“No estás solo”: un mensaje de libertad   

Toda disidencia implica un alto grado de valentía. Cualquier tipo de posicionamiento contrario a lo que la mayoría cree y piensa requiere de bastante coraje, tanto en sentido de valor para enfrentarse a una dificultad, como de rabia e indignación frente a una situación adversa y que hace daño. Por ello en sociedades como la nuestra, conservadora y muchas veces más retrógrada, asumirse humanista y con valores éticos que no dependen de la existencia o creencia en una deidad es toda una hazaña.

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

Vaya publicitaria. Foto tomada de la página de FaceBook de Humanistas Guatemala.

Pero los de Humanistas Guatemala se atrevieron. Hace un par de semanas apareció en la calzada Roosevelt una enorme valla con un mensaje que, supongo, dejó atónitos, con la boca abierta y con dolor de ojos a muchos transeúntes creyentes y/o religiosos: “No necesitas un dios o una religión para ser buena persona. Si lo sabes, no estás solo”.

La incomodidad fue tan inmediata y tan agresiva que los dirigentes de un seminario católico, dueños del lugar donde se encuentra la estructura que sostiene la valla, exigieron que el mensaje desapareciera. Y claro, en la Guatemala confesional hay derechos que tienen un límite, como el de expresión por supuesto. Pocos días estuvo el mensaje en una de las calles más transitadas de la ciudad.

Afortunadamente el mismo se trasladó a otro punto y desde la carretera que conduce a El Salvador los de Humanistas Guatemala nos recuerdan que la ética, los valores, la posibilidad de construir una mejor sociedad y el reconocimiento de la existencia del prójimo (sí… con todo y la connotación religiosa de la palabra) no dependen de creer o no en algún dios.

El mensaje de Humanistas Guatemala es afortunado para el contexto guatemalteco porque aporta a la reflexión y al reconocimiento de identidades negadas y reprimidas por una sociedad en donde tenemos metida la religión en todos los espacios de formación y, peor aún, en la propia institucionalidad del Estado. No invita la gente a dejar de creer; no es una especie de evangelización a la inversa a través de la cual se exhorte a las personas a abandonar su fe, sus creencias y sus ritos y prácticas religiosas.

Lo que hace la asociación (y por ello me parece genial) es hablarle al que no cree, al que no tiene ni la necesidad ni la sensación de comprender la realidad a través del dogma religioso para explicarse la vida y la muerte, la existencia humana, el valor de las personas, la desigualdad social, la posibilidad de construir un mundo más humano, más justo y más solidario. Le habla, principalmente, al que no cree en ningún dios y no tiene el valor de aceptarlo porque no creer es, también, motivo de rechazo y discriminación social.

Y seamos claros: La discusión no remite a una reflexión marxista o una idea comunista. De hecho, la generación de las condiciones políticas y sociales para que una persona crea o no crea en lo que quiera creer o no creer, es un principio liberal fundamental para la existencia de las personas en una sociedad democrática. Sí: Principio liberal. Tan liberal como el libre mercado y tan liberal como la reducción del Estado.

Pero no. Acá estamos empecinados en llevar las cosas por el revés. Bajo la persistente idea que basta y sobra con la voluntad (que no política) de un dios para componer esta sociedad cada vez más salvaje, más agresiva, más violenta a pesar que la mayoría de la población es creyente y practicante de alguna religión, abandonamos la importancia del Estado laico y no confesional.

Mientras en una sociedad existan mejores condiciones para la imposición de una fe o religión, menos posibilidades hay para el ejercicio de la libertad de credo, una de las libertades fundamentales que nos garantizan nuestro ser social.

No se trata de poca cosa. Cuando las normas, la institucionalidad y la política pública se encuentran atravesadas por un credo religioso se legisla y gobierna sin tomar en cuenta las necesidades del ser humano, y se priorizan las de un ser etéreo que, lamentablemente, se presenta de distintas maneras dependiendo del tiempo y el lugar.

Por ello se agradece la valentía de Humanistas Guatemala. Se agradece que hayan puesto a prueba la vigencia del Estado laico, la libertad de credo y la libertad de expresión. Se agradece que hayan generado un ambiente de reflexión y discusión que nos permita darnos cuenta que los valores y la ética social deben ser generales y aconfesionales.

Luego cada quien, según su credo, su fe y el catecismo de la iglesia a la que asiste, que siga las prácticas específicas que le permitan ganarse el cielo. Mientras tanto necesitamos garantizar mejores condiciones de vida acá en esta existencia que es finita, pero sobre la cual sí tenemos certeza.

Ricardo Marroquín
/

Soy periodista, comunicador social, catedrático universitario, con una maestría en Estudios Estratégicos y en proceso de elaboración de la tesis de Sociología. Soy, además de fanático de los rompecabezas de mapas antiguos, cinéfilo y lector permanente de literatura, historia, periodismo y teoría social.


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

Anuncio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OPINIÓN / Política

Supongamos que los tres dicen la verdad (Arenas, Agüero y Mayorga)

Paola Hurtado

OPINIÓN

Las iglesias me hacían llorar

Bárbara I. Escobar Anleu

Política

Los 5 goles en el borrador de las reformas a la Ley Electoral

Jody García

OPINIÓN

Hablar en griego para cocinar en inglés y comer en chapín

Fresita La Hada

Política

Recuento: 3 empresas usaron a MCN para lavar dinero de Sinibaldi

Gladys Olmstead

OPINIÓN

Acoso sexual callejero en el transporte público

Observatorio Contra el Acoso Callejero Guatemala

OPINIÓN / Política

Por qué es importante frenar a los políticos y proteger al TSE (en 6 puntos)

Martín Rodríguez Pellecer

OPINIÓN

Por qué necesitamos de salud mental para poder vivir en Guatemala

Mercedes Bautista

Política

Esta es una propuesta para evitar más tragedias en los hogares seguros

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Gracias por estos tres años de viaje nómada

Martín Rodríguez Pellecer

Política

La (increíble/previsible) respuesta de Taracena a los audios

Jody García

Así respondió el MP cuando les mostré al asesino de mi hijo

Pia Flores

Política

El plan de Mario Taracena (UNE) para controlar al TSE

Jody García

OPINIÓN

Mestizo: M’zungu en África, un ladino en Guatemala y un maya en Escandinavia

Gustavo García

Política

Los ocho puntos que explican por qué ganó Carlos Vielmann

Asier Andrés

OPINIÓN

La situación de la ciencia en Guatemala, con datos

Enrique Pazos

Política

El presidente de la Corte tiene a Líder en la sombra

Jody García

OPINIÓN

Nuestra cultura se basa en el racismo y así la podemos deconstruir

Ricardo Marroquín

OPINIÓN / Política

Esto hice cuando la CICIG nos mencionó en la conferencia

Harris Whitbeck

OPINIÓN

¡Renoir apesta! Pero todas las opiniones son válidas

Juan Pablo Hernández Paredes

Política

Los hallazgos de la MACCIH sobre Berta Cáceres irritan al empresariado hondureño

El Faro

OPINIÓN

Si tengo 30 y él tiene 20, ¿deberíamos tener sexo?

Belén Marco

Política

La historia de mi padre, Pablo Escobar, “se repetirá” si no se despenalizan las drogas

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Cómo enfrentar el pasado y ser mejores hijos de nuestros tiempos

Itziar Sagone

15

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Verónica Tobar /

    16/08/2017 11:12 AM

    Me siento identificada con Asociación HUmanistas Guatemala. En mi vida he tenido que sufrir el acoso de muchas personas, amigas, conocidas y enammigas que han tratado de "convertirme" para ser creyente -dogmática. He sustentado mi derecho a "no creer", pero me he cansado en muchas ocasiones.
    Me gustó el artículo Javier, excelente reflexión. Ya es hora de utilizar el derecho a la libre expresión desde las minorías. Me resisto a ser parte la sociedad hipócrita que se dice cristiana y apoya la pena de muerte, entre otras contradicciones que no alcanzaría a enumerar aca.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Marroquín /

    14/08/2017 11:13 AM

    Excelente artículo. No debería ser "controversial", pero estamos en una sociedad cuadrada, retrógrada, corrupta y violenta, que castiga a cualquiera que no se alinea, además de dictar quién va o no al 'cielo'.

    Ser buena persona debe ser independiente a toda religión. Si tan solo nos guiásemos por el respeto a los demás, no necesitaríamos vestirnos de religión los domingos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Mario Chavarria /

      14/08/2017 3:25 PM

      Es increíble todo lo que se puede sacar de una sola palabra, para los del anuncio tal vez el orden de la frase es lo que altera su significado" no necesitamos de esto para hacer lo otro" "Los que no creemos en esto o apoyamos lo otro; tambien podemos ser esto o hacer aquello" los que escribieron la frase fueron prácticamente directos y podría decir que con cierta intención de molestar a todo aquel que cree en Dios y tiene una religión es obvio, y en Guatemala nadie se queda con una mejilla bofeteda, así que a ellos también les van a responder de la misma forma. Ahora para Ricardo, me parece muy bien escrito su columna, lo plantea con muy buen tacto orientando lo dicho en el anuncio al público ateo. Independientemente creas en Dios o sigas una religión, lo dicho en el anuncio es claro, y pienso que el enfoque debe de ser al echo de buscar SER UNA BUENA PERSONA y punto, "al buen entendedor; con pocas palabras" dice el dicho, creas en algo o no crea, lo que piden ser es: UNA BUENA PERSONA eso es todo. Y termino con esto: Busca el lado bueno de las cosas, no te mortifiques por lo que para ti parece malo, tal ves para alguien más, eso sea lo bueno.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Mary Carmen Rodriguez /

    14/08/2017 9:52 AM

    Me parecio una buena idea, inclusive se las mostre a mis hijas y la comentamos camino a casa (vimos la que esta en Calz. Aguilar Batres) en estos tiempos en que la religion -No Dios- esta tan desgastada y parecida a nuestra politica estas ideas son bienvenidas. No somos ateas pero tampoco vamos a ninguna iglesia, creemos en Dios pero no como lo pintan las religiones, somos libres de pensamiento y mente y apreciamos que otros piensen igual.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jennifer Asencio /

    14/08/2017 8:27 AM

    El lugar donde la ubicaron no fue el correcto ya que contradice lo que se defiende en el seminario en donde obviamente Si se necesita a Dios en Todo. Quizas di hubieran puesto el anuncio en otro lado, no llama tsnto la atencion; asi que para mi fue ganas de alborotar el hormiguero y esconder el pie. Sin Dios todo se vale, no hay moral ni valores que defender. A donde quieren llevar al pais.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    César A. /

    13/08/2017 8:26 AM

    ¿En serio esa es su definición de valentía? ¿Creer que no hay una deidad? Qué poco valor le da a dicha acción, realmente no pertenecer a una religión no hace valiente a nadie y poner una valla donde saben que causarán controversia se llama marketing basura, héroe es quien entra a un edificio en llamas a rescatar a otro, ustedes no lo son, simplemente son personas que se reúnen para hablar de sus ideas, nada más.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    hector tojas /

    11/08/2017 10:15 AM

    El argumento tiene un agujero y fallo enorme: muchos argumentan que la religion es inherentemente mala, promueve el mal en la gente por el fundamentalismo, y tiene su parte de razon.
    Promueve el lavado de coco y es muy cierto solo hay que ver lo que hacen pastores como Cash Luna.
    Sin embargo, lo mismo se podria argumentar respecto al mal, no se necesita ser religioso ni nada de eso para ser muy malo.
    ¿Creen ustedes que a los narcotraficantes, a los que explotan a las mujeres y las prostituyen les interese leer los evangelios o asistir a misa?

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Guillermo Maldonado C. /

    10/08/2017 7:50 PM

    Sobre el letrerito, va algo así como que hasta el recordatorio es necio… solo que como afirmación de Perogrullo. ¡Y que Dios nos perdone!

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Andrea Estrada /

    09/08/2017 10:36 PM

    Siempre es lindo leerte Ricardo. Muy interesante y acertado tema. Sos grande.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Ervin Chang /

    09/08/2017 4:46 PM

    Felicidades Ricardo por tu columna. Que los éxitos sigan llegando, y que al las luchas por defender tus ideas sean una voz para aquellos que no la poseen. Ánimo.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Miriam /

    09/08/2017 3:23 PM

    Muy buen artículo. No sé por qué la gente despotrica tan apasionadamente con esos temas. Cada quién debe buscar su propio camino para encontrar la felicidad. =)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Nuevas secciones