Mientras todos piensan en elecciones, abogados ya piensan en la CC

Si la tendencia política continúa, la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) tendrá un fuerte trabajo al momento que se escojan los miembros de la Corte de Constitucionalidad, en marzo de 2016.

n789 P369

Juan Carlos Godínez, candidato a representante del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) ante el Consejo Superior Universitario.

Foto: Carlos Sebastián.

La crisis actual no terminará con las elecciones generales, ya sea en septiembre o en diciembre. Una vez tome mandato el próximo Presidente y el nuevo Congreso, cada uno tendrá que escoger un magistrado titular y uno suplente para dirigir el máximo órgano de decisión en el país: la Corte de Constitucionalidad. Otros dos órganos electores, la Corte Suprema de Justicia y el Colegio de Abogados, ya realizaron sus primeros pasos. Este fue el turno de la USAC.

Un ganador externo

Comparado con otras elecciones del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), esta no llamó tanta atención de la prensa como sucede cuando se elige a su Junta Directiva. Tampoco el número de votantes fue representativo para el gremio: el 30 de enero de este año se eligió al presidente del Colegio y llegaron a votar más de 6 mil abogados (el 30% de todos los colegiados). Este 18 de julio, cuando se eligió al representante del CANG ante el Consejo Superior Universitario (CSU) de la Universidad de San Carlos (Usac), apenas llegaron 1700 abogados, un poco más del 8% del total.

Pero esos 1700 escogieron a un personaje que puede ser fundamental. El representante del CANG ante el Consejo Superior será uno dentro de 33 que junto al Rector escogerán a un titular y un suplente para ser parte de la Corte de Constitucionalidad (CC) de 2016 al 2020. Y si bien un voto dentro de 33 puede parecer poco, ese lazo entre el Colegio y la Usac tiene importancia: el escogido será el operador en los dos espacios y tendrá la tarea de establecer los apoyos necesarios para que dos de los candidatos pueden llegar al máximo órgano de decisión.

Los magistrados escogidos estarán durante todo el gobierno del ganador de las elecciones de este año, que se dan luego de una crisis de varios meses que aún no tiene fin. Y participarán también en las elecciones de magistrados en 2019 (y de otros funcionarios) y en las elecciones generales de 2020.

Por si el proceso no fuera de por sí tenso e importante, las elecciones del 18 de julio le dieron la victoria a un personaje externo de la USAC: Juan Carlos Godínez, de la agrupación Abogados de Mixco, que ganó en segunda vuelta con el 56% de los votos.

El perdedor fue Diego Montenegro, que buscaba la reelección. En 2012, con el apoyo de toda la maquinaria universitaria, Montenegro ganó en primera vuelta con un apabullante 66% de los votos. Lo apoyó el entonces rector, Estuardo Gálvez, y el decano de Derecho, Avidán Ortiz.

Pero esta vez, Montenegro, un joven abogado, se enfrentó a un monstruo distinto, y fragmentado. Solo de esa manera fue posible que al Consejo Superior llegara alguien “de afuera”.

La histórica división dentro de Derecho

Hay un hecho que nadie olvida en la Facultad de Derecho: en 2010 se rompió el pacto de sucesión en la estructura de poder. Al entonces decano, Bonerge Mejía, “le tocaba” el ascenso a rector de la USAC. Pero Estuardo Gálvez, que pasó de Secretario a Decano y luego a Rector, decidió reelegirse como rector, obligando a Mejía a quedarse como decano de Derecho y frustrando ascensos internos. Avidán Ortiz, primo de Bonerge Mejía y siguiente en la fila, tendría su vez que esperar para pasar a  dirigir la Facultad de Derecho, hasta 2012.

Pero los papeles han cambiado. En 2014, Gálvez tuvo que dejar la rectoría, y si bien favoreció en el puesto a su secretario, el odontólogo Carlos Alvarado, rápidamente este buscó nuevas alianzas para desmarcarse de Gálvez. Los primeros en acercarse fueron las autoridades de Derecho: el actual decano Avidán Ortiz, que se le vio cercano al gobierno del Partido Patriota (PP) en las elecciones de Corte Suprema de Justicia y Corte de Apelaciones el año pasado.

La relación entre Derecho y la nueva Rectoría le puso mayor presión a los intentos de Gálvez por mantener control en Rectoría, con miras a lanzar su candidatura para la CC en 2016.

Esta división se repitió en las siguientes elecciones del Colegio de Abogados: por un lado estaba Gálvez y su agrupación, Ética y Derecho, y por el otro estaba Ortiz, Mejía y el nuevo rector.

En la primera gran batalla, la presidencia del Colegio en enero 2015, la victoria fue para Derecho y la nueva Rectoría: Marco Sagastume Gemmel, que por años trabajó en el departamento jurídico de Rectoría, llegó a la cabeza del Colegio, sumando además el apoyo del gobierno y otros abogados con influencia como Freddy Cabrera.

Según dijo Ortiz en ese momento: «El objetivo es que Bonerge (Mejía) pueda ser elegido como magistrado de la CC». El plan era que ocupara la Unidad Académica de la Junta Directiva, un lugar ideal para conocer a los abogados de todo el país, a través de cursos y capacitaciones.

Pero Sagastume no cumplió el trato: en vez de dar el puesto a Mejía, se lo dio a Gálvez, el exrector. «Eso hizo más difícil la estrategia para Derecho», dijo Fredy Cabrera, expresidente del Colegio.

Las elecciones de julio para elegir al representante del Colegio ante el Consejo Superior Universitario eran por eso otra batalla importante.

Pero para otros abogados, esas divisiones son superficiales. «En el fondo son lo mismo. Si llega un tercero, se unen y arreglan sus “diferencias”», dijo Alejando Balsells, parte de una agrupación de abogados cercanos al empresariado y organizaciones progresistas, que no ha logrado ganar apoyos y ha decidido dejar la política gremial por completo.

El panorama dentro de la CC

Ya que el exrector, Estuardo Gálvez, no tiene el apoyo de las autoridades de Derecho dentro de USAC, tuvo que buscar un apoyo externo: ahí surgió la idea de Juan Carlos Godínez.

Godínez tiene su propia historia: apoyando a Roberto López Villatoro, el Rey del Tenis, desde 2009, rompió con él en enero de 2015. En esa ocasión, Godínez aseguró que llegaría a ser magistrado de la CC, y López Villatoro dijo públicamente que él no lo apoyaría. Rompieron, como era esperado.

En estas últimas elecciones, López Villatoro sacó a su propio candidato. «Pero no tuvimos tiempo de hacer campaña, entonces es más difícil ganar así», dijo para este reportaje. Y Evert Barrientos, su protegido, perdió en primera vuelta.

Godínez aseguró que ya no quiere ser magistrado de la CC. Prefiere ser un operador. ¿Pero de quién? «Hasta el momento se me ha acercado Estuardo Gálvez, pero también Bonerge Mejía. Y la última vez me llamó Hugo Pérez Aguilera (magistrado de la CC)», dijo días luego de ser electo.

Según fuentes dentro del Colegio y de Usac, Mejía y Gálvez se disputarían la magistratura de la CC dentro de la Usac, y si ven la situación complicada uno de ellos podría migrar hacia el Colegio. Gálvez es el mejor posicionado: tiene sus viejos contactos en la Usac, apoyó a Godínez para entrar al Consejo, y está en la Unidad Académica de la Junta Directiva, donde puede hacer campaña en los departamentos. Su victoria en las últimas elecciones confirma el buen recorrido de esta estrategia.

Solo que en el CANG podría enfrentar a Pérez Aguilera, que en 2011 llegó a la CC como representante del Colegio. Otra posibilidad es que Pérez Aguilera sea escogido por la Corte Suprema de Justicia (otro órgano elector), según las negociaciones que se dieron en septiembre de 2014, donde su voto permitió que la nueva Corte Suprema tomara posesión, pese a las críticas.

Pero acá podría competir contra Roberto Molina Barreto, que también dio su voto y busca reelegirse. Las elecciones presidenciales y del Congreso, los dos órganos electores restantes, en septiembre de 2015 van a permitir ver con mayor claridad este aun oscuro panorama.

¿Quién es Juan Carlos Godínez?

Juan Carlos Godínez ha tenido en su carrera tres espacios para hacer política: la municipalidad de Mixco, el Colegio de Abogados y, en menor medida, la Usac.

Se graduó de la Universidad de San Carlos en septiembre de 1998, y su número de colegiación es la 5720. Luego de su graduación trabajó en el Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP, 2000-2004), que permaneció desde su inicio bajo el control de la ahora suspendida magistrada Blanca Stalling, luego que su hijo fuera capturado en el Caso IGSS.

Fue asesor jurídico de la Municipalidad de Mixco en 2003, y de 2004 a 2011 Secretario Municipal cuando la alcaldía era dirigida por Amílcar Rivera (2004-2011) del partido Victoria. En 2007 trabajó en el bufete popular Municipal de Mixco por la Usac. Desde 2012 es asesor en el Congreso y asesor jurídico de la Municipalidad de Palín, Escuintla, a cargo del alcalde Vitelio Yantuchi, electo en 2011 por el partido Victoria y quien busca actualmente su reelección por el partido Libertad Democrática Renovada (Lider). Los Rivera de Mixco (Victoria) ahora están con Lider.

En su tiempo en la municipalidad de Mixco formó un equipo de abogados que posteriormente tomó la forma de agrupación dentro del Colegio de Abogados: se autodenominan los Abogados de Mixco.

Su primera participación en el Colegio de Abogados la hizo en una alianza con Ética y Derecho, que pertenece al entonces rector de la USAC, Estuardo Gálvez. En esa ocasión, fue electo Secretario del Tribunal de Honor del CANG (2007-2009).

En las siguientes elecciones, como Abogados de Mixco, apoyó a la planilla de Roberto López Villatoro que lanzó a la presidencia del Colegio al abogado Óscar Cruz Oliva. La alianza resultó ganadora en segunda vuelta, frente a un grupo de abogados progresistas, con el finado exmagistrado César Barrientos a la cabeza. En esa ocasión también fue electo para el Tribunal de Honor (2009-2011).

Esta alianza se repitió en 2011. López Villatoro y el Abogados de Mixco lanzaron a Freddy Cabrera como presidente de la Junta Directiva, y a Juan Carlos Godínez para el Tribunal de Honor. La alianza ganó en segunda vuelta frente a una agrupación de abogados empresariales.

Luego de la derrota en 2013 y 2015 por parte de esta misma alianza, el rompimiento en febrero de 2015 permitió a Godínez subir un peldaño más en el deseo de ganar poder para influir en el máximo tribunal del país, la Corte de Constitucionalidad.

«Lo que parece es que todos los que buscan llegar a la Corte, ya sea en Colegio como en Universidad, tendrán que hablar con nosotros. Vamos a ser los que inclinen para un lado y otro la balanza», terminó Godínez la entrevista.

* Este texto es una colaboración del CMIguate.org

Gustavo Illescas
/

Amante de la música de mimos y escritor que le llega desnudar al poder. Colabora con el CMI.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    04/08/2015 9:02 PM

    Gustavo y Rodrigo, dijieron tanto nombre que me enrede. Podrían poner fotos con los actores principales de todo este meollo al menos para la próxima. Ya que yo miro menos tele que el PAPA. Yo al rey del tenis no le eh visto la cara, creo.

    Ahora sobre la cantidad que vota en el colegio de abogados es sorprendente siendo profesionales de leyes que al menos estipulan el proceder de los mismos procesos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones