3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El caos de todos los días en la “ciudad del futuro”

Para el sistema capitalista y para el mundo moderno, las ciudades son una fuerza productiva y su motor es la funcionalidad. La ciudad de Álvaro Arzú, esa “ciudad del futuro” está colapsada, y lejos de funcionar lo que hace es sumar caos, reduciendo así su productividad: la efectividad de sus gentes y la calidad de sus servicios.

Cotidianidad Opinión P258
Esta es una opinión

Una ciudad diminuta y disfuncional, donde todo el día es hora pico.

Ilustración: Waze

El cierre de colonias ha impedido la utilización de vías alternas que desahoguen la concentración vehicular de las arterias principales, la circulación de tres tipos de transporte público basados en dos modelos operativos han saturado el nivel de ocupación de la vía, y la infraestructura vial sin orientación científica ha permitido la implementación discrecional de conos para dividir y crear carriles. Esto se suma a que la actuación normal de los agentes de tránsito sea tomar decisiones improvisadas para “ordenar” y “regular” el tráfico, sin datos y sin resultados de investigaciones que respalden las medidas adoptadas. El caos y el desorden actual no son normales si se comparan con el tamaño de la ciudad.

Lo advertía la Escuela de Chicago cuando afirmaba que se necesita un sistema de transporte público generalizado y evolutivo en eficiencia. Cada carro que ingresa a una vía le quita un costo de oportunidad a otro, por tanto, eleva el costo de operación. Por eso, la generalización del Bus Rapid Transit en su versión Transmetro es una solución inmediata para superar algunos problemas de movilidad urbana, porque circula en vía exclusiva y reduce el costo de operación. Y si se reduce el costo de operación, se eleva el costo de oportunidad: se optimiza tiempo y dinero, impactando positivamente en la funcionalidad de las vías y de las conexiones entre un lugar y otro.

Además, el sistema prepago (bien establecido) y la estructura de sus estaciones eliminan el riesgo de fugas de dinero, de asaltos en el circuito de operación, de competencias por el pasaje (‘guerra del centavo’) y de extorsiones a los pilotos de los buses. Contrario a esto, la prolongada administración de Arzú no ha generalizado el Transmetro y la expansión que ha realizado ha roto con la lógica operativa del modelo, no respeta la planificación de la red integrada del sistema y cada vez se parece más a la forma de operar del Transurbano, cuya única virtud es que tiene instalado el sistema prepago en sus unidades. Medidas obstinadas que han obviado los resultados y la ruta a seguir que señalaron los dos estudios de la Comisión Multisectorial del Transporte Urbano Colectivo en el Área Metropolitana de la Ciudad de Guatemala del año 2000. No sólo ha fracasado administrando la ciudad, también ha ignorado sus necesidades estructurales.

Las ciudades son el espacio de encuentro de las más antagónicas diferencias. Por eso su desarrollo es complejo y muchas veces polarizado. El éxito de una ciudad se mide por su capacidad de gestionar sus recursos en beneficio de sus ciudadanos. El legado y la profundidad de las políticas de la gestión de Álvaro Arzú en los últimos doce años –y, al parecer, durante los próximos cuatro– es una ciudad sin transporte eficiente y con concentración de actividades y recursos que continuarán retardando la aplicación de un plan de ordenamiento territorial que piense y desarrolle a la ciudad en función de la gente. Esto provoca que en vez de avanzar hacia ciudades democráticas, se siga avanzando hacia la consolidación de ciudades de enclave que privilegian el acaparamiento de recursos y la corrupción desde lo privado y lo público en los servicios estratégicos de nuestro espacio de encuentro.

Las fuerzas políticas no alineadas a la corrupción del sistema político que quieren lograr cambios sustanciales, tendrán que pensar estratégicamente en sus líneas de acción para lograr el éxito electoral. Posiblemente un buen lugar para empezar ese largo recorrido de transformar un país, es concentrando los esfuerzos en las ciudades, en esos espacios en los que converge una amplia pluralidad de personas con lo más cruel de la monotonía. En donde urgentemente hay que combatir la disfuncionalidad de su estructura citadina y la mecanización de la vida.

Luis Guillermo Velásquez Pérez
/

(@Piches_). Fue representante estudiantil ante la Plataforma Nacional para la Reforma del Estado. Estudiante de ciudades y ciencia política, secretario de organización de la Asociación de Estudiantes de Ciencia Política, integrante del movimiento estudiantil unificado y columnista de opinión con artículos publicados en la revista latinoamericana NODAL, la revista alemana Ila, El Salmón y Plaza Pública.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


13

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carlos Garcia /

    02/06/2016 3:40 PM

    Me hubiera gustado leer algunos número en los que basa su opinión el columnista. Y más me hubiera gustado leer alguna propuesta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    02/06/2016 11:44 AM

    Interesante tu punto. Concuerdo en muchas de tus consideraciones, sobre todo en aquellas que indican que el cierre generalizado de colonias ha contribuido de forma silenciosa a entorpecer más el tráfico, pero esta problemática está íntimamente relacionada con el tema seguridad, o la percepción de ella. La municipalidad (arzú) se ha mostrado siempre ajena al tema de seguridad en la ciudad, argumentando que es competencia de otro ente estatal. Con esa lógica siempre estaremos viendo qué es lo que NO nos toca hacer y evadiendo responsabilidades sin afrontar los problemas con todas sus aristas. Me llama la atención que algunos acá comentan que porqué no das soluciones, no quiero pensar que son defensores de arzú, pero debemos empezar a entender que como columnista o analista, no estoy obligado a dar opiniones a menos que sea esa mi función o me haya sido delegada por el responsable. La responsabilidad de analizar y SOLUCIONAR el problema del congestionamiento eterno de la ciudad es de la municipalidad, así como mantener el asfalto en buen estado (eso casi no existe en la ciudad) y resolver el tema de las inundaciones cada vez que hay diez minutos de lluvia, esa es su función. Lamentablemente parece que en esta ciudad/país no pensamos y se vota cada 4 años sin un análisis objetivo de las cosas. Arzú ha tenido más de doce años para resolver alguno de estos problemas y no lo ha hecho, por ende, no lo hará. Recientemente veo a trabajadores de la municipalidad rompiendo banquetas para agrandarlas en sus extremos y restringir aún más los pocos parqueos que existen.... en algunos casos siembran arbolitos a media banqueta.... Esas son soluciones? Claro que los árboles son importantes, pero cuando cortaron los del arriate de la roosevelt nadie dijo nada! La municipalidad fue convertida por Arzú en un generador de empleo. Hay un sin fin de agentes de tránsito por toda la ciudad, muchos de ellos moviendo la mano y exigiendo que se pase rápido, esos son puestos inútiles que nos cuestan impuestos y no sirven de nada, pero claro, a Arzú le significan muchos votos cada 4 años. El problema es complejo, pero quien debe resolverlo no lo está haciendo, sin duda hay que cambiarlo.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Carlos Garcia /

      02/06/2016 3:45 PM

      La municipalidad no cierra las calles, sino los vecinos, que se organizan para solicitar la autorización del cierre después de cumplir con una serie de requisitos, como por ejemplo que estén de acuerdo más del 80% de los vecinos afectados. Si hubiera seguridad no sería necesario cerrar las calles.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Moisés Berducido /

      02/06/2016 1:00 PM

      Sólo un ejemplo para reflexionar:

      En la construcción del Transurbano ruta hacia la Cenma, vinieron autoridades colombianas, ya que este sistema es una copia del "Transmilenio" de Bogotá. Si bien les pareció una buena idea, dijeron que el como lo aplicaron en la Ciudad de Guatemala era incompleta, porque faltaba expropiar propieades a la orilla de la Cda. Aguilar Batres para no obstaculizar el tráfico de vehículos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    fernando rivera /

    01/06/2016 7:22 PM

    Pero cada 4 años siguen votando religiosamente por arzú, como un simbolo de estatus... despues se quejan...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan Pablo Aguilar /

    01/06/2016 9:44 AM

    No defiendo a Arzú, pero el problema es muy complejo para ser solucionado incluso en una década. Tenés razón al decir que hay un caos, porque no se puede negar que ahora a cualquier hora es hora pico.
    PERO no vi NINGUNA propuesta, idea, opción en este blog.
    Pongámonos a pensar en que ante todo, no hay educación vial, no hay educación en general, no hay educación de planificación familiar. La gente se reproduce como si fueran roedores. Ya somos DIECISEIS MILLONES en Guate y durante el día se mueven casi TRES MILLONES solo en la ciudad que vienen a ensuciar, congestionar, gastar el agua, obstaculizar todo y luego se van a su casa sin pagar los impuestos que ayuden a capitalizar algún proyecto porque su IUSI y su boleto de ornato lo pagan en otro municipio. PROPUESTAS????

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Moisés Berducido /

      02/06/2016 12:54 PM

      30 años en el gobierno municipal Arzú y su gente y CERO soluciones a la problemática de fondo, ¿es que no se da cuenta que ya Arzú está caduco por lo menos desde el 2004?

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    José Luis Elgueta /

    31/05/2016 3:39 PM

    De manera paradójica, la auténtica ciudad del futuro es más rural y agrícola, y menos urbana. Y claro, los hombres que la habitarán, más humanos. Quizá vivamos nuevamente en las copas de los árboles. #Tetrarmónico

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José Luis Elgueta /

    31/05/2016 3:35 PM

    De manera paradójica, la auténtica ciudad del futuro es más rural y agrícola, y menos urbana. Y claro, los hombres, más humanos. Quizá vivamos nuevamente en las copas de los árboles.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    31/05/2016 2:47 PM

    las ciudades resumen o sintetizan las fuerzas productivas, pero sobre todo la productividad.
    una pequeña villa europea de campesinos que producen en promedio un ingreso de 50 mil auros al año es un pueblito de "almanaque", una ciudad como chicago, donde la gente que se desplaza tiene un ingreso entre 30 mil a 100 mil dolares al año, puede darse el lujo de metros, transmetros, taxis y limosinas y llegar en carro propio no es ningún lujo ni propiedad que le otorgue superioridad alguna sobre los demás.
    pero una ciudad con gentuza que gana menos de 30 mil dolares al año, puede (y debe) transportarse como ganado. algunos caballos en carro viejo contaminando, otros mulas en carro europeo del año, pero sintiéndose un hidalgo entre cortesanos que deben cederle el paso por su alta investidura

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Jose Contreras /

    31/05/2016 10:24 AM

    Se debería de tirar para alcalde mano! ud fijo solucionaría este problema!! *sarcasmo*

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

    Jorge Paz /

    31/05/2016 9:57 AM

    Esta bien criticar porque eso ayuda a mejorar pero tambien hay que ayudar proponiendo solucioes....!!!

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Salvador Dominguez /

    31/05/2016 8:08 AM

    Hay que tomar en cuenta toda la gente que vienen a trabajar a la ciudad, San Lucas, La Antigua, Villa Nueva y demás ciudades. Me da riza cuando Amilcar M. de la PMT pide que se utilicen vías alternas, cuales, si no hay! El transmetro sobre la Aquilar Batres beneficia (personas sin carro) y perjudica (personas con carro) a muchas personas. No hay una solución de fondo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones