El #Renuncia hondureño es increíblemente parecido al chapín

Un desfalco de corrupción en la Seguridad Social que permitió la reelección de un proyecto político. Un movimiento ciudadano de indignados que empezó en redes sociales que pide la renuncia del presidente y que se cree una comisión internacional contra la impunidad para investigar. Honduras y Guatemala tienen mucho que aprender de los clamores de sus ciudadanos.

n246 P369

Foto: Orlando Sierra

Desde las protestas por el golpe de Estado de 2009, las calles de Honduras no habían sido habitadas de esta forma. Miles en diferentes ciudades han salido a manifestar por la impunidad en el caso más grave de corrupción en nuestra historia, el desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Un caso de 7 mil millones de lempiras (US$350 millones, del tamaño del caso La Línea en las aduanas guatemaltecas). Y parte de ese dinero robado terminó en la campaña electoral del Partido Nacional, del actual presidente, Juan Orlando Hernández, conocido como JOH.

Del otro lado de la frontera, el #RenunciaYa se traduce en #RenunciaJOH. Y también es un hashtag porque todo comenzó con convocatorias de “los indignados” en redes sociales. Al principio no eran noticia para los medios hondureños. Pero poco a poco, organizaciones del movimiento popular, la oposición partidaria y los medios les dieron eco. La gente salió a las calles con antorchas, velas, luces por las personas fallecidas por falta de medicamentos y atención en el IHSS y siguen saliendo a las calles, ahora más que nunca. Poco a poco se fue regando el fuego, desde Tegucigalpa hasta los departamentos. Y después del apaciguador informe de la Comisión Multipartidaria contra la corrupción, aumentó el combustible que enciende las antorchas en todo el país.

Los espejos centroamericanos: Seguro Social, corrupción, elecciones, movimiento

En Guatemala, los ciudadanos protestan por dos casos de corrupción destapados por la CICIG y el MP. Uno en aduanas y otro en el IGSS. En Honduras, por uno en el IHSS del tamaño del de aduanas de Guatemala. Y piden una Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH o CICIHON) para llegar a fondos con las mafias de corrupción e impunidad. Los dos gobiernos conservadores se resisten a la idea desde que fue instalada en Guatemala hace siete años.

En el caso del IHSS empezó hace dos años con el anterior presidente, Porfirio Lobo, en cuyo gobierno el Seguro Social desvió fondos para la campaña electoral del actual presidente, Juan Orlando Hernández, antes presidente legislativo (y quien dominaba el Congreso).

Leí que así había sido en Guatemala, con fondos del Seguro Social guatemalteco dirigidos al candidato favorito del presidente Otto Pérez: Manuel Baldizón, del partido Líder.

Una vez llegó JOH a la Presidencia de la República, el expresidente Lobo dijo que él estaba al tanto de la corrupción en el IHSS pero que no quiso denunciar por no dañar el proceso electoral, detalladamente planificado para su éxito por el Partido Nacional –el de Lobo y JOH–.

Fue hasta dos años después de que hubiera ganado JOH (y un mes después de los escándalos y las protestas en Guatemala) que la junta interventora del IHSS comenzó a decir nombres de los “principales artífices” del robo el Seguro Social durante el gobierno anterior.

El 15 de enero, cuando aun JOH no se sentaba en la silla presidencial, el gobierno de Lobo Sosa, en sus últimos 10 días, decretó en consejo de ministros una comisión interventora que investigara la crisis en el IHSS. En la cabeza de esta comisión una ex presidenta del poder judicial, Vilma Morales y el diputado de un partido minoritario, German Leitzelar.

Pasaron casi dos años para que se comenzaran a decir nombres de los principales artífices del robo al IHSS. Y comenzaron los medios a sacar los mayores escándalos de Mario Zelaya, médico director del IHSS en (2010-2014) y sus subalternos. Las esposas y amantes y los lujos sexuales que se daban, desfilaron por las primeras planas de los principales diarios del país. Mario Zelaya fue capturado por la policía nicaragüense en frontera con Honduras y hoy guarda prisión en el Primer Batallón de Infantería en Tegucigalpa.

Mario Zelaya no es pariente de Mel Zelaya, el presidente que recibió el golpe en 2009. Más bien, es de la cúpula del Partido Nacional, el más de derecha.

Parecía que todo marchaba bien para el actual gobierno de JOH, que denunciaba tropelías de su antecesor, hasta que acabó el show mediático. El periodista David Romero, director de TV y Radio Globo, publicó una investigación que mostró decenas de folios que el Ministerio Público tenía en su poder y no publicaba ni hacía efectivos. Había cheques emitidos por las empresas “fantasmas” para la campaña electoral del Partido Nacional. Sumaban esos dos mil millones de lempiras (90 millones de dólares). Esa fue la gota que derramó la indignación del pueblo hondureño. Ese fue el punto de quiebre en que la protesta contra la impunidad en los casos de corrupción, se convirtió en un grito exigiendo la #RenunciaJOH.

 

Esto podría acabar con la intención de reelección de JOH. Sí, el mismo político que en 2009 validó el golpe de Estado de Manuel Zelaya porque intentó que en las elecciones se incluyera una papeleta para que los ciudadanos votaran para aprobar la reelección presidencial. La Corte Suprema de Justicia, colocada por JOH, había legalizado la reelección a petición del actual presidente.

Las marchas de las antorchas

Las marchas de las antorchas se dan cada semana, entre el miércoles y el sábado, después de cada marcha se planifica y convoca la siguiente. Estas marchas se dan usualmente después de los horarios laborales, comienzan alrededor de las 5 de la tarde. No hay impedimentos para que se den, ni siquiera la lluvia. Son miles de miles en las calles, aun nadie se atreve a decir números.

 

Como los dibujos del movimiento de Xela en Guate, en Honduras tenemos éste.

Como los dibujos del movimiento de Xela en Guate, en Honduras tenemos éste.

Los miércoles, generalmente se dan en el interior del país, se unen dos o tres ciudades a la misma hora. El viernes y sábado cobran protagonismo las capitales política y económica, Tegucigalpa y San Pedro Sula. En estas marchas la gente olvida que antes temía a las calles por la violencia que impera en el país. La gente se hace nudo para acompañarse y dejar el temor.

La luz de las antorchas comenzó cuando se hizo hace un mes una manifestación con velas en las afueras del IHSS en Tegucigalpa, por las personas fallecidas a falta de atención en este hospital. Sí, así como los 13 fallecidos por el caso de corrupción en el IGSS de Guatemala.

Así la idea de la luz se fue consolidando en las antorchas. Los chavos indignados dicen que es la señal que el pueblo en las calles es luz, que la juventud es la luz en medio de tanta oscuridad que los corruptos mantienen en el país. Las antorchas se venden como pan caliente en las ciudades porque cada semana hay convocatorias y por ahora el movimiento en vez de aplacarse, va en aumento.

Michel Pagoada, vecino de la colonia Rivera Hernández, la zona más violenta de San Pero Sula, salió a las calles. Don Michel nos dijo que él se manifestaba para pedirle al gobierno que devuelva el dinero robado y que los culpables paguen por este delito. “Y le pido a la gente que se sume para hace tambalear este gobierno que ya admitió haber participado en robo. Con esta manifestación de las antorchas iluminaremos todo un pueblo para salir adelante”.

Las caminatas se han caracterizado por la luz de antorchas y velas pero también por la alegría juvenil que con batucadas y música de banda amenizan las protestas.

 

(En las protestas, también ha habido humor. No se pierdan este video.)

 

Wendy Romero de El Progreso, Yoro exigió la renuncia de Juan Orlando Hernández, exigió justicia y un cambio en la forma de hacer política. “EL pueblo está saliendo a las calles y eso me ha movido y espero que el presidente también sea puesto a la orden de los tribunales para ser juzgado por su responsabilidad en este acto de corrupción”.

En estas marchas también participan simpatizantes de los partidos denominados “la oposición”, especialmente el Partido Anticorrupción y el Partido Libre. Estas participaciones son muy cuestionadas porque en principio el movimiento era “no-partidario”. La participación más criticada ha sido la de Manuel Zelaya y sus seguidores por tener un proceso judicial abierto en contra de algunos de sus funcionarios por la malversación de caudales públicos del proceso llamado “la cuarta urna” para la reelección, interrumpido con el golpe de Estado de 2009.

Las elecciones de 2013 fueron sorpresivas por la inscripción de nuevos partidos políticos rompiendo el tradicional bipartidismo (de dos siglos, sí, de los Partidos Nacional y Liberal) que siempre se disputaban el poder. Los dos partidos nuevos con más popularidad fueron el partido Libertad y Refundación (Libre) presidido por Manuel Zelaya, presidente derrocado en 2009, y el Partido Anticorrupción dirigido por el presentador de televisión Salvador Nasralla. Sí, en Honduras tenemos a un presentador de televisión como en Guatemala tienen al candidato comediante Jimmy Morales.

Nasralla logró captar miles de votos en las principales ciudades del país, así como también Xiomara Castro, la candidata de Libre y esposa de Mel Zelaya. Ambos partidos alegaron fraude en la victoria a Juan Orlando Hernández, JOH. Ambos partidos lograron conformar una oposición dentro del Congreso Nacional, que se comportó bastante timorata hasta el escándalo destapado por el periodista Romero.

El presidente, JOH, y otros dirigentes del Partido Nacional aceptaron que los cheques eran verdaderos pero que el partido nacional los había aceptado de “buena fe” y eso no era delito. Dijeron que la cantidad de 2 mil millones era exagerada, que solo eran quizá unos mil millones. JOH, tras estos gestos de “honestidad” de sus correligionarios, añadió que el Partido Nacional debía regresar el dinero recibido y que en todo caso quien estaba de director de campaña política en ese momento era un señor que se llama Ricardo Álvarez, no él.

Sí, como en Guatemala, en Honduras también tenemos un presidente así.

Con embajada, empresarios y protestas

Y también tenemos embajada de Estados Unidos.

La semana pasada, la marcha en Tegucigalpa llegó hasta la embajada de Washington. Hasta ahora, la embajada solo ha emitido un comunicado para desmentir que los fondos de USAID se habían malversado, según lo había dicho un periodista hondureño. En este comunicado se podía leer que la embajada estadounidense apoyaba al actual gobierno. Pero no más. Y los ciudadanos esperan más.

También tenemos una élite empresarial aliada del gobierno.

Esta semana se dictó auto de prisión contra Shukry Kafie Larach, uno de los empresarios implicados en el desfalco del IHSS; el gobierno dice que está atrapando a los peces grandes y la gente responde que son pequeños. Adolfo Facussé, el mayor empresario, exige que si se va por los empresarios que estafaron al IHSS, que se vaya por quienes en el Congreso Nacional aprobaron estas compras.

 

Foto: Lissandro Agurcia

Foto: Lissandro Agurcia

La gente ha visto que la ruta es exigir en las calles. “Fuera JOH” y “Queremos una CICIH” es el grito que más se repite. El gobierno sigue sin escuchar. Y la gente empezó a recolectar firmas para pedírsela a la ONU. Honduras siguió el camino de su pueblo hermano Guatemala como nunca antes en la historia. Las llamas de las antorchas dan esperanza y miles se suman cada semana en todos los rincones del país, los miles que sueñan una Honduras distinta, no la Honduras violenta de la cual huyen los jóvenes y niños ni la Honduras donde la corrupción mata a miles, sino la Honduras más conocida por la dignidad de su gente. Podría Honduras estar viendo la primavera florecer después de tanta sequía.

Jennifer Ávila
/

Soy una apasionada del periodismo. He trabajado temas de violencia juvenil, de género y sobre explotación minera en Honduras. Pese al pesimismo porque estamos en la barbarie, tengo una esperanza.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    La captura del megaempresario hondureño empieza un terremoto patrocinado por EE.UU - Analytica /

    12/11/2015 6:47 PM

    […] Lea: El #Renuncia hondureño es increíblemente parecido al chapín […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    07/11/2015 8:12 AM

    […] Lea: El #Renuncia hondureño es increíblemente parecido al chapín […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pacifismo de jóvenes es la forma más valiente de enfrentar violencia estatal, según Víctor Meza | Honduprensa /

    27/06/2015 11:26 PM

    […] LEA ADEMÁS: El #Renuncia hondureño es increíblemente parecido al chapín […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    16/06/2015 6:18 PM

    Me gusto la parte, en que no cuentan la cantidad de manifestantes que han acudido.

    Coincidencias:

    1. Noam Chomsky profesor de MIT Y DE LOS MÁS IMPORTANTES PENSADORES DE EE.UU. Los únicos tres países donde EE.UU TIENE BAJO SU CONTROL (plaza pública inicio de año) HONDURAS, PARAGUAY Y GUATEMALA. Países insignificantes en el contexto geo-político.

    2. Y coincidentemente estos TRES países son los únicos en América que tienen períodos presidenciales cortos sin posibilidad a los presidenciales de contar con diversas variables de continuidad. GUATEMALA Y HONDURAS 4 años, PARAGUAY 5 años y si metemos uno mas MÉXICO 6.

    Darle re-elección a un presidente, da al menos 4 años de cumplimiento (al menos algo) con tal de ser re-elegido.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones