¿Cuáles son las 2 leyes por las que Tigo podría haber sobornado a OPM y Baldizón?

El país está viviendo un terremoto. En la política y en la economía. El caso Tigo desde Suecia podría ser tan profundo como el esperado de “La Línea 2”, de los empresarios que sobornan en las aduanas. A Tigo, la empresa más grande del país, se le está investigando desde Suecia y Estados Unidos porque podría haber pagado sobornos en Guatemala. Sobornos que, según las primeras averiguaciones de Nómada, podrían ser sobre dos leyes en particular y podrían haber llegado hasta Casa Presidencial.

La corrupción no es normal Política Baldizón guatemala Millicom OPM sobornos tigo

Un día después de la aprobación de la segunda ley Tigo en 2015 (y con el decreto equivocado), una subsidiaria empezó a instalar postes.

Fotos: Carlos Sebastián

El fantasma de la relación de Tigo con la política ha estado en el ambiente desde que se fundó en el país, pero en especial desde 2012 hasta 2015 por la estrecha relación con el gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, y con Manuel Baldizón.

Y ayer se abrió una puerta para investigar si ese fantasma es de verdad o son sólo rumores.

Las fiscalías de Suecia y Estados Unidos han empezado una investigación para determinar si Tigo pagó sobornos a políticos en Guatemala. Y Millicom, la empresa sueca socia de Tigo, hizo un comunicado para decir que cooperará con las autoridades suecas y estadounidenses. O en otras palabras: un comunicado para distanciarse de Mario López, el accionista guatemalteco de Tigo.

Pero ese comunicado es sólo la punta del iceberg.

La batalla es de gigantes. Tigo tiene casi la mitad del mercado de telefonía, su accionista Mario López es el más multimillonario de Guatemala, y tiene rivales de peso.

Rivales hacia dentro de Tigo, porque la sueca Millicom (a pesar de tener el 55% de las acciones) no manda en la empresa, y hacia fuera, porque sus rivales son Claro, del magnate mexicano Carlos Slim, y Telefónica, de capital español y también de la familia Bosch Gutiérrez, la familia más poderosa del país.

Lea: En el ranking de poder de Nómada, Juan Luis Bosch y Mario López ocupan dos de las cuatro primeras posiciones

¿De dónde viene la investigación?

Desde Millicom y desde Telefónica recelan las maneras en las que Mario López se ha convertido en el segundo actor de la política nacional.

La última jugada pública de Mario López fue a finales de agosto. Cuando la CICIG y el MP acusaron a OPM de ser la cabeza de la estructura de La Línea en aduanas (algo que ya muchos sospechaban), la Cámara de Industria (liderada por Bosch) finalmente le quitó el apoyo al presidente. Mario López, poco melindroso, salió a su rescate.

Colocó a dos de sus alfiles en el Ministerio de Economía y en el Programa Nacional de Competitividad y pidió a cambio –según las fuentes empresariales de Nómada– que le dieran en monopolio la banda 4G, que permite una descarga mucho más rápida de internet. El acuerdo no se pudo concretar porque después de ese acuerdo y esos nombramientos, Pérez Molina duró cuatro días en el cargo antes de ser enviado a la cárcel.

Lea: El multimillonario rescata a OPM (a cambio de un tesoro)

 

El presidente Otto Pérez y el empresario Mario López celebran la inauguración de la planta solar en febrero de 2015.

El presidente Otto Pérez y el empresario Mario López celebran la inauguración de la planta solar en febrero de 2015.

Y es que la relación entre Mario López y el gobierno de Pérez Molina siempre fue fluida. Tanto que hubo dos leyes aprobadas por el Partido Patriota, Líder, Todos y Creo que benefician sobremanera a Tigo y perjudican a los intereses nacionales.

Las dos leyes fueron aprobadas de manera sorpresiva (y sospechosa) y varias fuentes del mundo político y empresarial de Guatemala creen que hubo sobornos de por medio.

La primera ley Tigo: menos impuestos

Hubo una época en la que el PP (de Pérez Molina y Baldetti) y Líder (de Baldizón) eran enemigos. Líder detuvo al Congreso tres años a base de interpelaciones. Pero hubo algunas excepciones. Como cuando el 20 de noviembre de 2012 ambas bancadas, junto a Todos –de Roberto Alejos– aprobaron la prórroga de las frecuencias radioeléctricas por 25 años, sin pagarle un solo centavo al Estado por usarlas.

Telefonía, radios, televisiones, todos podrían usar esos bienes públicos gratis. Según dijo entonces Orlando Blanco, diputado de la UNE (que se opuso a la ley), los archienemigos de PP, Líder y Todos se habían puesto de acuerdo por cabildeo de Luis Valladares, directivo de Tigo.

Este extraño acuerdo entre rivales, con intervención directa de uno de los directivos de Tigo, que implicó un ahorro enorme en impuestos para la telefónica, es una de las leyes que podrían estar en la investigación de Suecia, Estados Unidos y, quizás, la CICIG y el Ministerio Público, según el reporteo de Nómada.

Lea: La ley de frecuencias radioeléctricas, de 2012 (en PDF)

La segunda ley Tigo: más ventajas

Pero no es el único caso reciente. Ni en el que sacó más ventaja Tigo.

Hubo otro acuerdo extraño el 8 de abril de 2015, una semana antes de que el sistema de corrupción e impunidad sufriera un varapalo con la publicación del caso de La Línea por parte de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) y el Ministerio Público (MP).

Ese 8 de abril, Líder interrumpió la interpelación a la ministra de Educación después de un acuerdo en Casa Presidencial, según diputados consultados por Nómada. Era la casa presidencial de Pérez Molina, Baldetti y el exministro Alejandro Sinibaldi. Con los votos del PP, Líder, Todos, Creo, UCN, PRI y Encuentro por Guatemala, se aprobó de urgencia nacional la segunda Ley Tigo.

Esa ley Tigo quitaba a las municipalidades el derecho a impedir o aprobar (y cobrar mordidas, muchas veces) para la instalación de torres para telefonía. E iba más allá.

Con el engaño al público porque la ley también obligaba a las telefónicas a bloquear la señal en las cárceles, casi todo el Congreso (con la excepción de UNE y URNG-Winaq) aprobó la anulación de este derecho municipal. O la cesión de ese poder a Tigo.

Desde entonces necesita sólo un trámite en la Superintendencia de Telecomunicaciones para instalar antenas, cableado, fibra óptica, postes y, atención, “cualquier otro elemento o medio para la transmisión de datos o instalación de equipos de telecomunicaciones” en espacios públicos o privados. O sea, cualquier servicio.

Pero para que la ley recibiera el apodo que recibió, la clave estuvo en quiénes podrían obtener la autorización para desarrollar estos proyectos: aquel que tuviera 6,000 kilómetros de fibra óptica instalados en Guatemala o cualquier operador con más de 100,000 líneas. Claro y Telefónica, los otros dos competidores en telefonía, no alcanzan esa cantidad de fibra óptica. Es decir, la Ley era sólo para Tigo.

La Ley abría tanto las posibilidades para Tigo que la autorización incluía “cualquier forma que la tecnología permita, incluyendo voz, vídeo, y cualquier forma de información”.

La autorización de la SIT incluye el cruce y uso de ríos, lagos, canales y aceras; remover la vegetación que fuera necesaria “que estorbe” a la red; la instalación en predios públicos y privados; el mantenimiento del equipo, el uso de infraestructura de terceros y las reparaciones.

Una ley con demasiadas ventajas, y demasiados acuerdos entre rivales, como para ser considerada una de trámite. “Todo el mundo dice que ahí se movió mucho dinero en sobornos”, repiten tres fuentes en el mundo empresarial.

 

Manuel Baldizón, junto a algunos de sus más cercanos colaboradores, el 3 de mayo.

Manuel Baldizón, junto a algunos de sus más cercanos colaboradores, el 3 de mayo.

Lea: La ley de antenas telefónicas, de 2014 (en PDF)

Una vida empresarial de cariños políticos

Tigo es una empresa que ha crecido –como tantas otras en el capitalismo de amigos guatemalteco– al amparo de la política y el Estado de Guatemala. En los años ochenta, cuando se abrió el mercado de telecomunicaciones con el gobierno de la Democracia Cristiana, el entonces ministro de Comunicaciones, Mario López, se convirtió en accionista de Comcel, la empresa que tiene como nombre comercial Tigo y que comenzó como la aventajada en el mercado de la telefonía celular.

Después, a inicios de los 2000, se quiso asegurar un espacio privilegiado para competir con sus rivales de Claro y Bell-South (luego Telefónica), e hizo varios cheques al expresidente Alfonso Portillo, quien les adjudicó una banda específica de telefonía.

En el año 2010, el gobierno de Álvaro Colom y Sandra Torres se disponía a aprobar un impuesto a la telefonía, pero Tigo logró detenerlo gracias a su amistad con el PP, Líder y la UNE. El exministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight, denunció que se debía a un acuerdo entre Tigo y la UNE para financiar la campaña de Torres. Torres lo niega y responde que es la palabra de Fuentes Knight contra la suya.

Así, Tigo se ha convertido en una empresa hegemónica. Tanto que Mario López ha comprado acciones (minoritarias) en Prensa Libre y que los medios tradicionales prefieren no meterse con ella.

Lea: La batalla de Diana contra el gigante (que casi ningún medio quiere cubrir)

Pero si en los últimos 30 años ha habido leyes, concesiones y ausencia de impuestos que han favorecido a Tigo, ¿por qué se le investiga hasta ahora?

Las 3 teorías sobre el origen de la investigación

Hay tres teorías sobre el origen de esta investigación. Una es que Millicom quiere sacar ventaja respecto de su socio (y rival) Mario López. Tigo-Guatemala es la empresa más grande de Millicom en el mundo (representa como el 30 por ciento de sus ingresos) y Millicom recela de la autonomía de Mario López.

Georg Ander, embajador de Suecia en Guatemala, respondió que todo partió de una investigación solicitada por Millicom. Recibió ayer una llamada de la junta directiva de Millicom para informarle del proceso. Afirma que no sabía nada ni nunca antes Millicom le había solicitado colaboración para investigar. Afirma que la denuncia partió de la empresa. En un acto protocolario esta mañana de jueves en el Palacio Nacional, embajador sueco pasó un largo rato platicando con el jefe de la CICIG, Iván Velásquez. Al ser preguntado al respecto Ander, dijo que hablan muy seguido.

La segunda teoría es que Telefónica fue la que denunció a Tigo, en Suecia y en Estados Unidos. Consultado al respecto, Humberto Pato, director de Telefónica en Guatemala, declinó dar declaraciones.

Y la tercera tegoría es que todo partió –como temen todos los políticos y empresarios en Guatemala– de una investigación de la CICIG. Pero parece que no es así; o al menos que todavía no lo es. Iván Velásquez respondió que no han decidido si investigarán el caso.

Quien sí investigará, de oficio, el caso, es Estados Unidos. Tigo ha cotizado en la bolsa de valores de Nueva York, que por ley tiene que investigar cualquier caso de posibles sobornos de las empresas en el mundo.

Tigo asegura que todo está bien

La megaempresa guatemalteca responde que todo está bien. “El día de hoy Millicom emitió un comunicado en el que indica que ha requerido a algunas autoridades que evalúen si existen indicios de pagos impropios, y que para el efecto ha solicitado que se realice una investigación. Aunque desconocemos a que se refiere específicamente el comunicado (podría tratarse incluso de denuncias anónimas que por regulaciones bursátiles deben reportarse), nuestra postura es que estamos disponibles para cualquier investigación que se considerara conveniente, pues siempre ha sido nuestra política conducir nuestros negocios privilegiando prácticas integras y éticas”, dijo Manuel Sisniega, Director de Asuntos Corporativos de Tigo Guatemala.

A pesar del comunicado, en aguas empresariales y políticas guatemaltecas hay un terremoto. Y todo parece indicar que este caso (también) apenas empieza.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo hace 16 años. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014 fundó Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Autónoma de Madrid. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Ana Carolina Alpírez
/

Nací en una familia numerosa, de ahí mi problema con la propiedad privada. Soy periodista porque esta profesión mantiene viva mi capacidad de asombro y no puedo concebir el mundo de otra manera.


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

Anuncio

24

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Johan /

    12/11/2015 8:38 PM

    Donde quiera que hay un politico hay corrupción. Observen el siguiente dato "Tigo es una empresa que ha crecido –como tantas otras en el capitalismo de amigos guatemalteco– al amparo de la política y el Estado de Guatemala. En los años ochenta, cuando se abrió el mercado de telecomunicaciones con el gobierno de la Democracia Cristiana, el entonces ministro de Comunicaciones, Mario López, se convirtió en accionista de Comcel, la empresa que tiene como nombre comercial Tigo y que comenzó como la aventajada en el mercado de la telefonía celular." Así pasa en mi país, Republica Dominicana, aquí, donde quiera que hay un politico sale pus

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    La captura del megaempresario hondureño empieza un terremoto patrocinado por EE.UU | NotiReal /

    12/11/2015 4:44 PM

    […] Lea: Estas son dos leyes por las que Tigo podría haber sobornado a OPM y Baldizón […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    La captura del megaempresario hondureño empieza un terremoto patrocinado por EE.UU - Analytica /

    12/11/2015 4:36 PM

    […] Lea: Estas son dos leyes por las que Tigo podría haber sobornado a OPM y Baldizón […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    La captura del megaempresario hondureño empieza un terremoto patrocinado por EE.UU | MacroMonitor /

    12/11/2015 4:07 PM

    […] Lea: Estas son dos leyes por las que Tigo podría haber sobornado a OPM y Baldizón […]

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    06/11/2015 8:51 PM

    […] Lea: Estas son dos leyes por las que Tigo podría haber sobornado a OPM y Baldizón […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mario Lopes /

    24/10/2015 9:48 PM

    Chanananan!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos /

    24/10/2015 7:06 PM

    El columnista falta a la verdad e intenta manipular a la opinión pública, cualquiera que lea la ley podrá entender que la misma dice que el que tenga 6,000 kms "O" 100 mil usuarios, para cualquier mortal que haya aprobado primero primaria entendería que ese "O" quiere decir que cualquiera que cumpla con uno u otro requisito es elegible, y todos sabemos que cualquier telefónica en nuestro país tiene mas de 1oo mil usuarios.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    iMorales /

    24/10/2015 10:40 AM

    Juan Carlos Suarez .................... a MI .. SI, me interesa, en consecuencia, con su navegador cambien a otra cosa y deje que los demas se informen como *fluye el agua en nuestra Guatemala*

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    anonimo /

    24/10/2015 9:42 AM

    Vayan al Ministerio de Salud y comprueben la forma en que Tigo acapara la transmisión de datos. Desde las comunidades más remotas obligan a que los trabajadores posean teléfono de Tigo para el envío de información sobre los programas de salud materna e infantil. Esto con la absoluta complacencia del ex Ministro Villavicencio y su camarilla, próximos a retomar el control con Black Pitaya.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Miguel mena /

    24/10/2015 8:21 AM

    DEBERIAN INVESTIGAR A ANDRE POZUELOS, QUIEN FUE SEGUNDO EN LA SIT MIENTRAS REYNABA LA BALDETTI YA QUE ADEMAS ES SU AHIJADO......ESE TRANSERO Y UN SU ACHICHINCLE RODOLFO "FITO". QUIENES SE APROPIARON DE EMPRESAS PRESATDORAS DE SERVICIO A TIGO. USANDO SUS INFLUENCIAS Y TRANSAS.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Nuevas secciones