3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

4 Factores claves para entender el futuro de las elecciones en EE.UU.

El panorama para las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de este año ha cambiado drásticamente en los últimos meses. La pandemia de coronavirus ha dado paso a una recesión económica grave, lo que ha afectado principalmente el crecimiento de empleos. También se está experimentando una ola creciente de disturbios civiles por la desigualdad étnico-racial y la brutalidad policial, provocando protestas en todo el país.

Entender la política EE.UU. P369

Donald Trump

Fotografía: Mother Jones

La respuesta del presidente Donald Trump a ambas crisis ha expuesto aún más su estilo conflictivo y divisorio, volviéndose más impopular entre los votantes quienes serán críticos para decidir el resultado de las elecciones. Los temas clave a falta de cuatro meses de las elecciones son los siguientes:

1. Economía: La débil demanda seguirá pesando sobre las empresas y lo más probable es que se mantenga el desempleo alrededor del 10% en el momento de las elecciones (un porcentaje alto si se compara con el 3,5% de febrero). No se espera una recuperación de la economía en el tercer trimestre, pese a la apertura que ha incentivado Trump.

Millones de estadounidenses se han beneficiado por el bono de desempleo otorgado desde el comienzo de la pandemia, pero los efectos de la recesión no han mermado y no hay garantía que este beneficio se prolongue más allá de julio de este año. Ese puede ser un aspecto clave en la campaña, siendo que las condiciones económicas imperantes en el corto plazo son un elemento que consideran los votantes indecisos que buscan mejoras en su situación particular.

2. Colegio Electoral: Cada Estado posee diferente número de súper-electores. El sistema electoral de los EEUU -de votación indirecta-, mantiene disparidades que reflejan la desigual ocupación del territorio: California es el Estado más poblado (55), seguido por Texas (38), Nueva York (29) y Florida (29). Desde 1996, el triunfo presidencial Demócrata se ha dado con victorias en California, Nueva York y Florida, mientras que el Republicano fue posible cuando ganaron en Florida. Uno de los rasgos distintivos de la elección en EEUU es que los Estados tienen comportamientos políticos estables, con inclinaciones definidas. Desde 1992, California y Nueva York han dado la victoria al candidato demócrata y Texas al republicano; generando un sistema en que los candidatos invierten pocos recursos y tiempo en las zonas donde dan por seguro el triunfo o la derrota, sin considerar la importancia demográfica de los Estados en cuestión.

Siendo así, tienen relevancia los Estados en los cuales Trump ganó en 2016 con escasa diferencia: Michigan (16), Pennsylvania (20), Florida (29) y Wisconsin (10). El resultado de las elecciones de 2020 se decidirá en particular por los votantes de las zonas suburbanas y las zonas industriales en dificultades.

3. Fórmula presidencial: Joe Biden tiene elementos a favor como su experiencia y amplio respaldo desde la plataforma del Partido Demócrata. Su victoria en las primarias frente a Bernie Sanders tuvo un margen importante, logrando captar al día de hoy al público demócrata más progresista.

No obstante, uno de los elementos que sin duda puede ser clave es quien acompañe a Biden en la vicepresidencia. Biden ha declarado que será una mujer quien lo acompañe, y sin duda será una candidata de los Estados clave que ayuden a inclinar la balanza. Sobre los nombres, se ha especulado que podría ser alguna política de los Estados que en 2016 Trump ganó con leve diferencia, buscando aprovechar además la estrategia del Gobierno que se ha presentado como conflictiva, tanto para combatir el Covid, así como con el tema de Black Lives Matter.

4. Relación con el mundo: un tema que merece un análisis aparte es el de las relaciones que EEUUU mantiene con sus pares más mediáticos; la tensión con China o con Rusia es un tema que perfectamente puede voltear la situación interna a un especial foco de atención de la política exterior de los EEUU. La situación comercial con China, y la política con Rusia siempre son elementos que repercuten en cuanto al nacionalismo estadounidense y ese es un factor que al menos no se ha desarrollado con fuerza, pero aún restan meses para observar movimientos con ambos temas.

Esta campaña electoral tiene la particularidad que el nivel de exposición pública ha restringido principalmente a Biden frente a Trump. Eso obliga a que los enfoques de la campaña sean mucho más dirigidos y con un público cautivo, el necesario para ganar las elecciones.

Iván Acuña Chaverri
/

Politólogo costarricense. Observador internacional en distintos países de América Latina, y estudioso de los partidos políticos, pero nunca militante de alguno. Hablo mucho, de todo un poco.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones