Desde Jerusalén, cuenta atrás para la nueva embajada de Guatemala

Sin medidas de seguridad, con la aprobación de los israelíes y sin mencionar el medio centenar de palestinos asesinados ayer cuando protestaban contra la decisión, Jimmy Morales y una comitiva de 44 personas inaugurarán este miércoles la nueva embajada de Guatemala en Jerusalén.

Entender la política Actualidad P258

Un póster de agradecimiento a Jimmy Morales, en Jerusalén.

Foto: Gobierno de Guatemala

A quince cuadras del Jardín Botánico discurre plácida ‘calle Guatemala’ con su arboleda, ubicada en un área residencial de Jerusalén Oeste. “En toda ciudad israelí hay una calle Guatemala”, le dijo un ufano Benjamin Netanyahu a su homólogo Jimmy Morales cuando en noviembre de 2016 lo recibió en Israel. Netanyahu, que no tiene muchos amigos en el mundo, recibió la visita de Jimmy con gusto, conocedor tal vez de las escasas amistades internacionales del guatemalteco y de sus profundas convicciones evangélicas. Dos días después de consumado el traslado de la embajada estadounidense por orden Donald Trump –con un saldo de 52 palestinos muertos a manos de las fuerzas armadas israelíes–, Guatemala hará lo propio esta mañana de miércoles.

La nueva embajada de Guatemala se ubicará en el tercer piso del Tower Building Technology Park, en el residencial barrio Malha, una torre de 17 pisos que alberga aulas de la Universidad Abierta y firmas de alta tecnología, así como agencias gubernamentales, bufetes de abogados y redes de televisión. También hay en su interior una guardería privada y una sinagoga.

Las medidas de seguridad para acceder al edificio son nulas.

Sorprende esta aparente despreocupación por controlar el acceso al edificio, cuando en tantos edificios en este complejo país existen dispositivos de detección de metales, que eternizan los accesos a cualquier edificio público. Pero el aspecto este martes de la futura embajada de Guatemala era de absoluta calma y sosiego. La actividad se desarrolló el martes en el exterior, con las reuniones y encuentros diplomáticos entre oficiales guatemaltecos e israelíes, horas antes del día en qué Guatemala se alineará con la derecha más recalcitrante que gobierna el mundo, en una decisión inaudita en la trágica historia de este conflicto.

A primera hora de este martes, la sede de la nueva misión se encontraba todavía un poco patas arriba. Restos de plásticos, papeles y cintas de embalar aún seguían por el suelo, movidas por la corriente de aire. Los operarios entran y salen y el poco personal de la embajada se disculpa por permanecer “todavía cerrados hasta mañana”.

Pese al aislamiento y rechazo internacional que ha cosechado el cambio de sedes diplomáticas porque contradice resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y porque puede ser un punto final a los intentos de un proceso de paz entre Israel y Palestina, la plana mayor del Congreso y el Gobierno de Guatemala se encuentran ya en Israel, a pocas horas para celebrar el simbólico acto. El presidente y su esposa, Patricia Marroquín, han llegado a Israel este martes acompañados de su familia. La comitiva oficial de 44 personas ha sido recibida en el aeropuerto por las autoridades israelíes. En el mismo avión se encontraban el hijo y hermano del presidente, José Manuel Morales y Sammy Morales, quienes pese a estar bajo arresto domiciliario y por el caso Botín Registro de la Propiedad, han podido viajar a Israel. También está el presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar; los ministros de Economía, Acisclo Valladares; y de Defensa, Luis Ralda; así como la secretaria privada de la Presidencia, Regina Farfán; el secretario de Comunicación Social, Alfredo Brito; y el de Inteligencia Estratégica, Mario Duarte. Se espera que 22 congresistas de la alianza de Jimmy Morales asistan también al acto protocolario de mañana.

La embajada de Guatemala permaneció en Jerusalén desde 1948 hasta que en 1980 cambió, junto a prácticamente el resto de países que tiene relaciones con Israel, su sede a Tel Aviv en protesta por la Ley de Jerusalén.

¿Qué piensa la opinión pública en Israel?

Existe una visión que diverge de la línea del gobierno de Nentanyahu en este aspecto, pero es minoritaria. En general, la mayoría de la población ve con buenos ojos el reconocimiento de Jerusalén como la capital del país por parte de Estados Unidos, el estado más poderoso del mundo y, sí, también por parte de Guatemala.

Caminando por el centro de Jerusalén, en esta maraña de atuendos religiosos y exhibición de civilizaciones milenarias que convergen en una porción tan pequeña del mundo, se pregunta a 5 personas. De ellas, solo 1 está en contra del cambio de sede, y resulta ser estadounidense. Uno de los cuatro israelíes que lo apoyan lo sintetiza así:

– Todas las embajadas deberían estar en la capital de los países, y de hecho, así es en todos los casos, excepto en Israel. Por lo tanto, se trata de un movimiento necesario. Si todos los países tienen las embajadas en las capitales, ¿por qué aquí no? Jerusalén es una capital dividida, cierto, pero los palestinos no tienen Estado y por ende, ¿qué capital piensan establecer? Y, en cualquier caso, cuando lo tengan, no me parecerá mal que también consideren Jerusalén como su capital. Guatemala y EEUU han hecho lo que por sentido común deberían hacer todos los países, pero la mayoría prefiere mantenerse en el discurso políticamente correcto, opina un joven israelí, en sus treintas, que como todos los demás prefiere ocultar su nombre.

Unos metros más abajo, un hombre que se dedica a la compraventa de diamantes apostado en una empinada calle de Jerusalén Oeste, no esconde su “profunda alegría” por la decisión de Donald Trump.

– Estoy muy contento del paso que ha dado EEUU y Guatemala porque es el movimiento lógico que deberían hacer todos los países. Ésta es nuestra tierra y tenemos derecho a que se reconozca Jerusalén como nuestra capital. Aunque a nosotros nos beneficie esta decisión, la verdadera razón que hay detrás del cambio de sede de los EEUU es el yerno judío del presidente Trump, Jared Kushner, quien ha convertido a su hija Ivanka en una completa judía. Y los beneficios económicos, claro, que se derivarán del fortalecimiento de las relaciones con Washington después de años de enfriamiento con la administración Obama, añade justo antes de desaparecer y tras mostrarme un abultado anillo con cinco diamantes.

Pero también hay quien difiere, si bien al ir a tomar el pulso a esta ciudad resulta difícil encontrar estas voces discordantes. Una joven estadounidense de Ohio se lamenta por la decisión “ridícula” de su presidente, en un contexto en que “continúa la represión de la población palestina”. Pero las nuevas generaciones “a diferencia de sus papás, no sienten un compromiso fuerte con la causa y no se posicionan ni de un lado ni del otro. Más bien les da un poco igual porque no es un asunto que les afecte a su vida diaria”, apunta, tras recordar que en sus orígenes, los ideólogos sionistas artífices del Estado de Israel no difundían en su mayoría el ideario religioso y la capitalidad de Jerusalén “no era su máxima preocupación”.

De hecho, como apuntó el sociólogo guatemalteco Bernardo Arévalo, para muchos rabinos la Jerusalén de la tierra no era la prioritaria, sino la Jerusalén del cielo.

Los muertos palestinos, lejos

Hoy, como si se tratara de un capítulo lejano, a pesar de haber ocurrido a 75 kilómetros de distancia, el mundo israelí pasa página de los 52 cadáveres palestinos producto de la represión a una manifestación de este conflicto sin fin. Al conversar con los israelíes y cuestionarles acerca de las consecuencias que tendrá esta controvertida decisión, nadie menciona a los muertos. Son solo palestinos. Nadie puede imaginar la diferencia de la reacción que sería si fueran 50 cadáveres israelíes.

Esta masacre reciente –este martes empezaron los funerales en la franja de Gaza- y la impunidad con la que Israel asesina a la población palestina en nombre de sus aspiraciones legítimas de vivir en condiciones de seguridad, no impedirán al presidente Jimmy Morales escenificar un gesto político cargado de simbolismo para acercarse a la administración de Netanyahu y a la de Donald Trump. Lo hace el mismo día que Trump ha anunciado que enviará a los niños migrantes centroamericanos detenidos en la frontera estadounidense a bases militares.

Así, la ceremonia de apertura de la nueva sede diplomática arrancará a las 10 de la mañana (2 de la mañana de Guatemala) con la presencia los 44 miembros de la delegación oficial, con el presidente Jimmy Morales y su familia al frente. Por la parte israelí, asistirán el primer ministro, Benjamín Netanyahu; la viceministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Hotovely; el ministro de Asuntos de Jerusalén, Ze’ev Elkin; así como el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat. Se prevé que despúes de la ceremonia, Jimmy Morales se reúna con el jefe de gobierno israelí y con el alcalde de la ciudad. Por la tarde, se celebrará un coctel al que asistirán todas las autoridades. Está previsto que Jimmy Morales esté de vuelta en Guatemala en la tarde del jueves.

Zahida Membrado
/

Periodista. Excorresponsal en Irán. @zahidamembrado


Anuncio

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Mario Estrada /

    16/05/2018 9:15 PM

    Me parece, que nuestros estupido Presidente y sus colaboradores. Jamas se puso a pensar, Los Grandes riesgos que corren, El embajador y su personal.....!!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Axel Cocon /

    16/05/2018 10:00 AM

    Innecesariamente Guatemala se tino las manos de sangre palestina y se convierte en protagonista de ese conflicto injusto para los Palestinos que los mantiene presioneros en su propia Tierra. Ojala que Guatemala no tenga mas adelante que pagar un costo demasiado caro por las irreflexivas decisiones tomadas al margin de los interestes nacionales.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones