4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Epidemiólogo: “Temo un aumento brusco de casos que no podremos detectar”

En la principales calles de Guatemala, durante los primeros días del nuevo relajamiento de medidas, las personas avanzaban con mascarilla pero con dificultad para mantener el distanciamiento recomendado. Un experto habla de lo que que se puede esperar de esta nueva dinámica.

Actualidad COVID-19 P258

Escena de la ciudad en el primer día de aplicación del semáforo. Foto: Carlos Sebastián.

La Sexta Avenida de la zona 1 es un lugar concurrido y la pandemia sanitaria ha detenido poca de la actividad en esa área. El lunes 27 de julio, el primer día después de que el presidente Alejandro Giammattei anunció las medidas para reanudar de forma gradual las actividades económicas del país, en la Sexta Avenida había cientos de personas. Las mayores aglomeraciones se concentraban afuera de las empresas que prestan servicios básicos mientras que en algunos restaurantes ya se observaban personas comiendo en áreas cerradas.

A excepción por las mascarillas y el alcohol en gel en cada comercio, las diferencias entre una zona antes y durante la pandemia, es casi imperceptible. Vendedores informales en cada esquina, hombres ofreciendo parqueo a orilla de la banqueta y colas de vehículos en todas las calles y avenidas.

Con la reanudación gradual de actividades y con 46 mil 309 casos detectados hasta el lunes 27 de julio, ¿qué se puede esperar de esta siguiente fase del impacto de la pandemia de coronavirus en Guatemala? Kevin Martinez Folgar es un epidemiólogo guatemalteco que cursa un doctorado en la universidad de Drexel, en Philadelphia, EE.UU. Habló con Nómada para responder esa pregunta.

¿Cuál es el impacto de la reapertura cuando los casos aumentan cada día los días? Estas medidas van a repercutir en un nuevo pico de casos. El tema aquí es que no sabemos si estamos en un pico porque todavía hay un cierto límite en las pruebas que se están haciendo en el país. Uno de mis posibles miedos es que vayamos a tener un aumento brusco de casos que no vayamos a detectar porque estamos siendo limitados en el número de pruebas.

¿Cómo sería este nuevo brote? El Ministerio de Salud ha tenido un problema con el seguimiento de casos. Una limitante que ha demostrado tener se ejemplifica con la noticia de los recuperados, donde casi de un día para otro notificaron como recuperados a un montón de personas bajo la premisa de que ya había pasado tiempo suficiente desde que se infectaron y. por lo tanto, ya deberían haber estado recuperados si no aparecían en los listados de defunción”.

Eso deja ver que tristemente que el Ministerio de Salud no tenía un buen contacto o monitoreo con las personas que estaban infectadas y que por lo tanto no se puede saber si siguieron contagiando a más personas. Eso fue un gran problema que demostró tener el Ministerio de Salud”.

¿Cuáles son las implicaciones de esa falta de información? Si tenemos un límite en el número de pruebas y si se está declarando gente como recuperada solo con que pase el tiempo, la curva aparentemente va a bajar pero es una curva no confiable, no porque el gobierno se esté inventando los datos sino porque los está dejando de recolectar de manera adecuada.

¿Qué es lo más peligroso en el contexto de Guatemala? La situación económica en Guatemala no ayuda porque aún con las medidas, las personas tendrán que repensar sus negocios y la manera en que generaba sus ingresos. Esas medidas no son tanto individuales porque es falsa la idea de que la salud de una persona está en manos de uno mismo. Vivimos en comunidad y con una persona que se infecte, el riesgo para el resto es mucho mayor pese a cumplir con las medidas adecuadas.

¿Qué debe hacer la población? Mantener su distanciamiento social lo más posible. Guatemala hizo muy bien al inicio cuando pudo contener durante un tiempo prolongado el brote. Pero se falló en la detección de los nuevos brotes y en el rastreo de casos positivos para contenerlos lo más posible.

 

El distanciamiento social es casi imposible de cumplir tras el relajamiento de medidas. Foto: Carlos Sebastián.

La estrategia del gobierno podría variar

Edwin Asturias, director de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia COVID-19 (Coprecovid), explicó en el programa de radio Concriterio de dónde salieron los datos para que el gobierno iniciara con el proceso de apertura económica, pese al aumento de casos.

Asturias dijo que Guatemala, sobre todo la región central, entró en la aceleración de la epidemia al principio de julio y que hoy lo que están viendo es una estabilización y disminución de casos, aunque hay departamentos donde se reporta lo contrario, como Quetzaltenango y Escuintla.

“(...) El modelo epidemiológico de la Universidad de Washington hace cuatro a cinco semanas nos predecía que el pico sería de la mitad de agosto a septiembre. Eso nos requería estar preparados con aproximadamente 12 mil o 13 mil camas de intensivo. Imposible controlar la epidemia cuando teníamos apenas 3 mil 800 camas y 130 camas de intensivo. Hace dos semanas nos bajaron esa medida a que la necesidad de camas sería de 3 mil 800 y la de intensivos de 900. El día de ayer (lunes 27 de julio) el modelo nos pone con una necesidad de solo 2 mil 800 camas y de intensivo en 600”, explicó.

De acuerdo con el director de Coprecovid, con esos datos Guatemala se encontraba en momento para iniciar una reactivación económica ordenada.

En los primeros días del relajamiento de las restricciones se han hecho virales las fotografías de aglomeraciones en mercados, calles y restaurantes, donde se observaba a decenas de personas con poca distancia entre ellas, algunas sin portar de forma correcta la mascarilla. Asturias habló de lo que puede implicar que escenas como esa se repitan en este momento:

“Si reaperturamos económicamente y vemos lo que pasó en La Terminal, es claro que puede ser que el modelo se corrija y veamos una cantidad de contaminados en dos a cuatro semanas que va a cambiar la predicción que se ha tenido”, enfatizó.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Libertaria /

    03/08/2020 4:05 PM

    Periodismo basura, para variar. Muchos ya sabemos que esto de la plandemia no es nada más que negligencia médica en el sistema de salud, muertes inducidas y CERO VIRUS. Órdenes de la Organización Mundial del Genocidio. Expertos internacionales ya han hablado la verdad y han explicado cómo es que esto está funcionando. Si creen que a 17 millones de brutos se les puede seguir dando atol con el dedo y ver la cara de babosos, se equivocan...y más sabiendo que entrevistan a epidemiólogos vendidos y mediocres como ese. Todavía habemos seres pensantes y vivimos cuestionando TODO! Como debería de ser. DEJEN DE ENGAÑAR A LA GENTE!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Julio Ordóñez /

    29/07/2020 10:07 AM

    Deberian preguntar a los responsables de manejar el covid, Asturias, porqué ahora no dan información de los nuevos casos porque dan la tatolidad acumulada para disfrazar el impacto de la epidemia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Libertaria /

      03/08/2020 4:07 PM

      Porque no existen los famosos “nuevos casos”. La mentira global más grande en la historia. Ya muchos sabemos que ha sido negligencia médica en el sistema de salud, por órdenes de la Organización Mundial del Genocidio. Protocolos hechos para inducir personas con cuadros clínicos delicados a la muerte. Ese dichoso virus se hizo débil durante los primeros dos meses, NOS ESTÁN ENGAÑANDO! POR FAVOR, SALIR DEL LETARGO YA!!! Nuestras libertades están en juego!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones