplomáticos y funcionarios internacionales, se encuentra el último hotel construído por Baldizón.

El terreno donde está Casa Imperial Managua fue adquirido en febrero de 2016 a cambio de US$450 mil desembolsados en un solo pago. En el inmueble había una casa, aunque fue derruida casi totalmente, y sobre ella se levantó un nuevo edificio con parqueo y piscina a mediados del año pasado, según informó un vecino. El hotel, y es algo importante, pasa la mayor parte del tiempo vacío.

 

Casa Imperial Managua funciona desde octubre de 2016. Foto: www.casaimperial.com

La entidad que adquirió este inmueble es una empresa nicaragüense llamada Bahías del Pacífico. El 99 por ciento de sus acciones son propiedad de una fundación privada panameña llamada Human Heritage Foundation (HHF).

Las fundaciones privadas en Panamá en realidad no tienen nada que ver con la filantropía. Son instrumentos utilizados con frecuencia para proteger el patrimonio de personas que no desean que sus gobiernos y los ciudadanos sepan qué poseen.

HHF fue registrada en 2011 por Quijano y Asociados y tiene tres miembros: los dos hijos de Baldizón y su padre.

En el hotel también funciona un servicio de autobuses a la playa de San Juan del Sur, que es también propiedad de Bahías del Pacífico.

Las inversiones de Baldizón en Nicaragua no se limitan al hotel, a la empresa de maquinaria de construcción y las bodegas.

Meses después de la inauguración del hotel, en mayo de 2017, uno de las canales que controla el mexicano Ángel González en Nicaragua difundió un publireportaje (que puede verse en el minuto 32:50 de este video) en el que se anuncia que los inversores que promovieron Casa Imperial Managua, están detrás de un proyecto llamada Plaza Victoria.

Esta nueva inversión consiste en construir un centro comercial y un gran hotel junto al aeropuerto internacional de la ciudad.

El proyecto ya está en marcha, aunque por el momento sólo se ha realizado el movimiento de tierra y se han levantado unas garitas de entrada.

 

Plan Victoria, Managua. Foto: Asier Andres.

Se trata de un terreno de casi dos hectáreas ubicado entre dos de los mejores hoteles de Managua, el Camino Real y el Best Western.

La construcción corre a cargo de las máquinas chinas de Asia Trade de Baldizón, como pudo comprobar Nómada durante una visita al lugar.

En el publireportaje mencionado, un hombre llamado Levis Espinoza, que es representante legal de Bahías del Pacífico, describe plaza Victoria como un proyecto de HHF, la fundación de los Baldizón, y asegura que requerirá una inversión de 25 millones de dólares e incluirá un hotel de 75 habitaciones

Los planes del político petenero (y el tamaño de su fortuna) parecen no tener fin.

A finales de 2015, sus abogados Claudia Chamorro Batres y Pedro Ramón Polo Juárez crearon otra sociedad en Nicaragua llamada Air Land, que se inscribió como una empresa dedicada al transporte aéreo y que registró a comienzos del año pasado la marca SkyClub.

Baldizón, el pasado 22 de junio, publicó en su cuenta oficial de Twitter el video de la botadura de un avión en el aeropuerto de Managua y anunció que estaba emprendiendo un nuevo proyecto.

Nómada no encontró pruebas de la existencia de esta empresa.

Hasta el momento la única actividad conocida de Air Land es haber registrado dos marcas de supuestos medios de comunicación: Noti505 y Soy505, en una copia del medio guatemalteco Soy502, fundado hace 5 años.

 

Estos medios, por el momento, solo operan como páginas de Facebook y se dedican a difundir campañas negras contra la CICIG, la fiscal general Thelma Aldana y los antiguos rivales de Líder, como la excandidata Sandra Torres.

Baldizón asegura haber abandonado sus aspiraciones presidenciales, pero en realidad sigue tratando de incidir en el clima político del país. Ataca a quienes han emprendido la mayor ofensiva contra la corrupción en la historia del país y eso no es casual.

Al menos una de la empresas del político petenero, EMTRAC, está bajo investigación del Ministerio Público, como pudo comprobar Nómada.

Además, un empresario muy próximo a él y financista de sus campañas: Luis Gómez, el patrón de los autobuses urbanos de la Ciudad de Guatemala, también está siendo investigado.

En diciembre de 2016, el Ministerio Público le embargó a Luis Gómez 21 propiedades, entre fincas y apartamentos de lujo. Las autoridades sostienen que estos inmuebles fueron adquiridos con fondos desviados del subsidio al transporte urbano que recibía y gestionaba Luis Gómez, en parte, gracias a los oficios de Baldizón y su bancada.

Estos bienes estaban a nombre de una sociedad llamada Tecnología y Proyectos de Guatemala que fue creada en 2007 por, entre otros, un hombre llamada Carlos Roberto Paz Reynoso.

Paz Reynoso también ha ocupado cargos en la red de empresas de cartón de Baldizón. Ha sido gerente de First Real State y en Inmobiliaria e Inversiones Euro Reforma, dos sociedades que adquirieron valiosas propiedades durante la última campaña del político petenero, como halló esta investigación.

Baldizón sabe que la ola anticorrupción que sacude Guatemala ronda a su alrededor.

Con ese fantasma en Guatemala, Baldizón volteó a ver fuera de las fronteras nacionales. Nicaragua no solo puede ser un lugar donde invertir. Puede ser también un lugar adónde escapar.

Asier Andrés
/

Asier Andrés es un periodista español que trabajó en Guatemala por muchos años, en elPeriódico y ContraPoder. Es co-autor junto a Pilar Crespo del libro de Plaza Pública titulado ‘El coronel, el rector y el último decano comunista’, una investigación de tres años sobre el Archivo Histórico de la Policía Nacional.


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Fco. García /

    06/10/2017 10:14 AM

    Interesante reportaje. Aunque me gustaría que estuviera más ilustrado de los documentos que evidencian los vínculos de las propiedades con las empresas de cartón y testaferros de Baldizón. De otra forma, siento que pierde el carácter investigativo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    luis soto /

    03/10/2017 7:12 PM

    Como dijo la ex ministra de Salud... Pfffffff.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Esteban Reyna /

    03/10/2017 4:18 PM

    Ojalá que, con estos indicios de Nómada, de la corrupción del “1er. Doctor en Plagio de Usac” Manuel Baldizon, Cicig inicie investigación de su larga carrera de corrupción.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    GE /

    03/10/2017 3:58 PM

    muy buen reportaje, hubieran puesto los links de redes y hoteles para mandarle saludos manuel antonio MANo de mono

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Nuevas secciones