Cómo serían de absurdos los consejos anti-violación para los hombres

La semana pasada, un grupo de estudiantes hombres en la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, introdujo un nuevo producto llamado Undercover Colors, una línea de pintauñas diseñada para que cambie de color cuando entra en contacto con alguna droga de las que se usa para violar. Mientras que muchos aclamaron a estos jóvenes empresarios por la iniciativa, algunos activistas contra el abuso sexual se rehúsan a aceptar este producto. Tienen un punto.

Cotidianidad equidad de genero hombres machismo mujeres Opinión P369 violaciones violencia sexual
Esta es una opinión

Foto: Wikimedia Commons

Traducción libre: Rocío Argueta, Nómada

Undercover Colors, es lo último en la onda de productos de anti violación que no necesariamente hacen del mundo un mejor lugar, pero si hacen de las vida de las mujeres más difícil aún porque deben de añadir un ítem más a la lista de “cosas” que deberían de hacer para evitar ser violadas. La lógica de estos productos recae en algunas problemáticas asumidas sobre que es lo que causan las violaciones en primer lugar, y también sugiere que los hombres son incapaces de contralar sus impulsos sexuales.

Las mujeres, como los hombres, tienen el derecho de moverse en el mundo sin tener que estar constantemente temiendo por su seguridad. Pero el problema de la prevención siempre recae sobre las mujeres. Una no se puede dejar de preguntar, ¿cómo se vería si le habláramos a los hombres sobre la prevención de ser violadores de la misma manera que se lo decimos a las mujeres?

Por lo tanto, en el nombre de la igualdad, hemos compilado algunos consejos que los hombres podrían utilizar para prevenir las violaciones.

1. Que los hombres no salgan de noche

Por la seguridad de las mujeres en todos lados, los adultos hombres responsables deberían siempre regresar a una hora razonable y no estar en la calle.

 

2. Si tenés que salir a la calle, tapate los ojos.

Fuente: Getty

Fuente: Getty / Mic.com

Considerando que las mujeres descienden de Eva para ponerse como tentación ante los hombres para que pequen cuando ellas se ponen sus mini faldas y tacones, es importante nunca verlas directamente. Si es inevitable que veás a una mujer, tapate los ojos con las manos, con unos lentes que no sean de tu graduación o con lentes muy oscuros.

 

3. Siempre, siempre, siempre está alerta de tus alrededores.

 

Source: Wikimedia Commons

Fuente: Wikimedia Commons

Si notas a una mujer que esta sola, huí.

 

4. Usa zapatos cómodos.

Mencionando el tema, usá tenis cómodos van a facilitar tu huida.

 

5. No tomés alcohol

Fuente: deviantART

En una encuesta sobre las violaciones sexuales y el alcohol, la profesora de psicología Antonia Abbey, de la Universidad Wayne State, señala que de 62% de los violadores se sintieron más propensos a cometer una violación porque habían tomado previamente. Es por eso que los hombre deben de permanecer sobrios en todo momento.

 

6. Seriamente considerá un cinturón de castidad

Fuente: deviantART

¿Por que deberían todas las mujeres tener toda la diversión cuando se trata de obtener todos los productos inoportunos contra las violaciones?

Metiendo sus penes en boxers de metal antes de una noche de parranda es una solución segura para prevenir que caiga accidentalmente en una vagina sospechosa.

 

7. Llevá gas pimienta

 

Si te encontrás tentado a violar a alguien, rociate gas pimienta en la cara. No solo el dolor insoportable seguramente acabará con tu erección, sino que la ceguera temporal te va ayudar a huir antes que te topes con una mujer que no vayás a poder resistir.

 

8. Sé sincero con tu cita



¡Salir en citas es tan difícil! Especialmente desde que las citas que terminan en violaciones son a veces un caso de señales malinterpretadas (los pobres hombres dicen que interpretaron mal cuando una chava les decía no quiero sexo y ellos entendían sí quiero). Evitá una mañana potencialmente incómoda después de haber violado sexualmente a alguien confrontando tus intenciones desde antes de la cita.

Si todo esto suena ridículo, es porque lo es. Las violaciones no son un accidente y no son causadas por ciertos atuendos, el alcohol, señales mal interpretadas o citas que hayan tornado mal. Son causadas por personas que escogen violar. Y no importa cuantos productos contra las violaciones inventen o vendan, algunas personas, desafortunadamente, van hacer esa decisión.

Por eso es tan importante no usar un lenguaje que sugiera que las mujeres no hicieron algo para prevenir un crimen que en el primer lugar fue cometido contra ellas. Porque por cada mujer que “evite” ser violada, ¿qué pasa con aquellas que estén “menos preparadas”? ¿Que pasa con aquellas que toman cualquier paso preventivo y aun así las violan? ¿Acaso estas sobrevivientes pueden ser de alguna manera más culpadas por lo que les pasó?

Por supuesto que no. Pero aun así esa es la narrativa que los productos contra las violaciones apoyan implícitamente. A pesar de todas las buenas intenciones en tratar las violaciones como algo individualmente prevenible, productos como Undercover Color transfieren al menos alguna responsabilidad de los violadores a sus víctimas. Por eso mensajes tan sutiles como estos solo abonan a una cultura que culpa a los sobrevivientes y simpatiza con los criminales.

Todos queremos permanecer a salvo y queremos que las personas que nos importan estén a salvo también. Si estos productos ayudan de alguna manera a las mujeres a lograrlo, entonces deberían usarlos. Pero nosotros no deberíamos aplaudirlos como la ultima solución al problema. Si queremos acabar con las violaciones tenemos que dirigir nuestros esfuerzos contra las fuerzas culturales que llevan a la violencia en primer lugar, pero también permiten que queden impunes tantas veces; ambas cosas requieren de mucho más esfuerzo que decirle a las mujeres cómo pintarse las uñas.

Éste post fue traducido y publicado por Nómada con autorización de Mic.com

Julianne Ross
/

Julianne Ross es editora de Mic.com y cubre feminismo, sexualidad, imágenes corporales y cultura. Sus escritos han aparecido en TheAtlantic.com y Boston.com


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Andrea /

    21/11/2014 6:50 AM

    Esta clase de productos no me parecen absurdos. Ya que en este artículo se hace mucho uso de analogías, yo también he pensado en algunas. Un esmalte como el de Undercover Colors no me parece absurdo así como un sistema de alarmas (anti-robos) o un curso de defensa personal tampoco me lo parecen.

    Si mi casa tiene un sistema de alarmas, no estoy diciendo que las personas que no tienen uno serán las culpables de un robo en el caso ser víctimas de uno. Yo, en mi caso particular, solo estoy previniendo para mí misma. Estoy diciendo que, por desgracia, vivimos en una sociedad imperfecta, y puedo llegar a ser víctima de un robo, pero no por esto le echo la culpa a quienes no tienen un sistema de alarmas.

    Si tomo un curso de defensa personal, no estoy diciendo que luego las víctimas de un ataque serán los culpables del ataque por no haber tomado un curso como yo. Pero de todos modos yo estoy haciendo lo que está en mis manos para prevenir algo que podría sucederme.

    Lo mismo con otros casos que pueden aplicarse a la situación de Guatemala. Si sé que hay ladrones de celulares en los semáforos, voy a ocultar mi celular cuando esté esperando a que un semáforo se ponga en verde. No puedo ir diciendo: "Yo estoy en mi derecho de usar mi celular donde se me dé la gana y los ladrones deben respetarme", porque claro que estoy en mi derecho, pero también debo adaptarme a la sociedad en la que estoy viviendo y, hasta que la cosa mejore, hacer lo que pueda para prevenir. No significa que, si me asaltan, la culpa fue mía por no protegerme mejor, porque la culpa sigue siendo del ladrón. Pero si yo puedo hacer algo, pues lo hago y ya está, en lugar de ir por la vida esperando que no haya criminales.

    Creo que algo similar se aplica a un esmalte como este.


    Además, esa lista no me parece coherente con el tema del esmalte. El esmalte es para que una mujer sepa si le han puesto droga a su bebida. Nadie está diciendo que una mujer no debe salir, no debe vestirse de determinada forma, debe estar siempre acompañada, no debe beber alcohol o que debe desconfiar de cualquier hombre que la invita a salir. Los casos listados en realidad no son análogos al del esmalte.


    Por último, perdí la cuenta de tantas faltas de ortografía que tiene este artículo, incluso incoherencias en el modo de dirigirse al lector. ¿Me tratarán de "tú" o de "vos"? Recomendación: decidir la conjugación verbal y que los verbos lleven los acentos necesarios, porque es una lástima que eso distraiga de la lectura.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Lopez Silvestre /

    12/09/2014 7:38 PM

    El GIF de la chica corriendo con el rociador fue el mejor ejemplo [k]EVER[/k]. Muy comun es en internet la foto de la chica que demanda educar a los hombres a no violar en vez de solo decirle a las chicas como no ser violadas. Cierto es que vestigios de una sociedad machista no son, pues ello aun es una columna en nuestro modelo de convivencia. Esperemos se acelere el cambio de los paradigmas al respecto. (pido una disculpa por la ausencia de acentos ortograficos, el equipo en el que trabajo no esta configurado fisica ni virtualmente para la redaccion en español)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones