Empecemos por reconocer los derechos de las personas trans

Uno de nosotros es periodista; el otro filósofo. Uno es ateo, fanático de la buena ortografía y la puntualidad, no tolera a la gente que vulnera su espacio personal y es aficionado al cine. El otro es vegano, amante de la música, las formas de vida fungi y los videojuegos. Cree que es casi imposible ser puntual en esta ciudad. Ambos son ávidos lectores.

Blogs Opinión P369
Esta es una opinión

Las franjas la bandera trans representan los colores tradicionales para vestir a los bebes (celeste y rosado), el blanco es para quienes se encuentran en transición.

Foto: Carlos Sebastián

Todos estos aspectos aportan elementos a nuestra identidad personal. Y en buena medida nadie juzga –más allá de lo superficial– nuestra elección, nuestro comportamiento y nuestros proyectos de vida. ¿Quién podría realmente decir que los perros son mejores a los gatos? ¿O que la elección de guardarropa de una persona es inferior a la de otra?

Incluso en cosas más trascendentales, como las creencias religiosas, la opción o no de formar una familia, y qué profesión seguir, son elecciones personales y lo que otros puedan pensar de ellas es accidental. Pero hay un aspecto fundamental en que nuestras identidades no fueron construidas con el mismo grado de libertad y reconocimiento por parte de la sociedad. Se trata de la identidad de género.

La identidad de género es la forma en la que internamente vivimos y sentimos nuestro género, y le damos un significado que excede y trasciende lo sexual, y que puede corresponderse o no con el sexo asignado al momento del nacimiento.

Volviendo a nuestra historia: Uno de nosotros tuvo la fortuna de sentirse cómodo con la identidad que, en lo general, corresponde con su sexo biológico. El otro no sentía coherencia entre su sexo asignado y el género que le fue impuesto, pero hoy está completamente orgulloso de ser trans, a pesar que la sociedad no considera que esta circunstancia sea afortunada.

Esta diferencia es crucial. En nuestra sociedad, las actitudes de rechazo y discriminación sobre la base de la identidad de género están tan arraigadas, que a menudo las personas trans son sujetas a violaciones flagrantes de sus derechos humanos.

La situación aquí

En el país, existen más de 15 mil personas trans. Y es precisamente su identidad de género que les coloca en una situación de exclusión que inicia con el rechazo en el seno familiar, a menudo resultante en la expulsión del hogar. Esta situación se agrava con la exclusión del sistema educativo y de salud, que les hace particularmente vulnerables y a menudo trunca sus posibilidades de desarrollo personal.

La posibilidad de acceder a un empleo digno es también sumamente reducida, y aún ante esta desventaja sistemática, las personas trans carecen también del acceso a la justicia –una cultura del silencio se suma a la ausencia de un enfoque diferenciado para abordar sus casos y circunstancias particulares.

La oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH), por ejemplo, registró el asesinato de 11 mujeres trans el año pasado, pero como denunció el Alto Comisionado Zeid Ra’ad Hussein en su visita reciente al país, el Estado sigue documentando sus casos como la muerte de hombres: “Se les niega su identidad incluso tras su muerte”.

Ley de identidad de género: Un primer paso

Imaginemos todas las situaciones en las que se nos pide nuestro nombre: cuando enseñamos nuestro DPI, licencia de conducir, un carnet estudiantil, una tarjeta de crédito, etcétera. Los posibles escenarios van desde comprar un helado hasta acceder a un préstamo, una institución educativa o un trabajo.

Ahora imaginemos que cada uno de esos eventos es de potencial ­–y en muchos casos real–discriminación hacia las personas trans. Y es que es nuestra identidad con la que nos entendemos en sociedad y es nuestra identidad jurídica con la que se nos admite –o no– en un aparato legal-estatal. Las pocas estadísticas sobre las personas trans muestra indicadores alarmantes y la mayoría de estas carencias pasan por la falta anterior.

En este contexto, es importante que el Estado de Guatemala reconozca que ha fallado incluso en reconocer los derechos más básicos de las personas trans –a la integridad personal, a la intimidad, al nombre, y al libre desarrollo de la personalidad– y que empiece a enmendar la plana.

Es por eso que las organizaciones sociales trans presentaron una iniciativa de Ley de Identidad de Género, que debe aprobarse para reconocer a las personas trans como sujetos de derecho, respetando su capacidad de autodeterminación y reconociendo como válida su experiencia de vida. También se acerca al cumplimiento de los compromisos internacionales que el Estado ha asumido y que ha incumplido en los últimos años.

Reconocer la identidad de género, sabemos, es una demanda necesaria para garantizar que las personas trans cuenten con plenos derechos en igualdad de condiciones. En la discusión de este proyecto de ley, estamos seguros, habrá muchos que lo denuncien y se opongan, pero la demanda es todo excepto radical: es un llamado a que los derechos de todos sean reconocidos en igualdad de condiciones, y a remediar una de múltiples condiciones que han resultado en la exclusión de un número importante de personas.

También es un paso insuficiente. Tenemos que empezar a cuestionar nuestras ideas establecidas sobre el sexo, el género y la forma en que expresamos y experimentamos esos aspectos en nuestras vidas. La ley abriría esa posibilidad, y sería apenas un inicio hacia reconocer que la igualdad y aceptación de las personas trans es también vital para el resto de personas. En una democracia, todos deben gozar de iguales derechos, y no se debe dejar a nadie atrás.

Tristán López
/

Filósofo, feminista y activista trans. Vegano, músico y cuidador de gatos. A veces se siente en situaciones que solo pasarían en una novela de Roberto Bolaño. Otras veces se siente platónico al participar de la esperanza para una mejor sociedad.


Luis Eduardo Barrueto
/

Es periodista y está tratando de construir un mejor futuro desde varios espacios. Actualmente está construyendo Visibles, un movimiento por la inclusión y los derechos de las personas LGBTI en el país. @lebarrueto


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Rita Resendez /

    12/07/2018 5:59 PM

    Claro, sí existen en la Constitución leyes que amparan los derechos humanos.

    El problema está en que cuando hablamos de la comunidad LGBTIQ+, salimos con excusas religiosas y "morales" para evitar que los derechos de personas gays, trans, lesbianas, bisexuales, etc., se cumplan.

    Es por eso que sí, es necesaria y hasta debería ser obligatoria, una Ley de Identidad de Género, que ampare y proteja a personas trans y género fluido.

    Quienes opinan que no debería existir, con el simple hecho de considerarlo, ya están discriminando y faltando a los derechos de la comunidad LGBTIQ+.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Harold Mora /

    11/01/2018 10:59 AM

    Buen día, señores a mi parecer uds como medio pueden ayudar a hacer visible a las personas tans, dándoles espacio en su medio para que se manifiesten, creando espacios donde se den a conocer o al menos ampliar el circulo de personas que sean amigables al medio.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marre /

    09/01/2018 10:50 AM

    Como ya fue escrito en respuestas anteriores, la Constitución ya incluye una ley en la que todos los ciudadanos debemos ser tratados por igual y que se nos debe respetar nuestros derechos.
    Estoy de acuerdo en que las personas trans sufren de discriminación, pero no considero necesario crear dicha ley de "Identidad de Género" ya que sería más un privilegio a una ley inclusiva.
    De todas formas, apoyo la necesidad de respeto hacia estas personas, ya que como seres humanos lo merecen.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Cesar A. /

    28/11/2017 7:11 AM

    Ya todos tenemos derechos que nos brinda la constitución, ustedes lo que piden son privilegios que es diferente.
    La biología es una ciencia y existen 2 géneros, el hecho que existan personas con parafilias que crean que su género es líquido, no los convierte en héroes, los convierte en personas que requieren apoyo profesional.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      María L. /

      31/01/2018 6:15 PM

      Si vas a hablar de biología y género, mínimo infórmate antes sobre algunos temas:
      - qué es género en biología
      - qué es sexo en biología
      - cuántas especies trans existen
      - y ya que estamos, también sobre los derechos actuales en el país

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        #DIGOLOQUEPIENSO /

        17/05/2018 10:41 PM

        INTENSA
        #contesteconfundamentos

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Alqrod /

    25/11/2017 8:29 AM

    Con el debido respeto, pero el derecho de igualdad ya está contemplado en la Constitución Política de la República. Se tiene la idea errónea que creando una ley, que queda en papel, se arreglan los problemas y no es así. Se refieren a un grupo de la población que representa, según sus propios datos, menos del 1% de la población. Esto no significa que no tengan derechos, porque de hecho la Constitución se los garantiza sin ninguna distinción. Sin embargo el presentar este tipo de iniciativas puede producir resultados adversos al objetivo, generando mayor rechazo a ese sector poblacional. Este es un tema cultural, no legal.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Javier Teo /

    24/11/2017 8:17 AM

    Creo en la "teoría" evolutiva, y para mi las personas "trans" evolucionan, y es una forma increíble y valiente de crecer. A cada uno de nosotros se tiene que respetar nuestros derechos a todos por igual, sin importar color, etnia, sexo (definido o no), edad, tamaño y estatus económico. También tiene que ir de la mano de la inclusión social y es en la misma comunidad LGBTQI que son rechazada/os, tenemos que empezar el cambio de adentro hacia afuera. @Jeffersonteo_

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      PAPAZOPAPAZ /

      24/11/2017 3:22 PM

      "para mi las personas "trans" evolucionan"

      La evolución tiene un objetivo natural para adaptarse y sostener la sobrevivencia cuando las caracteristicas actuales y vistas como "normales" ya no son sostenibles. No se ve que la especie humana esté bajo peligro de extinción como para necesitar dichos cambios (objetivo natural).

      si la disforia de genero es una evolución lo es también el sindrome de Down???

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones