Familias de caricatura

Si alguna vez han pensado que las caricaturas son solo para entretener a los niños y para pasar el rato, quizás se estén perdiendo de ideas importantes en el panorama cultural del mundo. Si bien es cierto que su fin primordial es el entretenimiento, también son un canal para comunicar las ideas que representan nuestra visión del mundo o nos ayudan a construirla.

Blogs Opinión P369
Esta es una opinión

La caricatura Steven Universe fue estrenada en noviembre de 2013 en Estados Unidos y en abril de 2014 en Latinoamérica.

Las caricaturas que mirábamos los niños que crecimos en los 80 eran muy distintas a las que ven los niños ahora y aunque eso no tiene nada de especial, sí tiene que ver con la forma en cómo nos apropiamos de ciertas ideas y los niños de ahora se apropian de otras. Nosotros teníamos acceso a una combinación de series que empezaron en  Estados Unidos en los años 30 como Bugs Bunny o Popeye, pasando por las de los años 60 como Los Picapiedra, sin olvidar las series japonesas cuyos dramas eran super intensos. También vivíamos en esa década en la que las caricaturas se volvieron verdaderos íconos culturales gracias a series como He-man o los Thundercats. En términos estéticos, el estilo de los dibujos animados era distinto al actual, en parte por la tecnología que se usaba en la época y porque solían tener el estilo particular de su autor.

Otra diferencia entre muchas de las caricaturas de los ochenta y las de ahora es su narrativa y la duración de los capítulos, los de ahora son mucho más cortos y requieren menos de nuestro tiempo o les caben más comerciales para llenar el tiempo de transmisión. El autor Daniel Pink habla en un artículo publicado en The Atlantic sobre la diferencia entre las series de sillón y las de teléfono, es decir, esas en las que nos hacemos un tiempo para sentarnos en el sillón y disfrutarlas como en los viejos tiempos.

Creo conveniente anotar que otra de las grandes diferencias en las caricaturas es que ahora se nutren mucho más de lo grotesco, lo feo, lo tonto. Que el protagonista sea el idiota de la clase, que los personajes y su entorno estén mal dibujados a propósito o que las figuras de autoridad sean constantemente ridiculizadas van construyendo una visión del mundo muy distinta a la que se construiría si se le da prioridad a valores como el uso de la razón.

Afortunadamente, ahora también hay más variedad de programas para elegir y una mayor oferta de historias distintas. Hay princesas guerreras que no se conforman con que el caballero andante las rescate, personajes en silla de ruedas y gatos a los que les gusta viajar para aprender cosas en países distintos. En ese panorama sigue habiendo familias, pero ya no son todas del tipo tradicional. Si tienen mucho tiempo de no sentarse a ver tele con sus hijos, sobrinos o cualquier niño que todavía esté dispuesto a dedicarle su atención a una sola pantalla, les recomendaría que le dieran una oportunidad a caricaturas como Steven Universe.

Esta caricatura fue creada por Rebecca Sugar para Cartoon Network y es la primer serie producida por una mujer para esa cadena. Cuenta la historia de un niño llamado Steven, que vive en Beach City, un pueblo tranquilo y pequeño a la orilla del mar, junto a las Gemas de Cristal, que son tres guerreras alienígenas con superpoderes. A lo largo de los episodios, Steven tiene que aprender a controlar los poderes de la gema de cuarzo que tiene en el ombligo, esa gema y los poderes le fueron heredados por su madre, quien murió para que él pudiera vivir, su misión es defender a la humanidad. Pero esa es solo la capa superficial de una historia con personajes y temas muy complejos.

La familia de Steven está lejos de ser convencional. Su papá vive en el pueblo y tiene una relación estrecha con él, pero no es el único que lo cuida. Las gemas son su familia, son heroínas, personajes femeninos muy poderosos que le enseñan a Steven todo lo que necesita saber sobre la historia de las gemas, su lucha y cómo ser una familia. La autora de la serie afirmó en una entrevista que conceptualmente quería que todo estuviera contado desde el punto de vista de Steven, porque es una serie para niños y él es un niño, así que los temas se tratan de una forma apropiada para ese público. Sin embargo, también sabe que hay temas de los que es necesario hablar y quería que Steven contara con el apoyo y amor de las gemas para entenderlos, porque es lo que hacen las familias.

Esta serie está categorizada para ser vista con la supervisión de los padres y realmente ofrece una oportunidad para hablar de muchas ideas que flotan en el ambiente. Por ejemplo, todas las gemas son femeninas y pueden fusionarse para ser más poderosas en una batalla, sin embargo, puede ser que se enamoren y lleguen a amarse tanto que decidan mantenerse fusionadas siempre. Si se están preguntando qué pueden aprender los niños de esa relación lésbica entre gemas del espacio exterior, también podrían evaluar qué aprenderán del conflicto entre las gemas buenas y malas o de los momentos en los que Steven debe tomar decisiones difíciles. Esta serie es bastante respetuosa y aborda todos los temas sin sexualizarlos, presenta a personajes que son generosos, compasivos con quienes son diferentes a ellos y que se cuidan unos a otros.

Las caricaturas que mirábamos en los ochenta contaban la historia de guerreros que defendían valores como su nación o su hogar y combatían a las fuerzas del mal, tenían la virtud de presentar a malos que eran muy malos y buenos que eran muy buenos y no navegaban la zona gris en que el malo tiene algo de razón para actuar como lo hace. Algunas de las caricaturas de ahora nos hablan de un mundo en que el bien sigue luchando contra el mal, pero no niega que los niños son capaces de entender los grandes temas a su alrededor. Quizás sea momento para tener esas charlas con ellos.

/

Conoció los cómics porque un día se empachó de literatura, aunque nunca dejó de creer que se puede cambiar al mundo un lector a la vez. Ama el cine y los dulces de anís.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Juan J. Osorio /

    06/08/2018 11:00 AM

    Me parece mejor que vean caricaturas a qué vean Noti 7 con tanta sangre y mareros muertos :v xd

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mercedes Escoto /

    02/08/2018 1:44 PM

    Me gusta sentarme a ver caricaturas con mis hijos (no es que dejen mucha opción a ver otras cosas), y entre mis favoritas están Steven Universe y Star vrs las fuerzas del mal, ambas abarcan temas de actualidad, de maneras muy básicas, que me ayudan como madre a explicárselas a mis hijos, querer encerrarlos y no "exponerlos" a temas actuales, es condenarlos a la ignorancia. Me encantó el reportaje.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JUAN FRANCISCO /

    01/08/2018 12:13 PM

    La vigente y poderosa subcultura homosexual en sus anti valores más decadentes. Solamente los padres de cada niño que vea esta porquería podrá instruirles para no dejarlos influenciar en la basura que presentan.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Josue B. /

    31/07/2018 10:08 PM

    Sin contar que es la primer caricatura de la historia de CN que presenta una boda LGTBI y la explica sin pena alguna desde el punto de vista de Steven, aborda relaciones tóxicas y como salir de ellas, las dependencias emocionales, sobre todo la aceptación y el autoconocimiento de un niño que lentamente crece en un núcleo familiar no convencional.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    31/07/2018 8:21 PM

    .
    .
    .
    LISA, LA ICONOCLASTA

    Un año estos `zapeaba´ en la televisión como acostumbro hacerlo, y, por accidente, tuve el gusto de ver por primera vez a los ya famosos legendarios Simpson —sí, por por primera vez—, en un capítulo del que quedé asombrado por el significado de su contenido. Era nada más y nada menos que el de "Lisa, la iconoclasta".

    En síntesis, me asombró de sobremanera la forma cómo el hombre busca o construye referentes o ejemplos para imitar —tal el caso del fundador de Springfield—. O sin ir muy lejos los santos de la iglesia católica.

    Y el poderoso, consolador y gratificante efecto que la mentira tiene en un mundo como el nuestro —o ya sea el ocultamiento de la verdad—. "Si digo la verdad, Springfield no tendría motivos para celebrar", palabras más, palabras menos que pronuncia Lisa tras bambalinas en el escenario.

    Tiempo después me entero de que el análisis de los Simpson sería parte del plan de estudios de filosofía en la universidad de Glasgow. Algo que no me pareció descabellado después de aquella "primera vez".

    El arte en general —en especial el cine—, ya sea que aparezca en la superficie del mainstream o que deambule en las profundidades del underground, desnuda al hombre en su total naturaleza. De ahí que deberíamos ser más perceptivos y pulsar REW a los clásicos del cine mundial o actual —mejor si el independiente—.

    Buen tema.
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor lopez /

    31/07/2018 1:41 PM

    Difícil no estar de acuerdo con este artículo ... Esperamos más entregas de este tipo de reflexión ! adelante!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones