¿Qué tienen en común nuestras protestas y las de los Chalecos Amarillos?

El movimiento de Chalecos Amarillos en Francia, surgió en respuesta a una política de gobierno que pretende trasladar a la clase media y trabajadora, los privilegios fiscales otorgados a unos pocos. En Guatemala, se anuncian medidas similares, que privilegian a unos pocos y condenan al resto. La diferencia radica en cómo reacciona la ciudadanía.

Blogs chalecos amarillos luchas ciudadanas Opinión P369 protestas ciudadanas
Esta es una opinión

Un manifestante lleva un chaleco con la leyenda: Desempleados adelante, durante las protestas de diciembre, en Paris.

Foto: La Prensa HN

Desde las redes sociales, con organización espontánea (sin responder a partido político ni sindicato), nació el movimiento de los Gilet Jaunes o Chalecos Amarillos. En Francia de finales del 2018, se origina este movimiento desde la inconformidad de quienes han sido afectados por aumentos al precio del combustible. Esto, debido a un impuesto verde propuesto por el gobierno.

El movimiento está compuesto por personas del interior del país, que utilizan su carro como medio para ir a trabajar. La elección del chaleco amarillo como prenda distintiva, se debe a que todos los automovilistas deben llevar uno en su equipo de emergencia, de acuerdo a la ley de tránsito.

A pesar de los motivos expuestos para este aumento, que hacen referencia a la necesidad de realizar una transición ecológica que disminuya la dependencia a combustibles fósiles; el discurso no tuvo eco en grandes masas de clase media. Por varias razones: entre ellas, la falta de claridad ante el uso real que tendrían los fondos obtenidos por medio del aumento. Esto porque en el mismo presupuesto del estado, planteado para 2019 y específicamente la cuenta de transición ecológica, el monto seguía siendo el mismo que el año pasado. Por lo que en realidad el excedente sería absorbido por el presupuesto del estado.

Pero había algo más. Y es que a principios de año se eliminó un impuesto de solidaridad sobre las fortunas. Este impuesto es algo casi único en Francia. Solo lo pagaban quienes tuvieran un patrimonio mayor que 1.3 millones de Euros (unos Q11.5 millones).  Por esto, el pueblo se quedó con la impresión y con bastante lógica, de que la falta de fondos recaudados por la eliminación,  sería fácilmente trasladada sobre las espaldas de la clase media trabajadora.

Las protestas que comenzaron en las áreas lejanas a la capital y tuvieron poca repercusión durante sus primeros quince días, fueron trasladadas a París en la tercera semana. Y eso sí hizo despertar al gobierno central.  Se bloquearon rutas, se liberaron peajes, y hubo serios daños a varios edificios, monumentos y negocios de parís.

Con incredulidad vimos cómo el aumento de un impuesto pudo obtener esa reacción de un pueblo entero. Al finalizar la cuarta jornada el presidente salió en la televisión, muy serio, otorgando un  aumento del salario mínimo a costa del estado. Y el primer ministro ofreció detener el aumento al combustible por seis meses.

Mientras tanto es imposible no comparar con Guatemala.  Aquí, al día siguiente de las declaraciones de Macron, -por el contrario-, se está pidiendo que se congelen los salarios mínimos del sector agrícola. Y una reducción del ISR de 7 al 3%. Dos situaciones muy parecidas pero con una muy diferente reacción por parte de los ciudadanos. En Guatemala hemos permitido el deterioro de todos los servicios públicos (transporte, salud, educación), violencia a niveles inimaginables y el total descaro de las autoridades en materia de corrupción. Los temas fiscales están lejos de ser nuestras principales fuentes de indignación. O al menos cuando son temas que tocan a las clases medias, claro está.

En el 2015, el futuro se veía tan brillante. Sabíamos que no sería tan fácil, pero por primera vez había esperanza. Y OPM fue profeta al hablar de la Línea 2: una vez fueron tocados los intereses del sector económico, la luz al final del túnel se atenuó.

Quizás algún día comprendamos que favorecer la acumulación de riquezas por medio de desfalcos al estado, realizados por la clase política o por medio de privilegios financieros y fiscales a quienes gozan de monopolios; es privar a nuestros compatriotas de oportunidades básicas. Y termina condenándonos a compartir espacios, país, ciudades, barrios, calles con aquellos que ya no tienen nada que perder. Nos condena a ser todos condenados.

Margarita Vides Irving
/

Le encanta pedirle a la musa Urania un soplo al oído, y que ella llegue globo en mano a ayudarle a analizar temas desde la perspectiva territorial. Ingeniera, especialista en modelos espaciales e imágenes satelitales. Vive en París.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    EL CHINO MACK /

    15/01/2019 10:33 PM

    Las protestas en Guatemala y la de los chalecos de Francia no tienen nada que ver. Las segundas se deben a la arrogancia de una élite burocratica de subir impuestos. En Guatemala solo los grupos de izquierda son quienes protestan porque perdieron su facilitador para alcanzar el poder. Las protestas de los chalecos tienen más en común con las protestas de 2015 no con las de la izquierda de 2019.... O:

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      Luis Aguirre /

      18/01/2019 7:07 PM

      No soy de izquierda y protestó por: Canciller viaja a NY por temas de CICIG Y no por los niños que mueren en EEUU. Ministro de Gobernación bota años de capacitación para poner alfiles a favor de la corrupción. Porque la policía no agarra mareros ese discurso de soberanía era para salvar a su hijo ya salió el peine

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Paraiso /

    15/01/2019 4:44 PM

    Todos son iguales y estos siguen ordeñando al estado siempre como en Guatemala
    Laura Flessel ministro de deporte problemas fiscales por no declarar impuestos.
    Florence Parly, que aún no era Ministra de la defensa, tuvo un salario de más de 505,000 euros netos, o 42,090 euros netos mensuales. Sueldo mucho mayor al que tienen derecho los empleados se empresas públicos PORQUE ??. en los primeros seis meses de 2017, ganó 413,257 euros netos, o 68,876 euros mensuales.
    Murielle Pénicaud, la actual ministra de trabajo, es sospechosa de favoritismo. El 6 de enero de 2017, Emmanuel Macron, quien aún era ministro, se reunió con empresarios franceses en el Consumer Electronics Show (CES), un gran mitin de innovación tecnológica. Una operación montada urgentemente por Business France, agencia que promueve la economía francesa en el extranjero y luego dirigida por Murielle Pénicaud. Solo que, casi todos los beneficios se habrían confiado a Havas sin pasar por una licitación, infringiendo el código de los contratos públicos. La agencia de comunicación recibió así 289.019 euros, tras la renegociación. Este evento costoso lleva más de un año en el corazón de una investigación por sospecha de favoritismo en Business France
    Françoise Nyssen fue sorprendida dos veces por trabajos no autorizados en los edificios de casa de edición Actes Sud. Si el ex presidente de la editorial ha regularizado la situación por la sede de Arles en la sede de Paris no es el caso. Françoise Nyssen habría ampliado las instalaciones de la editorial en París "sin autorización de trabajos o declaración ante las autoridades fiscales". El 23 de agosto, la oficina del fiscal de París abrió una investigación preliminar.
    En mayo de 2017, François Bayrou es nombrado Ministro de Justicia del gobierno de Edouard Philippe. Un mes más tarde, el Ministro de Justicia renuncia a su cargo tras sospechas de haber pagado asistentes parlamentarios de su partido MoDem Con fondos europeos pero que en realidad trabajaban exclusivamente para el partido MODEM.
    Por el mismo motivo de plazas fantasmas en el MoDem Marielle de Sarnez, también miembro del partido de François Bayrou, dejó su puesto como Ministra de Asuntos Europeos en junio de 2017.
    Sylvie Goulard solo un mes como ministro de la defensa pues tuvo que dejar el cargo tras las revelaciones de plazas fantasmas en el partido MoDem, el ex eurodiputado del partido de François Bayrou tuvo que dejar su puesto en junio de 2017.
    Richard Ferrand Un mes después de su nombramiento como Ministro de Cohesión Territorial, Richard Ferrand dejó el gobierno. Este último es objeto de una investigación preliminar de la oficina del fiscal de Brest por sospecha de favoritismo y conflictos de intereses.
    El 22 de mayo, Marlène Schiappa Secretaria de Estado del Ministerio de Igualdad entre Mujeres y Hombres envió una invitación para promocionar su libro. “Muy a menudo lejos de ti”. Usando el directorio estatal para fines personales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones