Aduanas bajo amenaza del crimen organizado

Las 49 aduanas con las que cuenta México, dos de ellas fronterizas con Guatemala, mantienen un estado de alerta debido a que el crimen organizado mantuvo de manera constante, durante el sexenio pasado, un “pase libre” para introducir cargamentos de droga, principalmente cocaína y metanfetamina.

Cotidianidad Aduanas guatemala metanfetaminas narcotráfico P147

Aduana de Manzanillo, Puerto Manzanillo, México.

Fotos: Raúl Torres, El Universal.

México – Lo mataron en la puerta de su casa. Se llamaba Luis Corro Chávez y en las pocas fotos que circularon en medios el 5 de marzo de este año, se observaba un bulto panza de fuera y dos mujeres arrodilladas sobre el cuerpo. El hecho quedó registrado como cualquier otra nota roja de esas que se ven por todo el país. Sin consecuencias y sin seguimiento periodístico. Lo que pocos saben era que Corro Chávez era uno de los funcionarios más importantes dentro de la Aduana de Lázaro Cárdenas en Michoacán y era el responsable por parte de la Secretaría de Marina en aquella zona.

Desde 2013 el gobierno mexicano decidió tomar el control de las aduanas a través del Ejército y los Marines debido al incremento de hurtos y tráfico de sustancias tóxicas al interior de las aduanas.

De acuerdo con la Oficina de Narcóticos de Estados Unidos y con solicitudes de información elaboradas por El Universal y Nómada, los decomisos de droga se han incrementado en los últimos años. Al menos19.8 toneladas de metanfetaminas y 3.6 toneladas de cocaína han sido decomisadas en los últimos cuatro años. El  2013 ha sido el mayor relevancia para las autoridades .

En la Aduana de Ciudad Hidalgo, en Suchiate, Chiapas, frontera con Guatemala, de 2008 a 2014 se realizaron 6 mil 897 decomisos. Desde vehículos, ropa usada, medicamentos y por supuesto diversos cargamentos de droga entre ellos cocaína, pseudoefedrina y metanfetamina.

En total se embargaron dos toneladas de cocaína que derivó en siete detenciones por parte de la Procuraduría General de la República (PGR). También se confiscaron, durante 2008, 112.70 kilogramos de metanfetaminas así como 4 mil 219 piezas y más tarde, en 2011, 22 kilogramos de la misma droga. Hubo sólo dos detenciones por parte de la misma autoridad. En cuanto al material de pseudoefedrina, dos cargamentos con 4 mil 276 piezas y 286 vehículos en el mismo lapso de tiempo.

El de Corro Chávez, no ha sido el único suceso violento de gente que trabajaba en las aduanas. El 31 de agosto del año pasado en la localidad fronteriza de Piedras Negras, Coahuila, las oficinas aduaneras sufrieron una explosión de gas –de acuerdo con investigaciones– en el que murió Ana Griselda Vázquez Duque, oficial de comercio exterior.

Las autoridades aclararon de inmediato que era por gas y dejaron de lado la especulación que había en torno a que hubiese sido un grupo criminal. Ambos sucesos tienen como factor común que las aduanas se encuentran en las cercanías donde los grupos del crimen organizado han buscado controlar, exportar e importar materia prima para continuar con sus tareas de tráfico ilegal.

Mineral a subasta

El comprador podrá exportar el material. Así comienza una de las principales ofertas en el sitio de subastas del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) con su propuesta para atraer clientes. La subasta se trata, ni más ni menos, que de las toneladas de mineral de hierro que le fueron confiscadas a los Caballeros Templarios el 30 de abril del año pasado.

El material se encuentra resguardado en una de las 49 aduanas que hay en el país, ubicado en una de las 17 aduanas marítimas: la de Lázaro Cárdenas, en Michoacán. Así lo confirma el video en youtube que se encuentra en el sitio de Subastas del SAE.

A dos años de que el gobierno mexicano tomara el control de las aduanas de Lázaro Cárdenas en Michoacán y reforzara la seguridad en Manzanillo, Colima, por parte de la Secretaría de Marina y de la Defensa Nacional, los resultados han sido visibles: En este año se destapó una investigación que involucraba a 22 agentes aduanales involucrados en una red de corrupción dentro del propio sistema aduanal.

Manzanillo, hermético

La noticia recorrió todo el puerto, las autoridades decomisaron  un contenedor lleno de euros bien empaquetados, literalmente eran toneladas de dinero. “Eso es lo que más me ha impresionado en los más de 30 años que tengo en esto, la forma en que se paga la mafia”, señala Braulio, un agente aduanal que ha transitado por todos los puertos del país y hoy se ha establecido en Manzanillo, que –asegura– desde hace 18 meses se ha convertido en una aduana infranqueable.

“Este es un puerto muy distinto a Veracruz, Altamira o Lázaro Cárdenas, en ninguno de esos lugares se manejaban citas para los previos, que es cuando te ponen la mercancía a disposición y verificas que los contenedores coincidan con el pedimento”, señala el hombre que revisa una pila de papeles sentado ante un ventanal desde el que se alcanzan a mirar las grúas en uno de los muelles.

Después de todo esto –explica– hay que solicitar otra cita para embarcar la carga; pero esta forma de operar no sólo ha sido necesaria para agilizar la entrada y salida de mercancía en una aduana sobrepasada hasta hace un año, sino que se ha convertido en uno de los filtros de control con el que la nueva administradora intenta poner orden en esta puerta del país.

Braulio conoce el nombre de la mujer que ha iniciado este proceso pero prefiere no mencionarlo, considera que ella corre un riesgo alto al meterse con muchos intereses. Recuerda lo que ocurrió en junio de 2009 con Francisco Serrano Aramoni, administrador de la aduana del puerto de Veracruz que fue asesinado después de que empezó a ordenar las cosas.

Su preocupación es compartida por el gobierno federal, que ha clasificado como reservada toda la información sobre los administradores de las aduanas del país.

“Esta es una aduana con criterios muy duros y la administradora no duda en poner Procedimientos Administrativos en Materia Aduanera (PAMA) que pueden derivar en la cancelación de una patente aduanal.Desde que ella llegó han cancelado 14 patentes, yo creo que encontró una aduana por donde pasaba de todo y empezó a frenar esas cosas”, dice Braulio, que ha terminado de revisar papeles.

“Ya no entra nada”

En el municipio de la Huerta, Jalisco, a unos 100 kilómetros del puerto de Manzanillo, saben que algo sucedió en el puerto porque han notado que se han detenido los embarques de madera y mineral clandestino que antes bajaban de esta región.

Salvador Magaña, regidor del ayuntamiento, señala que hasta hace unos meses todavía había reportes de camiones que iban llenos de mineral a Manzanillo y de pronto eso paró por completo.

“Incluso se dice que en uno de los decomisos recientes fue de mineral de esta región”, indica el político.

En su oficina, Braulio explica que desde que se colocaron aparatos de rayos gama en cada uno de los carriles por los que entra o sale mercancía del puerto ha sido más fácil para la autoridad detectar mercancías ilegales.

Asegura que si hay algún pedimento cuyos domicilios fiscales parezcan sospechosos, la administradora retiene la mercancía mientras coteja los datos a través del SAT para saber si es un embarque sano o no.

“Tiene la aduana llena de mercancías confiscadas, desde textiles o calzado que se subvalúa hasta psicotrópicos o dinero en efectivo. Detuvo tres buques de mineral, levantó las PAMA y en un caso hasta confiscó el barco.Se necesitaron aproximadamente 500 tolvas para trasladar el mineral, pero antes salían así hasta cinco barcos cada mes”, señala el agente aduanal.

Las drogas o las sustancias prohibidas que se intentan hacer pasar como si fuera productos químicos legales son detectadas por un grupo de la menos 20 personas que con equipo especializado toman muestras cuando se abren los contenedores.

“Llega en tambos, como si fuera talco o ácido cítrico, no es como se ve en las películas, que ya está empaquetada y todo eso, pero desde hace ya dos años hay un grupo especializado para tomar muestras y detectar cualquier sustancia. En la aduana vacían todo y pueden o no invitar a los importadores a presenciar eso”, refiere.

Además de las medidas impuestas por la nueva administración, la infraestructura con que ahora cuenta el puerto ha facilitado el control de lo que entra y sale: si antes las importaciones y las exportaciones peleaban espacio en solo ocho carriles, hoy hay 15, cada uno con un sistema de rayos gama y pedimento automatizado que agiliza el tránsito.

“Antes no había tanto orden ni se tenían los elementos suficientes para controlar y coordinar lo que sale y entra, hoy hay una capacidad instalada que permite hacerlo. Aunque no se puede prohibir que entre el mineral al puerto, cuando se hace el pedimento entra en acción la administración de la aduana y si las cosas no están en orden confiscan antes de que el mineral suba al barco (…) Se ha detenido esto a tal punto que no entra ni un kilo de mineral ni de madera, y con los rayos gama, ellos ya saben si traen madera o mineral y ponen el cargamento en consulta para que lo abra la Oficina de Control de Carga (), que antes eran conocidos como los Fiscales, que toman una muestra delante de todas las autoridades”.

Según Braulio, la presencia de distintas autoridades en las inspecciones es otro de los candados que han ayudado a contener la entrada y salida de mercancía ilegal, pues ahora todo se hace frente a representantes de la PGR, la Marina, Profepa y personal de la aduana.

“Hay gente de muchas dependencias vigilando e incluso gente de la Administración Central de Aduanas anda por ahí vestida de civil, observando y reportando”, señala.

Acceso restringido

En el Centro Integral de Gestiones Portuarias son dos los marinos que flanquean la entrada y observan quién sale y quien entra. En la recepción un mujer con uniforme de una empresa de seguridad privada marca un número cuando se le pregunta sobre el trámite que hay que seguir para poder ingresar: “Usted está en su derecho de solicitar el acceso mediante un escrito dirigido a la administración central, pero se le va a negar, es por seguridad”, señala la voz del otro lado del teléfono.

Detenerse por más de 5 minutos a tomar fotografías en alguno de los puntos de entrada al puerto implica ser abordado por personal de la aduana que pregunta sobre el motivo de las fotos y advierte que está prohibido tomar imágenes hacia el interior.

“Este ya es un puerto militarizado, la capitanía de puerto la controla la Marina, hay muchos carros de la Marina y la PGR del lado de los muelles”, dice un topógrafo que trabaja en la construcción de bodegas en la zona industrial del puerto.

En opinión de Braulio hay un control estricto que dista mucho de lo que él vio en Lázaro Cárdenas hace unos cuantos años: “allá es otro mundo, o era, ya no sé. Allá se controlaban las cosas por personas que no son la autoridad y todo pasaba y caminaba porque ellos lo decidían. Por ejemplo, todos los carros de mineral entraban de las 11 de la noche en adelante y todo mundo lo sabía, pero aquí en Manzanillo quiero pensar que antes el problema era la falta de infraestructura y los descuidos que generaban boquetes en un sistema sobrepasado”.

Es la corrupción: EE.UU.

La Oficina Internacional de Narcóticos y Asuntos de Aplicación de la Ley en su Informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR, en inglés) publicó recientemente su informe con relación a México. En este señala que México sigue siendo un importante país de tránsito y origen de las drogas ilícitas destinadas a Estados Unidos y un centro de lavado de dinero.Haceénfasis en su servicio de aduanas. “Amplió su enfoque tradicional en la recaudación de ingresos para concluir la aplicación de contrabando y leyes de propiedad intelectual”.

Agentes aduanales entrevistados por El Universal explicaron el sistema que utilizaban en las aduanas en México para permitir el paso de los contenedores que llegan a tocar tierra mexicana.

Lo que sigue para cualquier empresario que tenga un contenedor esperando era de lo más arcaico: Se apretaba un botón y según la aleatoreidad del sistema, se prenderá rojo o verde. Si tocaba rojo, tocaba .

Apenas en enero de este año el sistema cambió y podrá ser manipulable.  Pero el miedo de los dueños de algún contenedor, según los mismos agentes aduanales, es que contenga droga o haya sido manipulado el mismo. En redes sociales existen videos de cómo se pueden manipular los cerrojos de los contenedores y fácilmente insertar droga u otro tipo de elementos que no son propios de la mercancía original.

Actualmente, los grupos criminales han encontrado formas diversas de camuflajear la droga como de rellenar tiburones con esta así como muebles hechos de droga.

Por eso fue escandaloso que en 2007 el empresario mexicano de origen chino,  Zhenli Ye Gon y sus socios fueran detenidos, ya que, sin ningún problema, habían importado a México toneladas de precursores químicos para elaborar metanfitaminas.

 

Este reportaje fue realizado por Lilia Saúl (El Universal) y Elsa Cabria (Nómada), en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas del International Center forJournalists (ICFJ) en alianza con Connectas.

Lilia Saúl Rodríguez
/

Lilia Saúl Rodríguez. Periodista especializada en temas de Transparencia y Acceso a la Información. Editora de la sección Periodismo de Datos de El Universal, México.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Aduanas bajo amenaza del crimen organizado | Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas /

    04/09/2015 8:09 AM

    […] Ver publicado en Nómada […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones