Así está la bancada (de Sinibaldi) que podría salvar a Jimmy

En los momentos en los que necesita apoyos para evitar ir a un juicio por financiamiento electoral ilícito, el presidente Jimmy Morales recurre a la vieja política. Diputados del PP y Líder para agrandar FCN, los sindicalistas Joviel Acevedo y Nery Barrios, alcaldes que acarrean manifestantes contra la CICIG y, especialmente, una alianza que le permita 54 votos de 158 diputados para evitar perder la inmunidad en el Congreso. Para esa alianza tiene amarrado al último partido del exministro y prófugo Alejandro Sinibaldi, el Movimiento Reformador.

Entender la política

El diputado Hernández Azmitia, flanqueado por sus colegas y rivales del Movimiento Reformador.

Fotos: Carlos Sebastián

Alejandro Sinibaldi y Roxana Baldetti bailaban en el Parque Central. Era septiembre de 2014. Rodeados de simpatizantes y globos de color naranja, el Partido Patriota presentaba a su precandidato presidencial en campaña anticipada. Si todo salía de acuerdo a lo planeado, Sinibaldi heredaría el poder de Otto Pérez Molina. Seis meses después algo se interpuso en su camino. El Tribunal Supremo Electoral, la jueza Claudia Escobar, la CICIG, el Ministerio Público, una historia ya conocida. Mientras el gobierno Patriota caía, Sinibaldi renunciaba y construía un refugio político.

Así financió el Movimiento Reformador (MR), el partido de cartón con el que contempló lanzarse de candidato presidencial y al que migraron 18 diputados que en su mayoría fueron electos por el PP y representaban el ‘ala de Sinibaldi’. Pero en la política las cosas pueden cambiar muy rápido.

Ahora es septiembre de 2017 y a dos años de la campaña electoral pasada, en el Movimiento Reformado nadie menciona a Sinibaldi y el partido es una disputa de poder.

Así está la casa del partido que podría salvar a Jimmy Morales de perder la inmunidad.

Sinibaldi se convirtió en el líder (o dueño) del partido Movimiento Reformador, que en 2003 había lanzado a Jorge Briz, de la Cámara de Comercio, como precandidato presidencial, y que después se mantuvo inactivo hasta que volvió a adquirir capital. Sinibaldi, como se dice en el los círculos políticos, ‘compró la ficha’ como un plan B por si Roxana Baldetti no lo dejaba competir como candidato presidencial.

Sinibaldi, en aquella conferencia en la que anunció su renuncia del PP en mayo de 2015 porque se descubría La Línea, usaba la misma tipografía que la de la campaña del Movimiento Reformador. Y claro, el partido le pidió que fuera su candidato.

El financiamiento empieza a conocerse. El diario elPeriódico mostró un cheque por Q56.9 mil de mayo de 2015.

Al final, Sinibaldi se dio cuenta que, aún con una nueva plataforma política, no tenía oportunidad de ganar la Presidencia y no se postuló. En vez de eso financió a Manuel Baldizón por medio de cheques que comienzan a salir a luz por investigaciones de la CICIG. Y para la segunda vuelta, todo parece indicar que también financió a Jimmy Morales con uno de sus helicópteros.

 

La campaña anticipada de Sinibaldi, con el PP, en 2014.

Sinibaldi, el que menajaba las finanzas del Partido Patriota e intentó llegar la alcaldía y la Presidencia y en el camino hacerse millonario, ahora es prófugo de la justicia, probablemente en Italia. Tiene dos órdenes de captura, una por la cooperacha entre ministros para comprarle regalos a Otto Pérez y otra por financimiento electoral ilícito y por cobrar sobornos a contratistas del Estado cuando fue ministro de Comunicaciones.

Por la inercia de haber hecho gobierno con el PP, pero haber quitado la inmunidad a Pérez Molina, muchos diputados distritales lograron la reelección. 18 diputados, en su gran mayoría del Partido Patriota, renunciaron y crearon el bloque Movimiento Reformador.

La lucha por las Presidencias

El MR decidió a finales de 2016 romper su alianza reformista con la UNE y aliarse con FCN. Así lograron la Junta Directiva de 2017 y ahora buscarán proteger al presidente Jimmy Morales de perder la inmunidad en una acusación del MP y la CICIG por financiamiento electoral ilícito.

Y a los 18 diputados del MR les interesan dos presidencias. Una es clave para transar su apoyo a Jimmy Morales.

Boris España, el exjefe de bancada del Movimiento Reformador, aspira a ser presidente del Congreso en el 2018, con el apoyo de FCN. Sus colegas dicen que ocupa buena parte de su tiempo para cabildear con empresarios, académicos, periodistas y representantes del sector justicia. Además, claro, de asegurar el control del partido y de su bancada. Era, según varios diputados, el enlace con Alejandro Sinibaldi para recibir instrucciones entre 2016 y 2017.

 

A la izquierda, el diputado Martínez, hijo de Jaime Martínez Lohayza, acusado ya por la CICIG por sus actuaciones en tiempos de Líder. En medio, Boris España. Y a la derecha, Hernández Azmitia.

Aunque el diputado Boris España dice que no se ha planteado la posibilidad de aspirar a la presidencia del Congreso, advierte que si la oportunidad se presenta, se postulará para ese cargo.

El apoyo al presidente Jimmy Morales y FCN en estos momentos bien podría asegurarle 37 votos de los 80 que necesita para ser el presidente del Congreso en 2018.

Una de las principales fortalezas de Boris España era su elección como secretario general de Movimiento Reformador el 2 de julio pasado. Eso le daba peso en el partido y en la bancada.

Pero la secretaría general podría escapársele como agua entre las manos. 7 renuncias en el Comité Ejecutivo del partido tienen la validez de la Asamblea General a merced del Tribunal Supremo Electoral.

El diputado España guarda las esperanzas y cree que el TSE puede validar la Asamblea y eso significaría que se quedaría como la máxima autoridad del Comité Ejecutivo. En eso no está de acuerdo Carlos Ruiz, el responsable de la organización del partido.

Las luchas internas por el poder

Vamos a ver cómo están las disputas a lo interno del partido bisagra en el Congreso.

Por un lado está el partido Movimiento Reformador, dirigido por un Comité Ejecutivo encabezado por Raúl Vigil y lo integran cerca de 25 mil afiliados. Por otro lado está el bloque legislativo Bloque Reformador, conformado por 18 diputados y tiene ahora como jefe y subjefe de bancada Jaime Regalado y a Alejandra Carrillo, ex diputada del Partido Patriota y allegada a Roxana Baldetti durante su gobierno.

El partido y el bloque funcionan de forma independiente, pero ambos tienen liderazgos en disputa.

Jaime Regalado aspiraba a ser secretario general del partido y Alejandra Carrillo quería ser la secretaria de actas. Con varias semanas de anticipación, ambos cabildearon para conseguir esos puestos. Pero en la Asamblea General del partido, del 2 de julio, ninguno de los dos se presentó. Y en esos puestos fueron electos el diputado Boris España, ex integrante del Partido Patriota y el exdiputado Luis Fernández Chenal, ahijado de Otto Pérez Molina, hijo de un exmilitar acusado de tráfico de armas y drogas, y cercanísimo a Alejandro Sinibaldi. A todas luces, los jefes de la bancada habían perdido un pulso por el poder y prefirieron no aparecer en el evento del partido.

De igual manera, al final las cosas salieron mal para Boris España y Luis Fernández Chenal. Los dos, junto a los diputados José Alejandro de León, Ronald Sierra y Luis Hernández Azmitia, fueron señalados de recibir fondos ilícitos, producto de sobornos captados por Sinibaldi, para realizar la asamblea. La denuncia fue presentada en el Ministerio Público el 27 de julio por Venancio Gómez Pasir, un poblador de Petén del que no se tiene mucha información. La Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) investiga el caso. Jaime Regalado es diputado por Petén.

Dos días antes de que se presentara esa denuncia, Luis Fernández Chenal había renunciado a su afiliación al partido y se había separado del cargo. Otros seis también renunciaron a sus puestos en vocalías.

Cuando se le quiso preguntar por las razones de su renuncia, Fernández Chenal no respondió las llamadas a su celular y suspendió su cuenta de Facebook. Por otro lado, Boris España y Luis Hernández Azmitia coincidieron en que la denuncia por financiamiento ilegal es espuria y aseguran que el denunciante dio información falsa al Ministerio Público.

Al final de cuentas, las siete renuncias en el Comité Ejecutivo provocaron que la Asamblea no tuviera validez y ahora debe repetirse. Eso significa que las pugnas por el poder se extenderán por más tiempo.

Al menos 10 diputados de los 18 que integran el Bloque Reformador dijeron que no estaban de acuerdo con la forma en que los excluyeron del partido en la Asamblea General y por eso harían consultas para renunciar a su afiliación.

Esto podría ser el comienzo del fin para una bancada que ya había logrado convertirse en un grupo clave para la toma de decisiones dentro del Congreso.

Esto podría poner en problemas al presidente Jimmy Morales, que cuenta con MR como una de sus alternativas para conseguir los 54 diputados que lo salven de perder la inmunidad.

Sus opciones son dos:

Lograr 37 votos de FCN más 18 de MR.

Lograr 37 votos de FCN más 8 de los partidos ultra-conservadores (PAN, Viva, Unionista, CREO) y 16 votos de la bancada Todos.

La elección de 2019

Además de buscar la presidencia del Congreso en 2018, en el Movimiento Reformador ya están pensando en las elecciones de 2019. Los diputados que integran el partido dicen que solo hay pláticas informales sobre el tema. Pero no es cierto. En realidad todos tienen claridad y saben que es un tema serio. Incluso, ya hay conflictos por el protagonismo.

 

El diputado Luis Hernández Azmitia.

– El único que se ha estado tratando de perfilar como un presidenciable es Luis Hernández Azmitia, pero no es algo consensuado, dice Jaime Regalado, el jefe del Bloque Reformador y célebre por ser uno de los cuatro diputados que contrataron lobby en Estados Unidos en nombre de financistas anónimos. Regalado es un ganadero de Petén.

Luis Hernández Azmitia ha querido participar en política en los últimos 5 años. Intentó llegar a ser diputado en 2011 con Viva, y al perder logró entrar como viceministro de Desarrollo Social en el gobierno de Pérez Molina, pero salió por la puerta trasera. Luego se acercó a Sandra Torres, en la Unidad Nacional de la Esperanza. Después optó por regresar al Viva de Zury Ríos, y con ese partido resultó electo en 2015. Al mes renunció y se trasladó al bloque Movimiento Reformador.

El año pasado cobró protagonismo cuando presidió la Comisión de Salud del Congreso y se enfrentó en varias ocasiones con la ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack. Se dice un fiscalizador de la salud pública, pero el año pasado, en la definición del presupuesto, casi se enfrenta a golpes con otro diputado cuando Hernández Azmitia quería aumentar el financiamiento a organizaciones cuestionadas por falta de transparencia.

En un salón de reuniones del bloque del MR, Hernández Azmitia recibe a este periodista. El diputado está sonriente y animado. Dice que siempre está abierto para hablar con los medios y exponer su agenda de trabajo. Consultado por sus aspiración de ser Presidente, el diputado no confirma ni niega su intención:

– Yo busco un espacio de poder que me permita hacer los cambios que necesita Guatemala.

Cuando se le repregunta en varias ocasiones si quiere llegar a la Presidencia, Hernández Azmitia solo repite la respuesta anterior.

El diputado dice que se enfoca en su labor legislativa. Y cuando le queda algún momento libre, camina nueve cuadras en el Centro Histórico para ir al Hospital San Juan de Dios. Ahí, dice, escucha a los guatemaltecos a quienes el Gobierno niega el derecho a la salud.

Pero casi todo queda registrado en sus redes sociales. Ahí no faltan las fotos en sus visitas a los hospitales, abrazando niños o tomando la palabra en el Congreso. Su imagen siempre está resaltada, y la acompaña de su marca personal: LHA, sus iniciales, en colores rojo y azul.

A lo interno del partido, tres diputados del MR dijeron que Hernández Azmitia quiere ser presidente, pero no lo van a permitir. Creen que al cederle poder, el diputado podría traicionarlos y expulsarlos.

– Él se quiere robar el partido, dice un diputado.

Al igual que en otras agrupaciones, en el Movimiento Reformador reina la desconfianza, aunque frente a los reflectores parezca lo contrario.

El diputado Regalado dice que tiene una buena relación con todos los diputados de la bancada que dirige, aunque con Hernández Azmitia solo tiene un vínculo de trabajo.

Sobre la participación de Sinibaldi, el diputado Hernández Azmitia solo da un paso al costado. Y señala que no era parte del partido Movimiento Reformador en 2015. Se integró hasta hace un par de meses. Y por eso dice no le corresponde dar explicaciones sobre el posible financiamiento ilegal.

El ‘efecto Sinibaldi’

Todo lo que lleve el sello de Sinibaldi representa un estigma en la política. Y ese es uno de los más grandes problemas que enfrenta el Movimiento Reformador. Carlos Ruiz, el responsable de la organización del Movimiento Reformador le llama el ‘efecto Sinibaldi’.

Todos en ese grupo, quieran o no, siempre terminan vinculados directa o indirectamente con el exministro de Comunicaciones. Ya sea por su pasado en el Partido Patriota, por sus relaciones de amistad o por ser parte del partido que recibió fondos del exfuncionario prófugo de la justicia.

 

En la campaña de 2015, el MR era el plan B de Sinibaldi. Raúl Vigil volvió a ser secretario general en 2017. Foto: Soy502.com

Y recientemente, elPeriódico publicó que en el marco de las investigaciones de movimientos bancarios por el Caso Cooptación del Estado, se detectó que Sinibaldi entregó fondos para el Movimiento Reformador. Esa podría constituirse en una prueba valiosa para demostrar el financiamiento ilícito, porque jamás se declaró ante el Tribunal Supremo Electoral en los informes de aportes privados al partido.

Raúl Vigil, el actual secretario general del partido y secretario en 2015 cuando ‘invitaron’ a participar a Sinibaldi, dice que no estaba al tanto del aporte financiero de Sinibaldi. ¿Cómo pasó eso? ¿La máxima autoridad del partido no estaba enterada de dónde llegaban los fondos? ¿No se preguntó el origen de los recursos que gastaban en su propia campaña?

La responsabilidad es para el contador del partido, dice Raúl Vigil. Se trata de un hombre del que no tiene noticias desde hace dos años y del que no quiere dar detalles. Ahora está tratando de localizarlo para luego dar una explicación sobre el cheque de Sinibaldi.

Todos en la bancada Movimiento Reformador niegan la influencia de Sinibaldi en el partido y dicen que no tienen comunicación con el exministro.

El diputado Boris España dice que si se confirma que Sinibaldi aportó dinero al partido, tendrá que renunciar. Aunque dice que ya está pensando en la posibilidad de dejar a la agrupación para buscar otra plataforma para desenvolverse en la política.

Hay que esperar si eso ocurre antes o después de la votación clave del MR, la de salvar o enviar a juicio a su segundo presidente en tres años.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y comunicador. Se formó y trabajo durante casi diez años en Lahora.gt. Apasionado por las letras, el desarrollo humano, la política, las redes sociales, el cuidado del medio ambiente y la buena comida.


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    frank lopez hurtarte /

    05/09/2017 2:21 PM

    .
    PODRÍAN SALVARLO —EVENTUALMENTE—

    Excepto que podemos hacernos escuchar en las plazas, y allí veremos quien manda.

    Y de sobra está decir que quienes quieren mantener a Jimmy -non grato- Morales en el poder son los corruptos, narcos y evasores fiscales de siempre.

    ¿Cómo es posible que en las manos de un bufón esté la estabilidad nacional?
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Jose Yantuche /

      12/09/2017 6:55 PM

      Nuestra estabilidad esta en las manos de de 148 bufones que bailan al son que les toque quien ofrezca mas dinero, para aprobar o no aprobar las leyes que mejor les convenga.
      Que cambios hubo en la ley electoral y de partidos politicos?
      ninguna apreciable solo lo que les convenia.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Rodrigo Polo /

    05/09/2017 3:28 AM

    Un sólo comentario... it's something... que bueno que siguen haciendo activismo y cero periodismo investigativo honesto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Juan Shute /

      05/09/2017 8:13 AM

      Vos "pasadito y pesadito de libras" mejor anda a "besar" al "barbuchin de Mientes Ruin", sino te gusta lo que escriben aquí no lo leas o anda a pedir un tu puesto en "república" o crea una tu pagina para que le eches porras a tus cuates corruptos "exiliados".

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      ernesto gaaray /

      05/09/2017 7:43 AM

      un pro facha mas aunque algo disfrazadon vaa

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Sergio Guillen /

      05/09/2017 6:45 AM

      Rodrigo medias-verdades Polo, mejor sigue tomandote fotos con Sinibaldi...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Jose P. /

    04/09/2017 6:49 PM

    Sinibaldi ahora vecino de la ciudad de Milán, sigue dirigiendo a sus huestes corruptas en el congrueso y en algunos medios de comunicación.....alooo República.gt..con el objetivo de salvar al payasin y a el mismo de la justicia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Nuevas secciones