20 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Elecciones USAC: Estudiantes decidirán entre AEU independiente o regresar al pasado

La AEU recuperada por la gestión de Lenina García —la primera secretaria general, en casi 100 años de existencia— se enfrenta a un proceso donde puede continuar con la representación legítima o que sea secuestrada por poderes oscuros aliados al rector Murphy Paiz o a intereses particulares. Nómada presenta quiénes conforman las tres planillas de esta importante elección en la USAC.

Entender la política AEU Elecciones USAC P258 usac

Carlos Yax (planilla Consciencia), Julio César Villatoro (planilla Estudiantes como vos) y Juan Antonio González Alvarado (planilla MEUC).

Fotos: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

El rostro de Oliverio Castañeda está plasmado en la fachada de la sede de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), la cual lleva su nombre. Desde hace dos años, pasar por esas oficinas no infunde temor a los estudiantes de la USAC. Un espacio que solía ser oscuro fue recuperado en 2017 por un movimiento estudiantil que arrebató el poder a grupos que se perpetuaron en esos cargos.

Fue una victoria para los estudiantes, asociaciones y agrupaciones que se unieron y decidieron desconocer a la comisión transitoria, una estructura de corrupción que mantuvo cooptada la AEU desde inicios de los 2000.

Gracias al rechazo y la organización de estudiantes en 2016, un año después la USAC vivió dos eventos históricos: celebró unas elecciones legítimas y democráticas; y la AEU vio llegar al poder a la primer mujer que ocuparía el cargo de Secretaria general.

La estudiante Lenina García fue electa como presidenta de la AEU y su llegada fue el inicio de un proceso de recuperación del liderazgo de los estudiantes, un proceso sin precedentes después de la muerte de Oliverio Castañeda y otros mártires.

La llegada de una nueva AEU dejó momentos que daban señales de que los estudiantes recuperaban su rol dentro del contexto social y político. Por ejemplo, esa vez que la AEU y una ola de estudiantes marchó desde el Campus Central hasta la Plaza de la Constitución para sumarse a una jornada de paro nacional y denunciar la corrupción en el Estado.

Esas convocatorias masivas de septiembre de 2017 y septiembre de 2018 que fueron lideradas por la AEU marcaron el regreso de una organización estudiantil involucrada en el contexto político del país.

En dos años, el rostro de Lenina García y las mantas de la AEU estuvieron presentes en los momentos en que las garantías constitucionales estuvieron en riesgo. La firma de un acuerdo para declarar a Guatemala un tercer país seguro, la vulneración a los documentos que alberga el Archivo Histórico de la Policía Nacional, anomalías evidenciadas en el proceso de elecciones generales, la violación a los derechos de mujeres, pueblos indígenas y comunidad LGTBIQ, el proceso judicial por la muerte de tres estudiantes de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG), en esos y otros escenarios estuvo presente la voz de la AEU.

Los estudiantes universitarios, incluso los más críticos a la gestión de Lenina García, coinciden en que la AEU recuperó la representación estudiantil que había sido secuestrada.

Sin embargo, en septiembre de 2019 la gestión concluyó y en octubre los estudiantes elegirán a nuevos representantes. La amenaza de que grupos oscuros, mafias o autoridades administrativas recuperen el poder a través de la AEU es latente.

El 10 de junio de este año, el Consejo Electoral Estudiantil Universitario (CEEU) convocó a elecciones para elegir a los próximos rostros de la AEU. Ocho días después, estaban reunidos en el edificio del Centro Universitario Metropolitano (CUM).

Ketzalí Pérez, la vocera del CEEU, dijo:

–Este proceso electoral es trascendental por ser la primera transición democrática del secretario de la AEU en 19 años y no solo se trata de un proceso que se realiza cada dos años, sino va mucho más allá, ya que un proceso netamente democrático y transparente consolidará el movimiento estudiantil que resurgió en el 2015.

Con esa premisa, El CEEU planteó la necesidad de vigilar el proceso electoral para evitar que la lucha estudiantil retroceda. El objetivo es no permitir que la Asociación regrese a lo que fue a partir de los 2000. Antes de esa fecha, la AEU había sido un referente de movimientos sociales, que lideró episodios clave en la historia del país como la Revolución de Octubre en 1944 y lucha contra las dictaduras hasta los años ochenta. En consecuencia, cientos de líderes estudiantiles murieron o desaparecieron. Entre ellos Oliverio Castañeda, quien le dio nombre a la AEU actual.

Desde facultades clave dentro de la USAC individuos con intereses políticos y personajes oscuros se apropiaron de esa representación estudiantil. Jorge Mario García fue uno de los operadores en la cooptación de la Asociación y a partir de eso la AEU dejó de ser una agrupación legítima y se convirtió en una estructura para captar recursos a través de la Huelga de Dolores, el cobro de parqueos y otros negocios dentro de la Universidad.

Es justamente eso lo que los estudiantes pretenden dejar atrás y lo que rechazaron en 2016, cuando denunciaron ese sistema de corrupción.

Quien llegue a la AEU, además de los votos, tiene que ser alguien con esta lista de requisitos: capaz, idóneo y honrado, , ser guatemalteco, estudiante regular, contar con finiquito o constancia de solvencia, no pertenecer ni haber pertenecido al ejército o alguna policía y haber aprobado diez cursos o el primer año de cualquier carrera..

Siete planillas intentaron participar, pero solo tres lograron ser inscritas. Nómada las investigó y esto se halló de ellas:

Planilla 1: Novatos, idealistas e inspirados por Iván Velásquez

Para formular una idea concreta y profunda de lo que implica una reforma universitaria, se debe de tener clara la idea de Universidad y qué se quiere. El académico Adolfo Sánchez Vásquez propone una tipología para enmarcar algunas ideas de Universidad.

 

Carlos Yax, secretario general de la planilla Conciencia. Foto: Carlos Sebastián

Carlos Yax, secretario general de la planilla Consciencia. Foto: Carlos Sebastián

En primer lugar señala la existencia de una universidad pueblo, en la que lo académico no es un fin esencial más bien relevante es la labor política de la Universidad.

Por otro lado existe un modelo de Universidad que podría denominarse académico, que deja de lado lo político centrándose en aspectos académicos y científicos. Por último un modelo empresarial que permite a los estudiantes mantener una relación cercana a la industria.

¿Con cuál de estas ideas se sienten más afines?

Esa fue la pregunta con la que dio inicio el debate entre planillas realizado el jueves 19 de septiembre.

“Creemos en las primeras dos. Una universidad pueblo y nos identificamos con la tipología académica porque creemos importante la labor científica de la Universidad. “Consciencia” nace de esa visión, creemos que los problemas de la realidad pueden ser resueltos a través de la ciencia, estudiándolos y proponiendo soluciones. Creemos que se tiene que luchar mucho por mejorar la academia, respecto al tema de lo jerárquico debe ser cambiado. La academia es una manera de apostar a transformar la realidad y cambiar la cultura de los estudiantes”.

Esa fue la respuesta de Carlos Yax, el estudiante que lidera la planilla Consciencia, la primera en ser inscrita como participante de la contienda.

***

Los integrantes de esta planilla no son precisamente jóvenes experimentados en la política estudiantil. En su mayoría, la conforman estudiantes de entre 18 y 23 años que cursan los primeros años de su carrera y que lo hacen de manera regular. Casi todos en ciencias políticas y derecho. Son rostros desconocidos en los círculos estudiantiles. Una característica que algunos ven como una debilidad y otros como una fortaleza.

En marzo de este año, en medio de una refacción usual en el edificio M5 del Campus Central, a un grupo de estudiantes de Derecho se les cruzó una idea: ¿Y si vamos por la AEU? Así fue como Consciencia pasó de ser el proyecto de una agrupación estudiantil a una planilla que competiría en la contienda 2019.

“Lo que pasó fue que tuvimos un evento con el comisionado Iván Velásquez sobre la situación política y electoral del país, de alguna forma esto nos inspiró y cuando empezó el proceso de elecciones decidimos sacar una planilla que se eligió por medio de asamblea”, cuenta Laura Aguiar, la candidata por la secretaria adjunta de la organización.

Carlos Yax Medrano, de 22 años, estudiante regular de dos carreras: Derecho y Ciencia Política, fue el elegido como candidato a secretario general. Su paso por la Asociación de Estudiantes en la Escuela de Ciencia Política es su único antecedente en la política universitaria. Su segunda abordo es Laura Aguiar, quien aspira a la secretaría adjunta y recién aprobó el tercer semestre de Comunicación y el primero de Relaciones Internacionales.

“Nos consideramos defensores de derechos humanos, de la comunidad LGTBIQ, de la mujer. Eso nos ha generado críticas porque nos empiezan a tachar de leninos, así nos dicen. Nos acusan de que somos estudiantes regulares, que solo estudian, que somos fresas. Nos dicen que porque somos jóvenes no sabemos nada. Nos critican porque apuntamos mucho a mejorar la academia. Tratan de atacarnos por jóvenes, porque apoyamos los derechos de ciertos sectores, quizá son las mismas críticas que ha tenido AEU”, relató el candidato estudiantil en una entrevista que concedió a Nómada desde las instalaciones del Museo de la Universidad de San Carlos (MUSAC), en donde acompañó la toma de esas instalaciones junto a Lenina García y otros integrantes de la AEU que entregaron su cargo a inicios de septiembre.

A pesar de que reconocen ser cercanos a varios integrantes de la AEU saliente y aplauden su forma de pensar, cuestionan varios puntos de su gestión.

–Ellos fueron los valientes que se enfrentaron a la transitoria, se dedicaron mucho a trabajar en política nacional pero descuidaron la dinámica dentro de la universidad. Sabemos que ellos no malversan los fondos, manejaron mal la comunicación, nunca hicieron público cómo gastaron sus fondos. Ahorita hemos estado hablando con varios estudiantes y les preguntamos: ¿Creés que la AEU es importante para vos? Y sin exagerar 8 o 9 decían que no. Debe trabajarse en la cohesión que tiene que existir entre la AEU, estudiantes y el resto de organizaciones—, dice Carlos Yax.

 

Carlos Yax. Foto: Carlos Sebastián

Carlos Yax. Foto: Carlos Sebastián

—¿De qué forma serían distintos a la AEU saliente?
—Seríamos distintos porque hay cuestiones que criticamos como planilla a la AEU. Desde la parte comunicativa, ellos no trabajaron en ese sentido, no tuvieron acercamiento con los estudiantes. Algo que criticamos abiertamente incluso en los espacios de aula. No hicieron público su trabajo y tampoco rindieron cuentas y eso es algo que vamos a hacer. Vamos a hacerlo público bimestralmente. Cada dos meses vamos a estar publicando cuánto se ha gastado, en qué se ha gastado, qué actividades se hicieron. También hay cosas que haremos igual porque coincidimos. Por ejemplo, la no violencia. Nosotros no somos un grupo de choque, las cuestiones se tienen que resolver a través del diálogo.

Durante las semanas que ha durado la campaña, las estrategias de difusión de esta planilla se resumen en el uso de sus redes sociales y las visitas a aulas en sus tiempos libres. A inicios de este año, se comprometieron con el CEEU a no superar un techo de campaña de Q7 mil, que serían recaudados con venta de comida dentro de las instalaciones de la USAC, actividades recreativas para los estudiantes, venta de pines y estampas. Al parecer, ese techo les quedó demasiado alto:

—No tenemos dinero, no hemos gastado ni 2 mil quetzales, aseguran

Planilla 2: La sombra de Murphy Paiz

–Tiene que haber una reforma electoral pues estamos en contra de que se hagan votaciones con cuerpos electorales. Vemos que es una problemática porque no sabemos quiénes son los que están tras la elección de alguien y puede ser que muchas veces (no es señalamiento, ni nada, solo una suposición a voces en los pasillos universitarios) que no sabemos quiénes son los que eligen al final y por eso no hay elecciones claras. Eso ha constituido una de las prácticas oscuras y es una de las cargas negativas de la Universidad.

Así explicó Ángel Zea, candidato a la comisión de asuntos universitarios de la planilla Estudiantes como vos, alguna de las falencias que deben ser erradicadas a través de reformas en la Universidad.

 

Julio César Villatoro de la planilla Estudiantes como vos. Foto: Carlos Sebastián

Julio César Villatoro de la planilla Estudiantes como vos. Foto: Carlos Sebastián

***

Los señalamientos y “secretos a voces” rondan alrededor de la segunda planilla y de Julio César Villatoro, candidato a secretario general. Es la más cuestionada por sus supuestos vínculos con el rector Murphy Paiz y por algunos señalamientos directos contra Villatoro.

De los tres candidatos, Julio César Villatoro es el más experimentado en política universitaria e incluso nacional. Tiene 23 años y ha cursado cinco semestres de Ingeniería y ocho de Derecho. De 2017 a 2018 dirigió la Asociación de Estudiantes de Ingeniería (AEI) y en 2015 participó como candidato a diputado por el partido Convergencia.

Los señalamientos contra Villatoro inician con su paso por la AEI. En 2018, fue acusado de haber impulsado un proyecto de venta de pizzas dentro de tres edificios de la Universidad, supuestamente para obtener fondos para la AEI, de la cual era máximo representante. Según la denuncia, Villatoro recibió Q600 diarios por cada puesto de pizza instalado. Ante la Junta Directiva de la Facultad de Ingeniería, Villatoro fue acusado de que durante el semestre que duró ese negocio habría recibido más de Q100 mil pero el dinero que reportó ante la AEI fue de Q 1 mil mensuales.

En su defensa, Villatoro asegura que durante su gestión denunció de manera pública a toda la Junta Directiva de la Facultad por un caso de compra y venta de cursos, entre otros. Estos señalamientos iniciaron un expediente de investigación a lo interno de la U. Las sospechas habrían sido una causa suficiente para impedir la participación de Villatoro en estas elecciones. Sin embargo, el Consejo Superior Universitario, presidido por Murphy Paiz, decidió anular el proceso.

El proceso de inscripción de planillas apenas había arrancado cuando empezaron a surgir graves acusaciones contra esta planilla. El Consejo Electoral Estudiantil Universitario (CEEU) registró el acta de una sesión que sostuvieron el 29 de julio una denuncia sobre supuestos vínculos entre Estudiantes como vos y la rectoría.

Movimiento estudiantes (MOV) era una de las planillas que tuvo intenciones de participar pero no logró completar el proceso por incumplir con los listados de adhesión requeridos. En el acta del CEEU explicaron sus razones:

“MOV juntamente con otras agrupaciones políticas estudiantiles, entre las cuales nombraron a Identidad Estudiantil, Estudiantes como Vos, Estructura y MEUC empezaron a contemplar una posible alianza o coalición para postular una sola planilla de candidaturas. Tal alianza o coalición fue promovida por los estudiantes Kevin Carrillo, Andy Barillas, Jürgen Ramírez y Omar Ramírez”.

Por esa razón, MOV entregó sus listados de adhesión a Estudiantes como vos para que se encargaran de adherir a estudiantes.

“Constituida la alianza o coalición el 12 de julio MOV menciona que se les fue informado por la agrupación política estudiantil Estudiantes como vos que tenían una reunión con el rector Murphy Paiz para discutir sobre ciertas candidaturas que debían tener el carácter de inamovibles. En el momento en que comunicó tal reunión, inmediatamente MEUC y MOV se desligaron de la alianza o coalición. MOV explica que lo hizo porque no entendía por qué el rector Murphy Paiz debía reunirse con las agrupaciones políticas postuladoras”, argumentaron los miembros de MOV.

Sus declaraciones quedaron registradas por el CEEU.

Kevin Carrillo Segura, Andy Barillas, Jürgen Ramírez y Omar Ramírez, mencionados en el acta del CEEU, son estudiantes de Ingeniería y Derecho, estudiantes entrevistados para este reportaje aseguraron que los mencionados en el acta son cercanos a Murphy Paiz. Carrillo Segura, incluso, dirige el Programa de Voluntariado de la Universidad y forma parte del círculo cercano al rector, a quien apoyó abiertamente durante su campaña. Villatoro es conocido como el candidato de Murphy Paiz. Él niega cualquier vínculo.

—Las acusaciones y las campañas siempre ocurren. Son puras campañas falsas. Hay muchos rumores que vienen del exrector pero más me vinculan porque soy de Ingeniería, creo que por ahí va la vinculación o algún vocal estudiantil tenía algún tipo de relación con Murphy, responde Villatoro.

El estudiante Andy Barillas envió una carta a Nómada donde explica que no tiene cercanía con el rector Paiz:

«Es totalmente falso y en ningún momento he sostenido reunión alguna para discutir algún tema y menos sobre de elecciones para la AEU, como lo cita el acta. La agrupación MOV se puso en contacto conmigo, por medio de Irving Peinado, la cual pretendía que tuviese un puesto dentro de la planilla que estaban conformando, sin embargo en ningún momento acepté y desconozco la forma en la cual se estableció la supuesta alianza», aclara Barillas.*

El financiamiento de la planilla también despierta muchas dudas. Mientras MEUC advirtió un techo de campaña de Q3,900 y Consciencia de Q7,000, esta agrupación asegura que gastará Q25,750, según consignaron en una declaración jurada entregada al CEEU. Documento que fue elaborado por el abogado José Aníbal López Silva.

 

Julio César Villatoro. Foto: Carlos Sebastián

Julio César Villatoro. Foto: Carlos Sebastián

Este abogado fue secretario de la AEU de 2004 a 2006, época en la que la Asociación atravesaba una etapa de cooptación. Además fue candidato a diputado distrital del área metropolitana por el partido TODOS en las elecciones del 2015 y concursó como alcalde municipal de Santa Rosa por el FRG en 2011. El vínculo de la planilla con López Silva suma otra tacha a su expediente.

Cuando fue cuestionado, Villatoro respondió:

—Lo que pasó fue que él es el que se mantiene en la asistencia del estudiante. Nosotros cuando fuimos a consultar para que se nos presentara algún abogado para hacer la declaración jurada porque no teníamos recursos para pagar uno, nos sugirieron a José Aníbal y con él hicimos la declaración.

Villatoro no es el único estudiante señalado de tener vínculos con autoridades universitarias. Luisa Morales, quien fue inscrita como secretaria adjunta, y en las elecciones para autoridades de la Escuela de Ciencias de la Comunicación formó parte de grupo de fiscalización de Sergio Morataya, uno de los candidatos. Tener vínculos políticos de este tipo es una de las prohibiciones para los estudiantes que aspiran a un cargo dentro de la AEU.

La planilla se ha concentrado en una campaña a través de redes sociales pero aún no han gastado los recursos que advirtieron a inicios del proceso. Será en los días previos a las elecciones cuando ejecuten los más de Q25 mil previstos para ganar el voto de los estudiantes.

Planilla 3: El CEU y la toma de la USAC

—¿Cuál sería el cambio que abanderarían en el proceso de reforma universitaria si llegaran a quedar electos?
—Los cambios deben ser desde lo académico, administrativo y político. Abanderar, no. Pero quizá sí abrir espacios porque como AEU tenemos representatividad pero no podemos violar la autonomía de colectivos y organizaciones estudiantiles que van a representar una reforma universitaria. Sería socializar los beneficios de la reforma, abanderar la lucha de la información de vendernos como una universidad nueva para las personas.

Así respondió MEUC una de las preguntas en el último debate del proceso de elecciones.

 

Juan Antonio Alvarado de la planilla MEUC.

Juan Antonio Alvarado de la planilla MEUC.

***

“Beligerantes”, “radicales”, “reaccionarios”. De esa forma es como algunos docentes y estudiantes medianamente involucrados en las actividades políticas universitarias definen al Movimiento Estudiantil Universitario Consciente (MEUC).

A Juan Antonio González Alvarado, secretario general de la organización, estos calificativos le causan risas.

Esta planilla está vinculada al Colectivo Estudiantil Universitario (CEU) que atacó varias decisiones de la AEU saliente. MEUC nació en el calor de la lucha estudiantil en 2016, como un grupo de estudiantes que decidieron apoyar la recuperación de la AEU y sumarse a la ola de rechazo por los 17 años de cooptación de la que fue sujeta la representación estudiantil. Después de eso, pasó a ser un vehículo político para participar en las elecciones de ese año.

Pero a MEUC lo persigue su propia sombra pues es una organización vista como reaccionaria y conflictiva. Según Antonio González, el MEUC de estas elecciones no es el mismo que el que participó hace dos años y que estuvo cooptado por un grupo de 5 estudiantes liderados por Joseph Herrera, un estudiante de Historia que no cumplía con un perfil adecuado para los principios de la organización.

—MEUC atravesó un proceso de reorganización porque en las bases de ese entonces había un estudiante llamado Joseph Herrera que tomó el control, era machista. Él simbolizó el poder y se volvió un aparato inoperante de la U. A Joseph se le separó del liderazgo de la organización y salió junto con otras 5 personas. Así empezó un proceso de reorganización en el que ingresaron nuevos liderazgos, yo entre ellos y personas con todo tipo de pensamiento: radical, centro, conservador; con la idea de aglutinar distintas formas de pensar y lograr madurez política, explicó el candidato.

**En una carta enviada a Nómada por el estudiante Joseph Herrera, responde al argumento de su expulsión del MEUC.

—No se puede expulsar a personas de carne y hueso de algo que no existe. Las personas que después de la elección seguimos utilizando el nombre de MEUC, lo hicimos para manifestar nuestra oposición legal a las medidas privatizadoras de la rectoría ante el Consejo Superior Universitario, como lo fueron el incremento al costo del Plan Académico Preparatorio (PAP) y al Examen Vocacional, explica Herrera.

En 2017, MEUC alcanzó el segundo lugar en las elecciones estudiantiles. Ese año, Nómada dio cobertura al proceso electoral y miembros del MEUC denunciaron, sin fundamento, una manipulación de la elección universitaria con fondos de cooperación de Suiza y Noruega desde medios como Nómada.

**Sobre la crítica hacia Nómada en las elecciones anteriores, el estudiante Herrera añade en la carta enviada a esta redacción:

Nómada, cayendo en la conocida retórica, propia del mal llamado Pacto de Corruptos (Restauración conservadora), pretende desvirtuar mis acusaciones diciendo que lo que afirmo carece de sustento porque no existen pruebas, cuando estas se encuentran a plena vista, en su linea editorial, incluyendo este artículo, comenta.

En esta contienda, los nuevos liderazgos que conforman esta organización esperan lograr lo que sus antecesores no pudieron hacer. Su gran reto es borrar el fantasma del MEUC de hace dos años.

Juan Antonio González, de 26 años, cursa el cuarto semestre de la carrera de Ciencia Política y se desliga de esos “tipos ochenteros que aman la sangre” y que dice estuvieron a cargo del liderazgo de MEUC, en el pasado. Ha participado en organizaciones políticas universitarias desde 2014, fue parte del equipo de recuperación de la AEU, participó en CEUG y en la conformación del partido Frente que ganó las elecciones de AEU.

Eduardo Villalta, de 22 años, participa a su lado como secretario adjunto de la organización. Es estudiante de Agronomía y cursa el séptimo semestre. Del 2018 al 2019 fue parte de la asociación de estudiantes de Agronomía Robin García y delegado de la comisión de asuntos nacionales de la AEU. Ambos definen la lucha, la academia y la inclusión como los ejes principales de su propuesta.

El 30 de julio, cuando un grupo de estudiantes cerró los portones de la USAC y se manifestó en contra de varias decisiones administrativas del rector Murphy Paiz, las bases de MEUC estuvieron presentes y junto a CEU tomaron el liderazgo de esas acciones. Según algunos testigos, aislaron a la AEU aún vigente en ese tiempo con actitudes agresivas.

Juan Antonio llegó al día siguiente y acompañó la toma durante una semana. Su participación en esa medida de hecho fue vista como un oportunismo político, una forma de figurar en medio de una campaña electoral.

Con ese antecedente, las tres planillas firmaron un pacto en el que se comprometieron a no politizar ese tema y no utilizar banderas políticas para demandar cambios en la Universidad. MEUC y Estudiantes como vos incumplieron este acuerdo inicialmente. Por acciones de ese tipo, son vistos como los estudiantes más radicales y beligerantes.

—Beligerante no es una palabra que nos identifique, a MEUC lo que lo identifica es la participación incluyente de todos los sectores. Tenemos personas que piensan muy diferente a nosotros, tenemos personas muy radicales pero tenemos la suficiente madurez política para poder encontrar objetivos en conjunto, responde Juan Antonio González sobre el calificativo con el que se refieren a su planilla.

 

Juan Antonio Alvarado. Foto: Carlos Sebastián

Juan Antonio González Alvarado. Foto: Carlos Sebastián

Su propia respuesta lo hace repensar el concepto:

—Nosotros sí somos beligerantes. ¿En qué sentido? Nosotros fuimos oposición de la AEU saliente. Nosotros participamos en las asambleas estudiantiles, participamos de luchas colectivas, luchas campesinas, luchas obreras, tanto dentro de la Universidad como fuera de ellas. Esa beligerancia que necesita la AEU es esa falta que le hizo a esta AEU.

El representante de MEUC continúa:

—Obviamente eran la AEU de la recuperación de espacios institucionales. Ya recuperado ese espacio, ahora lo que le toca a la siguiente AEU es acercarse al pueblo de Guatemala. Yo no demerito la gestión porque fue la primera AEU, fue un proceso democrático. Desde los años 80 dejaron a estas generaciones sin una ruta, entonces teníamos que encontrar nuestro propio camino, ellos lo encontraron siendo académicos y reacios a la lucha pero han participado. La crítica siempre va estar ahí porque siempre vas a necesitarla.

***

El 5, 6 y 7 de octubre los estudiantes de la USAC tendrán que decidir entre estas tres planillas. La toma de la Universidad retrasó las fechas de elecciones, que inicialmente se realizarían la tercera semana de agosto. A pesar de ese imprevisto, el CEEU otorgó tres semanas de campaña a las organizaciones que participan, para dar a conocer sus planes de gobierno y realizar sus actividades de difusión.

Podrán votar los estudiantes legalmente inscritos y que permanezcan activos hasta este año, en cada una de las unidades académicas. El único documento que les solicitarán será el DPI o carné de estudiantes.

***

* Actualización hecha el 25/09/2019, a las 9.00 horas
** Actualización hecha el 8/09/2019, a las 15.30 horas

Kimberly López
/

Periodista guatemalteca en constante formación. Empecé a conocer el periodismo en Plaza Pública y La Hora. Me interesa la política, la fiscalización y contar historias. No sé si seré testigo de un mejor país, pero quiero ayudar a construirlo.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Alejando Del Águila /

    24/09/2019 11:40 AM

    Esta nota tiene sesgo porque el movimiento estudiantil que recupera en 2015 la AEU fue un proceso organizativo que tiene sus antecedentes en la toma de 2010 y los sucesos de 2015 aceleran el proceso. El MEUC de ese momento fue una planilla que se creo al calor de la organización que estos eventos generaron, y el caso de la planilla ganadora Frente se monto a ultima hora pero tuvo un buen impacto mediático que le posibilito ganar. Así que centrarse en cuestionar a un personaje porque es de tal forma es limitado y desgraciadamente se ve que no existe una oposición critica organizadora, con la posibilidad real de que los achichincles de Murphy asuman la AEU.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Iroh /

    24/09/2019 10:21 AM

    Me parece un gran intento de desvirtuar un movimiento estudiantil liderado por CEU al decir que este esta ligado con MEUC y la toma solo fue un escenario politico para impulsar a MEUC. CEU y MEUC no son lo mismo y sus lineas y metodos de trabajo no son lo mismo. Creo que les falta mas investigación y dejar del lado el amarillismo.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones