6 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Aury Ruano: un adiós a una mujer extraordinaria de Petén

“Hay seres humanos que luchan un día y son buenos; Hay otros que luchan un año y son mejores; Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos; Pero hay los que luchan toda la vida, Esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht

Blogs Blogs Petén
Esta es una opinión

Un 19 de octubre de 1969 cuando el sol se fue a descansar, había visto la luz del día, una libélula soñadora de horizontes lejanos. Linda Aury la llamaron. Su lugar de origen fue Jalpatagua, Jutiapa, Guatemala. Allí pasó sus primeras primaveras. Ella tenía 5 años y su familia decidió emprender un largo viaje hacia el lejano Petén. Llegaron a la majestuosa selva del Norte del país en 1974 y se asentaron en El Chal, Santa Ana. Su hermano era un niño pequeñito aún.

Los primeros abriles los pasó junto a su madre, su hermano, los abuelos maternos, sus tíos y sus esposas. Más tarde se quedaría con su hermano en la casa junto a ellos. Joven inquieta, inteligente, entusiasta, alegre y activa. Mi madre decía que querían mucho a Aury, pues se iban con ella, a apoyarla, como candidata a reina de la feria. Tenía facilidad de palabras que sorprendía a sus interlocutores.

A los quince años decidió irse a vivir con su esposo Juan Godoy Corrales. Juntos tuvieron una hija y cuatro hijos. Y para poder sobrevivir compraron una máquina de pedal. Estudió corte y confección. ¡Qué trajes y vestidos fabricaba! ¡Eran únicos!

Le gustaba participar en las reuniones del pueblo, como a mí. Estuvimos allí los últimos años del conflicto armado interno de Guatemala, donde no era fácil hablar, pero igual nos las ingeniábamos y lo hacíamos. Teníamos siempre algo que decir, cuestionar y proponer. Algunas veces nuestras ideas no eran bien recibidas por las autoridades de turno, ni por los líderes y lideresas de la comunidad que los apoyaban y defendían. Hay alcaldes, alcaldesas y autoridades en mí país que disfrutan de segregar a las comunidades y crear bandos. Y quienes tienen opinión son vistos y vistas como peligrosas o se les etiqueta de personas que no quieren el cambio.

Y así nos pasaba en ese trayecto del camino que nos tocó recorrer juntas en la comunidad. Un día, recuerdo que nos visitó el alcalde, nosotras ya habíamos tenido la oportunidad de salir de la aldea y conocer otros lugares, espacios y personas en el departamento. Lo que escuchábamos de la autoridad no tenía fundamento con la información que manejábamos. Así que debatimos con el alcalde en el salón comunal. Al salir de la reunión escuchamos a alguien decir en voz alta, que mujeres como Aury y Eguizel merecían ser linchadas y quemada.

En esa zona de Petén, no había médico en las comunidades. Así que el sacerdote de la parroquia de Jesús Resucitado El Chal, gestionó para que vinieran de misioneros un médico Javier Esquembre Menor y su esposa, una trabajadora social, Toñi Tecles Martínez. Aury Ruano, Aura Palma y un grupo más habían sido elegidas promotoras de salud. La formación en el área de salud la recibieron de Javier y en el área de los derechos de las mujeres, Aury trabajó junto a Toñi. Ellos la motivaron a terminar sus estudios de secundaria.

Al regresar a España después de más de una década, Javier y Toñi confiaron el trabajo a un equipo de la parroquia de El Chal. Aury y Aura junto a otras se quedaron al frente del programa, eran promotoras multiplicadoras que coordinaban el trabajo de las comadronas y de los promotores de salud que venían de comunidades lejanas de la parroquia y de la región. Empezaron a participar en las reuniones de agentes de pastoral del Vicariato Apostólico de Petén e integraban la comisión de Salud; otro aporte importante de Aury que quiero destacar, fue la creación de la Pastoral de las Mujeres en el VAP; allí las mujeres católicas se abrían un espacio en la iglesia de Petén.

Llegó la firma de los Acuerdos de Paz en 1996. También se firmó el acuerdo del cese al fuego entre el ejército y la guerrilla y se abrió una gama de posibilidades de participación en la Sociedad Civil. Hubo comisiones muy activas, Aury y Aura integraban la de salud activamente.

En 1998 surge el Foro de la Mujer. Yo trabajaba en ese entonces en CONALFA-Petén. Muchas veces vi a Aury caminar, bajo el sol del trópico petenero, yendo a las reuniones en MINUGUA. Y junto a otras mujeres de Petén dialogaban, porque querían tener un espacio en la sociedad y que la voz de las mujeres fuera escuchada, pues si se quería repensar otra Guatemala, ya no sería posible si no estábamos las mujeres presentes. Me enteré, que muchas veces no tenían para sus pasajes e ir desde El Chal hasta Santa Elena y con el dinero que Aury ganaba de las costuras, les pagaba también el pasaje a otras compañeras. Formaron el Foro de las Mujeres de Petén y para conseguir sus objetivos, caminaban por los rincones más apartados de la geografía petenera.

Mas tarde en 1999 el Foro de la Mujer sirvió como plataforma para crear la Asociación de Mujeres de Petén IXQIK.

Aury fue una de las socias fundadoras de la organización junto a Paz Cainzos, Olimpia Chatá, Iliana Tzin, Judith Urizar y Odilia Juárez. Fue también representante legal de la asociación. Las organizaciones de mujeres del departamento de Petén la eligieron democráticamente por un año, como representante ante el Consejo Regional de Desarrollo. Allí estaba ella, siempre tenía una palabra para denunciar las injusticias, una voz para resistir, una propuesta que entregar y para defender los DD.HH. de las Mujeres.

Finalizó su trabajo en la Parroquia de El Chal y empezó en la Secretaría Presidencial de las Mujeres en Petén —SEPREM— de esa fase de su vida supe poco. Yo me había marchado de Guatemala. Me enteré que seguía trabajando para, con y por las mujeres de Petén y que a título personal seguía haciendo incidencia política con lideresas. Me alegré al saber que se graduó de Abogada y Notaria, siendo mujer, esposa, campesina, madre de cinco hijos e hija y trabajadora. Fue una alegría para ella, su familia y quienes la queremos.

Escribo este artículo porque hoy me enteré de su partida. Y me gustaría que más personas en Guatemala y en el mundo conozcan de Aury Ruano. He de decirles que después de años de lucha contra el cáncer en un país como Guatemala, en donde cada día se evidencian las desigualdades e injusticias, Aury partió. Ella trabajaba para el Estado y pudo recibir su tratamiento, acceso al que no pueden llegar muchas personas en mi país. Pero en Petén no se pueden recibir las quimioterapias, ni las radioterapias, así que se debe viajar hasta la capital de Guatemala, que queda a 920 kilómetros ida y vuelta en bus.

Ella viajaba siempre junto a algún familiar. Al estar en la capital buscaban alojamientos económicos donde quedarse a dormir, para descansar y soportar los efectos de las quimioterapias, pues los primeros días son insoportables. Después regresaban en bus hacia Petén. Sus últimos tratamientos no los pudo recibir, debido a la medidas pandemia del COVID-19 y la restricción de circulación de buses. A su familia y a ella, solo les quedó aguardar. Y como nos ha tocado en Petén y en Guatemala, esperar y ver partir a quienes queremos, sin poder hacer mucho.

Qué mujer más admirable, que ejemplo de vida y qué temple tenía. Dos años luchando por vencer el cáncer con el deseo de vivir.

Su trabajo incansable por la salud en la década de los 90’, su dedicación y su vida por los Derechos de las Mujeres en El Petén son hitos que nos marcan para siempre. Fue una hija, hermana, esposa, madre, cuñada, abuela, nuera, sobrina, amiga, compañera, trabajadora, sembradora de sueños y esperanzas, que se va. Su recuerdo vivirá por siempre en nuestros corazones porque seres humanos como Aury Ruano Samayoa vinieron para quedarse con nosotros, para hacer historia y son imprescindibles.

Vuele alto Aury hacia el lugar de los sueños.

Eguizel Morales Ramírez
/

Nació en El Chal, Santa Ana, Petén. Trabajó en educación, alfabetización y organizaciones de mujeres en Guatemala y en Chile. Estudió pedagogía en el CUDEP- Petén. Hizo un Magíster en Psicología Social en la UTA-Arica, Chile. Actualmente es candidata a doctora en la Universidad de Bielefeld, Alemania, en cooperación con la Universidad de las Ciencias Aplicadas, Bielefeld, Alemania.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


10

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    José Roberto Luna /

    24/05/2020 9:07 AM

    Muchas gracias Eguizel por recuperar esta historia por ella y por muchas otras.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carmen López /

    23/05/2020 11:33 AM

    Gracias EGUIZEL MORALES RAMÍREZ por contarnos la admirable vida de superación de Aury Ruano Samayoa, además de compartir la tristeza por su partida. Me uno a la tristeza, indignación y dolor por lo que la injusticia y desigualdad de Guatemala provoca en su gente. Es importante evidenciar esta injusticia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Sandra /

    22/05/2020 9:06 PM

    He leído el artículo y se me ha erizado la piel al conocer la gran trayectoria de esta gran MUJER, mis condolencias a la familia y a Eguizel. Tocó mi corazón pues fue en El Chal donde mi padre pasó muchísimos años de su vida como DIrector de la Escuela que hoy lleva su nombre y como petenera se muy bien lo difícil que fue abrirse espacio, más en aquella época.
    Felicitaciones por el relato y a seguir haciendo camino.
    Sandra Godoy

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Jacinto Recinos, H /

    22/05/2020 4:32 PM

    Consternado con esta noticia... Dios Todopoderoso la reciba en su morada, él nos la prestó para vernos como en un espejo, solo nos queda dejar huella en esta vida que pronto se nos va.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Calderon ortiz antonio /

      22/05/2020 7:18 PM

      Exelente persona digna de admiracion .. Y de guardar siempre en el corazon mama de mis amigos Dios la la tenga en um lugar mejor .. no sabia que abia partido asia la presencia De Dios pero me llena de tristeza al saber que Ya no la podre ber pero los recuerdos se guardan para siempre...

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Yesenia Morales /

    22/05/2020 11:19 AM

    BUENOS DÍAS. HE LEÍDO TODO COMPLETO Y ME LLAMO MUCHO LA ATENCIÓN. SOY PETENERA. Y MUY CIERTO LO QUE DIJO. HE TRABAJADO CON PERSONAS ACTIVAS QUE LUCHAN POR UN MUNDO MEJOR Y CAMBIAR LAS PERSPECTIVAS DEL PAÍS. ES MUY IMPORTANTE CONOCER Y TRABAJAR POR LA POBLACIÓN AUNQUE HAY PERSONAS QUE NO CREEN O LLAMAN USURPADORES A NUESTRA GENTE CAMPESINA QUE TRABAJA DIARIAMENTE PARA LLEVAR EL ALIMENTO A SU FAMILIA. POR HAY QUE LUCHAR PARA QUE SUS DERECHOS SEAN RESPETADOS. NO CONOCÍ A AURY PERO SOLO HE ESCUCHADO DE SU GRANDIOSO TRABAJO. NUESTRO SEÑOR LA TIENE EN SU GLORIA. DIOS DERRAME ABUNDANTES BENDICIONES EN SU FAMILIA.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    22/05/2020 10:52 AM

    Gracias por compartir este relato de vida, es inpresionante la vida cuando se comparte con los otros. estas personas son de las que no mueren jamàs.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Hugo Lima /

    21/05/2020 5:06 PM

    No la conocí, pero por el relato del artículo sé que se trata de una mujer invaluable, delas que necesita Guatemala. Descanse en paz Aury. Resignación a sus familiares.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Olga Hernández /

    21/05/2020 10:40 AM

    Tuve la.oportunidad de.conocer a Aury, mujer adnirable y le.quiero.contar una cruel realidad de lo que la SEPREM hizo con ella, le.quito su contrato a principios del 2017 junto a un buen.numero de trabajdoras (incluida yo) sin derecho a una indemnización laboral, ella iniciaba su lucha contra esta cruel enfermedad y por lo tanto se quedo sin derecho a IGSS, claro luego la reubicaron pero fue la presión ejercida por unos diputados (me abstengo de decir el partido) hacia la entonces secretaria presidencial de ese entonces la que mato a la SEPREM Aguilar Theissen, por ello ver la esquela mas hipócrita el dia de ayer en la página de dicha institución, que lamentablemente su espíritu es.bueno, mas los que la.dirigen no lo son los mas adecuados, descanse en paz Aury y que brille para ella la luz perpetua

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Alfredo Saavedra /

    21/05/2020 10:18 AM

    Referente al caso de la señora Aury Ruano, a quien he conocido por medio de este artículo que publica hoy Nomada, saludo su memoria de una vida de entrega, como lo relata la apreciable autora de la narración. Me emociona el onmovedor relato, de esa dama, de esa existencia tan fructífera y en dedicación a la familia, a la comunidad a la nacionalidad y a su patria en particular, en mdio, como se apunta, de las vicisitudes de la vida, con tan trite culminación. Condolencias a la autora Eguizel, a la familia y amistades de tan insigne patriota. Atentamente, Alfredo Saavedra, periodista y escritor radicado en Canadá.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones