La deuda pública y el BI, el mayor comprador y que paga menos impuestos

Cada noviembre, en el Congreso ocurre algo que es del máximo interés para los bancos del país. Los diputados deciden cuánta deuda emitirá el Estado para financiarse y qué porcentaje será nacional o extranjera . Los bancos, y especialmente varios de los más grandes, necesitan comprar esa deuda. Es su principal inversión y es también una forma segura de ganar dinero libre de impuestos.

Política

La sede central del Banco Industrial, en la zona 4.

Foto: Estrategia y Negocios

Las grandes empresas, en principio, están sometidas a impuestos más altos que las personas. Sus ingresos están gravados con un ISR del 25 por ciento, mientras que el de profesionales y trabajadores que ganan más de Q4 mil (US$500) es entre 5 y 7 por ciento. Sin embargo, esta es solo la teoría. Gracias a deducciones y exenciones, algunas de las principales empresas del país pagan un porcentaje mucho menor de impuestos en la práctica.

Guatemala es el país que menos impuestos recauda del continente. Apenas 10% cuando el promedio latinoamericano es 23%. Y las grandes empresas y empresarios no pagan un porcentaje mayor que el resto del país. El caso a continuación es uno paradigmático.

El banco privado más grande, Banco Industrial (BI), pagó el año pasado el 6.4 por ciento de sus ganancias en concepto de Impuesto Sobre la Renta, según sus cuentas anuales, que son públicas. El grupo financiero en su conjunto, que incluye la aseguradora y la empresa de tarjetas de crédito, entre otras empresas, contribuyó con un 12.6 por ciento de sus ganancias. Sin embargo, el banco propiamente dicho, que ganó más de Q1,200 millones el año (US$ 165 millones), desembolsó en ISR Q83 millones. Las cifras son muy similares para el tercer banco del país, el G&T Continetal, que pagó un 6.6 por ciento de sus ganancias en impuestos. En otras palabras, dos de las mayores empresas del país contribuyeron a las finanzas públicas en un porcentaje muy similar al de un profesional con un sueldo de Q20 mil mensuales (US$2.700).

(Beneficios o utilidades son dos términos que se usan para referirse a las ganancias de las empresas.)

El gráfico muestra grandes diferencias entre unos y otros bancos. Banrural y Bantrab, en donde el Estado tiene un porcentaje minoritario de acciones, pagan más del doble de ISR que los dos grandes bancos privados. Y es un banco privado, el Banco Agromercantil (BAM), con un 20.6 por ciento, el que más se acerca a la tasa teórica del 25 por ciento a la que debería ascender la contribución de una empresa.

Esto no siempre fue así. Algunos de los bancos están pagando en los últimos años menos ISR que nunca. Esto es especialmente cierto para el BI, que es el único de los seis grandes bancos que lleva tres años consecutivos reduciendo su carga tributaria.

En 2016, BI desembolsó en concepto de ISR Q83 millones, un 6.4 por ciento de sus beneficios. Tres años antes, en 2013, había pagado más doble: Q204 millones, lo que representó un 20 por ciento de sus ganancias de entonces.

(Beneficios o utilidades son dos términos que se usan para referirse a las ganancias de las empresas.)

 

 

La fuente principal del BI: la deuda estatal

Estas diferencias en el pago de impuestos entre años y entre entidades, en realidad, responden a una misma causa. El ISR de los bancos depende, en gran parte, de la cantidad de ingresos libres de impuestos que registran. Cuántas más rentas exentas de tributación, menos pagan. Como otros sectores económicos, los bancos también reciben beneficios fiscales. En 2016, uno de cada tres quetzales que ingresó BI fueron libres de impuestos. Para el G&T Continetal, fueron poco más de uno de cada cuatro.

 

BI y G&T fueron las entidades con más ingresos exentos de tributación en 2016. Por eso, son también los que menos ISR pagaron.

Los bancos se benefician de varias exenciones de impuestos. Como cualquier empresa guatemalteca, no pagan impuestos por los ingresos que generan en el exterior. En Guatemala, a diferencia de muchos países, como Estados Unidos, no existe lo que se denomina ‘renta mundial’. Solo se pagan impuestos por los ingresos que se generan en territorio guatemalteco.

Por ejemplo, si un banco compra bonos de deuda (da un préstamo) a una empresa emitidos en otro país, los intereses que recibirá estarán exentos de pagar impuestos. Si además ese país es un paraíso fiscal, no pagarán impuestos en ninguna parte. Este es el caso de BI, que en sus cuentas anuales del año pasado reconoció tener Q225 millones en títulos de deuda de Tigo emitidos por un trust en las Islas Caimán. Aunque las dos empresas son guatemaltecas y sus negocios (de donde obtienen ganancias) se encuentran en realidad de Guatemala, esta actividad está exenta en el país, según coincidieron varios expertos consultados, por producirse en el exterior. Desde la gerencia del Banco Industrial responden que ellos no pueden decidir en qué jurisdicción Tigo vende su deuda.

Los bancos tampoco pagan impuestos por los ingresos que les producen las préstamos para compra de vivienda garantizados por el Estado. Las hipotecas del Instituto de Fomento de Hipotecas (FHA), que son una importante inversión de los bancos, también están exentas de ISR. Desde la gerencia del Banco Industrial enfatizan que esa inversión que hacen en hipotecas garantizadas por el Estado es para promover vivienda a mejores intereses, y por lo tanto, es una inversión más productiva que genera empleo.

No obstante, la principal fuente de beneficios fiscales de los bancos son los bonos de deuda del Estado.

Si BI y G&T son los bancos que menos ISR pagan es, en parte, porque son los que más bonos compran, los que más dinero prestan al Estado. Los intereses que generan estos títulos están exentos de tributación. BI declaró el año pasado tener bonos por valor de Q9.2 millardos, una cifra muy similar a la que posee G&T. Juntas, ambas entidades, tenían en su manos el año pasado casi la mitad de la deuda interna del Estado de Guatemala.

 

Los bonos de deuda pública los emite cada año el Estado para cubrir la parte del gasto público que no alcanza con lo que la SAT recauda de impuestos. Como ocurre en muchos países, estos bonos están exentos de impuestos para hacerlos más atractivos y lograr que el Estado pueda financiarse con deuda más barata.

Lo que sí caracteriza al sistema bancario de Guatemala es el peso que tiene la deuda pública en sus inversiones. Como muestran los datos difundidos por las propias entidades financieras, los bancos prácticamente solo invierten en bonos del Tesoro y, en menor medida, en otros valores garantizados por el Estado, como las hipotecas FHA o los Certificados de Depósito a Plazo (CDP) que emite el Banco de Guatemala (Banguat).

Esto marca una diferencia respecto de otras economías más dinámicas.

En otros países, la banca tiene inversiones en grandes empresas o se centra en vender hipotecas para comprar casas. En Guatemala, en cambio, los bancos, en gran parte, se dedican a prestar dinero al Estado y ganan dinero libre de impuestos gracias a ello.

Al tener la posibilidad de invertir sus fondos en compra de bonos, los bancos están menos incentivados a prestar dinero a la gente o a las empresas. O lo prestan a tasas de interés más altas. El banco más grande del país y el que más deuda pública posee, el BI, es el banco que, en proporción a su tamaño, menos dinero presta a personas o empresas.

Además, algunos de los principales clientes de BI son sus propios accionistas. En un documento entregado a la SEC de Estados Unidos este año, el banco explicó que al 31 de marzo de 2017, había concedido préstamos con propietarios del banco por valor de US$ 236 millones (unos Q1,700 millones). En otra declaración presentada ante la SEC en 2015, la entidad expuso que en ese entonces, tenía créditos por casi US$53 millones con las empresas de palma africana de Federico Köng Vielman, directivo del BI, y otros US$50 millones con Aceros de Guatemala, también accionista del banco.

El año pasado, cuatro de cada diez quetzales que ganó BI tuvieron su origen en la deuda que paga el Estado de Guatemala.

El BAC-Reformador es el banco más competitivo en término de rendimiento de sus préstamos. El 90 por ciento de sus ingresos proviene de créditos a a empresas o personas.

 

A los bancos les gustan los títulos de deuda porque son confiables y su manejo requiere pocos gastos administrativos. Prestar dinero a particulares, en cambio, supone siempre un riesgo y requiere también invertir recursos en oficinas y empleados.

Los bonos no tienen ninguno de esos inconvenientes. Según explicó Alfredo Rivera, integrante de la Cámara de Finanzas, desde que se emiten bonos, el Estado a penas ha incurrido en impagos o retrasos. Los bonos siempre se pagan porque el Banguat, que es quien se encarga de pagar el interés de los mismos, tiene acceso directo a las arcas públicas.

Los bancos, en realidad, son los únicos acreedores del Estado que no necesitan pasar por un proceso presupuestario complejo para cobrar. Un contratista normal al que el Estado le debe dinero, debe atravesar una serie de trámites en el Ministerio de Finanzas, quien puede decidir retrasar ese pago si considera que hay otros asuntos más urgentes, como el pago de salarios de maestros, médicos o policías. Quienes poseen títulos de deuda pública no se ven sometidos a esos requisitos. El Banguat les paga mientras haya dinero en la caja.

Quién decide cuánta deuda compra el Estado en el país

Es el Congreso, a propuesta del Ministerio de Finanzas, el encargado de decidir sobre las emisiones de deuda pública. Los diputados aprueban cuántos bonos podrá autorizar como máximo el Estado. Después es el Ministerio de Finanzas quien los emite y el Banguat quien los vende en un mercado que, normalmente, acaparan los bancos guatemaltecos y el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Después de una reducción leve en el gobierno de Álvaro Colom (2008-2011), los pagos de deuda interna fueron aumentando en el gobierno de Otto Pérez Molina (2012-2015), y han alcanzado su pico en el primer año de Jimmy Morales, el 2016.

Para 2018, la tendencia continuará. El dictamen para el Presupuesto incluye la emisión de otros Q12,590 millones de bonos de deuda interna y Q2,000 millones de deuda externa.

El año pasado, el Estado desembolsó Q5,500 millones para compensar a los tenedores de deuda pública. Fue la cifra más alta de la que el Ministerio de Finanzas tiene registro.

Guatemala sigue siendo uno de los países menos endeudados de la región, entre otros motivos porque recauda pocos impuestos, debido a que presidentes, diputados y magistrados han impedido o no han promovido reformas fiscales que mejoren la recaudación. El presidente Jimmy Morales obligó a su ministro de Finanzas a retirar una propuesta de aumento de impuestos que ya estaba en el Congreso.

Ahora el Estado está gastando más en pagar los intereses de bonos que nunca antes. Si el pago de bonos hubiese sido un ministerio, el año pasado hubiera tenido un presupuesto mayor al de Gobernación y similar al del Ministerio de Salud.

 

¿Un negocio no tan bueno para el Estado?

Los bonos son positivos para los bancos, pero no necesariamente lo son tanto para los intereses públicos. El Estado podría financiarse con préstamos de entidades internacionales de crédito, que son más baratos y siempre comprenden períodos de gracia, en los que no se pagan intereses.

Según el último Reporte de Operaciones de Crédito Público del Ministerio de Finanzas, en la actualidad, hay contratados 180 créditos externos por valor de Q60,000 millones. Los acreedores más importantes son el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, que ofrecen préstamos a entre el 3,5 y el 4,1 por ciento de interés y períodos de gracia de entre cinco y siete años.

En contraste, los bonos más comunes que adquieren principalmente los bancos, los Certibonos de la República en Quetzales, se pagan a una tasa de entre el 5 y el 10 por ciento, como consta en las cuentas que difunden las entidades.

En otras palabras, para el Estado, financiarse con préstamos internacionales es bastante más barato que con bonos de deuda interna. Por eso, hasta unos años, el Estado tenía más deuda externa que interna. Pero esto ya no es así. Desde 2014, el tercer año del gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, los papeles se han invertido. En 2017, hasta septiembre pasado, los bonos representaron el 53 por ciento del endeudamiento del Estado. Corren buenos tiempos para la banca privada nacional.

 

La línea verde, los bonos (deuda interna), supera a la línea azul de préstamos (deuda externa).

Aunque el ISR que pagan algunos de los principales bancos es menor ahora que hace unos años, desde 2013, los accionistas de las entidades, o sea sus propietarios, están enfrentándose a un nuevo tributo. La última reforma fiscal, efectuada en el primer año del gobierno Patriota, creó un impuesto que grava con un cinco por ciento el reparto de dividendos. Los dividendos son las ganancias que una empresa decide repartir entre sus accionistas. El impuesto de dividendos lo retiene el banco, pero son son los accionistas quienes lo asumen.

De igual manera, los principales accionistas viven una bonanza. Los bancos pagan en concepto de dividendos sumas millonarias. En algunos casos, como BI, G&T y BAM, también pagan retribuciones especiales a los miembros de la directiva, que generalmente son también socios. Es otra forma de compensar a los accionistas, como muestra el siguiente gráfico.

 

 

“Prefiero invertir el dinero en bonos de mi país”

 El gerente general del BI es Diego Pulido. Contrario a su fama de hombre severo, este economista de la Landívar y el INCAE se presenta a sus 72 años como campechano y acomedido en la entrevista para este reportaje. Tiene un acento entre venezolano y salvadoreño que produce mayor cercanía. Recibe a Nómada acompañado de Luis Lara, gerente de empresas del BI y representante de la Cámara de Finanzas ante la Junta Monetaria, y Edgar Girón, gerente de contraloría del BI. Pulido es quien responde la mayor parte de las preguntas, acuerpado en ocasiones (entrecomilladas) por sus gerentes. Este es un resumen de la conversación de media hora. 

– ¿Es un riesgo para el Banco Industrial y un desincentivo para la economía que 4 de cada 10 quetzales de sus ganancias provengan de deuda pública? Esto hace que el BI en vez de invertir en actividades productivas o empresas, opte por invertir en el Estado.
– Si la economía crece bien, el Banco feliz daría crédito en vez de tener papeles (deuda) del Gobierno, porque aumenta la productividad, la inversión. Si la economía está restringida, los excedentes de captación que tenemos va al Estado, porque al Estado le interesa para que no haya inflación. 

– Dice que son excedentes, pero una tercera parte de sus ganancias provienen del Estado y según lo que declararon ante la SEC, 95% de las inversiones del banco en instrumentos financieros son con el Estado de Guatemala.
– Es una política que hemos seguido en gerencia. No me gusta invertir en otros países, prefiero invertirlo en Guatemala, por mis clientes, que confían en nosotros. Lo metemos en papeles de Gobierno porque no tenemos demanda de crédito. Cuando se reactive en proyectos de infraestructura o de… ya no sé que va a venir, porque usted sabe que la generación de energía ya hay demasiado. La oferta es mucho mayor que la demanda. No vemos muchos proyectos grandes si no es infraestructura o puertos o quitarle crédito a otros bancos bajando las tasas. La economía manda. 

– Pero esta relación tan intensa con el Estado es perjudicial para la economía.
– Es culpa del Estado. Si el Estado diera más expectativa, pero en los últimos dos años no toman decisiones, hay temor, incertidumbre. 

– Pero es 40% de las ganancias del Banco Industrial.
– 30%. Y recuérdese que una parte de eso no son papeles (deuda) sino el FHA, para crédito para vivienda. 

– Pero es tan atractivo para el BI, que..
– No es que sea atractivo.

– Es tan atractivo para el BI que incluso compran deuda externa del Estado de Guatemala.
– En la última ya no entramos. 

– Pero lo han hecho porque es tan atractivo para el Bi, que…
– Es libre de impuestos. 

– Y es pago 100% seguro.
– Pero nos interesa colocar más en pequeña empresas, pero es que el Gobierno inyecta demasiado dinero en la economía. ¿Y a dónde va a colocarlo? A los bancos. 

– Si los bonos cotizaran en Guatecompras, el BI sería el principal contratista del Estado. Es la empresa que más gana de este sistema que cobra pocos impuestos y se endeuda.
– A mí me encantaría tener la mitad de deuda que tenemos en el Estado. ¿Cómo podemos hacer para que haya más demanda? Con menos corrupción. Y cómo la evitamos, tecnificando todo. 

– Tengo dudas sobre tres operaciones por las que podrían haber pagado menos impuestos. Uno es cuando el BI compra deuda de Tigo, que son dos empresas guatemaltecas, para fondos que se invirtieron en Guatemala, pero hicieron la compraventa en Islas Caimán, y no pagaron impuestos.
– Eso no sé, pero no crea que Tigo paga tanto tampoco.
– (Lara) No fuimos nosotros, sino Tigo. 

– ¿No les parece que fue jugarle la vuelta al fisco?
– (Lara) Ellos hacen una emisión internacional y nosotros participamos.
– Pues si no lo tuviéramos en Tigo, lo tendríamos en papeles (deuda) del Estado. ¿Usted lo ve mal? 

– Si hubieran adquirido ese crédito en Guatemala, hubieran pagado impuestos y hubiera habido más dinero para servicios públicos. Como igual es una operación legal, mi pregunta es más ética.
– Si sale una ley que diga: los bancos no pueden emitir títulos de empresas guatemaltecas en el exterior, pues no lo hacemos y lo compra alguien más. Uno como banquero tiene que colocar su dinero bien para pagar a los ahorrantes. Si no lo invierto, pierdo. ¿Qué hago yo? Papeles (deuda) de Guatemala, ya tengo mucho, y si se hunde el país, nos hundimos todos. Pero a uno, como a todos los guatemaltecos, le gustaría ver que haya más escuelas con los impuestos que se pagan, mejores servicios. 

– El objetivo del BI es tener utilidades, pero hay bancos internacionales que le dicen al Gobierno de Guatemala: si no mejora la transparencia, no le prestamos o le prestamos más caro. Aquí son cuatro bancos nacionales los que prestan. ¿Podrían hacer lo mismo?
– (Ríe.) Acuérdese que nosotros estamos supervisados por la SB, regulados por la Ley de Bancos, y nosotros nos regimos por la ley. Todos deberíamos unirnos para pedirle cosas al Gobierno. 

– Tengo una pregunta sobre otra operación. ¿Por qué el Banco Industrial compró el Banco de Occidente en el extranjero para pagar menos impuestos?
– Fue una fusión.
– (Edgar Girón, gerente de contraloría) El contrato se firmó en Miami, pero la operación se registró en Guatemala. Los accionistas del Banco de Occidente pagaron impuestos de ganancia de capital, como 7 millones de dólares.
– Si quiere, hable con Pepe Pivaral, que fue el abogado de ellos. 

– Y una última duda sobre operaciones. ¿Por qué decidieron tener un banco ‘espejo’ en Panamá, en el que los accionistas tienen el mismo porcentaje de acciones que en el Banco Industrial?
– No es un banco espejo. Es una holding que es dueña de todo, transparente, BI Capital. 

– ¿Esta decisión se tomó para pagar menos impuestos en Guatemala?
– (Lara) No. Se pagan todos los impuestos. Es una manera de organizarse para organizar una oferta pública en el extranjero.
– (Girón) Se pensó en captar recursos frescos en la Bolsa de Valores de Nueva York e incursionar en mercados internacionales. 

– Pero el 95% de los instrumentos del BI están invertidos en el Estado de Guatemala.
– Es para que gente de fuera pueda invertir en BI, para aumentar el capital. Nos interesa que vengan inversionistas de fuera. 

– Hay directores del BI que son críticos con los que piden reformas fiscales o cambios en el Gobierno. ¿Es por este modelo de deuda que no quieren que haya cambios en el sistema? ¿Es porque ustedes son los ganadores?
– Banco Industrial está a favor de un gobierno estable, con un gobierno con la menor corrupción y con institucionalidad. Lamentablemente no se ha logrado. Intentamos ayudar, pero ahora menos porque con todo esto que está pasando, uno no sabe qué está bien y qué está mal. 

– ¿Qué pensaría de reformas fiscales que aumenten la capacidad del Estado de recaudar impuestos?
– Los pagamos, como hemos cumplido en 50 años. Nos opondríamos a que bajaran los impuestos. Pero no hemos tenido una reforma fiscal que vaya a la masa de la gente. Deberíamos ir a un impuesto a Q1 a la gasolina, o a la telefonía. La economía informal es enorme. Mejor que paguen todos. 

– Pero el BI, que gana Q1,2000 millones, paga tanto en porcentaje como un profesional que gana Q20,000. Es el banco que menos porcentaje paga de todos los grandes, 6.4%.
– ¿Pero qué es mejor para usted? 

– Que se recaude más impuestos para el MP, Salud, Educación. Es el banco que más le presta al Estado y el que menos impuestos paga en porcentaje. ¿Si no le prestaran dinero al Estado seguirían siendo los más grandes?
– A mí no me gusta tenerlo ahí. Si no le prestáramos al Estado y hubiera más demanda, yo feliz. En Plan Visión de País recomendamos quitar las exenciones de impuestos. 

– ¿Incluidos los bonos del Tesoro?
– Sí. Pero todo tiene su contrapeso. Si el Gobierno quita los incentivos fiscales, las tasas de interés suben. 

– Pero aunque fuera menor la ganancia para ustedes, igual lo comprarían, como compraron deuda del Gobierno en el exterior, a un porcentaje menor.
– Pero ya estamos comprando menos en el exterior, porque la tasa de interés es muy baja.

Bancos nacionales, propiedad de entidades extranjeras

Hasta la reforma fiscal aprobada en 2012, el reparto de dividendos tenía un impuesto peculiar. Era una tasa del tres por ciento que se pagaba por el papel timbrado que era necesario utilizar para hacer efectivo el pago de las ganancias. Este asunto generó una gran controversia entre la SAT y las grandes empresas, que idearon diferentes formas de repartir dividendos sin comprar el papel timbrado. Entre las que se conoció no está incluido el BI. Según explicó un contador de una de las principales auditoras del país , el impuesto sobre dividendos anterior a la reforma de 2012 era evitado con facilidad por la mayoría de grandes corporaciones y especialmente las sociedades con domicilio en el extranjero. Este es el caso de los principales bancos privados del país. Sus acciones son controladas desde empresas extranjeras. Con la reforma de 2012, hay más controles para las corporaciones domiciliadas en el extranjero.

En la actualidad, BAM y BAC tienen como accionistas principales a los grupos colombianos, Bancolombia y Aval, respectivamente, aunque la propiedad la ejercen a través de sociedades panameñas. BI también es propiedad de una empresa panameña en la que los socios guatemaltecos tienen exactamente la misma proporción de acciones que tienen en el banco guatemalteco. G&T, por su parte, es controlada por una empresa domiciliada en las Islas Caimán. De los seis más grandes, solo Banrural y Bantrab mantienen su residencia en Guatemala.

El sistema financiero guatemalteco, por tanto, es sobre el papel más panameño que guatemalteco. Por eso, desde que se implantó el impuesto de dividendos y la SAT reforzó la legislación para dejar claro que las empresas extranjeras tenían que pagarlo, Panamá se ha convertido en una de las fuentes principales de recaudación para el Estado.

En 2016, la SAT retuvo a sociedades extranjeras que cobraron dividendos originados en Guatemala Q747 millones. No es posible conocer exactamente qué parte de esos dividendos corresponde a empresas domiciliadas en Panamá porque la SAT no desglosa la recaudación a empresas extranjeras por cada tipo de impuesto, solo ofrece un cifra global de lo retenido por todos los tributos.

Sin embargo, los datos de la SAT sí evidencian que desde 2013 Panamá se ha convertido en uno de los países a los que más dinero generado en Guatemala se dirige. No es casual, en ese flujo están los dividendos de tres de los cuatro bancos privados más grandes del país.

 

Después de que la SAT retiene el 5 por ciento los dividendos (que es un tasa baja, equiparable a la de algunos paraísos fiscales), este dinero viaja a Panamá o a las Islas Caimán y allí termina en las cuentas de los propietarios de los bancos.

En Panamá, un guatemalteco que declare ingresos provenientes de inversiones en su país, no paga impuestos porque puede alegar que ya los pagó en Guatemala. En las Islas Caimán no existen impuestos sobre los ingresos.. De esta manera, los accionistas de los bancos logran sacar su dinero de Guatemala a países sin impuestos pagando un peaje del 5 por ciento. Su contribución fiscal, en proporción, es la misma, que la de una profesional que gana, por ejemplo, Q8 mil mensuales.

La identidad de los socios de los bancos puede deducirse de su presencia en el Consejo de Administración de las entidades, aunque se desconoce exactamente cómo se distribuyen las acciones o si hay accionistas que no son directivos (salvo en el caso de BI, que sí publicó ante la SEC en 2015 quiénes controlan casi el 70 por ciento de las acciones).

El BI sostiene que si ellos no prestaran dinero al Estado, el Estado no tendría cómo financiarse si no recauda lo suficiente. De igual manera, son los que más prestan al Estado y esto hace que sean los que menos impuestos pagan.

Los 13 accionistas guatemaltecos que controlan el Banco Industrial, a pesar de ganar cientos de millones de quetzales libres de impuestos prestando dinero al Estado de Guatemala, tienen buena parte de su patrimonio en Panamá y otros paraísos fiscales.

Asier Andrés
/

Asier Andrés es un periodista español que trabajó en Guatemala por muchos años, en elPeriódico y ContraPoder. Es co-autor junto a Pilar Crespo del libro de Plaza Pública titulado ‘El coronel, el rector y el último decano comunista’, una investigación de tres años sobre el Archivo Histórico de la Policía Nacional.


Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo hace 16 años. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014 fundó Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad Autónoma de Madrid. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Decinos cómo te gusta

Enterarte de nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Te podés suscribir por ambas vías ;)

24

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Gaby Rosales /

    29/11/2017 6:06 PM

    1. Primero tenemos que entender a qué se dedica un banco o institución financiera, y éstas ganan dinero de dar dinero prestado o inversiones en el mercado de valores. Lo usual es ver un balance de activos de aproximadamente 70% cartera de crédito y 30% inversiones. Éstos pueden variar según la estrategia del banco o financiera.

    En el caso de Banco Industrial, da préstamos a compañías y como el Gerente, Diego Pulido dijo, la economía se ha estancado y por ende no se ha visto un crecimiento en la cartera de crédito. Entonces, en términos financieros sencillos, TENER LA PLATA DESINVERTIDA NO PAGA... El BI o cualquier otra institución debe invertir el dinero para generar ganancias (si no para qué pongo una empresa si no voy a ganar nada)

    2. Es obvio que el BI y cualquier otro banco guatemalteco tenga la mayor exposición a títulos gubernamentales porque la SIB tiene como reglamento, ley, o como quieras verlo, que las instituciones bancarias de Guatemala deben invertir en títulos con poco riesgo y la calificación de riesgo debe ser "Grado de Inversión", como títulos BBB- o mejor y allí se limitan exageradamente las inversiones en los mercados financieros (la tasa cupón que pagan son bajísimas y estamos en tiempos donde dichos títulos están carísimos y no hace sentido pagar los precios a los que están, teniendo un Yield to Maturity tan bajo, solo aumentarían el riesgo de la cartera de inversión y no tendrían nada de retornos) y la SIB, al único país que no le tiene restricción de % de inversión es a los títulos guatemaltecos, sin importarle la calificación de riesgo. Esto lo puedes encontrar en la página de la SIB de Guatemala.

    3. En el 2013, se modificó la Ley Orgánica de Impuestos Sobre la Renta (y para variar, está mal hecha) a grandes rasgos, dicha ley decía que los títulos de deuda que fueran emitidos a partir del 2013 "QUEDAN EXENTOS DE IMPUESTOS", sin embargo, lo que la mala redacción puede hacer, liberó que casi todos los títulos emitidos por el gobierno de Guatemala fueran exentos de impuestos (entonces no es culpa del banco si no de nuestros queridos diputados que no entienden las leyes que modifican) También puedes encontrar ésto en la página de la SIB.

    4. El ISR a pagar por una empresa no siempre es del 25%, depende del régimen al que esté inscrito la compañía puede variar y ésto se elije por los dueños (en teoría se debe elegir según las proyecciones que se tengan para la compañía y ver qué régimen le conviene más a la empresa) Con el simple hecho de que los autores del artículo hubieran entendido ésto, podrían defender lo que están diciendo en el artículo.

    5. Es cierto que Guatemala tiene la tasa impositiva más baja, pero lo repito, es culpa del Estado y la Sat... y nosotros como guatemaltecos porque no exigimos que fiscalicen de forma pareja... Sin embargo, comparas la "Tasa de Impuestos Efectiva" de los bancos en otros países hay bancos que pagan todavía menos que un 5% de impuestos, y bancos como Wells Fargo paga a penas un 10.73% de impuestos respecto a sus beneficios y ninguno paga un 25% como dicen los autores, ese 25% se paga en productos específicos....

    y la lista de inconsistencias sigue....

    Y como bien dije, no es necesario saber todo en esta vida, pero si se debe ser consciente que para hacer este tipo de artículos se debe consultar con personas expertas en los temas tratados y si los autores desconocen del tema a informar pues lo mínimo que pueden hacer es tratar de entender las generalidades del mismo... Ellos tienen una gran responsabilidad como comunicadores y deben apegarse a informar a la gente con evidencia y bases sólidas...

    Y no entendí para nada el comentario de "En fin, también es obvio que la razón existencial del momento de todo netcentero es tirarle mierda a nómada. Hay que sacar para los regalos navideños de los nenes, va cochita?" Creo que soy una mujer que se ha fajado el c... estudiando y entendiendo temas que a mucha otra gente no le importa (también acepto que no lo sé todo y no tengo razón en todo) pero lo que sí sé es que puedo opinar sobre éste artículo porque a ésto me dedico, a "Analizar"....

    Y con todo respeto Nómada, en serio hagan los artículos con bases defendibles y sin argumentos que puedan ser refutados tan fácilmente como lo acabo de hacer yo, consulten, investiguen y muestren evidencia sustancial!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    luferdel /

    26/11/2017 10:55 PM

    Muy sutílmente, una interesante entrevista de Nómada a esclavistas disfrazados de "exitosos banqueros", que se han enriquecido brutalmente a expensas de sostener y apoyar un modelo económico fracasado -en términos de proyectarnos hacia la construcción de un verdadero país- pero que representa la oportunidad de grandes negocios como el financiar gobiernos corruptos. Eso explica, el porqué de la cooptación del estado y las nefastas repercuciones que origina este esquema de corrupción público-privada.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Gaby Rosales /

    24/11/2017 11:36 PM

    Me parece muy bien que se fomente la investigación en el periodismo pero no entiendo por qué siguen dejando que el corazón, ideología y cualquier tipo de creencia se interponga en sus reportajes?? Sus opiniones déjenlas para el segmento de comida, para hacer un reportaje de este calibre se debemos tener conocimiento mínimos sobre mercados financieros ustedes demostraron que no conoce bien ni los conceptos básicos de una holding, mucho menos van a entender lo que significa hacer una oferta pública. Si éste tipo de decisiones son tomadas por el BI o cualquier otra institución guatemalteca, es porque Guatemala no cuenta con las condiciones ni plataformas idóneas para competir en un mercado de capitales y así tener acceso a más fuentes de financiamiento y muchísimas otras cosas! Es impresionante cómo dejan llevarse por datos e información que no entienden! Deberían de buscar personas que los asesore en temas que son ajenos a sus conocimientos, no tiene nada de malo preguntar, pero sí está mal acusar sin pruebas y peor aún, acusar a una institución de temas desconocen y no serán capaces de defender al momento de ser cuestionados!!! Ser un comunicador es una responsabilidad muy grande y si presumen de tener valores morales muy altos, pues deberían de empezar a demostrarlo en sus reportajes objetivos y con la evidencia que corresponde a cada caso! También les recomendaría que verificaran los datos de impuestos porque los datos que mostraron no concuerdan y deberían de hacer comparaciones con bancos de otros países para que medio entiendan aproximadamenfe cuánto es el margen de cada rubro!

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Josué Rabanales /

      25/11/2017 3:49 PM

      Ajá. Pero en tu crítica tampoco argumentás porqué, en tu opinión, los autores de la nota son unos ignorantes. Yo estoy de acuerdo con que en vez de hacer generalizaciones como "expertos consultados señalan que..." debió decir "el economista XX de la universidad YY señala que..." Yo estoy seguro de que no todos los economistas guatemaltecos son un atajo de eunucos y más de alguno (con ligeros matices) podría aprobar el contenido de la nota. En fin, también es obvio que la razón existecial del momento de todo netcentero es tirarle mierda a nómada. Hay que sacar para los regalos navideños de los nenes, va cochita?

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        Gaby Rosales /

        29/11/2017 5:59 PM

        Hola Josué, mira, empecemos con las generalidades:

        1. Primero tenemos que entender a qué se dedica un banco o institución financiera, y éstas ganan dinero de dar dinero prestado o inversiones en el mercado de valores. Lo usual es ver un balance de activos de aproximadamente 70% cartera de crédito y 30% inversiones. Éstos pueden variar según la estrategia del banco o financiera.

        En el caso de Banco Industrial, da préstamos a compañías y como el Gerente, Diego Pulido dijo, la economía se ha estancado y por ende no se ha visto un crecimiento en la cartera de crédito. Entonces, en términos financieros sencillos, TENER LA PLATA DESINVERTIDA NO PAGA... El BI o cualquier otra institución debe invertir el dinero para generar ganancias (si no para qué pongo una empresa si no voy a ganar nada)

        2. Es obvio que el BI y cualquier otro banco guatemalteco tenga la mayor exposición a títulos gubernamentales porque la SIB tiene como reglamento, ley, o como quieras verlo, que las instituciones bancarias de Guatemala deben invertir en títulos con poco riesgo y la calificación de riesgo debe ser "Grado de Inversión", como títulos BBB- o mejor y allí se limitan exageradamente las inversiones en los mercados financieros (la tasa cupón que pagan son bajísimas y estamos en tiempos donde dichos títulos están carísimos y no hace sentido pagar los precios a los que están, teniendo un Yield to Maturity tan bajo, solo aumentarían el riesgo de la cartera de inversión y no tendrían nada de retornos) y la SIB, al único país que no le tiene restricción de % de inversión es a los títulos guatemaltecos, sin importarle la calificación de riesgo. Esto lo puedes encontrar en la página de la SIB de Guatemala.

        3. En el 2013, se modificó la Ley Orgánica de Impuestos Sobre la Renta (y para variar, está mal hecha) a grandes rasgos, dicha ley decía que los títulos de deuda que fueran emitidos a partir del 2013 "QUEDAN EXENTOS DE IMPUESTOS", sin embargo, lo que la mala redacción puede hacer, liberó que casi todos los títulos emitidos por el gobierno de Guatemala fueran exentos de impuestos (entonces no es culpa del banco si no de nuestros queridos diputados que no entienden las leyes que modifican) También puedes encontrar ésto en la página de la SIB.

        4. El ISR a pagar por una empresa no siempre es del 25%, depende del régimen al que esté inscrito la compañía puede variar y ésto se elije por los dueños (en teoría se debe elegir según las proyecciones que se tengan para la compañía y ver qué régimen le conviene más a la empresa) Con el simple hecho de que los autores del artículo hubieran entendido ésto, podrían defender lo que están diciendo en el artículo.

        5. Es cierto que Guatemala tiene la tasa impositiva más baja, pero lo repito, es culpa del Estado y la Sat... y nosotros como guatemaltecos porque no exigimos que fiscalicen de forma pareja... Sin embargo, comparas la "Tasa de Impuestos Efectiva" de los bancos en otros países hay bancos que pagan todavía menos que un 5% de impuestos, y bancos como Wells Fargo paga a penas un 10.73% de impuestos respecto a sus beneficios y ninguno paga un 25% como dicen los autores, ese 25% se paga en productos específicos....

        y la lista de inconsistencias sigue....

        Y como bien dije, no es necesario saber todo en esta vida, pero si se debe ser consciente que para hacer este tipo de artículos se debe consultar con personas expertas en los temas tratados y si los autores desconocen del tema a informar pues lo mínimo que pueden hacer es tratar de entender las generalidades del mismo... Ellos tienen una gran responsabilidad como comunicadores y deben apegarse a informar a la gente con evidencia y bases sólidas...

        Y no entendí para nada el comentario de "En fin, también es obvio que la razón existencial del momento de todo netcentero es tirarle mierda a nómada. Hay que sacar para los regalos navideños de los nenes, va cochita?" Creo que soy una mujer que se ha fajado el c... estudiando y entendiendo temas que a mucha otra gente no le importa (también acepto que no lo sé todo y no tengo razón en todo) pero lo que sí sé es que puedo opinar sobre éste artículo porque a ésto me dedico, a "Analizar"....

        Y con todo respeto Nómada, en serio hagan los artículos con bases defendibles y sin argumentos que puedan ser refutados tan fácilmente como lo acabo de hacer yo, consulten, investiguen y muestren evidencia sustancial!!!

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

      Gustavo /

      25/11/2017 2:00 PM

      Se equivocaron en algunas cosas pero no dejan de tener razón en otras

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!

      Isabel /

      25/11/2017 8:10 AM

      Excelente. Cada vez veo más sesgados sus artículos por ideología más que por datos. Y se nota que están consultando información pública más no saben como siquiera como interpretarla. Concuerdo con Gaby, debería existir un tercer autor en este artículo –alguien que si entienda finanzas.

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

    Lucio Pierini /

    24/11/2017 3:22 PM

    Solo en estas preguntas se demuestra la ignorancia y la falta de conocimiento de Nómada. Esta bien no tener que saber todo del mundo financiero pero si uno va hacer una entrevista con este tono malintencionado, mínimo, contratar a un periodista que sepa de estructuras financieras.

    "Y una última duda sobre operaciones. ¿Por qué decidieron tener un banco ‘espejo’ en Panamá, en el que los accionistas tienen el mismo porcentaje de acciones que en el Banco Industrial?"
    – No es un banco espejo. Es una holding que es dueña de todo, transparente, BI Capital.

    "¿Esta decisión se tomó para pagar menos impuestos en Guatemala?"
    – (Lara) No. Se pagan todos los impuestos. Es una manera de organizarse para organizar una oferta pública en el extranjero.
    – (Girón) Se pensó en captar recursos frescos en la Bolsa de Valores de Nueva York e incursionar en mercados internacionales.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      Josué Rabanales /

      25/11/2017 3:32 PM

      Entrevista con tono malintencionado? Vos preferirías algo como "y cuénteme, licenciado, cual es su marca favorita de loción?" o "en dónde conoció a su señora esposa?" Give me a fucking break!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Lucio Pierini /

    24/11/2017 11:55 AM

    En el mundo del ciego el tuerto es rey. Nomada tira un par de datos y todos los ignorantes le aplauden.

    El artículo está lleno de errores técnicos y demuestra una ignorancia total de como funcionan los mercados financieros internacionales. Por ejemplo, Nómada cuestiona la compra de bonos de Tigo por estar emitidos en Gran Cayman, acaso Nómada no sabe las emisiones se hacen en jurisdicciones fuera de plaza por que esos bonos son comprados y vendidos por inversionistas de todo el mundo. Acaso Nómada no sabe que en Guatemala hay una retención del 10% de los ingresos por intereses cuando en el primer mundo los retornos devengados por intereses no pagan impuestos? Incluyendo los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

    En fin, Nómada metiéndose en camisas de once varas y aprovechándose de la ignorancia de la gente.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      PAPAZOPAPAZ /

      24/11/2017 3:24 PM

      nomada habrá alguna vez considerado lo que es "pánico financiero" y sus implicaciones y consecuencias???

      ¡Ay no!

      5

      ¡Nítido!

    Marvin Lopez /

    24/11/2017 5:11 AM

    verguenza ajena !!!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Marvin Lopez /

    24/11/2017 5:08 AM

    Excelente. Esa es OTRA forma de cooptar el Estado. Casi nadie se acuerda que este BI fue capitalizado frozosamente POR IMPUESTOS. Asi como se lee. Y ahora sigue exprimiendo al Estado por los intereses. Ah què buena es para los ricos la ideologia neoliberal... A costa de ustedes profesionales medios y empresarios medianos y pequeños que leen estas lineas. ¿Que diferencia hay entre Baldetti y Peres de esto dueños del dinero del Estado?

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Roberto Lopez Porras /

    23/11/2017 4:44 PM

    Me gusta el reportaje y la entrevista. Yo fui el promotor del Banco Industrial cuando fui Director de Política Industrial en el Ministerio de Economia, gobierno de Enriique Peralta Azurdia, 1963-1965.. El Banco Industrial lo proyecte como un Banco de Empresas y creo que lo sigue siendo, quizá el único en Centro Am'erica. Dicha proyecto surgió como una respuesta a la crítica de la incipiente Camara de Industria, de que los Bancos en esos años preferían dar préstamos al comercio y no a la Industria. Me costó mucho convencer al Gabinete Económico y al propio Jefe de Gobierno que aprobaran la Ley que contenia el sistema de financiamiento del Banco Industrial, con un ahorro forzoso, nom complaciente para algunos industriales, equivalente al 10 por ciento de las exoneracions que reciciabian las empresas industriales conforme a la Ley de Fomento Industrial, que obligadamente deberían depositar en el Banco de Guatemala, exclusivamente para un Banco Industrial Privado, cuyos accionistas serían las empresas industriales que recibían exoneraciones de la Ley de Fomento Indusrrial. Peralta Azurdia tenia la preocupación que crear un Banco privado para los Industriales que era darle más a los que más tienen y corresponder a dicha preocupación mi propuesta fue crear también un Banco de Trabajadores para que tuvieran la oportunidad de ser protagonistas del Desarrollo y no observadores y de ahí surgió el proyecto de Ley del Banco de los Trabajadores . Ambos Decretos Leyes fueron aprobados por el Jefe de Gobierno en Junta de Gabinete Ministerial. Yo quería dejar huella a mi paso por el Ministerio de Economía sobre la necesidad de impulsar la Industria Manufacturera en el país.. Me da gusto ver que hoy, las dos instituciones financieras son parte importante del sistema Bancario del país y mas que tienen éxito. Yo fui Presidente del Banco de los Trabajadores durante los primeros dos años de organización, me retiré y me fui a Washington DC por mas de 30 años a trabajar en un un Banco Internacional. El negocio bancario es altamente riesgoso y se requiere conocimiento, habilidad profesional y aprovechar las oportunidades en los negocios financieros. ROBERTO LOPEZ PORRAS Lic. en Ciencias Económicas.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Manuel de Jesús Martínez Díaz /

      24/11/2017 10:07 AM

      Técnicamente es un Banco Subsidiado por el Estado. Construido con el no pago de impuestos...... siempre lo mismo.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Marvin Lopez /

      24/11/2017 5:09 AM

      verguenza ajena !!!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    frank López Hurtarte /

    23/11/2017 4:42 PM

    .
    .
    UN REPORTAJE QUE DESENMASCARA
    A LAS MAFIAS CORPORATIVAS FINANCIERAS

    Un magnífico reportaje, claro y conciso —aunque no breve— para los no entendidos en temas financieros y fiscales, que ilustra la forma cómo los bancos agiotistas guatemaltecos evaden sus obligaciones tributarias, y, además, de cómo crecen anualmente alrededor del 20 por ciento, sin que ése crecimiento se vea reflejado en mejores condiciones para sus colaboradores —y menos para los usuarios—.

    La mayor desventaja para el país radica en que los accionistas de éstos bancos privados al prestarle dinero al Estado de Guatemala —sin mover u n dedo— tienen ya asegurada la vida de cinco generaciones futuras. Y sin trabajar. Es decir, con nuestros impuestos los guatemaltecos honrados estamos sosteniendo a las generaciones que aún no han nacido, y, por el contrario, nuestros hijos, sin haber nacido, tienen ya una deuda con aquéllos.

    Una dinámica perversa para la economía nacional que frena la competitividad de ésos bancos y encarece los préstamos. Y lo peor, el Estado de Guatemala contrae deudas a tasas de interés no de mercado, sino las que los bancos imponen, y, ojo, muy por encima de las tasas que ofrecen los organismos financieros, como el BCIE y otros.

    Y para el presupuesto del 2018, esos bancos se lamen los bigotes porque el Congreso asigna hasta 15 mil millones en deuda, un negocio redondo para ellos. Y el CACIF bien gracias, mientras más déficit tenga el presupuesto, mejor para ellos y sus secuaces de la cámara de finanzas; pero allí tienen a su operador Héctor Estrada al frente del MINFIN.

    Bien, Nómada, por éste reportaje que desenmascara aún más la Dictadura Oligarca Chapina que nos "gobierna". Los motivo a escribir de cómo los bancos blanquean dinero, tal y como alguna vez lo aseguró un vicepresidente del país. Y por lo visto ya salieron los netcenters del movimiento cívico y la liga pro patria y el cien
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Javier Teo /

    23/11/2017 4:37 PM

    ¡Interesante! La deuda o bonos no son tan malos, la inicativa privada (empresas) tienen créditos porque les interesa crecer y el cual lo pueden pagar a tasas bajas y sacar el mayor provecho a ese dinero prestado por el banco, con los bonos desgraciadamente el Estado corrupto los ha prostituido y se los ha robado por ello es que tienen mala fama. Cuando se hace un préstamo se piden garantías, si una empresa esta interesada en préstar para compra de materia prima el banco le va pedir como va invertir la plata que se le va a dar y hacen una medición de riesgo, lo mismo debería de ser con los bonos. Y es impresionante y no entiendo el por que, pero en GT sale mas barato comprar afuera de nuestras fronteras que dentro de ello. Qué buen artículo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Nuevas secciones