#NoALa5272 Yo defiendo mis derechos, nuestros derechos

¿Cuál es el tono con el que se debe denunciar para que a una no la agredan? Se pierde totalmente el sentido y el carácter de la denuncia cuando exijo moderadamente sin molestar a nadie . Definitivamente estamos frente a una sociedad y estructuras poderosas capaces de los actos más viles con tal de no perder el poder y privilegios.

Blogs Opinión
Esta es una opinión

Foto: http://www.prensacomunitaria.org

Decir lo que pienso sin filtros me ha traído grandes satisfacciones y me ha metido en algunos cuantos problemas, sobre todo con quienes me ven desde sus privilegios y les incomoda mi edad,o tal vez porque soy  mujer, o porque “no soy experta” (lo que sea que eso signifique) o simplemente porque mis exigencias, según ellos son “exageradas”, me sorprende que no se vea lo evidente cuando yo veo a mi alrededor y reconozco las violencias y me niego a ser indiferente.

A las niñas, adolescentes y mujeres las están violando, torturando y matando sistemáticamente incluyendo a aquellas que  se dedican a defender nuestros derechos. Y pasa todos los días ante la mirada cómplice de quienes prefiere ver hacia otro lado. Ante este panorama imposible no indignarse y pasar de ese enojo al pronunciamiento y  exigencia.

¿Qué implica expresarse, denunciar y exigir en medio de tanto odio? cuando estamos pidiendo que paren de imponernos, violentarnos y  matarnos.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM- Defensoras) registra, entre el 2012 y 2016  que al menos 53 defensoras han sido asesinadas, además reporta 3,886 agresiones contra mujeres defensoras de Derechos Humanos a nivel Mesoamericano, por otro lado UDEFEGUA reporta 236  denuncias de ataques a defensoras y defensores de Derechos Humanos de enero a junio de 2017; 107 de mujeres en Guatemala.

¿Cuál es el tono con el que se debe denunciar para que a una no la agredan? Se pierde totalmente el sentido y el carácter de la denuncia cuando exijo moderadamente sin molestar a nadie .  Definitivamente estamos frente a una sociedad y estructuras poderosas capaces de los actos más viles con tal de no perder el poder y privilegios.

Los ataques a las activistas y defensoras de derechos humanos  en el ámbito público son cada vez más violentos y aumentan si las mujeres nos reconocemos como feministas. Los insultos, amenazas en redes sociales hasta  gritos en la calle, como los que enfrentaron las activistas del observatorio de acoso callejero OCAC Guatemala el 22 de abril de 2018 en pleno centro de la ciudad a las 2 de la tarde,  en una actividad precisamente en contra del acoso callejero

Pero la cosa no se queda en el hostigamiento, también se buscan activamete retrocesos legales. ¿Qué nos queda cuándo existen iniciativas legales que buscan la criminalización? Como la iniciativa de ley  5272 que está actualmente en segunda lectura en El Congreso de la República.

La iniciativa de ley 5272 que  incluye, entre una cantidad de inconstitucionalidades,  “El Artículo 141 BIS. Promoción del aborto. Quien en forma pública o privada, directa o indirectamente, por sí mismo o por conducto de terceras personas, con finalidad lucrativa o no, promueva o facilite los medios para la realización de un aborto, será sancionado con prisión de seis a diez años y una multa de cincuenta mil a cien mil quetzales.”  ¿Como se va a determinar si alguien en privado, indirectamente promueve, habla, debate o investiga sobre el aborto? Este artículo puede ser usado para justificar la persecución de quienes “simplemente” quieren encontrar respuestas y debatir, o de quienes están a favor del aborto legal y seguro,  no se podrá ni mencionarlo en tu propia casa, la palabra y casi casi puedo imaginar al hombre blanco, mestizo, entacuchado sentado en su escritorio escribiendo ese proyecto de ley y frotándose las manos en señal satisfacción.

Es aquí donde confirmo que a las mujeres feministas que defendemos nuestros derechos somos una amenaza y nos atrevemos a hablar, nos quieren frenar con una ley, creen que nos pueden frenar con una ley no saben que ya lo han intentado con nuestras ancestras y aquí estamos. Con esta iniciativa de ley estamos frente a la criminalización de las activistas y defensoras eso está claro incluso quienes no están a favor del aborto.  

¿Qué hacer cuando es el propio Estado el que permite y avala las agresiones y violaciones a las activistas, periodistas y defensoras de Derechos Humanos?  Nos queda la denuncia, nos quedan las calles, nos queda la rebeldía, nos queda la voz, nos quedamos nosotras, entre nosotras, siendo conscientes que cuidarnos unas a otras y que no debemos bajar la guardia al  insistir en atacar los causas que originan las violencias, no permitir la censura, la autocensura y la criminalización, cubrirnos sororamente con la misma chamarra de colores y no quitar el dedo del renglón.

Una de las invitaciones  que IM- Defensoras hace a las defensoras y feministas  en su último pronunciamiento recomienda: conocer, implementar y promover estrategias de protección integral feminista basadas en el autocuidado, incluso instrumentos legales orientados al cuidado de unas con otras, jóvenes y adultas aprendiendo en doble vía, por ejemplo: promocionar los sistemas de denuncia de agresiones contra activistas, alertar sobre amenazas, articularnos para  impedir que leyes como la 5272 avancen.

Pasa el tiempo y cuando me proponen bajarle dos rayitas a las demandas por el reconocimiento de los derechos sexuales con el pretexto de que “alguien se puede molestar”, no puedo evitar enojarme, respondo con un categórico: mis derechos no se negocian y mi voz no se calla.

Y sigo, seguimos, sigamos.

#NoALa5272

Ingrid  Gálvez

#VecinasFeministas

 

Ingrid Gálvez
/

Mi biografía: Maestra de educación primaria urbana desde 2002. Vivo el feminismo con mis #VecinasFeministas y amigas, creo firmemente que bailando se construye comunidad.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Ramiro Velasquez /

    10/10/2018 12:32 PM

    ¿y con el asesinato de un bebé se borra o minimiza el trauma de una violación? ¿o se reducen las violaciones? ¿no será que con el aborto legal, en caso de violaciones, muchos van a ocultar o disfrazar sus irresponsabilidades y su sexualidad desenfrenada detrás de una supuesta violacion?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Edwin /

    09/10/2018 10:03 PM

    Que este artículo defiende un punto basándolo en otro punto que se debe abordar en su falta misma y es la persecución de los delitos aquí mencionados, no se combate la muerte de mujeres con la muerte de bebed

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    27/09/2018 8:53 PM

    La violencia de género no existe ; la violencia la sufrimos todos si ,no pregúntenle a las viudas de los choferes, a los hombres que aparecen muertos.... Si existe violencia Y TODOS LA PADECEMOS... En cuanta al aborto nosotros TAMBIÉN ESTAMOS DE PIE ... Listos y saldremos a las calles para que no ASESINEN MÁS BEBÉS ....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones