Hablemos sucio (o tal vez no)

Habíamos estado bebiendo un poco y supongo que eso nos desinhibió un poco, nos estábamos besando y las cosas se estaban poniendo intensas. Mientras lo hacíamos él me susurraba cosas al oído, entre nuestra borrachera y calentura comenzamos a decirnos cosas. Hasta que él en un momento de clímax dijo “hija de puta”.

Cotidianidad hablar sucio intimidad Opinión P369 sexo violencia
Esta es una opinión

Foto: Sarah Whalen

¿Qué tanto respeto nos vamos a faltar cuando nos hablemos sucio? ¿Valdrá la pena comunicarnos verbalmente si nuestros cuerpos ya están en plena conversación?

A veces, hablar está de más, otras veces es un estímulo adicional. Encontrar las palabras adecuadas es un juego de azar. En el sexo el principal idioma es el corporal, hay que prestarle más atención a la respiración y al sonido de los cuerpos. Para mí de eso se trata, del cuerpo. Hablar sucio es un arma de doble filo.

Cuando él dice “decí que sos mía” o cuando empieza a ladrar como perro, el control se disfraza de placer y es una falta de respeto que no debe ser un fetiche.

En una noche de fiesta, una amiga estuvo con un hombre que le decía “bebé, mírame” insistentemente, como si su orgasmo dependiera de eso. A ella no le pareció excitante, eso más bien la desconcentró.

Pero no sólo son los hombres quienes tienen esta manía. Un amigo estuvo con una mujer que le decía “destrózame”. Otro cuenta que le decían “mátame, mátame.”

Creo que una parte enorme del sexo es entendernos según nuestros movimientos, las miradas, las caricias, además de placer también es comunicación. Hacerlo bien es entendernos, al menos en el nivel sexual.

Hay que pensar muy bien antes de hablar en esos momentos porque las hormonas son las que ordenan las palabras. Un amigo justo en el clímax le dijo a la chava “¿quieres ser mi novia?”. Ella lo ignoró y nunca hablaron de eso.

A otra amiga el chavo le dijo “agárreme las nalgas pero no le diga a nadie que me gusta, van a pensar que soy hueco.”

Tener intimidad con alguien no solo desnuda los cuerpos, también los prejuicios, las costumbres y preferencias. Un solo momento honesto de intimidad y de completa desnudez es suficiente para descifrar a una persona.

Hablar durante el sexo es una herramienta de estimulación cuando se utiliza bien. Hablémonos sucio pero sin violencia.

Daniela Castillo
/

Joven veinteañera aficionada a los elefantes, el chocolate, los libros y el cine. Estudió ciencias de la comunicación pero no es la carrera la que define su profesión. Es feminista, vegetariana y a veces pareja, pero sin ser extremista en ninguna de las tres.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Rodolfo Esoveel /

    02/03/2015 8:16 AM

    Pienso que el articulo debe basarse no en ¨un chavo dijo¨, ¨una chava dijo¨ sino mas bien, en una experiencia personal, su edad es temprana y ni siquiera sabe de lo que escribe, un tema sexual no debe de basarse en ver paginas de internet, sino en experiencia, los libros pueden decir mucho pero eso no cuadra con la realidad. Mi punto de vista.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    LUIS /

    08/01/2015 4:09 PM

    A mi no me gusta hablar mucho en esos momentos y odio que me hagan hablar, concuerdo con eso que es mejor que el cuerpo hable.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana /

    12/12/2014 8:50 PM

    No había considerado "seriamente" estos hechos, pero no les veo nada de malo la verdad. Si la otra persona, en cualquier sentido, hace algo que no nos guste, no nos gusta esa persona, punto. Ahora, cuando uno "se entiende las burradas" es "especial" o "más bonito". Mi muy personal opinión. Éste tema es subjetivo. :)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Miguel /

    12/12/2014 4:15 PM

    Me gusta la entrada. Si es cosa de una vez, pues no se puede hacer mucho si alguno dice algo.
    Si es algo frecuente, independiente de sea formal o no, pues son gustos que se van explorando.
    El "decí que sos mía", mientras se esté claro que es "posesión" durante el acto, mientras guste a los dos, no es problema. De nuevo, mientras sea durante el acto. La posesión tiene su componente humana/animal, no solo social ;)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones