5 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Resumen del día: Una nueva etapa de incertidumbre cortesía de Jimmy

Cómo está la crisis migratoria y el apuro diplomático que desató Jimmy Morales y que provocó el enojo de Donald Trump. Te lo explicamos en este resumen del día.

Actualidad Donald Trump estados unidos Jimmy Morales Resumen del día Tercer país seguro

Donald Trump.

Foto: Flickr

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

La presión por parte de Estados Unidos —y más específicamente del presidente Donald Trump— hacia Guatemala por no haber suscrito el acuerdo de tercer país tiene al presidente Jimmy Morales en apuros y sus reacciones lo evidencian.

Intentaremos explicarte cuál es la situación y cómo llegamos a este punto.

Primero, hay que entender que ésta es una crisis. Y no solo una crisis diplomática. Hay una crisis humanitaria que ha estado invisible durante décadas y que se ha intensificado en los últimos meses. Desde que las caravanas de centroamericanos salieron de la clandestinidad la atención de Trump hacia qué hacen los países del Triángulo Norte para combatir la inmigración ilegal tiene los focos encendidos.

Desde octubre del 2018 a través de sus redes sociales, Trump ha exigido apoyo —o retribución— de Guatemala y Honduras con la amenaza de recortar ayuda; y ha encontrado buen pasto para quemar durante su campaña de reelección. Recordemos que el discurso anti-migrante elevó su caudal de votos y destapó el apoyo del estadounidense más tradicional y ultraconservador. En su primera campaña prometió un muro que separara México de Estados Unidos, esta vez su “muro” se extendió hasta la frontera con Guatemala.

Desde las primeras caravanas más visibles la amenaza era el recorte de ayuda. Fuentes en Usaid han revelado que fondos para programas ya no se han asignado y corren el riesgo otros más que eran apoyados por la cooperación estadounidense.

La política exterior comandada por Jimmy Morales se enfocó en buscar acuerdos que calmaran los ánimos de Trump y prometían beneficios para la ciudadanía guatemalteca que escapa de la pobreza, violencia y la corrupción. Pero, no ha sido así.

Publicaciones en medios estadounidenses advirtieron de que en los acuerdos que buscaban firmar Jimmy Morales y Donald Trump estaba el establecimiento de Guatemala como un tercer país seguro, algo que encendió las alarmas sociales; esto por dos razones clave: 1) ese tipo de acuerdos tienen que pasar a discusión del Organismo Legislativo; y, 2) Guatemala no tiene las condiciones de seguridad mínima para ser un territorio temporal para solicitantes de asilo en Estados Unidos.

Ahí empezó el conflicto local y diplomático. Cinco excancilleres y exembajadores, el excandidato Manfredo Marroquín y el Procurador Jordán Rodas presentaron ante la institución que al final garantiza un orden constitucional y respeto a las leyes, recursos de amparo para advertir sobre las irregularidades de aceptar acuerdos migratorios como el que pretendía Jimmy Morales y sus aliados.

El presidente adopta cantaletas a su beneficio cuando las condiciones se tornan desfavorables para él. Recordemos que estamos en una sociedad democrática, en un juego de pesos y contrapesos para evitar dictaduras, abusos de autoridad y excesos en la gestión pública.

• Leé: Cómo Jimmy (y sus aliados del Cacif) llevan a Guatemala directo al infierno, por Martín Rodríguez Pellecer

Jimmy Morales recita que fue electo por “la mayoría de guatemaltecos”. Pero, hagamos un paréntesis aquí. En efecto, él consiguió la venia de 2 millones 393 mil 269 votos de los 7 millones 556 mil 873 ciudadanos aptos para votar. Esto, en una población —estimada, porque aún no lo sabemos a cabalidad— de 16 millones 176 mil 133. Es decir, 2 millones que decidieron el rumbo de 16 millones.

Antes de que brinque o que se ahogue con el café. Es cierto que no toda la población puede votar. En Guatemala, en particular, tiene que ser mayor de edad y empadronado. Entonces se acepta el juego democrático de que quienes votan deciden y son quienes con “representatividad” de toda la población definen el gobierno cada cuatro años.

En países como Argentina, Perú o El Salvador no se necesita empadronarse, solo con el documento de identidad vigente ya se permite votar; en Brasil o en Nicaragua, incluso, desde los 16 años ya se puede ejercer el derecho cívico de elegir—.

Regresando. Jimmy Morales, con el argumento de que él es el todopoderoso Presidente Constitucional de la República rechaza el rol de las instituciones de contrapeso y pone —de nuevo— en riesgo la institucionalidad.

Ayer y hoy el presidente Morales ha enviado mensajes para poner a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad como enemigos sociales por la resolución a favor de los excancilleres, los exembajadores, el excandidato presidencial y el PDH. Acusándolos de “no entender” el tema de los acuerdos migratorios que buscaba firmar con Donald Trump.

 

Aquí hay algo que mencionar y hacer énfasis. Jimmy y la comunicación oficial ha evitado a toda costa mencionar que el acuerdo era por un “Tercer país seguro”, sin embargo, el mismo Donald Trump en conferencias, declaraciones y en sus redes sociales sí ha dicho que ese era el punto medular de los acuerdos y por ello amenazó con evaluar los aranceles a las importaciones desde Guatemala y al envío de las remesas de los inmigrantes en aquel país.

Este jueves añadió algo más a la presión: analiza prohibir que los guatemaltecos viajen hacia Estados Unidos. No dijo cómo, ni dijo el tiempo. Mientras eso ocurre, Jimmy ha emprendido una campaña para desacreditar a la CC y ya se han sumado otros actores aliados al gobierno, como la misma Junta Directiva del Congreso de la República y las cámaras empresariales.

La presión podría tener efecto. El secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, dio una declaración este jueves que despeja un poco el desenlace de este apuro diplomático. El funcionario estadounidense dijo que “confía” en que Guatemala terminará aceptando el acuerdo de “tercer país seguro”.

 

La situación es la siguiente. El Organismo Ejecutivo presentó una acción de revocatoria ante la CC para revertir el amparo. En el Congreso ya se mueven los hilos para conseguir los votos que Guatemala acepte el acuerdo —si se llega a presentar—. Se ha presentado una acusación en contra de magistrados de la CC. Y hay una campaña de desprestigio, impulsada por el propio Jimmy Morales contra el tribunal constitucional.

En ese contexto, también este jueves, la congresista demócrata de origen guatemalteco, Norma Torres, pronunció un discurso ante la Cámara de Representantes de EEUU donde envió un mensaje de solidaridad con el país y dijo “no están solos, no pierdan la esperanza”.

Es importante mantener abiertos los ojos y defender la poca institucionalidad que queda en la era jimmysta.

***

«Donald J. Trump»by Nathan Congleton is licensed under CC BY-NC-SA 2.0

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Federico /

    26/07/2019 4:17 PM

    No será contradictoria la posición de la PDH? Cuando se trata de personas que vienen huyendo de sus países ( la mayoría de las que viene son personas trabajadoras buscando un mejor futuro) es un acto humano tratar de acomodar, si se puede, en nuestra sociedad, es una responsabilidad moral.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Henry Martínez /

    25/07/2019 7:09 PM

    Ok, seamos tercer pais seguro, pero tambien debemos poner nuestras condiciones.
    Se me ocurre algo asi como pedir una cifra equivalente al presupuesto de la nación, a cambio de serlo. Y que esa cifra sea acreditada de forma anual anticipada, previo a la firma y que garantice que no se generará deuda pública con ese país.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones