8 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Gastro Audiovisuales Guía de viajes
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El final de la gran hipocresía del Cacif

El sector privado organizado respalda el golpe de Estado en cámara lenta que está llevando a cabo Jimmy Morales y aplaudió el cierre prematuro e ilegal de la mejor iniciativa anti-corrupción y anti-impunidad que hemos experimentado, la CICIG.

La corrupción no es normal blog cacif CICIG Jimmy Morales Opinión P369
Esta es una opinión

En 2015 hubo críticas directas al CACIF en las manifestaciones.

Foto: Carlos Sebastián

(Un ‘disclaimer’: el Cacif no representa a todos los empresarios de Guatemala, ni las posiciones que asume por mayoría representan a todos los agremiados, así que este texto no está dirigido a los empresarios que no son parte de la mayoría de directivos del Cacif).

Desde que empecé a hacer periodismo en el año 2001 hasta 2015, el discurso del Cacif ha tenido dos pilares: la importancia de la lucha contra la corrupción y el respeto al Estado de Derecho. Dos pilares indispensables para una democracia republicana.

No obstante, en los últimos dos años, cuando la lucha contra la corrupción por parte del MP y de la CICIG ya no solo fue contra las estructuras que procuran impunidad, sino contra la forma en la que se financian, llegaron hasta el contrabando y hasta el financiamiento electoral ilícito.

Esto se combinó con que el fiscal del MP que dirigió la lucha contra el contrabando de La Línea fuera nombrado jefe de la SAT, la oficina de impuestos, y empezara a cobrar impuestos a todo el mundo –quizás con errores o un rigor excesivo–. Empezó a cumplir con esa función básica de la república: cobrar impuestos e investigar a fondo a las estructuras que venden mecanismos para evadir.

Entonces se acabó el compromiso del Cacif en contra de la corrupción y a favor del Estado de Derecho.

1. Estar a favor o en contra de la lucha contra la corrupción

Durante los primeros treinta años de democracia entre 1985 y 2015, los fiscales, los jueces y los periodistas nos dedicamos a investigar y publicar casos de corrupción de los políticos. Eso recibía todos los aplausos del Cacif, por dos motivos.

El primero fue porque a todos los ciudadanos nos desagrada ver que los políticos se roben el dinero de nuestros impuestos.

Y el segundo fue porque era la fórmula perfecta para el Cacif: Sus agremiados financiaban ilegalmente a los políticos, podían ordenarles leyes y políticas a su favor, y eran los políticos (como los militares en dictadura) quienes corrían con el costo político de implantar ese modelo de desarrollo. Los políticos corruptos tradujeron este modelo de desarrollo del Cacif: exenciones fiscales sin contrapesos, barreras arancelarias sin estrategia, minas que pagan 1% de impuestos y no respetan a las comunidades, salarios mínimos congelados, o el perdón de los abusos ambientales.

El modelo de desarrollo de los políticos corruptos y el Cacif, evidentemente, es un fracaso. 60% de pobreza, ausencia de prosperidad económica y niños que tienen que migrar solos a Estados Unidos porque vivir en Guatemala es estar condenados a la falta de dignidad y a la tristeza.

Un vlog de contextoJimmy y Cacif: no queremos guerra

Claro, cuando el MP y la CICIG voltearon a ver cómo era que los políticos (Baldetti, Pérez Molina, Baldizón, la UNE, etcétera) podían tener tanto dinero para comprar jueces o comprar diputados para colocar jueces y se dieron cuenta que venía de la fuente ilegal de financiamiento electoral ilícito, entonces llegaron al Cacif.

No es que la lucha contra la corrupción y la impunidad de la CICIG sea perfecta –en este medio la hemos cuestionado–, pero sí que ha sacudido al país para bien.

Pero cuando la CICIG empezó a acusar a agremiados, entonces empezaron los malabares del Cacif para decir que sí apoyaban a la CICIG, pero no a Iván Velásquez. Que sí apoyaban la lucha contra la corrupción, pero no que fuera selectiva, que sí pero que con debido proceso, que sí pero que podían aliarse con Baldizón y narcodiputados para pagar lobby contra la CICIG en Estados Unidos.

2. El único vocero anti-CICIG que no es hipócrita

Una investigación de Nómada sacó a luz una alianza entre el presidente Jimmy Morales, Manuel Baldizón, ‘los 4 idiotas del Congreso’ –en realidad diputados señalados de tener vínculos con el narco o casos de corrupción desde el FRG– y el empresario Juan Maegli de Cementos Progreso. Juntos organizaron y pagaron un lobby millonario contra la CICIG para que Estados Unidos dejara de financiarla y de apoyarla.

Y en medio de esta investigación llegamos al nombre de Fernando Sáenz, un empresario y arquitecto expresamente anti-CICIG. A todos nos sorprendió su transparencia. La entrevista, que no tiene pierde, está en este enlace. Copiaré aquí una respuesta:

– ¿Esta persecución de la CICIG es contra los empresarios en general o contra los empresarios que han cometido delitos?

– Los empresarios… todos hemos cometido delitos, la defraudación tributaria era una práctica común pues, digamos, eso es lo que trató de decir Jimmy (Morales) cuando dijo (en Univisión) que la corrupción era normal (por el caso de su hijo y su hermano). Eso es una manera un poco burda de decir que eran cosas a las que estábamos acostumbrados, como el pago de coimas para hacer trabajos. Todo eso lo sabemos todos y muchos hemos participado. El problema es que como esto fue asumiendo un carácter político, no fue parejo y entonces empezó a haber una ruptura entre los que creíamos en CICIG y los que no creíamos en CICIG, y los que no creíamos empezamos a ver una actitud que se fue volviendo cada vez peor.

No es verdad que no fuera parejo, como demostramos en la entrevista; la CICIG ha investigado a fondo todos los casos con los que se ha topado, incluso de sus aliados. La ‘actitud’ de las instituciones del Estado que no le gustó a mucho empresarios del Cacif en realidad fue la materialización del Estado de Derecho: que todos los ciudadanos estemos bajo el imperio de la ley. Que no importa de qué origen es uno, si comete delitos, va a ser investigado y acusado ante un tribunal. Convertir a Guatemala, en ese sentido, en una república de verdad.

¿Y qué es eso de Estado de Derecho, eso que defendía el Cacif?

Una investigación de contextoEl Cacif invirtió Q1 millón en lobby en Washington; asegura que no es contra la CICIG

3. Estar a favor o en contra del Estado de Derecho (hasta ayer)

La traducción de Estado de Derecho es respetar las leyes y respetar las sentencias judiciales.

Hasta antes de la primavera anti-corrupción y anti-impunidad que empezó en 2015, el Cacif había logrado, mal que bien, tener el monopolio del veto en la República de Guatemala. O vetaba las leyes o vetaba los casos judiciales. En las dictaduras o en la democracia. En la democracia por medio de una mayoría favorable en la Corte de Constitucionalidad.

Y claro, si uno tiene una mayoría favorable en el ‘árbitro de la república’, que es la Corte de Constitucionalidad, pues es comprensible que el discurso del Cacif estuviera centrado en defender con garras y dientes el Estado de Derecho. Y en el fondo, sí, es lo que necesitan un país y una economía para funcionar: legalidad.

En 2003 perdieron la mayoría en la Corte a manos de unos bandidos, los del FRG, que solo la buscaron para transgredir la Constitución y permitir que Ríos Montt fuera candidato presidencial.

Pero después, lo que ya empezaba con una mayoría tambaleante en 2015, en 2016 se consolidó. Probablemente inspirados por la primavera, tres de los cinco magistrados electos para la Corte construyeron una mayoría independiente del gobierno de Jimmy Morales y del Cacif. Se trata de Gloria Porras, Bonerge Mejía y Francisco de Mata Vela, electos por el Congreso, el Colegio de Abogados y la USAC.

Desde entonces, cuando el nuevo árbitro independiente los favorece, pues los del Cacif aplauden y exigen que se cumpla el Estado de Derecho. Y sí que los favorece, por ejemplo cuando declararon inconstitucional partes de la ley electoral, o la ley de tarjetas de crédito, o permitieron que Oxec continuara en funciones mientras hacía una consulta, o permitieron que la Mina San Rafael se reabra después de un proceso de consulta.

Pero cuando el árbitro no los favorece, como cuando dice que es ilegal que se expulse al Comisionado o que el Gobierno no respete el acuerdo en materia de derechos humanos como el de creación e la CICIG hasta septiembre de 2019, entonces ya no vale el árbitro y ya no vale el Estado de Derecho.

Esto, señores directivos mayoritarios del Cacif, tiene un nombre: hipocresía.

Ustedes no están comprometidos ni con la lucha contra la corrupción, ni con la democracia, ni con la división republicana de poderes, ni con el Estado de Derecho.

A ustedes solo les interesa garantizarse poder de veto, poder de imponer su modelo de desarrollo y poder de impunidad. No son tan diferentes de los empresarios que apoyaron un fraude en Honduras en 2017 o de los empresarios que apoyaron a la dictadura en Nicaragua entre 2007 y 2018, hasta que empezaron las masacres, quizás cuando ya era demasiado tarde.

Pero entonces, si no están comprometidos con respetar la Constitución de la República de Guatemala, ¿por qué deberían tener sillas reservadas en las instituciones públicas? ¿Por qué deberían ser los representantes de los empresarios ante la Junta Monetaria? ¿Por qué el TSE debería hacer acuerdos de colaboración con ustedes? ¿Por qué ustedes se abrogan la representación empresarial, y con sus hipocresías solo provocan que la mayor parte de la ciudadanía considere que ‘ser empresario’ es algo malo y que nos critiquen a los verdaderos empresarios?

Ya no estamos en 1954 ni en 1984 ni en 2014. Y ustedes no son los únicos empresarios. Ahí está Fundesa, que empieza a independizarse de esa visión hipócrita. Ahí está La Cantina, que empieza a ser considerada interlocutora en Washington y en el mundo civilizado. Ahí están las grandes empresas globales de Socios por el Desarrollo. Ahí están las cooperativas. Ahí están los empresarios que son parte del Frente Ciudadano Contra la Corrupción. Aquí estamos los empresarios que movemos el país.

Ojalá la siguiente generación de empresarios que llegue a ser mayoría en el Cacif pueda transformarlo en una institución seria. Porque la democracia, la lucha contra la corrupción y por el Estado de Derecho necesita de empresarios. En el mundo y en Guatemala.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


16

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Manuel Duende /

    23/01/2019 12:43 PM

    Excelente artículo, todo bien señalado. Lo único que faltó decir es que el CACIF representa al grupito de empresarios que se consideran dueños del país, y que éstos personajes no están interesados en el bienestar de los ciudadanos, sino exclusivamente en el bienestar de ellos y sus familias. No les interesa nada que vaya en contra de sus privilegios, la CICIG fue útil para desbaratar bandas que les hacían competencia o les bloqueaban. El proceso anticorrupción marchaba bien hasta que se topo con ellos. Esa es la verdadera piedra en el camino!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Francisco Ruiz /

      02/08/2019 9:36 PM

      El CACIF es muestra de quienes poseen un conservadurismo extremo, ¡pero quieren los beneficios de la era moderna!
      Lo malo, que todo ultraconservador, es un fanático. De allí, que comprometan gravemente a la sociedad en donde viven.

      Ellos se niegan a conocer la realidad, luego se quejan de los problemas de Guatemala, cuando su postura los origina de una forma u otra. Es hora que surjan empresarios que reivindiquen el significado de empresa, que es: " Intento, o designio de hacer algo" En este caso, de beneficio para la nación y habitantes, junto a la satisfacción personal

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    julian Orteman /

    09/01/2019 4:57 PM

    El CACIF, a sido y sera uno de los eternos males del pais, y su forma de actuar a sido como la que la CICIG MOSTRO A LOS GUATEMALTECOS Y EL MUNDO. Hicieron una colecta y le inyectaros millones al hijueputa del Jimmy Morales, para utilizarlo a su sabor y antojo, este a su ves se cubrio las espaldas con varios de sus amigos militares, que para suerte de el estaban en cargos altos del ejercito y le estan funcionando por el MOMENTO para cubrirle las espaldas de las estupideces que esta haciendo. Lo unico que no toma encuenta el imbecil del Jimmy es que esos que lo protejen no siempre estaran en esos puestos y ya lo quiero ver dentro de unos tres años cuando le toque o parar jalado en Mariscal Zabala o Salir huyendo para israel por que quienes le dieron dinero ni sus amigotes lo podran proteger de lo que se le viene.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Giovani /

    09/01/2019 10:51 AM

    Excelente artículo. El netcenter de la mafia organizada dueña de la finca bananera: Republica de Guatemala, S A (sociedad atrofiada) anda muy activa.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    08/01/2019 8:47 PM

    ! Ulugrun! Que descubrimiento no sabía que los del cacif fueran unos delincuentes...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Carlos Prera /

    08/01/2019 8:05 PM

    Que papelito le pasaran a Martin ahora para que lo publique en su diario sesgado?
    " Ideologìas a la venta ! aquì se aceptan dolares y euros."

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      09/01/2019 2:33 PM

      Y por qué no debatís con argumentos, por qué no criticás las ideas, por qué cuestionás las opiniones, en lugar de atacar a las personas. Es el mismo carácter de los netcenter, no se te puede tomar en serio.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Francisco Ruiz /

        02/08/2019 9:38 PM

        Exactamente Guillermo. Los argumentos se rebaten con otros argumentos y hechos. No menospreciando a quien los sustenta.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Carlos Orellana /

    08/01/2019 3:55 PM

    El CACIF se ha quitado la máscara y ha demostrado, con su respaldo al gobierno criminal de Jimmy Morales, que no es un sindicato de empresarios sino un sindicato de criminales de, peor calaña (por hipocritas) que los otros enemigos de la CICIG: los narcomilitares asesinos que siempre han sido sus guardaespaldas, los diputados delincuentes cuyos negocios incluyen el narcotrafico, el tràfico de niños, el contrabando, la malversaciòn de recursos para empleos del estado y la adjudicaciòn de obra pùblica, etc. Los "prominentes" miembros del CACIF son solo prominentes por la magnitud de los crìmenes con los que han obtenido sus fortunas. Pero este es un error de dimensiòn històrica: se han puesto al mismo nivel de todos los criminales que han convertido a Guatemala en el miserable paìs que tenemos. El CACIF ES EL PRINCIPAL ENEMIGO DE GUATEMALA, del estado de derecho y de la democracia. Sus miembros tienen una mentalidad cavernaria, ni siquiera llega a medieval. Carecen de principios y son capaces de venderle su alma al Diablo. Ni Dios los va a perdonar. Es el momento de la poblaciòn. Si los guatemaltecos no salimos a las calles a defender la lucha contra la impunidad y la corrupciòn, Guatemala seguirà siendo el coto de caza de los criminales del CACIF y sus subordinados.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      09/01/2019 2:35 PM

      Total y plenamente de acuerdo con su opinión.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      frank lopez hurtarte /

      08/01/2019 10:30 PM

      .
      .
      .
      Aplausos..!

      El CACIF financió a Jimmy Morales —tal y como lo ha hecho con todos los presidentes— para luego extorsionarlo exigiéndole licitaciones "a dedo", para que los diputados de FCN-Avemilgua aprobara leyes a su antojo, para alentar las alianzas público-privadas, las privatizaciones y tantas otras maneras de "pago de facturas"

      Guatemala es, en sí mismo, un Régimen Dictatorial Oligarca disfrazado de democracia, en donde el Ejército —brazo armado del CACIF— y la Clase Política son tan solo sus peones.

      Cuando CICIG investiga y procesa a Guillermo Castillo (cerveza Gallo), José Miguel Torrebiarte (cementos Progreso), Felipe Bosh, (Multinversiones) y Salvador Paiz, es cuando pegan el grito en el cielo y deciden apoyar a un Presidente Corrupto y Ladrón para deshacerse de CICIG.
      .
      .
      .
      .

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    César A. /

    08/01/2019 1:46 PM

    El Cacif no me representa como empresario, pero tampoco mercenarios como Martín que le vende su opinión al mejor postor y disfraza si opinión llamándola noticia.
    Por otro lado, la Cicig debe irse de Guatemala, si justicia selectiva y privilegios es más de lo mismo y nos hunde mas.

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

      Guillermo /

      09/01/2019 2:39 PM

      Otro que carece de recursos para debatir ideas y no le queda más que atacar a las personas, característica típica de los netcenter. No se le puede tomar en serio.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Elver /

    08/01/2019 11:09 AM

    Y pensar que todo esto por una factura falsa. De verdad no hay crimen pequeño. Lo que si hay es pequeños criminales, la plebe, los plebeyos que no gozan de ninguna defensa y hasta paran en el bote inocentes por no tener para pagar quien los defienda. Para los demas, los criminales grandes que le roban al pueblo dia con dia, quienes tienen conpanias que no pagan impuestos, explotan con salarios de hambre(ah pero "dan empleo") y destruyen rios lagos y montanyas con quimicos y materiales pesados, para ellos no hay carcel y si hubo por in tiempo ya no hay por que tienen tanto pisto que compraron hasta su propio presidente(de profesion comediante) para que los defienda. Que piltrafa resulto ser este comediante, paso de la comedia a la tragedia como las mascaras del teatro. Nunca tuvo la personalidad para dirigir y ahora se debe ir!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Leslie Lemus /

    08/01/2019 9:51 AM

    Martín, aclárame ¿qué sería rigor excesivo en este contexto?
    Otra cosita, a mí me da esperanza que digas que existe otro empresariado, pero ¿dónde están en este momento para hacer contrapeso a sus pares?

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Erick avila /

    08/01/2019 9:33 AM

    Creo que el cacif exige certeza jurídica cuando busca que todos los recursos del gobierno realicen gestión y trabajo de campo a su favor es el caso del contrabando pues nos asusta con decir que eso alejabla inversión extranjera y afecta al trabajo existente y al futuro. Pero apoyan las ilegalidades actuales del gobierno que dan una imagen al mundo que no respetamos lo pactado o contratado y que ni siquiera le da la oportunidad al país de una nueva inversión porque si así es el gobierno, que cambia cuando les afecta entonces cómo será la poblacion

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones