Cuando el fin de año no es una fiesta

Sucely fue expulsada de su hogar por ser trans. Su historia es una experiencia común para muchas personas LGBTIQ que no pueden celebrar las fiestas de fin de año con sus familias. Que este año que comienza sirva para reflexionar y ser empáticos: no todos tienen un hogar a dónde pertenecer.

Blogs familia fin de año LGTBIQ Opinión P369 violencia de género
Esta es una opinión

Imagen: Pexels

Antes de migrar a la capital, Sucely vivía en San Juan, Sacatepéquez con sus padres y sus tres hermanos. Nació con sexo masculino, pero desde pequeña sabía que su identidad de género no se correspondía con sus características físicas. Hoy vive y se identifica como mujer.

Desde que era adolescente, se encerraba en su habitación a cantar, bailar y maquillarse como sus artistas preferidas. Vivía con temor de que encontraran su ropa y su maquillaje, por lo que mantenía todo siempre en orden y escondido.

Su padre, un agricultor «machista y peleonero», regresaba a casa solamente tres veces por mes. Pero cuando tenía 16 años, regresó a casa antes de lo esperado y la encontró con restos de maquillaje en el rostro. El hombre estalló en furia. Se sacó el cinturón y empezó a agredirla mientras le gritaba que su casa «no era una casa de huecos». Su madre intentó defenderla, pero también fue agredida.

El padre terminó por echar a ambas a la calle. Esa misma tarde tomaron un bus hacia la capital, con lo único que pudieron sacar: su «frijolito», documento de identidad y un poco de dinero.

La madre le había asegurado pasarían unos días en casa de sus primas y que buscarían un cuarto donde vivir. Pero Sucely terminó haciendo todo sola. Al día siguiente de su llegada a la capital, su madre tomó un bus de regreso a San Juan y la dejó a su suerte.

Volver no era una opción. La comunidad entera se enteró de su identidad de género. Empezó a recibir amenazas por mensajes de texto: decían que sabían de sus «huecadas».  Y reiteraban que eso no era bien visto en el pueblo.

Fue así como inició un largo y difícil proceso para conseguir un trabajo. Tuvo que adaptarse a una ciudad en donde no conocía a nadie.  Aprendió a luchar por defender su libertad y dignidad. La nuestra es una sociedad cruel que discrimina y excluye por la identidad de género.

El tiempo se nos hizo corto. Antes de despedirnos, Sucely me dijo: «¿Sabe que es lo que más extraño, Colochita? Ese abrazo que nos dábamos con mi familia para diciembre. Cuando salíamos todos a la calle a quemar cuetes y regresábamos a la casa para comer tamales. Estábamos todos felices, porque aquí en la ciudad no tengo a nadie».

El bus se detuvo. Se despidió de mí y me abrazó como si fuéramos grandes amigas. Yo le hice la promesa de contar algún día su historia.

Nuestra sociedad suele reaccionar con rechazo y violencia ante la diversidad sexual y de género. Y la familia, precisamente, es la primera cuna del rechazo, las burlas y la violencia física y sexual que experimentan las personas LGBTIQ. Es el reflejo de la falta de aceptación y respeto que se cultivan en algunos núcleos familiares y el inicio del rechazo social que vemos a gran escala.

Es esta época de fin de año, me siento privilegiada de contar con un hogar porque sé que muchas personas han tenido que abandonar el suyo para sobrevivir. Y aunque han pasado dos años desde que hablé con Sucely, aún espero podérmela encontrar, al menos para saber si por fin ha podido encontrar con quiénes pasar estas fiestas. Si ha logrado encontrar dónde formar nuevamente su hogar.

Ojalá este tiempo de nuevos propósitos nos ayude a transformar nuestros discursos de amor y respeto al prójimo en acciones que construyan una sociedad con hogares más humanos, justos y diversos.

Ana Lanz
/

Ana Lanz baila ballet, es licenciada en trabajo social y le gusta documentar historias de vida. Se unió a Visibles porque cree que los aliados también forman parte de la diversidad sexual y son agentes clave para la inclusión social de la comunidad LGBTIQ.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

13

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Marlon Suarez /

    07/01/2019 9:38 AM

    "Nació con sexo masculino, pero desde pequeña sabía que su identidad de género no se correspondía con sus características físicas. Hoy vive y se identifica como mujer."
    La historia de este punto se salta hasta la adolescencia de este muchacho, por qué? Sería muy interesante determinar que sucedió entre estas dos etapas, como vivió su niñez, que sucedió en su entorno, que marcó su vida de esa forma? estoy seguro que fue abusado de niño y he allí la respuesta a su desviación. Estos desvíos no son de nacimiento, se han hecho a través del ciclo bebe/niño, son traumas.
    Si se va a escribir notas como ésta sería conveniente conocer todo el contexto de la historia y no contar solo una parte. Verdades a medias, mentiras hechas realidad!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    06/01/2019 6:49 AM

    Guillermo : con respecto a mi aversión a los homosexuales no es así -tampoco los amo- sería hipócrita decir que los amo... Tengo un amigo gay, cuando lo conocí, confundió mi amistad ... Sólo risitas , y no me gusto la forma como me miraba... ENTONCES LO TUVE QUE CONFRONTAR ... Y lO PUSE EN SU LUGAR... Ahora cada vez que lo encuentro se pone serio, sabe que conmigo no van esas miradas de lascivia ... Ni esas risitas. El me respeta y yo lo respeto , ni me me burlo... Alguna duda?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      06/01/2019 5:02 PM

      Confundís las cosas, no se trata de amar a un grupo o a una comunidad específica. Se ama a las personas cuando las conocés, cuando las tratás, por lo que son, nada más. Ahora, respecto a tu experiencia, eso es otra cosa, es un caso particular, a partir de allí no podés generalizar y etiquetar a una comunidad.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Marlon Suarez /

        07/01/2019 9:56 AM

        Guillermo disculpa, pero eso no es un caso en particular, tuve la misma historia que Victor con un gay, lo lamentable que en determinado momento se volvió hasta obsesivo, y eso ya implica hasta un delito.
        Dices que no se puede generalizar, pero la verdad es que la mayor parte de ellos tienen esas tendencias, ellos confunden la amistad que uno les puede brindar por no discriminar pero al final su actitud hace que uno se aleje de ellos y se les discrimine.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

          Guillermo /

          07/01/2019 4:18 PM

          Pues igual, creo que es una experiencia particular que no permite generalizaciones.

          ¡Ay no!

          ¡Nítido!

            Marlon Suarez /

            10/01/2019 12:00 PM

            Muchas particularidades, no?

            ¡Ay no!

            ¡Nítido!

    Víctor López /

    05/01/2019 10:53 PM

    Guillermo : mi respuesta era para Carlos Lima , el dice que el heterosexual es más delincuente que el homosexual... Entonces si existe la mafia heterosexual , tendría que existir la mafia homosexual... Pero respondiéndote vos tenes razón... Cuando se reúnen delincuentes forman una estructura criminal desde homosexuales hasta heterosexuales . Pero me surge una duda será que un delincuente heterosexual aceptará a un gay como jefe?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      06/01/2019 12:33 PM

      Sobre tu pregunta final, mi respuesta es sí, claro que sí, como cualquier otra persona. Nada tiene que ver una identidad de género con un posición de poder en cualquier escenario, nada.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    02/01/2019 10:28 AM

    Ahora investigue ; la historia de los homosexuales violadores de niños , de homosexuales delincuentes que le echan pastillas a sus víctimas para robarles, UNA INVESTIGACIÓN PROFUNDA DE LA MAFIA HOMOSEXUAL , para cuando?

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      04/01/2019 1:53 PM

      Victor, En lo particular me llama mucho la atención tu aprensión por este tema. Sin duda puedo decirte que una persona que está plenamente consciente y segura de su identidad sexual, no se pondría a la defensiva ni mostraría ninguna forma de aversión hacia este asunto. Es a mi juicio, totalmente irresponsable hablar de una "mafia homosexual", porque no podés vincular comportamientos mafiosos al concepto de identidad de genero, amén de que con ello se expone un pensamiento deleznable y homofóbico. Las estructuras mafiosas están compuestas por personas mafiosas, y en estas pueden haber heterosexuales, mujeres, blancos, cristianos católicos, cristianos evangélicos, ateos, bisexuales, latinos, asiáticos, homosexuales, hombres, etc, etc. Creo que debes poner a consideración tu moral cristiana porque yo he leído que los cristianos rezan “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo” (Mat. 22:34-39).

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Alex Mota /

      04/01/2019 12:27 PM

      Esas investigaciones ya se han realizado y los resultados siempre indican que los violadores, delincuentes, etc, tienden a ser heterosexuales. Mejor acéptese a usted mismo tal como es y dele rienda suelta a esos impulsos homosexuales reprimidos que lo mueven a escribir estas estupideces. Salga del closet! no se va a arrepentir!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Carlos Lima /

      02/01/2019 11:34 AM

      Y que tal si hacen la misma investigación pero para los heterosexuales? Seguro sale el mismo resultado o peor.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Víctor lopez /

        02/01/2019 6:50 PM

        En pavon, el infiernito , en el Mariscal Zabala ... Donde esta OPM Y SU BANDA... Santa Teresita, donde está la Baldeti y faltan más... Pero a la mafia homosexual ... No le quieren entrar por que será?

        ¡Ay no!

        2

        ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones