5 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Una explicación psicosocial de por qué ganó #NoLeToca

Las elecciones generales de Guatemala 2015 transformaron la cultura política y anticipan más cambios en los marcos mentales de los guatemaltecos.

#NoLeToca Jimmy Morales Le toca Manuel Baldizón MCN Opinión P258 Sandra Torres
Esta es una opinión

Estudiantes del Centro Universitario del Sur, en Escuintla, a inmediaciones del estadio donde Manuel Baldizón celebraba un mitin.

Foto: Carlos Sebastián

Para empezar, la campaña electoral comienza oficialmente en mayo y para entonces existía un marco mental según el cual  “quien ocupa el segundo lugar en la elección presidencial anterior, ocupará el primer lugar en la elección presidencial siguiente”, o dicho de otra forma, “al primer perdedor de la elección anterior le toca ser el primer ganador en la siguiente”. ¿De dónde viene esta idea? ¿Quién lo definió así?

Veamos:

Como puede verse en la tabla anterior la experiencia fáctica del electorado guatemalteco es que el candidato que quedó en segundo lugar en las elecciones anteriores termina siendo elegido presidente en la siguiente elección. Esto es cierto en cuatro elecciones y solo parcialmente cierto en dos de ellas: en 1985 con Jorge Serrano Elías quien ocupó la tercera posición y, en 1990 cuando Arzú ocupó la cuarta. En consecuencia, lo menos que puede afirmarse sobre este marco mental es que, efectivamente, hay asidero fáctico para que exista una creencia de regularidad o una explicación causal acertada, aunque no una explicación causal científica. Es este material fáctico el que dio cierta estructura de sentido la idea “Le toca”.

Para explicarlo, me apoyaré en George Lakoff (No pienses en un Elefante, 2007) para quien los marcos son estructuras mentales que permiten a los humanos comprender la realidad y, en ocasiones, crearla. Según este autor, estos no solo definen las cuestiones (cómo elegir) , los problemas  (a quién le toca), las causas (así ha ocurrido antes) y las soluciones (le toca al 2º); también esconden cuestiones y causas relevantes. Las verdades necesitan “enmarcarse” apropiadamente para que se les conciba como tales. Es este enmarcamiento al que deseo referirme.

Los marcos definen lo que se considera sentido común. Es imposible pensar o comunicarse sin activarlos, por lo que la cuestión de qué marco se activa es de crucial importancia. En este caso concreto, el marco mental le toca se activa solo en un ambiente electoral, fuera de ese tiempo, este no opera como respuesta a situaciones similares.

Cuando el partido Líder lanza en mayo de 2015 la campaña Le toca a Guatemala[i], con un eslogan amplificador que decía “Con Líder al Pueblo le toca”, lo que intentó hacer fue, aprovechar el marco mental Le toca, remarcarlo,  reforzarlo y  ahí estuvo precisamente el paso en falso.

La idea “le toca” era aceptada hasta ese momento como una verdad blanda, no científica, cuasi empírica, no obligatoria pero sí tradicional y las tradiciones tienen un peso específico en la cultura.  La virtud  de esa ecuación era  su simpleza, su escaso poder explicativo, indicativo de un consenso social asentado.

Así, la estrategia de Líder fue colocar a Baldizón como el último en la fila de a quienes “Les Toca” y posicionar al pueblo como el primero, de manera que el elegido resultara siendo él.

Tiempo después, el Movimiento Cívico Nacional (MCN) plantó cara a la campaña de Líder y afirmó simple y tajantemente “Aquí, a nadie le toca” y fue en ese momento cuando el marco mental empezó a desmoronarse. MCN tuvo el tino de comprender que la posición de Líder -desde el punto de vista de la comunicación política- no tenía ningún asidero y le bastó plantear una afirmación contra-fáctica (del plato a la boca se cae la sopa), que se basaba en que los locutores del video (una chamusca o juego informal de futbol), afirmaban No te toca. Con ello se llamaba la atención sobre la reproducción automática de una afirmación sin asidero racional.

En otras palabras, hasta que el marco mental “Le toca al 2º” no fue atacado y sometido a  crítica abierta, hasta que su esencia no fue develada, permaneció intacto. Una vez la afirmación fue racionalizada por la crítica, la contra-metáfora y la burla, esta perdió su encanto y su fuerza. La nueva verdad comenzó a luchar por el espacio social en la mente de los ciudadanos. Comenzó la batalla por el imaginario social y esta batalla la perdió  Líder el 6 de septiembre, después de una rápida agonía simbólica. De forma acelerada el contra-símbolo #No te toca se instaló de tal forma, que en tres meses el contador de Twitter arrojó una suma superior a los 84 mil tuits utilizando ese hashtag. La estrategia de Líder se derrumbó de forma estrepitosa, sobrepasando las posibilidades y capacidades del equipo de campaña para enfrentar los resultados.

Ciertamente hubo otros factores que contribuyeron a la debacle simbólica: las acusaciones de campaña anticipada, candidatos cuestionados, la transgresión al techo de gastos  permitido, la agresión a ciudadanos en reuniones públicas, la victimización del candidato, etcétera. Igualmente, hubo otros agentes que actuaron como soporte al proceso de ruptura tales como #No a la corrupción y #Renuncia Ya. Es imposible entender esta transformación de sentido sin recurrir al clima social y político de estas elecciones.

De modo sintético, si Líder no hubiera tocado el santo grial de lo simbólico no hubiera tenido que enfrentar el infierno del odio simbólico primero, y el rechazo mayoritario de los usuarios de las redes sociales después. Luego de haber develado el sentido del Le toca, la reacción general de las opiniones contribuyeron a la construcción de una nueva orientación simbólica que apuntaba a unificar dos aspectos emotivos de la ciudadanía; el primero y más importante la ciudadanía decide a quien le toca y segundo, #No te toca.

La consecuencia psicosocial de esta ruptura de sentidos es la pérdida afectiva de un orden establecido y reconocido (casi como un murmullo), pero un orden al fin. Poner la luz del conocimiento en ello fue perder también una cómoda inercia a cambio de una idea incómoda y responsable -nosotros decidimos-, aunque posiblemente esto haya resultado angustioso para la mayoría.

En este acto socio-simbólico, el MCN operó como un agente iconoclasta, aunque me parece que sin saberlo. No obstante, la fuerza de su contra-campaña fue exitosa, pues el marco mental “Le toca al 2º”, ha muerto y  fue enterrado en el panteón de los dioses que ya no tienen lugar en la Historia. El nuevo, #No te toca se instaló (esta vez sin duda referida a Manuel Baldizón), y fue asumido no sólo como la desmitificación de una verdad (ahora) rechazada, sino como el objetivo de lucha de un grupo de ciudadanos que miraban a Líder como una amenaza para el país. El carácter prescriptivo  #No te toca, es al mismo tiempo un símbolo de rebeldía ciudadana, de un despertar de una conciencia diferente, y para los fines políticos, una sorprendente manifestación de soberanía popular.

La campaña de Líder no solo no logró su objetivo, sino que a pesar de haber tratado con cuidado las buenas formas (le toca al pueblo en vez de me toca a mí) la contra campaña rompió para siempre el velo de lo simbólico y con ello su fuerza. La idea de destino fue sustituida simbólicamente por la idea de historia, como nueva voluntad ciudadana.

Para los fines analítico-simbólicos, Baldizón tenía un deseo apoyado en una creencia de regularidad, pero la mayoría de la ciudadanía solo contaba con una creencia de regularidad, sin deseo. Hay verdades que simplemente no son tolerables y por eso se rechazan; pero como dijo Hegel alguna vez, el conocimiento sana la herida que él mismo produce.

Douglas A. Chacón
/

Trabaja en análisis social desde enfoques: político, social y simbólico. Interesado en procesos de construcción de imaginarios sociales y sus dinámicas de cambio-estabilidad, incluyendo los procesos conflictivos, contenciosos y violentos.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Celso David Mazariegos Rodriguez /

    24/09/2015 6:07 AM

    El analisis esta bien estructurado. La idea de darle al pueblo la responsabilidad de elegir con Le Toca a Guate, logro ponernos en una situación analítica y analizar nuestro voto. Y sí, luego del #renunciaya, Baldizon perdio todo su poder histórico. Saludos caballeros y damas!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Douglas /

    23/09/2015 8:42 PM

    Quiero agradecerles sus comentarios. Ahora #me toca responder.
    Pienso que una vez des-hecho el hechizo del marco mental Le toca, no se volverá a repetir. O al menos repetir del mismo modo, dado que ya cambió el significado de la frase. Ha ocurrido una verdadera masacre hermenéutica de los fundamentos de la política electoral. La ciudadanía realizó un verdadero descubrimiento del poder de la conciencia individual y del poder de estar juntos afirmando nuevos hechos como - No más corrupción, Justicia Ya y Renuncia ya-. La historia ya cambió amigos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carolina /

    23/09/2015 1:35 PM

    Douglas que bueno q en Guate empiecen ha publicarse en forma regular estos análisis bien informados y que la calidad de los periódicos esté mejorando con iniciativas como NOMADA. Un elemento adicional a
    Los que usted menciona, que me parece que también contribuyó al cambio del sentido de "me toca" al "no, no sotros decimos que no te toca" fue la arrogancia mostrada por el personaje al no presentarse a los foros y debates y a actuar como si ya fuese el presidente con apariciones cortas, agendas apretadas, gran aparato de seguridad y actitud de supremacía decisoria. En otros países donde se han usado slogans similares la actitud y personalidad del candidato eran diferentes y el contrxto y cultura también.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    23/09/2015 11:41 AM

    Es cierto los mismos colores y gente. Jajaja muy bueno.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    LE TOCA AL MLN /

    22/09/2015 9:22 PM

    Lo que el Movimiento Liberación Nacional (MCN) quizo decir:

    Le toca al MLN, siempre al MLN
    antes, durante y después del genocidio
    Punto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José /

    22/09/2015 5:20 PM

    En realidad JCR, Alvaro fue alcalde de 1986 a 1990 en 1990 fundó el Partido de avanzada nacional (PAN) el cual lo postuló como candidato a presidente y en efecto quedando en cuarto lugar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JCR /

    22/09/2015 1:34 PM

    En 1990 Alvaro Arzu gano de Alcalde Metropolitano, no quedó de cuarto como dice arriba. Después de ser alcalde "le tocó" ser presidente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Anderson Reyes /

    22/09/2015 10:23 AM

    Psicologia inversa: el arma con la que se suicidó Manuel Baldizón!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    21/09/2015 9:54 PM

    Esa campaña que sale con la banda en varias vallas, ¿estás seguro que eran pagadas por Líder?

    Ahora si vamos al caso, Sandra Torres podría ser la que LE TOCA, ya que las elecciones pasadas estába para pelear el segundo lugar hasta que la sacaron del ruedo.

    PARA MÍ LOS JEQUES DE ESTE PAÍS SE ENTRETIENEN CON TODOS. PONEN LAS FICHAS, CARTAS Y JUGADAS TODO AL PIACERE DE ELLOS. PARA DEBILITAR A SUS POSIBLES CONTRICANTES EN LA DEMOCRACIA, QUE SON LOS POLÍTICOS Y MANTIENEN DE VEZ EN VEZ A RAYA A LOS MILITARES.

    ¿QUE ALEGRE TENER TANTO PISTO QUE PODES DARLES A TODOS LOS PARTIDOS, NO?

    LA LEY DE MAQUILAS está por forrar de plata al congreso
    Y hasta ahora la ley electoral y partidos políticos donde se cocina el poder desde lo jurídico, esta en la misma nada.

    En resumidas cuentas todo el sistema sigue igual que antes. Y si hablamos de individuos, algunos estarán jugando al yo no fui en las cortes, insignificante y aburrido.

    Jaja y algunos siguen en la fantasía que tomaron la plaza, en el mundo real la plaza se toma a tiros.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones