Un oleoducto desde Amatique está por comenzar

La última oportunidad de un proyecto interoceánico privado con el espaldarazo del presidente Otto Pérez Molina está en marcha. El primer paso burocrático para la construcción de un oleoducto interoceánico, fue dado el 4 de noviembre de 2014, con la Evaluación Ambiental Inicial (EAI) en el Ministerio de Ambiente, la número EAI-5824. El megaproyecto incluye a amigos de financistas y un riesgo ambiental en la Bahía de Amatique.

financistas medio ambiente megaproyecto oleoducto P147 petróleo PP

El último proyecto en la pantalla es el del Oleoducto.

Captura de pantalla de la página del Ministerio de Ambiente

La consultora que prepara el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que es el siguiente paso, es de los padres de una exministra de Ambiente del Partido Patriota (PP) y el bufete que representa a todas las empresas involucradas tiene una relación estrecha con la familia Leal, una de las principales financistas del PP. El proyecto del oleoducto sería el tiro de gracia al debilitado proyecto del Corredor Interoceánico, respaldado inicialmente por el gobierno, y que incluía un oleoducto cuyo recorrido es básicamente el mismo. Todo apunta a una disputa interna, por controlar el que parece el único proyecto rentable de todos los comprendidos en el Corredor Interoceánico.

La Evaluación Ambiental que incluye pasar petróleo por Amatique

La Evaluación Ambiental Inicial (EAI-5825), a la que tuvo acceso Nómada, “solicita al Ministerio términos de referencia específicos para el Proyecto denominado “Oleoducto Interoceánico de Guatemala. (…) Al momento de contar con el diseño final, se presentarán los instrumentos de evaluación ambiental correspondientes para el desarrollo del Proyecto, previo a iniciar cualquier actividad in situ, con el objetivo de cumplir con la normativa vigente en nuestro país.”

El proyecto “consistirá en la construcción y operación de un oleoducto interoceánico, el cual será utilizado para transportar petróleo crudo entre el Mar Caribe y el Océano Pacífico desde una terminal de almacenamiento que se encontrará situada en Punta Baltimore, Livingston Izabal, hasta la terminal de almacenamiento que se encontrará situada en Moyuta, Jutiapa. Las dos terminales de almacenamiento contarán con depósitos para el almacenamiento de crudo interconectados por 387 km de tubería continua y estaciones de bombeo. Así mismo, se tiene previsto que el Proyecto se construirá sobre el derecho de vía de 25 m, sobre rutas existentes.” Es decir, por donde pasan las carreteras.

El oleoducto, según la página de Vía Energética, transportaría petróleo que provendría de Venezuela, Colombia y Brasil, hacia China, Japón, Corea y otros. Por cada barril de petróleo que se transporte por el Oleoducto Interoceánico, asegura Vía Energética, las empresas extranjeras van a pagar una tarifa que se distribuirían porcentualmente entre Vía Energética y el Gobierno de Guatemala.

Mapa I: primer tramo Terminal Atlántico-Río Hondo.

Como se observa en el Mapa I, el oleoducto iniciará cerca de la desembocadura de Río Dulce en Punta Baltimore (Finca Baltimore), Livingston, Izabal, en las cercanías de Punta de Palma, en dirección a Entre Ríos, Izabal, y luego, sobre la carretera al Atlántico, se dirige hacia Río Hondo, Zacapa.

Fuente:

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Mapa II: segundo tramo Río Hondo-Terminal Pacífico.

En el Mapa II, se observa el segundo tramo del oleoducto que de Río Hondo, Zacapa, se dirige hacia la cabecera de Chiquimula, y luego a Ipala, para finalmente concluir en la Terminal Pacífico, en Moyuta, Jutiapa.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

El proyecto comprende cuatro monoboyas sobre el agua de la Bahía de Amatique, un área estratégica para el ecosistema del lugar. Ese territorio marítimo comprende las desembocaduras del Río Sarstún y Río Dulce, Punta de Manabique y Puerto Barrios, tal como se muestra en el Mapa III.

Mapa III: esquineros de las monoboyas en la Bahía de Amatique.

Cada monoboya estará conectada por una tubería submarina a la terminal de almacenamiento en Punta Baltimore. Las monoboyas recibirían el petróleo desde los barcos tanqueros, para luego trasladarlo a la terminal de almacenamiento y luego transportarlo por el oleoducto en tierra (Mapa IV).

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Mapa IV: esquineros conectados a la Terminal Atlántico.

En la Terminal Pacífico, los cuatro esquineros planificados estarán en el mar, frente a las costas de Jutiapa, tal como se muestra en el Mapa V.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Mapa V: esquineros de las monoboyas en la Terminal Pacífico.

En éste, las que estarán frente a las costas de Jutiapa.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental.

Fuente: Evaluación Inicial Ambiental 5428 de noviembre de 2014.

Una monoboya es una estructura que flota y permite amarrar un barco transportador de hidrocarburos. Para operar las cantidades de petróleo a trasladar, su tamaño es considerable, como se muestra en las siguientes dos imágenes.

Boya en el mar. Fuente: Sabatinop.com

Boya en el mar. Fuente: Sabatinop.com

 

Una boya en tierra. Fuente: Sabatinop.com

Una boya en tierra. Fuente: Sabatinop.com

La EAI es la primera fase a cumplir previo a presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EAI). La empresa que realizará el EIA, aliada de Vía Energética de Guatemala, es Naturaleza, Organización y Ambiente, S.A. (Grupo NOA), cuyas credenciales no parecen las mejores.

Grupo NOA fue fundado por los papás de Roxana Sobenes, primera ministra de Ambiente del PP, despedida en el marco de señalamientos que incluían agilizar estudios de impacto ambiental realizados por empresas consultoras ligadas a ella.

El Estudio de Impacto Ambiental debería incluir, obvio, los riesgos sobre impactos ambientales. Cualquier derrame de hidrocarburos en la superficie marina o en el subsuelo marino, tendría altos costos ecológicos en las áreas protegidas, sociales con las comunidades que viven en la zona y económicas.

Los socios cercanos a un financista y secretario del PP

Un poco al estilo del Corredor Interoceánico, Vía Energética publica que los socios estratégicos en el proyecto del Oleoducto son enormes. El banco de inversiones en energía e infraestructura Taylor-DeJongh, con sede en Washington; el bufete Morgan, Lewis & Bockius LLP, con sede en Filadelfia; Grupo NOA; y el bufete Rivera & Asociados, con sede en Guatemala.

El papel central lo tiene Rivera & Asociados, presidido por el abogado Carlos Enrique Rivera Ortiz. El bufete registró Vía Energética S.A. y Vía Energética de Guatemala, S.A., para operar en Guatemala, por medio de uno de sus abogados, Manuel Humberto Monroy Ovalle. La sede de la empresa es la misma de la del bufete, según el Registro Mercantil, sin embargo la dirección que ofrece Vía Energética en su página de internet se localiza en el Paseo Cayalá, en la zona 16 de Ciudad de Guatemala, y el representante legal es Juan Carlos Hernández Paniagua, la misma persona que presentó la EAI-5824 al Ministerio de Ambiente.

Rivera Ortiz es un abogado corporativo del más alto nivel. Fue uno de los fundadores, junto a industriales y financieros, de la Bolsa de Valores Nacional (BVN); y su bufete tiene el mandato del Ingenio Magdalena, que forma parte del Grupo Leal, de la familia de azucareros Leal Pivaral y Leal Toledo. A este grupo empresarial pertenece también el Grupo Cayalá, dueño del proyecto inmobiliario Paseo Cayalá. Una de las empresas que integra el Grupo Cayalá, es Bienes y Raíces de Cayalá, S.A., que tiene como representantes legales a Mario Roberto Leal Pivaral y Carlos Enrique Rivera Ortiz.

Es decir, el bufete de Rivera representa a la principal empresa de la familia Leal (el Ingenio) y Rivera Ortiz es socio de Leal Pivaral, el padre de Mario Leal Castillo, Secretario Específico de la Presidencia, y uno de los principales financistas y recaudadores de fondos de la campaña de Otto Pérez Molina.

Un reportaje de elPeriódico, que cita a alcaldes del Oriente del país y a miembros de la empresa, aseguró que la Secretaría de Asuntos Específicos de la Presidencia ha dado acompañamiento a todo el oleoducto interoceánico. Desde la empresa dicen que sólo es porque mantienen al tanto al Gobierno por tratarse de un proyecto de gran envergadura.

El megaproyecto de los militares del PP: el Corredor

El megaproyecto del Oleoducto Interoceánico de Vía Energética tiene sus orígenes en el alicaído megaproyecto del Corredor Interoceánico o Tecnológico, que empezó a fraguarse hace quince años por exmilitares convertidos a empresarios. El Corredor, que iba a ocupar el mismo territorio propuesto para el oleoducto, incluía la construcción de una carretera, un ferrorcarril y un gasoducto.

La idea del megaproyecto del Corredor Interoceánico surgió en 1999 de la mano del español Guillermo Catalán, militar retirado con el grado de teniente del ejército guatemalteco. Se le sumaron militares; José María Argueta, economista y coronel asimilado; y grandes empresarios, como Luis Alfonso Arimany, e inscribieron varias empresas. Una de estas fue ODEPAL, cuyo presidente era Catalán y el vicepresidente era Argueta, después secretario de Inteligencia del Estado y ahora embajador ante la OEA.

El 9 de julio de 2013, la Presidencia de Pérez Molina declaró con el acuerdo 270-2013 de “utilidad pública” e “interés nacional” la “gestión, promoción, construcción y operación del proyecto denominado Corredor Interoceánico de Guatemala”, formado por un conglomerado de empresas de exmilitares.

Dos años antes, como presidente electo, Pérez Molina había inaugurado oficialmente el arranque del Corredor en Zacapa, en lo que sería la finca privada más grande de Guatemala.

 

Foto: Plaza Pública (Creative Commons)

Otto Pérez, como presidente electo, inauguró el Corredor en 2011. Foto: Plaza Pública (Creative Commons)

En esa ocasión estuvo acompañado de militares y algunos miembros de la plana mayor de su actual gabinete, entre ellos, Alejandro Sinibaldi (hoy candidato presidencial adelantado del PP) y José María Argueta Cifuentes.

Cuando ese Acuerdo Gubernativo fue emitido, se tenía la certeza de parte de los inversionistas y el gobierno, que el financiamiento de US$450 millones para la compra de las tierras donde se construirían los proyectos del Corredor, estaban aseguradas. En esos días se anunciaba que los recursos provendrían de Eurogas Enterprises, la supuesta mayor inversionista en el proyecto.

Pero parece haberse tratado de una estafa. Menos de un año después del Acuerdo, se publicó la noticia de la captura en Jutiapa, del salvadoreño Raúl Antonio Reyes Aguilar, el 29 de abril de 2014, como el responsable directo en el fraude gestado con Eurogas Enterprises, quien inmediatamente fue ligado a proceso bajos los delitos de estafa propia, apropiación y retención indebida. Reyes Aguilar se había ofrecido gestionar US$1,200 millones (unos Q10 mil millones).

En diciembre de 2014, el falso inversionista Reyes Aguilar declaró que quien lo invitó a conocer el proyecto fue el hoy embajador de Guatemala en Washington, Julio Ligorría, exlobbista del Corredor y exsocio del ministro de Gobernación Mauricio López Bonilla. El ahora diplomático lo niega.

El pulso entre Corredor y Oleoducto, o entre amigos del Presidente

Catalán, el fundador del Corredor, denunció en el reportaje de elPeriódico de agosto del año pasado que “que dos compañías que contrataron para captar inversionistas para su proyecto les habrían robado información privilegiada que ahora estaría siendo utilizada para el oleoducto. Los representantes de estas dos empresas tienen vínculos directos con el bufete que creó a Vía Energética y que es socia estratégica del proyecto, concluyó el ejecutivo.” En la nota, Julio Girón, alcalde de Estanzuela, Zacapa, dijo que “Juan José Loarca, director técnico del proyecto (el oleoducto de Vía Energética), les comentó (a él y otros alcaldes) que ya contaban con el respaldo del Gobierno y que la inversión en la obra sería de US$3.5 millardos. Además, les ofreció financiar proyectos de desarrollo a cambio de su apoyo al oleoducto. Loarca dijo que desconocen y no tienen ninguna relación con estas dos empresas que menciona Catalán. “En nuestro proyecto hay inversionistas nacionales y extranjeros, pero es un tema que lidera Taylor-DeJongh que es un banco de inversión que tiene experiencia en este tipo de proyectos a nivel mundial”, agregó.

Hay tres compañías que tienen relación con ambos proyectos fueron identificadas por esta investigación para Nómada. El banco Taylor-DeJongh ha sido parte de las alianzas del Corredor Interoceánico y Vía Energética lo anuncia como uno de los socios del oleoducto. Taylor-DeJongh dice que asesora a Vía Energética para la construcción del oleoducto que transportará petróleo de Venezuela al este asiático.

La otra es la Sociedad de Inversión Guatemalteca, conocida como Guatefondo, empresa que el proyecto de Corredor Interoceánico presenta como uno de los asociados encargados de la búsqueda de capitales, tiene como sede el bufete que representan al competidor Vía Energética: Rivera & Asociados.El presidente de Guatefondo es Gustavo Enrique Steiger Gordillo, a quien la empresa Corredor Interoceánico, S.A., lo sigue presentando como Director Financiero.

Guatefondo se promueve como la primera sociedad de inversión en Guatemala, fondo cuyas acciones fueron las primeras de su tipo en ser cotizadas en la Bolsa de Valores Nacional (BVN), a partir de 2008, con un capital de US$25 millones. Gustavo Steiger también es vicepresidente y gerente de ADMIRA, la empresa que creó Guatefondo. El presidente y el secretario de ADMIRA son hijos de Carlos Rivera Ortiz, y trabajan en el bufete Rivera & Asociados, central en el proyecto del Oleoducto Interoceánico

Rivera Ortiz preside la empresa Portafolio de Inversiones, S.A., que es la agente de bolsa en BVN de Guatefondo, y se fundó en 1987. Tanto Portafolio de Inversiones como ADMIRA y Guatefondo tienen entre sus funciones la búsqueda de capitales.

De momento, la sociedad del Oleoducto, con sede en Ciudad Cayalá de los Leal, y en la que participan Rivera y Stieger (entre muchos otros), parece estar ganando el pulso de la bendición del gobierno de Pérez Molina a la sociedad del Corredor, en la que están militares y empresarios muy cercanos al PP.

El siguiente capítulo de esta megadisputa se escribirá en el último año del gobierno del partido que ha unido a militares y empresarios.

* Un ensayo elaborado por el autor, con contexto y análisis sobre ambos proyectos, puede encontrarse en este link.

Luis Solano
/

Economista y periodista independiente. En 1987, se inició en el periodismo en Inforpress Centroamericana. Actualmente, radica en Berkeley, California. Es periodista investigador para la revista El Observador, en Guatemala.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Chapines Unidos por Guate » El PP perdió a su principal financista y parece haberse vengado /

    10/04/2015 1:30 PM

    […] de hidrocarburos hacia Asia. Parecía estar en marcha en diciembre pasado, como publicó Nómada. Pero había un problema. El Corredor era impulsado por un grupo de militares retirados que guarda […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    18/03/2015 4:30 AM

    […] retirados en alianza con empresarios de la industria del papel (Arimany), como quedó detallado en un anterior artículo. Su comienzo fue lento y fue hasta 2008 que el trabajo con los propietarios de tierras comenzó a […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    04/03/2015 9:28 AM

    […] Esta Alianza surgió como propuesta de Centroamérica para responder a la llegada masiva de niños migrantes centroamericanos a EEUU en la primavera de 2014. Aunque se vende como un plan novedoso para el desarrollo social, el foco es generar espacios propicios para grandes negocios. En Guatemala, el plan está enfocado en los 51 municipios que el Gobierno considera los más pobres, pero entre los proyectos más destacados del plan están los corredores que conectan puertos y un oleoducto. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    19/02/2015 10:20 AM

    […] transporte de hidrocarburos hacia Asia. Parecía estar en marcha en diciembre pasado, como publicó Nómada. Pero había un problema. El Corredor era impulsado por un grupo de militares retirados que guarda […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones