Filgua: la cultura bajo ataque

Esta parece ser una época en que empresarios y funcionarios atacan por sistema a todo aquello que favorece el pensamiento crítico y la libertad de expresión. Filgua, la feria del libro, no se ha librado de los ataques.

Blogs CIG Filgua Opinión P369
Esta es una opinión

Foto: Filgua

En la Feria Internacional del Libro en Guatemala de 2011, F&G Editores lanzó el libro “Crimen de Estado. El caso Parlacen” del periodista costarricense Lafitte Fernández. Años después supe que de parte de la Junta Directiva de la Cámara de Industria se había presionado a los organizadores de Filgua para que este libro no se lanzara en el marco de la feria. ¿La razón? El libro aborda las ejecuciones extrajudiciales ocurridas durante el gobierno de Óscar Berger, cuando el ministro de Gobernación era Carlos Vielman, expresidente de la Cámara de Industria.

La primera vez que como editor participé en Filgua fue en 2004, la tercera feria que organizaban los editores. Fue a finales de ese 2004 cuando me integré como socio de la Cámara de Industria, condición indispensable para ser parte de la Gremial de Editores. De 2004 a 2017 fui parte activa de la Gremial con una membresía nominal a la Cámara de Industria. Fui parte de la junta directiva y en dos ocasiones presidente de dicha Gremial, hasta que en 2017 los pocos editores que quedábamos decidimos renunciar de manera colectiva a dicha organización y dedicar nuestras energías a fortalecer la Asociación Gremial de Editores de Guatemala que habíamos fundado en 2016.

¿Por qué nos fuimos los editores de la Cámara de Industria? Porque la Cámara de Industria no respondía a las necesidades e intereses de los editores. Durante todo el tiempo que integramos la Gremial de Editores en la CIG la Feria del Libro fue una actividad en la que la participación de la Cámara se redujo a firmar los contratos con Coperex y a la eventual participación del presidente de su junta directiva en la inauguración, aunque en más de una ocasión el enviado era el director ejecutivo.

En 2006 participé por vez primera en el Comité Organizador de Filgua. En el mismo no había ningún miembro directivo de la CIG. Y lo mismo sucedió en las ferias posteriores. Entre 2006 y 2008, los editores tomamos la decisión, debido al crecimiento de la actividad editorial en Guatemala y a la buena acogida que tenía la Filgua entre los guatemaltecos, de hacer la feria anualmente. De tal suerte que a partir del año 2008 Filgua se empezó a hacer cada año.

Con el correr de los años lo que se convirtió en un valladar cada vez más difícil de pasar fue Coperex, la entidad administradora del Parque de Industria. Año tras año los costos de uso de las instalaciones se incrementaban. El Parque de la Industria es un recinto construido justamente para hacer ferias industriales y comerciales, de ahí que el Estado de Guatemala haya dado su administración a los empresarios organizados en las cámaras del Agro, Comercio e Industria. A pesar de ello sus instalaciones se han convertido en un espacio para bodas, fiestas de 15 años, asambleas de partidos políticos, y sí, también encuentros religiosos. Todas ellas actividades muy alejadas del objetivo original del recinto.

Lo usual era que los editores pagáramos la reserva del Parque de Industria en el mes de marzo, una vez habíamos vendido los primeros stands. Sin embargo, en diciembre de 2016 los administradores de Coperex nos expresaron que si no pagábamos antes del 30 de diciembre no nos permitirían ni siquiera ver el nuevo espacio que nos podrían dar, ya que el que habíamos usado siempre y reservado para 2017, se lo habían dado a una iglesia protestante. En su momento denuncié en redes sociales tal arbitrariedad y la respuesta de la Cámara de Industria fue pedirme que me callara para poder negociar con Coperex (es decir negociar con ellos mismos).

2016 fue un año difícil para la organización de la Filgua. Debido al estancamiento en los patrocinios y al sostenido incremento de precios en el recinto ferial terminamos con déficit. Tuvimos que recurrir a la reserva financiera de la Gremial para cubrir parcialmente las pérdidas. Por primera vez solicitamos el apoyo financiero de la Cámara de Industria. Solicitamos un préstamo para cubrir las cuentas por pagar; la respuesta de la junta directiva de la CIG fue “no”. Y es que en ese momento le apostaron a la desaparición de la Gremial de Editores y en consecuencia de la Filgua.

Nuestros esfuerzos y terquedad nos permitieron sobrevivir como gremio y realizar una exitosa Filgua en 2017, pero ya fuera del Parque de Industria. El éxito de Filgua 2017 fue de tal magnitud que el gerente general de la Cámara de Industria se animó a decirnos que a la “CIG le gustaría involucrarse en la Filgua, pero hacerla ‘menos izquierdista’”. Ese mismo argumento de la “feria izquierdista” nos lo repitió el director ejecutivo de la Cámara.

En octubre de 2017 los editores renunciamos a la Cámara de Industria y al igual que lo hemos hecho desde el año 2000, organizamos Filgua a pesar de la pretensión de la junta directiva de la Cámara de Industria de reclamar sobre la feria derechos que no tienen. Necesario es insistir que la oposición es de la junta directiva, porque seguramente los socios de esta institución no están ni enterados de lo que su presidente reclama en su nombre.

¿Cuáles son las razones que mueven a los directivos de la Cámara de Industria a reclamar para sí Filgua? Personalmente creo que son dos: querer tener el control sobre una actividad abierta y diversa y una demostración de fuerza frente a un grupo de pequeños y medianos empresarios que decidieron salirse de la cámara y caminar solos.

Raul Figueroa Sarti
/

Presidente de la Asociación Gremial de Editores de Guatemala Presidente de Filgua (Feria Internacional del Libro en Guatemala) Editor en F&G Editores


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

10

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Víctor lopez /

    21/11/2018 11:08 PM

    Corriendo voy a comprar ese libro ( crimen de estado) por algo esos esbirros no quieren que lo leamos SI LO MIRAMOS DESDE OTRO PUNTO DE VISTA ... MÁS PUBLICIDAD LE DIERON A ESE LIBRO... Hago un llamado para que compremos ese libro.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Molina /

    21/11/2018 8:36 PM

    Adelante a seguir luchando contra los aprendices de dictadores.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Molina /

    21/11/2018 8:32 PM

    Felicitaciones señores por la defensa ante estos empresarios dinosaurios. Nos quieren ignorantes.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    21/11/2018 7:45 PM

    .
    .
    .
    .
    INTELICIDIO* A MANOS DE LAS MAFIAS EMPRESARIALES

    Una tríada de magníficas columnas de opinión —publicadas en distintos medios de comunicación— he leído detenidamente sobre la intención del CACIF de tomar por asalto y matar una buena parte de la escasa cultura intelectual, que se produce en Guatemala, y para los guatemaltecos.

    Carol Zardetto, en elPeriódico, se percibía indignada por un grupo empresarial retrógrado que intenta controlar lo que se edita, publica y promociona a través de Filgua. De igual forma la poeta Ana María Rodas a quien ha llegado a la coronilla las argucias de la Camara de Industria. Así como Lucía Escobar, que se refiere en similares términos.

    Esta acción fascista de represión y censura de la Cámara de Industria es, en palabras del intelectual Mario Roberto Morales, un Intelicidio, para que los subalternos continúen bajo el yugo de la ignorancia que tanto les beneficia a las mafias empresariales, y así mantener este Régimen Dictatorial Oligarca (RDO) histórico y feudal.
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Maritza Reyes /

    21/11/2018 4:36 PM

    ¿Y en qué momento vas a reconocer el aporte del Ministerio de Cultura y Deportes, de nada menos que Q1 millón como patrocinio?

    No es poca cosa y claro que es obligación del Estado hacerlo, pero pecas de parcializado al no indicarlo.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Raúl Figueroa Sarti /

      24/11/2018 7:06 AM

      Maritza, acerca del aporte del gobierno me he referido en múltiples momentos, porque justamente estoy de acuerdo con usted en que es necesario destacar lo positivo. Este artículo está dedicado al interés de la Cámara de Industria de apropiarse de la Filgua.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      frank lopez hurtarte /

      21/11/2018 7:30 PM

      .
      .
      .
      FAKE NEWS —O NETCENTER— CON EL ÁNIMO DE DESACREDITAR

      Será hasta el año 2019 cuando Filgua "tendría" un aporte anual de Q1 millón de parte de Cultura y Deportes. En otras palabras, hasta el momento no se ha recibido nada.
      .
      .
      .

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

        Maritza Reyes /

        25/11/2018 9:44 PM

        Ves Raúl. Por eso la necesidad de aclarar las cosas. Así no hay gente como Frank que están desinformados y eso lo trasladan a los demás. Lo que usted dice, Frank, esas si son fake news. Y no soy netcenter. Soy una guatemalteca objetiva e informada. Su pensamiento parcializado y dogmatizado no lo deja ver más allá ni aceptar que no todo lo del gobierno es malo. Y claro, tampoco vaya a creer que defiendo al payaso sinvergüenza del presidente y su gabinete corrupto.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

        Raúl Figueroa Sarti /

        24/11/2018 7:08 AM

        Frank, el aporte de 1 millón se recibió en 2017 y 2018. El acuerdo ministerial institucionalizó el aporte, con lo cual el mismo pasa a formar parte del presupuesto anual del Ministerio.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Edgar Kestler /

    21/11/2018 3:20 PM

    Animo Raúl y a seguir adelante,,,,,siempre.........

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones