Eva Ríos Martínez

Apenas articulaba palabras cuando ya dibujaba el mundo en forma de corazón. Ese mundo, efímera concatenación de formas, colores y sensaciones que, lejos de ser severa prosa descriptiva, cae como poema inconcluso para que, las almas que tropiecen con ella, descubran los últimos versos de una vida mejor.

Nomada


Notas más leídas




Secciones