4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Esto fue lo que a nosotras, veinteañeras, nos pareció 50 sombras de Grey

Planeé ese día con semanas de anticipación. La cita era a las 9:30 de la noche. Había elegido meticulosamente todo lo que iba a usar. Llevaba el pelo recogido, leggins negros, un suéter de lana gris, botas negras hasta la rodilla y ropa interior gris. Terminé las clases temprano así que me dirigí al lugar antes de la hora. Esperé nerviosamente en la entrada y me preguntaba si las personas que pasaban frente a mi sabían qué iban a hacer en unos momentos. Sentía una ligera anticipación como cuando por fin vas a estar con esa persona por primera vez.

Cotidianidad n246 Opinión P369
Esta es una opinión

Una escena de la película.

Foto: 50 Sombras de Grey.

Después de tanto esperar y anticipar, llegó el momento del estreno de la película 50 Sombras de Grey. Y como buena joven de veintitantos, cegada por las historias de amor trilladas interpretadas por jóvenes “deliciosos”, compré junto con mis amigas boletos para el estreno. Pero la espera y la anticipación no hicieron más que subirme para luego dejarme caer.

Desde hace meses es tema recurrente entre un grupo de amigas. Era un desfile de fotos, videos, dibujos o bromas. En las últimas semanas se volvió más intenso el tema. Todos los días me levantaba con el link para un tráiler, una canción del soundtrack y más memes. Así que naturalmente después de tantas conversaciones estaba ya convertida al fenómeno de Mr. Grey.

Inició la película. Los primeros quince minutos eran terreno conocido para mi; una chick flick. Luego comenzó a ser motivo de risa entre la amiga que estaba a la par mía y yo, que no habíamos leído el libro. Y no podíamos creer la reacción de la audiencia. Cada gesto, cada cara, cada broma desprendía de todos las más fuertes carcajadas. Pero después la relación de los personajes se volvió insufrible. El Mr. Grey era un controlador abusivo. Lo peor es que primero la trataba como objeto y luego cuando la llevaba de paseo en un helicóptero se escuchaba en la sala un “awww”. Como si las cosas materiales que le daba (laptop, carro, ropa) compensaran el comportamiento enfermo.

El debate moral alrededor de esta historia no debería enfocarse en el BDSM (Bondage Disciplina Sadismo Masoquismo) y si es buena o mala la práctica. Eso como cualquier otro comportamiento sexual (consensuado) es decisión personal. Tampoco debería enfocarse en las escenas sexuales que se muestran o que la historia puede producir excitación. Debería enfocarse en la relación amorosa entre los personajes que no es sana. Es machista y controladora. Se basa en el miedo a perder a la otra persona. Eso es lo peligroso. Tener a jóvenes creyendo que eso está bien, que no importa dejarse tratar así porque es el amor de su vida.

Hay quienes me aseguran que el libro no es así. Que la película no plasmó en verdad la relación de Anastasia y Christian Grey. Que es más romántica en el libro y él no es así de abusivo. Que se nota el cambio que tiene y como sí quiere a Anastasia. Para salir de dudas o confirmar mi postura pregunté a quince de mis amigas y amigos que ya habían visto la película qué les pareció. Están entre 19 y 28 años, la mayoría son chavas y bastante relajadas.

Así como yo, tenían expectativas sobre la película, algunas altas otras bajas. Las que habían leído el libro esperaban una fiel representación y, al igual que yo, sexo duro y explícito. Me sorprendí cuando una amiga que si había leído el libro me dijo: “Pensé que la película iba a ser muy violenta y explicita.” ¿Violenta? Para nuestra decepción lo más explícito fue mostrar un poco de vello púbico de ambos actores y, por supuesto, los pezones de Anastasia, esos sí que los vimos.

Durante la película fui sintiendo indignación y risa. Aunque en las escenas hot una sensación de cosquilleo se apoderaba de mi estómago. No fui la única. Una de las quince me dijo que no sabía que había sentido. “Por momentos sí, un poco de exitación”. Otro se identifico con el Sr. Grey. Hubo un amigo que durante la película se llegó a sentir incómodo a pesar de haber leído los libros describió la experiencia como “sentarte a ver fijamente a dos de tus amigos besarse por hora y media”.

El debate moral no produjo muchos comentarios. La mayoría describe la relación BDSM como algo consensuado entre los personajes. En general dicen que es una historia ficticia y que está ahí para entretener. Una amiga de las que leyó el libro, me dijo que en la obra original “Anastasia no es obligada a nada y le abre la puerta a un mundo de posibilidades de placer que prueba y luego adopta. Como cualquier otra mujer que va reconociendo lo que le gusta en la cama y para mí eso no tiene nada de inmoral”.

Ella sí describe el comportamiento de Mr. Grey como obsesivo compulsivo dominante y que el noviazgo es algo aparte al BDSM. Otra concuerda que “moralmente no creo que tenga nada de malo, solo son elecciones y es bueno que también presenten opciones para la satisfacción de la mujer y no solo del hombre”.

Entre los quince a quienes les pregunté solo dos describieron que las prácticas que se muestran van en contra de su moral. Uno dijo que “obviamente se sabe que no está bien lo que Mr. Grey hace, pero si la mujer se deja tratar así y todos están de acuerdo, ¿cuál es el problema?”. Otra amiga que no había leido el libro dice que el BDSM es algo humillante: “el tema del sadomasoquismo es el que para mi genera controversia, pues creo que es una práctica humillante. El sexo es natural y común y se vale variar y probar cosas nuevas pero no apoyo tener placer de dominar y hacer sufrir a alguien. Va en contra de los derechos humanos”.

Por mí parte no creo que vuelva a pagar por ver 50 Sombras de Grey y no espero mucho de las siguientes entregas, si es que las hay. En cuanto al debate moral, creo que no debería centrarse en lo sexual, sino en la relación abusiva, controladora y obsesiva.

Gracias Mr. Grey, pero no gracias. Me quedo con mi computadora, mi carro más modesto, mi clóset desactualizado y relaciones sin contratos.

Flora Campollo
/

Cantante frustrada, escritora de closet, actriz de medio tiempo, ratón de biblioteca y sobre todo feminista. Escribo para combatir la soledad, el machismo y las mentes cerradas; para cortarle las esquinas a un mundo tan cuadrado.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


13

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Bea /

    23/02/2015 7:34 PM

    No entiendo los comentarios abusivos de la gente. Las personas pueden escribir lo que se les dé la gana. Si ha leído o no el libro, si la película le pareció o no una basura...no veo por qué la gente tiene que atacar a aquel que se atreve a dar su opinión. Guatemaltecos ilustres: Comiencen a ejercitar el respeto por favor! Comenten sin atacar, discutan como seres educados. Me recuerdan a los politicos chapines que no pueden discutir sin desprestigiar a otros. Flora: que estos comentarios nos motiven a seguir escribiendo lo que se nos dé la gana...a ti y a todos los que escribimos en Nómada!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Nur Emberg /

    23/02/2015 12:08 PM

    Título original: 50 facetas de Grey:
    3 facetas eran de macho, inseguro y manipulador;

    las veinteañeras no vieron las otras 47 facetas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ignacio Laclériga
    Ignacio Laclériga /
    23/02/2015 8:43 AM

    Excelente acercamiento al fenómeno social que ha significado 50 sombras de Grey, Flora. No te dejes desmeritar por los prejuicios de la gente. Como asidua lectora y comunicadora que eres, te encuentro totalmente capacitada para analizar este y muchos otros fenómenos mediáticos. El no haber leído el libro no desmerita dicho análisis, ya que existen muchos libros por leer y uno no tiene que perder el tiempo en literatura puramente comercial, a no ser que lo desee. Intentar indagar en el revuelo que causa este tipo de compartamientos psicopasionales en la gente es algo absolutamente pausible. Ni siquiera habría que ver la película para preguntarse por qué sociedades tan puritanas como las nuestras se sienten atraidas por historias de sexo sicópata y morbo barato. Por cierto, para los que realmente quieran adentrarse en el relato de pasiones desenfrenadas les recomiendo que vean El último tango en París o El imperio de los sentidos, y se dejen de porno descafeinado.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Vivi /

    22/02/2015 5:13 AM

    No entiendo la razón de esta publicación, de acuerdo a la autora "no es una crítica de cine, ni mucho menos una literaria"....por mi parte me parece muy dificil sacar conclusiones válidas con la opinión de sólo 15 personas.
    Desde luego una cosa son los juegos erótios consentidos y otra el acoso como acepta la protagonista de la historia.
    Si es por el juego erótico quizás mejor ver peliculas como "La historia de O" o "Nueve semanas y media". Si es interes en el sadomasoquismo mejor leer los trabajos del Marques de Sade, inspirador del término.
    Nómada me ha defraudado al publicar este artículo que no es ni chicha ni limonada.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Flora Campollo /

    21/02/2015 12:37 PM

    Gracias por sus comentarios. Esto no pretende en ningún momento ser una crítica de cine ni mucho menos una literaria. Son simplemente las opiniones de hombres y mujeres que fueron a ver una película (los que habían o no habían leído el libro) que ha sido motivo de conversación en todo el mundo. Si se presta atención al texto se podrá deducir que la mayoría de opiniones (que están incluso entre comillas)
    son de las personas a las que les pregunté. En ningún momento expresó que la cinta me afectó o asustó. Simplemente sacó a la luz el tema que a mi parecer debería ser el motivo de debate (que no es lo sexual).

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Laysa Palomo /

    21/02/2015 11:10 AM

    Concuerdo con Denise. El resto de comentarios se enmarca en cómo no leiste el libro, pero cuántos no vimos Harry Potter sin leer los siete libros. Diste tu opinión sobre la película y me gusta cómo tu crítica se centra en la relación de ellos y no en el sexo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Fernanda /

    20/02/2015 7:27 PM

    Con el hecho de que la autora diga que fue a ver una película sin antes haber leído un libro y luego dar su muy personal opinión; le quita la seriedad a lo profesional que trata de verse.

    El libro de por sí, no es la gran cosa. Mal redactado en inglés, pésimamente traducido al español.

    Lo que más lamento de ese libro y de este "boom", es que representan las relaciones BDSM como algo pecaminoso, como algo malo, humillante; que va "en contra los Derechos Humanos". ¡Por favor! Creo que mucha de la gente que devoró los libros y fue a ver la película, tiene una idea totalmente errónea de lo que una relación así implica.

    "Escribo para combatir la soledad, el machismo y las mentes cerradas; para cortarle las esquinas a un mundo tan cuadrado." - Le sugiero, Srita. Campollo, que antes de seguir intentado combatir todos los males que menciona y cortarle las esquinas al mundo "cuadrado" que usted ve, investigue un poco más sobre los temas que quiere tratar. Es por la desinformación, la ignorancia y el miedo que muchas de las cosas en este mundo son tachadas de "malas".

    Y sí, Juan tiene TODA la razón. ¿Qué de bueno podía salir de una fanfic basada en Twilight?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JESSICA /

    20/02/2015 6:16 PM

    Pesimo artículo, o sea escribo un artículo de una película que salió de un libro que nunca leí?

    El libro no es una historia de amor! Cuántos años tenes 15?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    armando /

    20/02/2015 3:47 PM

    me parece que te fuiste por la tangente... y que las relaciones llegan a donde quieran llegar, si estas con alguien asi es porque te gusta...aparte en nuestro medio existen relaciones peores solo que no salen en el cine... y creo que te vendria bien tomarte una cordial de sustos porque veo que te impacto mucho y supongo que tambien en la taquilla donde compraste tu boleto decia para personas de amplio criterio y mayores de edad...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Juan /

    20/02/2015 3:45 PM

    En serio, ¿alguien puede esperar que salga algo de un "fanfic" de internet de dudosa calidad literaria y basado en Twilight?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones