Arte y consciencia ecológica en la Bienal Centroamericana

La mayoría de quienes están leyendo esta crónica vive en una ciudad, es decir, en un sistema urbano: calles con semáforos, aceras, conjuntos habitacionales, centros comerciales, transporte público, oficinas y, generalmente, mucho tránsito vehicular. Las ciudades han crecido voraz y despiadadamente, imponiéndose a la Naturaleza, absorbiendo poco a poco las zonas rurales. En la X Bienal Centroamericana, varios artistas trataron el tema de la ilusoria dominación del ser humano ante la Naturaleza para subrayar algunos vicios de la civilización occidental.

Cotidianidad

Centroamérica sumergida

Obra de Oswaldo de León

A lo largo de la historia, la urbanización ha desvinculado al ser humano de la “Madre Naturaleza”. Este sistema social y geográfico parece funcionar por encima del orden natural de la vida. Creemos que podemos someter la Naturaleza a golpes de cemento, vallas y gasolina.

Los pueblos originarios, descendientes de cosmovisiones más armoniosas con la Naturaleza, han existido en todo el istmo desde tiempos inmemoriales. Pero en el mundo en el que vivimos, la urbanización va de la mano con la ladinización de millones de indígenas que, al decidir dejar la tierra de sus antepasados, se ven empujados a negar sus orígenes con la esperanza de adaptarse al mundo laboral. Esto ha conducido a una ruptura muchas veces brutal con la tierra y sus elementos.

En su díptico: Centroamérica sumergida expuesto en el Museo Nacional, Oswaldo De León Kantule “Achu” representa el istmo y sus habitantes hundidos bajo las aguas, como signo de su preocupación por la subida del nivel de los océanos que amenaza la tierra de su pueblo. Como lo indica el artista, según estudios realizados en esta zona, el nivel del mar ha aumentado tanto en los últimos cuarenta años que pueblos enteros tendrán que mudarse a tierra firme.

El artista de la etnia Guna de Panamá lleva varios años investigando sobre el tema, y le preocupa el daño causado por la contaminación acuática, los plásticos que invaden la vida submarina y afectan la economía y el medio ambiente de los pueblos pescadores de las islas Caribe. Este díptico se completa con un video interactivo : Dupu, (isla) La casa de los Gunas que se hunde. De forma lúdica y educativa, el vídeo documenta, paso a paso, el proceso de creación del óleo. El espectador, tocando la pantalla, puede ver videos cortos relacionados con el tema. Esta obra fue realizada con el apoyo de los ancianos de su pueblo, aunando así enseñanzas ancestrales y tecnología avanzada, prueba de que ambas pueden coexistir y luchar por una sociedad más responsable.

También presentada en el Museo Nacional de Costa Rica, la instalación sonora del guatemalteco Naufus Ramírez Figueroa. Al entrar en la oscuridad, se escuchan grabaciones de pájaros en su medio natural y se adivina el ambiente de la jungla tropical –un ambiente que recordará a algunos caminatas en el Petén, a otros respiros en Costa Rica.

 

Los creadores, de Lourdes de la Riva

Los creadores, de Lourdes de la Riva

Un paso más adelante, se entra en un cuarto peculiar, en el que se presenta la obra Los Creadores, de Lourdes de la Riva. La artista guatemalteca lleva años observando a las polillas. Inquilinas de su estudio que se nutren de madera y libros; es decir: de creaciones y conocimiento humano. Las polillas son habitantes clandestinos de las creaciones humanas, devoran sin saberlo los pensamientos plasmados en libros y debilitan la madera que sostiene edificaciones enteras. En un cuarto separado, cuelga una viga llena de pequeñas banderas : “La Gran Victoria”. Al acercarse, el espectador se da cuenta que las banderas representan una polilla y están insertadas por la artista en agujeros hechos por ellas. “Yo no soy más que la agente de las polillas” me dice la artista en una entrevista.

El costarricense Christian Salablanca lleva un estudio comparativo, casi biológico, entre sociedades humanas y animales en su obra: Estudios de Vulnerabilidad. Las relaciones de poder de los depredadores y la vulnerabilidad de algunas especies se vuelven un eco a la construcción de las sociedades centroamericanas. “La lucha será más severa entre organismos de la misma especie”, “Uno tiene que devorar al otro para poder sobrevivir, y el otro tiene que actuar como el que devora para poder subsistir”, se lee en el libro.

 

"Estudios de vulnerabilidad" por Christian Salablanca

“Estudios de vulnerabilidad” por Christian Salablanca

En el Museo de Arte y Diseño, Naufus Ramírez Figueroa presentó Feather Piece. Un performance filmado en el que el artista perfora su brazo con plumas negras. Una referencia a los “rituales prehispánicos de transformación”, una metamorfosis en los nahuales, a la vez protectores y almas gemelas.

Asímismo, aunque el “desarrollo” de nuestros países haya engendrado megalópolis y que el tránsito vehicular se haya vuelto una plaga en todos nuestros países, en Centroamérica podemos ser humildes ante nuestro Medio Ambiente. Todos acá sabemos que la Naturaleza siempre termina recordándonos su preeminencia : tifones, huracanes, terremotos, maremotos, o erupciones de volcanes (como la del Turrialba que me dio la bienvenida en San José) parecen recordarnos constantemente nuestra inferioridad, como especie y como civilización.

Recordemos que la palabra Huracán (adoptada en casi todos los idiomas) viene del Maya Quiché Hurakán, Dios del viento, del fuego y de las tormentas que participó a la creación del Hombre a partir del maíz. La Naturaleza destruye, y da vida a la vez.

Centroamérica es un istmo volcánico. Un accidente geológico que une el Norte y el Sur. A lo largo de los milenios y de las erupciones, se fue alzando al cielo con altas cimas montañosas. ¿Quién sabe? Tal vez algún día el mar volverá a cubrir la tierra…

El arte puede mover montañas.

 

Christina Chirouze
/

Chapina parisina. Gestora cultural de La Caféothèque. Entre bibliotecas académicas, vagabundeos urbanos y viajes mochileros, sintetizó su pasión por el arte en general, y en especial el de Centroamérica.


Somos lo que leemos.

En tu inbox una vez por semana
(Para que no te perdás nada de nómada, y más)

¡Gracias Por Suscribirte!
(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Política

Crónica de un fracaso en 14 puntos

Nómada

Política

Obama para los jóvenes de América Latina y el Caribe

Bibi González

Política

Obama para los jóvenes de América Latina y el Caribe

Bibi González

BLOG

La pasta del Papa y los Peripatéticos

Fito Andolini

Política

¿Qué le dijo el guatemalteco a Trump?

Martín Rodríguez Pellecer

“Me acosan más en la calle cuando llevo mi traje maya”

Carolina Gamazo

Política

Un personaje vincula a OPM con el Rey y la nueva Corte

Jody García

BLOG

¿Por qué el lenguaje incluyente no es una dictadura?

Pep Balcárcel

Política

MP-CICIG: Así protegen los jueces a los corruptos

Jody García

La esclavitud ignorada en Ciudad de Guatemala

Gladys Olmstead

Política

La falta de transparencia amenaza con hundir FCN

Javier Estrada Tobar

BLOG

Mujeres en CTIM (Women in STEM)

Bárbara I. Escobar Anleu

Política

Un equipo secreto del MP investiga porno infantil

Jody García

BLOG

Sigamos instrucciones (en el sexo)

Luisa Fernanda Toledo

BLOG / Política

Las 5 claves del inicio de 2017 (y hoy empieza la CICIG)

Martín Rodríguez Pellecer

Un gusto empezar así el año

Fresita La Hada

Política

Qué hizo Ovalle, mano derecha de Jimmy, para llevar un año impune

Jody García

¿Por qué Santa no recibe cartas de Guatemala?

Gladys Olmstead

Política

Cómo cambia (o no) el tablero lo que decidió la Corte

Javier Estrada Tobar

BLOG

Reflexiones acerca del amor

Astrid Lottmann

Política

El ‘último-dinosaurio’ se prepara contra MP-CICIG

Javier Estrada Tobar

BLOG

El Encanto de José Wolff

Leo García

Política

¿A quiénes sobornó Odebrecht en Guatemala?

Javier Estrada Tobar

Las mamás centroamericanas que buscan a sus desaparecidos

Orsetta Bellani

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Recomendaciones