Soy un hombre hetero y así aprendí a ser aliado de la comunidad LGBTIQ

En Guatemala, no es muy común ver que un hombre heterosexual llegue a ser abierto en su apoyo a las personas de la diversidad sexual y de género. Esta es mi experiencia personal.

Blogs Opinión
Esta es una opinión

Diseño: Asociación Alas de Guatemala

Crecí en un ambiente bastante tradicional, siendo mi formación educativa bastante conservadora. Pero, tras un proceso de más de veinte años, he ido sintiéndome más cómodo con la etiqueta de “liberal”, y que defino como un compromiso con los derechos de todas las personas y especialmente los de los grupos más vulnerables y discriminados.

Nunca tuve un momento de eureka, pero lo cierto es que este proceso gradual de aprendizaje encuentra sus raíces en algunas de las enseñanzas fundamentales que recibí en mi familia, especialmente de mi abuela materna, quien me enseñó con su ejemplo y nobleza que la religión fundamental de todos los seres humanos es el amor. Y que el amor siempre debe orientar nuestras metas y nuestras acciones.

Tratando de seguir sus enseñanzas y apegándome a este precepto fundamental, fui entendiendo poco a poco que yo debía de tomar partido cuando encontrara ocasiones de injusticia y discriminación. Por esto, así como apoyo otras causas sociales, llevo ya varios años apoyando a las personas LGBTIQ en sus luchas.

Hace un año ese sentimiento y convicción tuvo un giro inesperado, pero bienvenido y hoy en día mi “lucha” por el respeto a los derechos de las personas LGBTIQ tiene un motivo personal. Entiendo, más que nunca, que la forma en que tomamos partido sobre algunas de estas causas tienen efectos en la vida de las personas.

Todos podemos aportar

Desde entonces, he sido más vocal en mi apoyo, y he empezado a poner en palabras las lecciones que durante mucho tiempo he logrado reunir. Estos son algunos de mis aportes clave:

En primer lugar, entendamos que la comunidad LGBTIQ no pide nada que los heterosexuales no tengan. No pide privilegios, sino que se les reconozca igualdad de derechos.

Piden, eso sí, que no se les reprima, que no se les culpe, que no se les discrimine, y que no se piense menos de ellos por tener una orientación sexual o una identidad de género distinta a las normas tradicionales de nuestra sociedad. Estos aspectos fundamentales de su personalidad los definen y no están bajo su control, por lo que es absurdo que, en nuestro mundo moderno, no se les reconozca como miembros valiosos de nuestra sociedad por el simple hecho de ser distintos.

Mi segunda recomendación es que para realmente entender la situación de las personas LGBTIQ, debemos estar abiertos a aprender y educarnos. Si alguna vez han conocido y realmente hablado con una persona de la comunidad, se darán cuenta que son personas con sentimientos, con deseos y sueños, con objetivos y que pueden aportar con una visión distinta de ver el mundo. Que el prejuicio no nos impida conocer y crecer junto a ellos.

Estemos ahí, seamos aliados

Tomemos entonces el reto de comprender cada vez más que la demanda por la igualdad de las personas LGBTIQ es legítima, y que para apoyarles es necesario ir más allá de discutir temas puntuales, como el matrimonio igualitario. Estos son importantes, pero se trata de crear una sociedad segura que respeta y acepta a las personas LGBTIQ.

Y para eso, tenemos que recordar la enseñanza de mi abuelita: el amor no distingue entre tipos de personas. Más aún, que como en nuestro mundo persisten muchas formas de discriminación y prejuicio, es necesario que nuestro apoyo se escuche y se sienta. Y que tomemos parte en poner un alto a las formas de discriminación que encontremos. Hoy tengo claro que mis palabras, acciones y opiniones sirven, no sólo para declarar una postura personal, sino que pueden servir como motivación y ejemplo para otras personas.

Elie Wiesel decía, con razón, que “la neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio alienta al torturador, nunca al atormentado”. Hagamos, entonces, que nuestro apoyo se exprese abiertamente, con la claridad de que sólo el amor puede llevarnos a una sociedad más justa y equitativa.

Lee también: Transmasculinidad: cómo nos volvemos invisibles en esta sociedad
Los demisexuales somos más que una nueva etiqueta

 

Rodrigo Barillas es heterosexual y cisgénero. Es aliado y ha colaborado con Visibles, un movimiento que persigue la igualdad de derechos de todas las personas en la sociedad guatemalteca.

Rodrigo Barillas
/

Es un aliado heterosexual y cisgénero, apoya la igualdad de derechos de todas las personas.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    - /

    18/08/2018 6:01 AM

    "VICTOR LOPEZ" = Hector Arnoldo Hernandez Rojas (Netcenter de los CIACS - Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad) =
    narcotráfico, contrabando, venta de pasaportes guatemaltecos, operaciones ilegales de adopción, "trata de blancas", sicariato, robo
    de vehículos, extorsiones, robo de propiedades, secuestros, robo de furgones, etc.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    14/08/2018 8:23 AM

    Cuando una persona no tiene argumentos para debatir , recurre a la descalificación, a la acusación sin pruebas, por que su cerebro, no le da para más ... Es un ser mediocre, y estúpido... Es una persona infeliz y le duele ver feliz a los demas, pobre... Su soledad y su vida de engaño... Lo están arruinando... Pobrecito .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    - /

    13/08/2018 5:18 PM

    "VICTOR LOPEZ y JUSTICIERO SOCIAL" = Hector Arnoldo Hernandez Rojas (Netcenter de los CIACS - Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad) =
    narcotráfico, contrabando, venta de pasaportes guatemaltecos, operaciones ilegales de adopción, "trata de blancas", sicariato, robo
    de vehículos, extorsiones, robo de propiedades, secuestros, robo de furgones, etc.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Carlos /

    11/08/2018 10:41 PM

    El punto son las etiquetas, el qué una etiqueta del tipo qué sea determine a la persona nunca ayudará al amor. Nuevas o conservadoras son etiquetas. No es un solo aspecto de la vida lo qué nos determina. La lectura profunda de la situación actual nos muestra no una apertura a la variedad, sino un reduccionismo impuesto muy refinado, creando una nueva moralizacion de las conductas. De la sarten del patriarcado al fuego de la ideología, no hay trascendencia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana lopez /

    11/08/2018 7:47 AM

    lo peor de todo que no termino de entender por qué buscan pareja sexual o sentimental de su mismo sexo pero en la vida sexual o sentimental un@ de ell@s hace el papel de hombre o mujer... no es eso contradictorio. Yo lo que creo es de chicos pudieron no haber tenido una orientación sexual adecuada o bien algunos fueron abusados y violados y otros peores se meten con su propio género porque creen q por experiencias traumáticas el otro género (el que me toca) es malo entonces mejor me quedo con la que sí me entiende, no me será infiel, no me golpeará (hablo de las lesbianas). Lo que no se vale es que muestren su promiscuidad frente a niños inocentes que no necesitan recibir esas distorciones en su vida tan corta.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Justiciero Social /

    10/08/2018 9:54 PM

    Ser Hetero, es lo normal, lo natural,
    Ser Gay es lo Anormal, lo Anti-natural.
    Si tienes cromosomas XY, eres Hombre.
    Si tienes cromosomas XX, eres mujer.
    Digo esto porque hoy en día estan tan idiotizados con hacer realidad sus fantasias pervertidas que se gastan dinerales en operarse y hormonarse, porque si quieren seguir manteniendo los rasgos del sexo al que quieren pertenecer, deben tomar hormonas para toda su vida.
    Y las farmaceuticas felices, si de venderles sus hormonas a estos pobres idiotas, negocio redondo para ellas, entre más homosexuales haya pues mas clientes van a tener.
    Lo mismo que ocurre con el Aborto (asesinato masivo de seres humanos), el Aborto es un buen negocio, vender los organos de los fetos deja buenas ganancias.
    Que parte de esta simple explicación tan sencilla no entienden los LGBTIQ? xx(mujer) xy(hombre)
    Por que quieren ser algo que nunca podrán? por que revelarse, ir en contra de su propia biologia?
    Lo que tienen mal es el Software, ellos se autoperciben del sexo contrario, y hay otros mas desquiciados que se autoperciben como Animales(transespecies).
    Entonces quieren obligarnos a todos los demás, a los que vivimos acorde a nuestra realidad, (no en fantasias, ni sueños) a que aceptemos y nos volvamos parte de esas fantasias, y si no lo hacemos; nos salen con ese clichesito ridiculo y trillado, Eres HOMOFOOOBICO!!
    Nomada es uno de los promotores más grandes de la perversión, lujuria, inmoralidad, de la sociedad guatemalteca.
    Martin Rodriguez, fundador de este periodiquillo tiene ordenes estrictas de parte de sus financistas:
    George Soros, Ford Foundation, entre otros...
    De promover la homosexualidad para que nosotros la aceptemos como algo normal, pero no, LA HOMOSEXUALIDAD NO ES NORMAL...
    La Homosexualidad es Anormal, Anti-Natural,
    Martin Rodriguez, no nos vas a lavar el cerebro, que vos y ben kei chin sean homosexuales y les guste que les zampen el vejuco por el orto, que?
    Ese es tu estilo de vida, no el de la mayoria de guatemaltecos, normales, y decentes, con principios morales.
    Saludos martinsito, veo que cada día vo y tus esbirros van de mal en peor, y ese sera tu final, vas a cosechar lo que sembras.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Miguel Luis /

    10/08/2018 4:54 PM

    Las personas rápido piensan que eres o te llaman maricón cuando discutís acerca de los derechos de los grupos mencionados, sin embargo, en lo personal y siendo heterosexual, no abogo porque se respete la conducta sexual más bien a la persona per se, es decir, a una lesbiana no se le debe respetar porque es lesbiana sino porque es una persona, un ser humano digno como cada uno de nosotros. ¿O qué, debemos o tenemos el derecho de interferir y de criticar la vida de los demás?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marlon Suarez /

    10/08/2018 2:52 PM

    "No pide privilegios, sino que se les reconozca igualdad de derechos."
    Si no están pidiendo derechos entonces que se centren en el genero al que pertenecen, si tienen pene son hombre y si tienen vulva y vagina son mujeres. Allí existen los derechos para hombre y mujeres, lo que si no existe y no tendrá que existir es un tercer, cuarto, quinto, etc. género. Se dan cuenta que tan fácil es la cosa. Lo que la comunidad LGTB pide es lo que a una persona le pasaría si se pasa un rojo de un semáforo, será multado y con el peliqgro de perder la licencia en determinado caso, o sea será castigado.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    10/08/2018 2:17 PM

    Cada quien es libre de practicar lo quiera : lo q
    Que no se vale es imponer la agenda homosexual, y lo están haciendo solapadamente. Amigo usted está equivocado, el , es desviación, es perversión .

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones