¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Te amo no significa siempre lo mismo

Hace algunos años, creía que el amor consistía, básicamente, en los sentimiento que se produce encontrar que otra persona practica tus mismos valores. Ahora, sé que esa frase tiene matices.

Blogs amor amor romántico homosexualidad Opinión P369 Visibles
Esta es una opinión

Foto: Pexels

Todavía lo sostengo, pero tras algunos años de haber navegado por varias relaciones; me he ido dando cuenta que cuando uno pronuncia su amor por alguien más, nunca significa exactamente lo mismo.

Cuando una persona dice “te amo”, lo hace como el tripulante que renueva su barco durante un viaje largo. Píndaro refiere la historia del barco de Teseo, por ejemplo, diciendo que sus tripulantes lo conservaban desde hacía más de 300 años.

«Retiraban las tablas estropeadas y las reemplazaban por unas nuevas y más resistentes». ¿Es este barco siempre el mismo? ¿O al cambiar sus piezas significa que se ha convertido en otra cosa?

Encontré esta paradoja leyendo las memorias de Maggie Nelson, The Argonauts, que hace la conexión entre esta y el amor.

Así como las partes del barco pueden ser reparadas y reemplazadas, sin que el barco deje de ser el mismo; un amante que dice “te amo” debe dotar de nuevo significado la frase cada vez que la use. «La tarea del amor y del lenguaje, es dar a una misma frase inflexiones que serán eternamente nuevas»; como el argonauta que repara su barco mientras avanza su viaje.

No me considero un experto en el amor. Hasta hace muy poco, mi forma de lidiar con los problemas es pensar en ellos de la forma más racional posible. Me gusta empalabrar las emociones que me ebullen debajo de la piel. Y si no puedo hacerlo, intento no lidiar con ellas.

Esa estoica predilección por separar las cosas bajo mi control y lo que está más allá, resulta útil en otros ambientes. Como el laboral, educativo e incluso en algunas relaciones con otras personas. Pero no se puede ignorar que siempre se nos cuelan ansiedades; miedos y frustraciones, que a lo mejor ni sabíamos que empujaban nuestro barco. Sobre todo cuando hablamos del amor romántico.

Entender que cambiamos está al centro de lo que entendemos por amor. Eso implica reconocernos a nosotros mismos. Mi primera relación estuvo marcada por una exploración de mi sexualidad, –no tenía ningún referente sobre relaciones funcionales entre hombres–, mientras que las de los años siguientes tuvieron un impacto en la formación de mi identidad y mi visión del mundo.

Hoy tengo más de tres años de estar con mi última pareja. Y aunque yo mismo sigo evolucionando, he entendido más a fondo la importancia de pensar en los cambios que también vive la otra persona. Parece obvio, pero se dice más fácil de lo que se hace.

Para que el barco en que nos montamos hace algún tiempo siga avanzando es necesario esforzarse por adaptarse con la relación. Y cuando hay desbalances, hablarlos desde la confianza y la franqueza. Nuevamente, se dice fácil, pero es complicado cuando nos damos cuenta la cantidad de cosas que no se pueden tomar por sentadas en una relación.

Hay que aprender que amar no es nunca una línea recta. ¿Cómo puede serlo si los puntos que conecta se mueven constantemente?

 

Luis Eduardo Barrueto
/

Es periodista y está tratando de construir un mejor futuro desde varios espacios. Actualmente está construyendo Visibles, un movimiento por la inclusión y los derechos de las personas LGBTI en el país. @lebarrueto


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ROGUEONE /

    19/02/2019 9:50 PM

    Recuerdo haber escuchado, por no sé donde, que el amor no es sentimiento fácil para nadie. Las personas tendemos a creer en una sola concepción del amor, como si fuera una bolsita de té que pudieras utilizar las veces que quisieras sin agotar su sabor.

    El concepto propio de amor debe de evolucionar con nosotros, madurar conforme nosotros lo hacemos. Porque no es lo mismo amar a ese desconocido que recién se empieza a descubrir ante ti, que ha esa persona que se queda contigo en la rutina de tu vida.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana Carpio /

    18/02/2019 12:01 AM

    Hace mucho que no leía una pieza que además de bien escrita, me dijera algo coherente sobre el amor. Es un tema tan trillado y es tan fácil repetirse, que no puedo más que aplaudir la originalidad, frescura y honestidad de estas lineas. Aunque corta, esta opinión deja algo...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones