¡Renoir apesta! Pero todas las opiniones son válidas

Imaginemos entrar a los más famosos museos del mundo, esos lugares que parecen santuarios del buen gusto y encontrar algo tan feo que nos sorprende. Creemos que hubo un error, que es una broma, pero no lo es. Al acercarnos a la cédula informativa leemos: 

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

"El Desayuno de los Remeros". Renoir. 1881.

Pierre Auguste Renoir (1841-1919)

Impresionista

 

"El Concierto" Renoir. 1918

“El Concierto” Renoir. 1918

Volvemos a ver el cuadro con desconfianza, luego pensamos que tal vez su obra no es algo para nosotros y seguimos nuestro camino.

Días después, vemos en las noticias un reportaje que anuncian como “Subastarán obra de arte impresionista, se espera que alcance un precio de miles de dólares…” y la imagen que acompaña la nota es una inconfundible hermana fea de aquella que vimos en el museo, del mismo autor.

"Claude Renoir Jugando" Renoir. 1905.

“Claude Renoir Jugando” Renoir. 1905.

-¿Qué está pasando?

Nuestra curiosidad nos lleva al internet para conocer más sobre este pintor y sus obras que pueblan galerías, museos y que aparentemente es amado por el mercado del arte. Resultado tras resultado, no encontramos más que manchas que asemejan rostros difusos y una gama de color exagerada, junto a trazos que sólo podemos calificar como pobres. También nos topamos con una campaña cibernética a través de un hashtag que dice #RenoirSucksAtPainting (algo así como: La pintura de Renoir apesta).

Este movimiento lo inició en 2015 el estudiante de bellas artes Max Geller a través de una cuenta en Instagram (www.instagram.com/renoir_sucks_at_painting/). Su objetivo es que sean descolgados todos los cuadros de Renoir de los museos y ha sido un movimiento efervescente que incluso ha salido a las calles protestando por el “terrorismo estético” que, según sus participantes, representa este autor en los lugares donde se exhibe.

Imagen tomada de la cuenta en Instagram de:  Renoir_sucks_at_painting.

Imagen tomada de la cuenta en Instagram de: Renoir_sucks_at_painting.

No es la primera vez que sucede algo similar. A mediados del siglo XIX surgió el movimiento pictórico de artistas que se hicieron llamar “Prerrafaelitas”. Esta “hermandad”, como se llamaban, sostenía que el arte que valía la pena era el que se hacía antes de Rafael Sanzio (1483- 1520) y toda la academia posterior no hacía más que reciclar el manierismo y carecía de originalidad. Digamos que fundar este movimiento fue su forma de decir “Rafael apesta”.

Encontrar en la historia del arte este tipo de reacciones es interesante para medir el sentimiento general que provoca la producción artística del momento.

Pensemos ahora en otro momento de ruptura, iniciando el siglo XX, cuando Marcel Duchamp exhibe un urinal como una pieza de arte al que titula “La Fuente”. Esta pieza hizo mella en la forma de ver la producción artística, no por ser una obra maestra, sino porque retó la forma en que leemos una obra en su contexto, su intención y valores sociales. Animados por ese precedente, el movimiento del Pop Art se atreve a llevar íconos cotidianos al mundo del arte. Su mérito consiste en poner atención al detalle y la producción, incluso llega a cuestionarnos sobre el sitio que estas figuras ocupan en nuestra vida. Además, honran labores y actividades creativas que no se habían considerado dentro del campo de las artes como la ilustración, la moda y el diseño industrial.

-Pero yo conozco la obra de Renoir y me gusta lo que hizo. ¿Estoy mal?

Para nada. Me llamó la atención este movimiento pero enfocándolo desde la perspectiva del arte como una actividad democrática y la belleza como un elemento subjetivo donde todas las opiniones pueden ser válidas. Este movimiento nos reafirma que está bien gustar o no gustar de ciertos autores o piezas, está bien discutir sobre su validez y trascendencia y también nos enriquece en debate y crítica objetiva. Deja de tomar por sentado el arte por estar en un museo y dinamizarlo con nuestra propia experiencia y articulación teórica.

La verdad es que Renoir tiene obras que me sorprenden por su pobreza pictórica, pero realmente fue un artista que exploró el color y la luz como motivación y nos dejó grandes ejemplos como conclusiones a esta experimentación.

 

Reforzando mi punto anterior, creo que este es un buen momento para algunas confesiones: creo que Salvador Dalí, por ejemplo, es un excelente dibujante, pero muchas de sus obras me parecen inmaduras y repetitivas.

Extracto de "Sueño Causado por el Vuelo de una Abeja Alrededor de una Granada un Segundo Antes de Despertar". Salvador Dalí. 1944.

Extracto de “Sueño Causado por el Vuelo de una Abeja Alrededor de una Granada un Segundo Antes de Despertar”. Salvador Dalí. 1944.

También les confieso que Dominique Ingres fue un magnífico detallista, pero las proporciones corporales de algunas de sus figuras me parecen poco graciosas, forzadas y exageradas.

"Roger liberando a Angélica". Dominique Ingres. 1819.

“Roger liberando a Angélica”. Dominique Ingres. 1819.

Por último, no sé si sea prudente decir que prefiero a Miguel Ángel sobre Da Vinci y que creo que la fama del segundo reside en la diversidad de sus trabajos sin ver de forma objetiva la calidad de sus obras artísticas, pero no quiero ver al mundo arder. Eso será otro día.

Juan Pablo Hernández Paredes
/

Guatemala. 1986. Arquitecto por profesión, restaurador por vocación e interiorista de tiempo completo. Dicen que soy sensible como defecto.


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

Anuncio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

OPINIÓN / Política

Supongamos que los tres dicen la verdad (Arenas, Agüero y Mayorga)

Paola Hurtado

OPINIÓN

Las iglesias me hacían llorar

Bárbara I. Escobar Anleu

Política

Los 5 goles en el borrador de las reformas a la Ley Electoral

Jody García

OPINIÓN

Hablar en griego para cocinar en inglés y comer en chapín

Fresita La Hada

Política

Recuento: 3 empresas usaron a MCN para lavar dinero de Sinibaldi

Gladys Olmstead

OPINIÓN

“No estás solo”: un mensaje de libertad   

Ricardo Marroquín

OPINIÓN / Política

Por qué es importante frenar a los políticos y proteger al TSE (en 6 puntos)

Martín Rodríguez Pellecer

OPINIÓN

Acoso sexual callejero en el transporte público

Observatorio Contra el Acoso Callejero Guatemala

Política

Esta es una propuesta para evitar más tragedias en los hogares seguros

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Por qué necesitamos de salud mental para poder vivir en Guatemala

Mercedes Bautista

Política

La (increíble/previsible) respuesta de Taracena a los audios

Jody García

OPINIÓN

Gracias por estos tres años de viaje nómada

Martín Rodríguez Pellecer

Política

El plan de Mario Taracena (UNE) para controlar al TSE

Jody García

Así respondió el MP cuando les mostré al asesino de mi hijo

Pia Flores

Política

Los ocho puntos que explican por qué ganó Carlos Vielmann

Asier Andrés

OPINIÓN

Mestizo: M’zungu en África, un ladino en Guatemala y un maya en Escandinavia

Gustavo García

Política

El presidente de la Corte tiene a Líder en la sombra

Jody García

OPINIÓN

La situación de la ciencia en Guatemala, con datos

Enrique Pazos

OPINIÓN / Política

Esto hice cuando la CICIG nos mencionó en la conferencia

Harris Whitbeck

OPINIÓN

Nuestra cultura se basa en el racismo y así la podemos deconstruir

Ricardo Marroquín

Política

Los hallazgos de la MACCIH sobre Berta Cáceres irritan al empresariado hondureño

El Faro

OPINIÓN

Si tengo 30 y él tiene 20, ¿deberíamos tener sexo?

Belén Marco

Política

La historia de mi padre, Pablo Escobar, “se repetirá” si no se despenalizan las drogas

Gabriel Woltke

OPINIÓN

Cómo enfrentar el pasado y ser mejores hijos de nuestros tiempos

Itziar Sagone

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Joe /

    04/08/2017 11:14 PM

    Creo que como aprendizaje "progresista" un buen tour por un lugar que se llama "Comalapa" a uno 45 minutos de un lugar que se llama Chimaltenango en Guatemala hay unos pintores que se llaman autodidactas que plasmaron su obra en lienzos muy importantes históricamente que posiblemente el artista quiera conocer

    Unos pintores que sin saber que era la pintura son renombrados

    Es un lugar desconocido que se llama Comalapa

    Está en una carretera desconocidisima que lleva de Guate a Pana en algún lugar intermedio de la intelectualidad progresista puede dar fe de eso, porque tenemos Renoir's en Guate...y son muy buenos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Joe /

    02/08/2017 5:38 PM

    Niños muriendo de hambre en Guatemala y sin un escritorio o educación ni siquiera para un pedacito de pan mucho menos para un lápiz o un crayón y Nomada hablando de sus obras de arte exquisito y su colección de arte de left pink mientras niños mueren de hambre

    Guau que progresistas!!! Como le hacen!!!

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      hector tojas /

      02/08/2017 9:22 PM

      ¿Que tiene que ver una cosa con otra?

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        Joe /

        02/08/2017 9:40 PM

        Tiene que ver cómo lo que dice el artículo "Renoir Apesta, pero todas las opiniones son válidas"

        Es una opinión de que apesta, y por lo tanto debe ser válida! O no?

        ¡Ay no!

        2

        ¡Nítido!



Notas más leídas




Nuevas secciones