¡Hola!

Necesitás saber que...

Queremos ofrecerte una mejor experiencia de navegación, por eso utilizamos cookies y otros datos para analítica. Conocé aquí nuestra política de privacidad.

Sí, entiendo y acepto

La ley que dejaría libres a criminales de guerra, explicada en cinco minutos

Un grupo de diputados pretende reformar la Ley de Reconciliación Nacional y perdonar a todos los militares y guerrilleros que cometieron crímenes durante el conflicto armado interno. El tema es más complejo de lo que parece y aquí lo explicamos.

Entender la política Fernando Linares Beltranena Ley de Reconciliación Nacional ministerio público P258

Redefinir la función militar en un sistema democrático es una tarea que le compete a la sociedad en su conjunto.

Foto: Carlos Sebastián

1. ¿Qué es la Ley de Reconciliación Nacional?

Es una ley aprobada por el Congreso en diciembre de 1996, antes de la firma de los Acuerdos de Paz, y establece la amnistía como un mecanismo para la reconciliación entre los enemigos después del conflicto.

El objetivo entonces era garantizar que los militares y guerrilleros que se enfrentaron durante el conflicto armado interno de 36 años no serían juzgados en tiempos de paz por los delitos políticos que cometieron en combate.

Los delitos políticos son los que atentan contra la organización política o constitucional de un Estado. Es decir, que quedan fuera de esta definición las masacres, violaciones o cualquier acción contra la dignidad de las personas.

Por eso se determinó que la amnistía no aplicaría para los delitos de genocidio, tortura, desaparición forzada, así como otros delitos graves que no admiten la extinción de la responsabilidad penal, según las leyes nacionales o tratados internacionales.

2. ¿Qué pasó con los militares y exguerrilleros que cometieron delitos graves?

El Ministerio Público investigó a los militares y guerrilleros que cometieron los delitos más graves, para quienes no aplica la amnistía. No se trata de casos relacionados con el enfrentamiento entre ambos bandos, sino con los abusos que cometieron contra la población civil.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación del día]

El primer caso que llegó a los tribunales fue el de Cándido Noriega, un excomisionado militar sentenciado por asesinato de civiles en comunidades de Chinique, Quiché. Por eso fue condenado a 220 años de prisión el 12 de noviembre de 1999.

La última condena fue en mayo de 2018 contra Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, Manuel Antonio Callejas Callejas, Manuel Benedicto Lucas García y Francisco Luis Gordillo Martínez. A los militares se les condenó por la desaparición forzada de Marco Antonio Molina Theissen y la violación de su hermana Emma Guadalupe, en 1981.

Según Hilda Pineda, fiscal de Derechos Humanos del Ministerio Público, en total el Ministerio Público consiguió condenas en 13 de los 16 casos que llevó a tribunales entre 1999 y 2018. Así fueron enviados a prisión 42 militares y un exguerrillero.

Efraín Ríos Montt estuvo en prisión, pero su condena del juicio por genocidio se anuló y consiguió recuperar su libertad; murió en abril de 2018. Y Cándido Noriega murió en abril de 2017. Actualmente guardan prisión 41 criminales.

Un poco de contexto10 ‘lecciones’ de 20 años de paz en Guatemala

3. ¿Qué pretende la nueva ley?

La propuesta, impulsada por un grupo de diputados liderados por Fernando Linares Beltranena, plantea establecer una amnistía total. Eso significa que, de aprobarse la ley, se tendrían que desestimar las denuncias, detener las investigaciones y poner fin a todos los procesos penales por crímenes cometidos por militares y exguerrilleros contra civiles durante el conflicto armado.

En la Unidad de Casos Especiales del Conflicto Armado Interno, de la Fiscalía de Derechos Humanos, hay 4 mil casos a fuerzas de seguridad del Estado —principalmente del ejército— y 87 casos de la guerrilla.

En esta entrevista con Nómada, la fiscal de Derechos Humanos, Heidi Pineda, explicó que una de las dificultades para investigar los crímenes de la guerrilla tienen que ver con la falta de información documental de los grupos insurgentes y la escasa colaboración del Ministerio de la Defensa para abrir sus archivos.

Además, planea excarcelar en un término de 24 horas a los 40 militares y al exguerrillero que guardan prisión. La Constitución establece que las leyes solo son retroactivas cuando benefician a los reos y este sería uno de esos casos.

Este blog es interesanteLa ruta del miedo: de vuelta al autoritarismo

4. ¿Por qué hay oposición a la reforma?

Expertos en Derecho dicen que las reformas son inconstitucionales porque la legislación guatemalteca dice que los crímenes más graves son imprescriptibles. Eso significa que la responsabilidad por cometer no se extingue con el tiempo.

La Constitución de 1965 y el Estatuto Fundamental de Gobierno de 1982 aprobado por Ríos Montt —que estuvieron vigentes cuando se cometieron la mayoría de los crímenes del conflicto—, además de la actual Constitución, dicen que “el custodio que hiciere uso indebido de las armas contra un detenido o preso, será responsable conforme a la ley penal. La acción proveniente de delito cometido en esas circunstancias es imprescriptible”.

La Constitución actual además establece que el Congreso puede “decretar amnistía por delitos políticos y comunes conexos —vinculados a los políticos— cuando lo exija la conveniencia pública”. En ese sentido, excluye los delitos contra la vida y la dignidad de las personas.

El abogado Alex Aizenstatd, experto en derecho constitucional e internacional, dice en este artículo que las amnistías también están prohibidas por el derecho internacional de los derechos humanos.

—La Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos garantizan el derecho a la vida, dignidad, justicia y protección contra la agresión. Un Estado no puede legalmente evitar investigar estos crímenes, sin violar sus obligaciones internacionales y los derechos de las víctimas. Incluso tiene la obligación de llevarlas a cabo si las víctimas o sus familiares se opusieran a ellas—, explica Aizenstatd.

Además, agrega que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tribunal reconocido por Guatemala, ha establecido consistentemente que las amnistías en casos de graves violaciones al derecho internacional no son permisibles.

Este contexto es importante: Una amnistía que es una máquina para volver al pasado

5. ¿Cuál es al argumento a favor de la ley?

El diputado Fernando Linares Beltranena, del Partido de Avanzada Nacional, dice que Guatemala “nunca ha reconocido la naturaleza imprescriptible de los crímenes de guerra o de lesa humanidad, haciendo viable que se instituya amnistía sobre cualquier delito que se estime prudente”.

Su comentario deja de fuera los análisis de expertos sobre la legislación interna y los convenios internacionales, que apuntan a que los delitos se tienen que investigar y juzgar.

 

Fernando Linares Beltranena.

Fernando Linares Beltranena.

—Las amnistías para crímenes de lesa humanidad en Guatemala están claramente prohibidas. No es un tema sobre el cual haya discusión, diferencias de interpretación o margen de discreción—, señala Aizenstatd.

Según Linares Beltranena, de continuar las investigaciones de crímenes ocurridos en el conflicto armado interno, será imposible conseguir una verdadera reconciliación.

—Queremos terminar con la confrontación, enfrentamiento, lo que no se cumplió desde el año 1996. Llevamos 22 años y sigue la guerra—, comentó.

La nueva ley de reconciliación impulsada por Linares Beltranena ya se aprobó en primera lectura. En dos sesiones más el Congreso la puede aprobar.

Organizaciones de derechos humanos ya anticiparon que plantearán acciones de inconstitucionalidad para evitar que la amnistía total entre en vigencia.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis armando /

    07/03/2019 9:09 AM

    Excelente artículo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    07/03/2019 2:15 AM

    Es de muy mala onda criticar siempre a los mismos, Que Baldetti, o Perez Molina, que Jimmy y su équipo, o su hijo futbolista y el hermano candidato a diputado, que Winak que voto por por la ley Monsanto o Taracena denunciando de lo que es culpable al mismo nivel que ‘Felipao’ Alejos, Juan Ramón Lau Quan, Nineth Montenegro y su partido, Linares, Bac, Galdámez, Lau y de Kestler, y todos estos como los demàs no se ELIGIERON SOLOS. Todos acusan a esta retagila de delicuentes pero es mas delicuente el QUE LOS ELIGE los electores son los delicuentes se debe leer bien ! ELECTORES el pueblo elige en medio de un gran panel de delicuentes los delicuentes lo mejor formados para delinquir. POR ESO SE LLAMA ELECCIONES entonces de que se quejan ? Jimmy tuvo el coraje de decirlo a la televicion a nivel latino americano LA CORRUPCION ES NORMAL si La diputada Edna de Kestler, ocupa el lugar de su esposo, Roberto Kestler, luego que este fuera enviado a Mariscal Zavala por un caso de venta de medicamentos sobrevalorados. De que se quejan ? todos estan de acuerdo con elegir y ser electos la palabra lo dice ELEGIDO.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Rodolfo Castillo /

      07/03/2019 4:45 PM

      Lamentablemente el sistema no funciona así. Actualmente de la manera que funciona, usted elije diputados sin saber realmente que los está eligiendo. Desde luego esto conviene a los actuales diputados que son quienes podrían cambiar esa forma de elección. En cuanto a los presidentes, el actual sistema político permite que únicamente aquellos con mucho dinero puedan postularse a un puesto de elección popular, justamente entre más alto el puesto, más cantidad de dinero se necesita, convirtiendo las elecciones en una pulseada de fuerzas financistas que no son necesariamente legítimas o legales. En estas condiciones, llamar democracia a lo que vivimos en Guatemala es, cuando menos, ingenuo.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Moises Berducido /

    06/03/2019 10:46 PM

    "...Actualmente guardan prisión 41 criminales..." Dice este señorcito (no periodista graudado), quebrantando en un artículo el principio de presunción de inocencia en sentencia firme. Que buen periodismo y se le nota el odio a los Chafas x parte de Nomadada y su sesgo idelógico. Saludos JAVI espero que te gradues ya de la escuela de ciencias de la comunicación, la USAC no dispone de un fondo de retiro para estudiantes. Saludos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Rodolfo Castillo /

      07/03/2019 4:49 PM

      Se refiere a condenas firmes estimado. Oídos y vencidos en juicio. Saludos

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Fernando Alvarez /

      07/03/2019 9:03 AM

      Y vienen los chafas, judiciales, orejas y demás matones a sueldo que siguen defendiendo lo indefendible... "presunción de inocencia dice el ingenuo", si pues, y ese su discurso que gracias a ellos que defendieron con valentía y honor la soberanía del país. Que se les puede agradecer si lo único que hicieron fue matar gente inocente y apoyar gobiernos que solo han mantenido al país en la miseria, según ellos estamos mejor que Venezuela, Nicaragua o Cuba. Lástima que en sus cerebros están configurados para recibir ordenes y obedecerlas sin cuestionar nada, lástima que no saben analizar nada y solo repiten lo que les dice su general, lástima que sean inútiles y no pueden tan siquiera frenar la delincuencia del país, ah si perdón ellos son los jefes del crimen organizado. Don Moises, pida que vuelvan la Mano Blanca o el Ojo por Ojo, y ya déjese de hipocresías, a ustedes lo que les gusta es matar gente.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones