El lobby anti-CICIG, cinco revelaciones de la investigación de Nómada

Hurgar en lo desconocido y sacar a la luz con sus investigaciones las relaciones de los políticos de turno con poderosos del sector privado empresarial, provocó que en 2017 se diseñara un plan para acabar con la CICIG no solo en Guatemala, también en dos ciudades de Estados Unidos: Washington, el epicentro de la política de ese país, donante del 40% de presupuesto de la comisión, y Nueva York, la sede de la ONU, donde el ente fue creado y rinde cuentas.

Entender la política CICIG embajada de Estados Unidos empresarios estados unidos Jimmy Morales Luis Arreaga Todd Robinson

Jimmy Morales, Todd Robinson, Luis Arreaga y el arquitecto Fernando Sáenz, algunos de los protagonistas de la investigación.

Fotos: Carlos Sebastián

1. La CICIG, la piedra en el zapato

El Estado de Derecho es la garantía que deberían tener los ciudadanos de que su territorio se rige bajo un sistema de leyes e instituciones que todos deben acatar. En Guatemala la interpretación es tan amplia que en un período de tiempo grupos adversos luchan por él, desde concepciones totalmente diferentes.

Las investigaciones por casos de corrupción de la CICIG causaron un revuelo en el 2015, cuando botaron al binomio presidencial del Partido Patriota. Los fiscales tiraron del hilo que unía una red de defraudación aduanera y llegaron hasta el financiamiento de la campaña que llevó a Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti al poder. Al año siguiente, ya no eran solo políticos en las sillas de tribunales. El MP y la CICIG pidieron la captura de los empresarios que financiaron sus elecciones y allí, el encanto se rompió.

Con Jimmy Morales en el poder un grupo de políticos y empresarios armó un plan para remover a toda la cúpula del sistema de justicia que los investigaba. A principios de 2017 firmaron un contrato con la firma de cabildeo Barnes and Thornburg —una de las más importantes de Estados Unidos— ya que su fundador, Bob Grand, es amigo del vicepresidente Mike Pence.

El último en firmar fue Fernando Sáenz, que en la entrevista para este reportaje dijo que pagaron un lobby en Washington para garantizar el trabajo de la comisión bajo el argumento de defender el Estado de Derecho.

2. Un conjuro de la élite empresarial

Barnes and Thornburg recibió dos pagos de la Coalición del Congreso, el 8 y el 26 de junio de 2017, por $80 mil y $50 mil. Una boleta de constancia de transacción bancaria a la que tuvo acceso Nómada, coincide con la fecha y monto del primer pago. La cuenta está a nombre de Juan Estuardo Maegli Novella, co-presidente de Cementos Progreso.

Los recibos de las transacciones de Barnes and Thornburg reportan que los fondos fueron depositados en la cuenta de Craig Burkhardt, socio principal de la firma, desde una cuenta de Guatemala con número 00072617-000001.

Los primos Maegli y Dougherty Novella no han sido acusados por la CICIG. El único vínculo a financiamiento electoral ilícito fue revelado en 2011 cuando WikiLeaks hizo públicos los cables de la embajada estadounidense. Allí, el expresidente Otto Pérez Molina dijo que entre sus financistas estaba la familia Novella. Su primo, José Miguel Torrebiarte Novella es directivo de Cementos Progreso y es señalado por la CICIG de ser parte de la alianza de empresarios que financió ilegalmente a Jimmy Morales en 2015.

El proyecto de Cementos Progreso en San Juan Sacatepéquez ha dejado una secuela de muertes entre partidarios y opositores a la planta. En otros casos, el padre de Maegli Novella, ya fallecido, era el propietario de la finca en la que funcionó el centro de torturas y esclavitud sexual durante la guerra, en Sepur Zarco.

El último contrato de cabildeo en contra de la CICIG se firmó en septiembre de este año. Sáenz, que puso su nombre, dijo que no podía revelar a sus financistas porque temen que pueda afectar sus intereses.

3. Los que prestaron su firma, nombre y apellido

Los empresarios que querían atacar a la CICIG no querían sufrir un desgaste público por destruir a la organización que llevó a tribunales a 16 de sus representantes en el CACIF. Por eso buscaron en el gobierno, el Congreso y sus allegados, operadores que aceptaran firmar los contratos de cabildeo en Estados Unidos. El primero de ellos fue Marvin Mérida, el “embajador en temas de migración” del presidente Jimmy Morales, un puesto que él se inventó. En abril de 2017 firmó el primer contrato de cabildeo con la firma Barnes and Thornburg.

Los segundos en firmar fueron el embajador presidencial Marvin Mérida y después por cuatro diputados del Pacto de Corruptos: Fernando Linares Beltranena —PAN—, Óscar Quintanilla —AC, ex Líder—, hijo de Carlos Quintanilla, preso por un caso de corrupción; Julio Lainfiesta —UCN—, un partido al que la embajada estadounidense describió en el pasado como de ideología ‘narco’; y Jaime Regalado —ex PP y MR-Podemos— ahora embajador de Jimmy Morales en Nicaragua.

El tercero fue el arquitecto Fernando Sáenz, un empresario que se define como libertario, conservador, de extrema derecha. Sus palabras representan lo que una buena parte de la élite económica quisiera preservar.

—Los empresarios… todos hemos cometido delitos, la defraudación tributaria era una práctica común pues, digamos, eso es lo que trató de decir Jimmy (Morales) cuando dijo (en Univisión) que la corrupción era normal. Eso es una manera un poco burda de decir que eran cosas a las que estábamos acostumbrados, como el pago de coimas para hacer trabajos—, dijo el arquitecto Sáenz en una entrevista a Nómada, días después de haberse revelado el lobby anti-CICIG.

Leé la entrevista“Todos cometimos delitos, pero la CICIG no fue pareja y politizó todo”

4. El cambio de embajador de los Estados Unidos en Guatemala

Además de destruir a la CICIG atacando su prestigio y sus aliados en Guatemala y Estados Unidos, otro de los objetivos del lobby era la remoción de Todd Robinson como Embajador en Guatemala. El diplomático era abierto y entusiasta con la lucha contra la corrupción, aunque en el 2015 trabajó para que no se suspendieran las elecciones —una de las consignas en las manifestaciones masivas— para que no se investigara a Pérez Molina y aparecía en conferencias de prensa respaldándolo en público.

Con lobbys de miles de dólares en Estados Unidos para que les abrieran brecha hacia la cúpula de poder en Washington, la alianza Jimmy-Baldizón-Maegli logró ganar apoyo republicano (conservador) en el Senado y en el Gobierno de Estados Unidos buscaron a un diplomático que permitiera “un nuevo capítulo completamente diferente en el funcionamiento de la Embajada de los Estados Unidos en la Ciudad de Guatemala”.

Los diputados, los empresarios, los abogados de Barnes and Thornburg y políticos estadounidenses, se reunieron con el entonces candidato a embajador estadounidense Luis Arreaga. Nómada publicó registros públicos y privados que lo comprueban.

5. Consuelo Porras, la aliada

La alianza de políticos acusados de corruptos, crimen organizado y algunos grandes empresarios contra la CICIG por haber desnudado al sistema de la corrupción y la impunidad en Guatemala tiene un nuevo engranaje: el Ministerio Público al mando de Consuelo Porras que no quieren esperar a 2019 para empezar a poner fin a la CICIG con un nuevo ente: la Fiscalía Transnacional, un proyecto con Estados Unidos.

Sus posiciones ante la FECI, la fiscalía que trabaja con la CICIG, coincidieron con el lobby de Jimmy, Baldizón y los empresarios. Su proyecto estrella, todavía no inaugurado, es la Fiscalía Transnacional, una entidad que trabajará con la Embajada de Estados Unidos, las agencias DEA (Oficina contra las drogas), FBI (Buró Federal de Investigaciones), ICE (Servicio Contra Migrantes) y el Departamento de Seguridad de ese país. Algo parecido a las colaboraciones que Estados Unidos tenía con Guatemala antes de la CICIG.

Leé la investigación completa aquíJimmy, Baldizón y estos mega-empresarios organizaron el lobby contra Todd y la CICIG (parte 1)

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Juan Morales /

    07/12/2018 7:08 AM

    Cuanto le pagaran a este diario sesgado para hablar babosadas? Los empresarios son el motor del paìs y generadores de empleo. Por otro lado Velazquez gracias a Dios es historia y la Cicig ya fue expuesta con sus testigos falsos y justicia selectiva. Guatemala soberana!

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Mariana /

    05/12/2018 2:16 PM

    Si es cierto Maria Isabel Agüero es dueña de ASFALGUA quienes serían de los primeros en ser procesados por pagar mordida para obtener contratos multimillonarios con el gobierno. El hermano José Luis Agüero estuvo preso por esta razón.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Lorena /

    05/12/2018 2:13 PM

    La razón por la que MAEGLI NOVELLA podría haberse sumado a financiar para sacar a CICIG es porque la esposa de JUAN es dueña de ASFALGUA. Y fueron los primeros en declararse culpables de pagar sobornos y pagar a cambio de su libertad.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones