¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El guardián de la ‘Caja de Pandora’ necesita repetir en la Muni

El 27 de abril de 2018 falleció por un paro cardíaco Álvaro Arzú Irigoyen y se detuvo la respiración de sus seguidores y de la élite conservadora. ¿Quién lo reemplazaría como líder? ¿Quién sucedería al alcalde invencible que había gobernado la Ciudad de Guatemala por cuatro períodos, 20 años seguidos? En pocos minutos ya estaba circulando la foto de un hombre sonriente, de apariencia sobria y con un semblante sereno: así fue como Ricardo Quiñonez Lemus dejó el anonimato mediático y se convirtió en un personaje público. Más de un año después encabeza las encuestas y todo apunta a que será un final reñidísimo, de fotografía, contra Roberto González. Su candidatura tiene además una misión importante dentro del Partido Unionista: proteger los secretos que siguen en la Caja de Pandora.

Alcaldía de Guatemala Elecciones Guatemala 2019 Partido Unionista Ricardo Quiñónez

Ricardo Quiñónez.

Ilustración: Diego Orellana

• WikiElectoral: todo lo que necesitás saber antes de votar

Capítulo 1. Un año de campaña: micro-mítines

El 23 de mayo de 2018, Naty Soberanis y Alma López, dos amas de casa, se levantaron muy temprano, se pusieron sus mejores vestidos y se maquillaron para conocer en persona a Ricardo Quiñónez, en una de sus primeras jornadas de supervisión de obras. Nómada lo siguió.

El nuevo alcalde y su comitiva, de unas 25 personas -entre agentes de seguridad, técnicos y comunicadores-, supervisaron las obras municipales en La Verbena, una colonia marginal de la zona 7.  Los funcionarios municipales llegaron a verificar la renovación de un kilómetro de asfalto, la instalación de una nueva parada de buses y la construcción de un parque en el barrio, reconocido como un área roja por la inseguridad.

–Hasta ahora lo estamos conociendo. Si no viene, ni nos enteramos de que ahora él es el alcalde, contó entonces Alma.

No había pasado ni un mes desde que falleció Alvaro Arzú y su sucesor ya estaba metido de lleno en el cargo como alcalde de la Ciudad de Guatemala, con una agenda cargada de trabajo. Y desde entonces no ha parado.

El 30 de abril de 2018, Quiñónez tomó las riendas del gobierno municipal de la Ciudad de Guatemala, donde se estima que habitan 1 millón de personas y otros 2 millones llegan a diario para trabajar, y donde se concentra el poder político y económico de este país centroamericano de 17 millones de habitantes

Desde entonces se dedicó a elevar su perfil y su rostro dejó de ser un desconocido: inauguró y supervisó obras por toda la Ciudad –participando en reuniones con vecinos, que parecen pequeños mítines de campaña–, apareció en los noticieros de la televisión abierta –del empresario Ángel González y su esposa Alba Lorenzana, prófuga tras una investigación de la CICIG– en los horarios de mayor rating e hizo una campaña intensa que le tiene a la cabeza de las encuestas.

Esa fue la misma estrategia de Alvaro Arzú para reelegirse una y otra vez como alcalde.

Para eso preparó una agenda de trabajo bien estructurada. Quiñónez dedicó todos los miércoles para supervisar obras en diferentes barrios capitalinos, acercarse a los vecinos y escucharlos. Los lunes por la mañana para reunirse con los alcaldes auxiliares y por la tarde con el Concejo, igual que los miércoles. El resto del tiempo lo dedicó para atender la oficina principal de la ciudad más grande de Centroamérica respondiendo llamadas, atendiendo reuniones y, sobre todo, resolviendo problemas con su equipo de trabajo, que coordina través de los radiotransmisores que les dejó Arzú.

Ricardo Quiñónez tenía los conocimientos y las herramientas para continuar el legado del alcalde; estudió una licenciatura y un máster Administración de Empresas. Y durante la presidencia de Arzú (1996-1999) ocupó varios cargos técnicos de bajo perfil. En 2002 fue fundador del Partido Unionista junto con Arzú; con esa plataforma política empezó en 2004 una carrera que se extendió durante 14 años en la Municipalidad como síndico y concejal. Hasta que en el 2018 se convirtió en alcalde sustituto y ahora la apuesta es seguir en el cargo por lo menos cuatro años más, hasta el 2024.

Capítulo 2. La Caja de Pandora y los nervios del alcalde

El estilo de Ricardo Quiñónez pareciera ser muy diferente al de Arzú: es conciliador, diplomático y cercano a la prensa. Pero su tranquilidad se acaba cuando se le increpa por las anomalías en la administración municipal y su comportamiento en la campaña electoral.

Hay mucho que cuestionar sobre la gestión del Partido Unionista en la Municipalidad de Guatemala. Pero lo más serio es el caso Caja de Pandora, que salió a luz el 5 de octubre de 2017 y que llevó a la CICIG y al Ministerio Público a pedir el retiro de la inmunidad de Arzú para investigarlo a fondo por el delito de financiamiento electoral ilícito y peculado por sustracción. No se le quitó el antejuicio porque lo protegieron la jueza Judith Secaida y los magistrados Jaime González y Beyla Estrada.

 

Le investigación determinó que la Municipalidad de Guatemala, a cargo de Arzú, le pagó a Byron Lima –sentenciado por el asesinato de monseñor Juan Gerardi– por propaganda, bienes y servicios para la campaña electoral del partido Unionista. Para eso se usaron fondos del Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana, a través síndico primero Luisa María Salas y Zorayda Hericx, subdirectora de Atención a las Comunidades Precarias.

El contacto con Byron Lima se hacía a través de su hermano Luis o su pareja Alejandra Reyes, quien estaba encargada de conseguir facturas en blanco para entregarlas a la Municipalidad, donde las llenaban con datos y gastos que no ocurrieron y solo eran parte de una forma de esconder el destino del dinero, según las evidencias de la investigación del MP y la CICIG.

Además, Alejandra Reyes reconoció que en les dieron plazas en la Municipalidad a ella, a su mamá y a Andrea Monzón Ramos, esposa de Obdulio Villanueva. Este último fue condenado también en el caso del asesinato de Monseñor Gerardi, junto con Lima.

Además, Byron Lima se aprovechaba de las esposas y madres de reos para beneficiar al Partido Unionista. Dentro de los audios de las llamadas entre Herincx y Lima, ella le solicita que le organice actividades, como talleres de bisutería y de autoestima, para las señoras. Agrega que deben hacer un registro de las señoras, para saber si pueden afiliarse al partido. Según la funcionaria municipal, las personas que reciban las capacitaciones deben de entender que el taller es para las familias de los presos, porque ellos no pueden votar, “pero sus familias sí”.

Ante esta solicitud, Byron Lima le dice que él tiene el registro de 200 señoras que llegaron a una actividad del día de la madre y que les gustaría recibir los talleres. Explica que, además, son mujeres líderes en sus comunidades:

–Son unas viejas tan relajeras y tan mueve masas… Esas doñas son las que me he llevado yo para lo de Ríos Montt y para mi caso.

El caso se llamó Caja de Pandora por el secretismo con el que Arzú y el unionismo han administrado la municipalidad. Han puesto trabas a la fiscalización periodística y no han tenido opositores ávidos de transparencia en la comuna.

Así han podido ocultar ilegalidades como la contratación que hizo Quiñónez de Patricia Escobar de Arzú, la viuda de Alvaro Arzú, con un contrato de Q25 mil mensuales, después de que falleció el jefe de la municipalidad. Algo así como una pensión de lujo por viudez a la que no tiene acceso ningún otro empleado ni vecino de la municipalidad.

La Caja de Pandora de la Municipalidad también incluye una cultura de impunidad para violadores sexuales. Una investigación de Nómada reveló que la administración de Arzú no actuó ante las denuncias de abusos sexuales de Bruno Campo en la Escuela Municipal de Música e incluso, lo becó para que fuera a Europa.

LeéMuni: Cuatro mujeres narran la historia de abusos sexuales del director protegido

Sobre el financiamiento y la relación con Byron Lima, sobre la contratación de familiares de Arzú y sobre la protección a Bruno Campo después de las denuncias de violencia física y violencia sexual Nómada quiso entrevistar al alcalde y candidato Quiñónez.

 

Publicidad de Ricardo Quiñónez. Foto: Carlos Sebastián

Publicidad de Ricardo Quiñónez. Foto: Carlos Sebastián

Este periodista lo siguió en una jornada de supervisión de obras el miércoles 5 de junio de 2019. Ese día hizo un recorrido por las zonas 1 y 5, para verificar labores de recapeo de calles, cambios de tuberías de agua, remozamiento de banquetas y la supervisión de un centro de atención canina. Y así respondió a las preguntas:

–¿Por qué contrató a Patricia de Arzú y por qué no hacer una contratación por oposición? ¿Por qué en la alcaldía se siguen haciendo contrataciones a dedo? ¿Cuál es su política de servicio civil?
–No, no, no. Permítame. Eso de contrataciones a dedo no es algo que se haga. Como usted lo dice, ya se siente una carga en la pregunta. Yo le quiero decir que lo que tenemos es un esfuerzo de personas que son profesionales a todo nivel. Cualquiera puede ponerse a discutir si tiene la capacidad o no.

–¿Por qué no hace un concurso de oposición (para ver si Patricia de Arzú es la mejor candidata para el puesto)?
–Tenemos una persona (Patricia de Arzú) que tiene la capacidad de poder hacer un trabajo y que lo está haciendo y que lo ha hecho. No, no es una persona que no sabe del tema. O sea, sí sabe del tema. Y esa es la mayor virtud.

–En otro tema. El Partido Unionista sufrió un fuerte golpe con el caso Caja de Pandora. Salieron a luz casos de plazas fantasma, mítines organizados por personas Byron Lima… ¿Usted va a contribuir con la justicia para esclarecer esto?
–Se ha dicho mucho. Y no solo en este caso. Hay muchos casos en el sector justicia. Se tiene que investigar y eso le compete al Ministerio Público. Hemos abierto todos los expedientes en la Municipalidad, (atendido) todos los requerimientos, a todo hemos respondido de forma inmediata, de forma pronta y es eso es parte de lo que tenemos que hacer en cualquier tipo de esfuerzo. Lo que es la oficina de acceso a la información ahí está, tiene todos los datos de lo que sucede en la Municipalidad de Guatemala. Queremos hacer las cosas bien y nos estamos esforzando por hacerlas.

–Después de este caso, ¿usted se planteó hacer una auditoria interna en la Muni?
–Manejamos una mejora continua en todos los procedimientos. Tenemos instalado el sistema de SAP, de transparencia, de mejor manejo de recursos y de mejora continua. El sistema SAP tiene como resultado el ordenamiento de las finanzas, el poder tener un expediente electrónico de cada uno de los procesos, de las contrataciones y de cada una de las obras que se llevan, se costean, hay un seguimiento, está electrónico y todo da un esfuerzo de cara a hacer mejor las cosas, que impacta la transparencia, la eficiencia de la Municipalidad. Y por eso, nosotros, con un presupuesto de Q1 mil 600 millones, que es Q400 millones menor al de la Usac, podemos hacer esto que usted está viendo, más o menos, a través de la eficiencia de los recursos, a través de una mejor continua.

–Pero todos estos métodos y procesos de transparencia tienen un fallo. ¿Cómo explica el Caso Caja de Pandora?
–Estamos hablando de mejora continua. Y ese caso está ahí. Y usted vaya a averiguar qué es lo que están investigando y cómo están investigando. Hemos expuesto y aportado todo lo que se ha requerido. Y usted no puede condenar a nadie. Eso le corresponde a las autoridades competentes.

–No lo estoy condenando. Yo solo lo estoy cuestionando. 
–No. Usted me está diciendo que… Bueno, lo que le quiero decir es que hay autoridades que les corresponde hacer eso. Y ahí está, y nosotros de nuestro lado, entregar toda la información y ser pues esto, un esfuerzo de mejora continua, que es lo que estamos haciendo hoy.

–Pero en el caso Caja de Pandora salieron a luz plazas fantasma; la esposa de Byron Lima lo reconoció
–Pues puede decir mucho. También han salido diciendo otras cosas. Eso no me corresponde a mí. Hay juez competente, hay investigación. Yo no puedo darle esos detalles. Tiene que ir ahí. De nuestro lado, nosotros hacemos lo que tenemos que hacer, que es aportar todo lo que se solicita.

–¿Usted está seguro de que no hay plazas fantasma en la Municipalidad de Guatemala?
–Mire, eso le corresponde al ente investigador.

–Pero usted está a cargo de la Muni.
–Nosotros tenemos un proceso de mejora continua y hacemos todas las auditorías, abrimos a los contralores toda la información. Y ahí está. Vea el informe de la Contraloría de este año, vaya a buscar que están señalando o qué evidencias han encontrado de la Municipalidad. Ahí está todo.

–Señor alcalde, también hay señalamientos de agresiones sexuales en la Escuela de Música.
–Gracias. Muchas gracias. Déjeme que atienda a estas personas (vecinos).

 

Ricardo Quiñónez. Foto: Carlos Sebastián

Ricardo Quiñónez. Foto: Carlos Sebastián

El caso Caja de Pandora sigue su curso en el Juzgado de Mayor Riesgo D, a cargo de la jueza Ericka Aifán. Hay otro caso de financiamiento electoral ilícito a Patricia de Arzú que publicó Nómada y que está estancado en tribunales. Y las autoridades judiciales aún deben investigar al responsable y a los cómplices en el caso de abusos sexuales en las Escuela Municipal de Música.

La interrupción de la entrevista tampoco permitió preguntas sobre los problemas más grandes de la Ciudad. Como agua, el manejo de desechos, el basurero, el transporte público, el tráfico, o las escasas áreas verdes públicas. Quiñónez tampoco participó en ninguno de los debates con rivales para ser cuestionado sobre estos temas.

Capítulo 3. Relación de familia, como la tradición arzuísta

El padre del alcalde, Ricardo Quiñónez Sandoval, participó en la política. Fue dirigente del grupo paramilitar y partido político Movimiento de Liberación Nacional (MLN) –conocido como el ‘partido de la violencia organizada’– en las décadas de 1960 y 1970. Ahí coincidió con Alvaro Arzú Irigoyen, que formó parte de ese movimiento de ultraderecha.

Pero Quiñónez Sandoval y Arzú no solo coincidían en sus ideales y sentimientos anticomunistas. También eran muy buenos amigos y vecinos. Las familias de ambos vivían en residencias cercanas al Hipódromo del Norte, en la zona 2, en el antiguo barrio aristocrático de la Ciudad.

Por esa cercanía, el ahora alcalde Ricardo Quiñónez conoció a la que ahora es su esposa, Wilson Arzú, con quien se casó en agosto de 1993.

Dominique de Quiñónez es hija de María Mercedes Arzú Irigoyen, la hermana de Alvaro Arzú, y del empresario inglés Henry Hugh Wilson.

Aunque no hace públicas cuestiones sobre su fe, el nuevo alcalde es católico practicante y próximo al Opus Dei, la rama más conservadora de la Iglesia católica. Es contraria a la igualdad de género, los derechos reproductivos y la diversidad sexual.

María Mercedes Arzú Irigoyen, su suegra, es una líder reconocida dentro del Opus Dei. Y además, es fundadora y presidenta de la Fundación Familia de las Américas, una organización ultraconservadora que descarta el uso de técnicas de planificación científicas para las mujeres. Califica a la educación sexual integral como ‘pornografía barata’ y dice que las organizaciones que velan por la salud sexual y reproductiva de las mujeres son ‘el demonio solapado’.

Quiñónez ha participado en el desarrollo de cuatro organizaciones sin fines de lucro, como la Fundación para la Familia de las Américas, la Asociación de Gerentes de Guatemala, de la que fue directivo; la Universidad del Istmo, donde fue consejero; la Fundación para el Desarrollo Integral (FUDI), directivo, y el Club Rotario de Guatemala.

Capítulo 4. La oposición: Un arzuísmo light

Rodolfo Neutze, secretario general del partido CREO, antiguo aliado y ahora principal competidor de Quiñónez para la alcaldía, cree que la Municipalidad a cargo de Quiñónez ‘queda igual’ que en tiempos de Arzú.

CREO postula como candidato a alcalde a Roberto González, conocido como Canela, quien ofrece un ‘cambio inteligente’ en la Municipalidad de Guatemala. Está en un empate técnico, tres puntos atrás de Quiñónez.

Rosa María Botrán, concejala de oposición por Viva, recuerda que la gestión de Arzú en la Municipalidad de Guatemala era ‘dictatorial’ y hasta ‘opresora’. Y ahora, con Quiñonez, al frente de la comuna, las relaciones entre el oficialismo y la oposición dentro de la Muni empezaron a cambiar hacia un tono más amable y cordial.

El problema, según la concejala, es que el conflicto de fondo persiste: No hay discusiones.

– Nos convocan dos veces a la semana para hablar sobre casos de vecinos que quieren que se levanten multas de tránsito, cobros en el servicio de agua o de tasas, pero los grandes problemas se quedan en el olvido.

Según la concejala Botrán, la búsqueda de soluciones a los problemas de acceso al agua potable, el tránsito, el manejo basura o la seguridad no se discuten en las sesiones del Concejo Municipal.  Pero la mayor preocupación de la concejala es la falta de transparencia.

El Ministerio Público y la CICIG tienen en curso tres investigaciones por malos manejos de recursos públicos en tres fideicomisos de la comuna: Fideicomiso Metropolitano de Manejo de Recursos Naturales y Recreación, Cultura y Deporte (Manrec), Fideicomiso de Transporte de la Ciudad de Guatemala (Fidemuni) y el Fideicomiso de Apoyo a la Planificación Urbana (FAPU).

En el caso de Manrec se averigua sobre pago de comisiones ilegales al Crédito Hipotecario Nacional –el fiduciario– y la contratación irregular, entre 2010 y 2015, de 11 empresas por Q158 millones. En Fidemuni las investigaciones están orientadas a determinar las irregularidades en el gasto de Q2.1 millones para servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de 28 buses del Transmetro y por el arrendamiento de unidades de transporte por el FAPU.

Para la concejal Botrán, Quiñónez no representa una mejora respecto de Arzú.

–Ricardo Quiñónez, así como Arzú en su tiempo, ahora tiene una gran deuda con la ciudadanía para ser transparente y con las autoridades para aclarar los señalamientos. No es tiempo de campaña, sino de hacer verdaderos cambios.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    David /

    13/06/2019 4:30 PM

    Interesante artículo, pero se pasean en todo por la redacción tan pésima que incluye palabras inexistentes. Como es posible que hagan referencia a "consejala" (que aparte se oye horrible) cuando en español existe únicamente "consejal" que es un sustantivo neutro. Igual que otra de sus periodistas hace referencia a su "cuerpa" y no a su "cuerpo", simplemente porque a la chula le parece un sustantivo muy "patriarcal". Por favor, ya la ideología de género a hecho suficientes desbarajustes como para que también la vengan a "cantar" con el rico idioma español.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    julian Orteman /

    13/06/2019 10:14 AM

    lamentablemente esa eleccion en la alcaldia se a vuelto mas de lo mismo, el como votar por la caca o el vomito, Canela no es mas que otro mafiosaso de los muchos que pululan en el ambiente politico guatemalteco, y que a visto en la muni su botin a costa de la muerte del señor de los vergazos que ya esta a tres metros bajo tierra, si es cierto que se murio. En cuanto a la cercania de Quiñonez al Opus dei, es normal de guatemala, como muchos de la elite FIFI de guatemala.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    12/06/2019 8:20 PM

    Sacar a la familia arzu , para que entre la familia de canela , mejor que todo siga igual ... Lo máximo sería que viniera otra gente ... Con otra visión , pero resulta que no hay ... No cabe duda que el sistema está hecho a la perfección .... Lo mismo pasa con la presidencia del país. El único que puede hacer algo es Manuel VILLACORTA de allí para adelante todo se torna gris...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      - /

      13/06/2019 6:33 AM

      Desde que te echaron de la zona de comentarios de prensa libre....ahora estas mas "activo" en nómada verdad vos "Víctor lopez".... Hector Arnoldo hernández rojas......esa tu táctica de simular simpatías a favor de villa corta es pura paja.....vos recibis ordenes de la FCT y estas a favor del galdamez.....

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    12/06/2019 4:13 PM

    .
    .
    .
    O VOTAMOS POR EL CÁNCER, O VOTAMOS POR EL SIDA

    Roberto González es un corrupto de primera. Sin haber llegado a Tu Muni ya está repartiendo el pastel.

    Sin embargo, es necesario cerrar de una vez por todas la Caja Chica de las dos mafias familiares: Arzú García-Granados y Arzú Escobar.

    Y esto solo se logra votando por el corrupto y sinvergüenza Canela.
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Miguel Flores /

    12/06/2019 3:26 PM

    Jóvenes... !Que buen título¡
    Impresionante información.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones