Hitler y Ríos Montt en el mismo museo

Se han sentado juntos en la primera banca frente a la pantalla. Es domingo, ella usa lentes, una camisa blanca y rosada y una cola que retiene una abundante colochera. Él carga con tanta gel en el cabello como es posible y mastica un chicle, mientras deja que ella recline su cabeza en su hombro. Quién sabe cuántas veces más lo harán. Se quieren. Y por un momento piensan que se han quedado solos en esta sala que habla de crímenes de lesa humanidad. Pero no. Estoy yo. Y pronto vamos a ser muchos más. Este museo recibe cientos de personas al día.

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

Museo memoria y tolerancia, en Ciudad de México

El video 342 apenas termina y vuelve a empezar. Presenciamos los edificios del centro histórico de Guatemala a principios de los 80. Ese lugar que parece el ojo de un rostro rural conforme transcurren los segundos toma forma de mujer indígena y aldeas devastadas.

Sólo quedan alusiones a la memoria. Una destrucción que esta sala permanente intenta recuperar con cada reproducción al público. No es romántico pasar un domingo aquí, pero parece importarles la muestra de esta sala.

Por un momento todo se vuelve más oscuro y el aire acondicionado más pesado. Una voz altisonante, que arrastra la erre y reniega el final de cada frase con una sonrisa, siempre una sonrisa, dice: “Yo no mato, hay un procedimiento legal que dice “fusílenlo””.

Esa última palabra parece resonar en paredes cubiertas por una impresión a escala de una cabecera municipal a la distancia. Entonces, ella se entume y como si acabaran de asustar a su novia él susurra: “Hijo de su puta madre”.

La voz de Ríos Montt no ha pasado desapercibida a pesar de que para este punto del recorrido ya quedó atrás la exposición permanente del Tercer Reich, el holocausto judío y al menos tres genocidios, en Turquía, ex Yugoslavia y Ruanda. Nada que no pueda ser albergado en mil 800 metros cuadrados de exhibiciones.

Ahora el General es un objeto de estudio para que la historia no se repita y, para algunos visitantes, un personaje de terror. Éstos últimos son los mismos que se postraron hace media hora frente a una grisácea proyección de un discurso de Hitler y trataron de entender lo incomprensible.

El mismo efecto sucede en la sala de Guatemala. Una enorme frase del General se puede leer en el fondo de una pared: “Naturalmente si una operación subversiva existe donde los indígenas están involucrados con la guerrilla, los indígenas morirán“, con fecha 2 de junio de 1982.

Los enamorados observan como quien no tiene prisa una serie de retratos del país centroamericano colgados en las paredes. Dentro del dolor hay dolores, Guatemala parece ser ante los ojos de los mexicanos uno más familiar. Al menos aquí.

Se aprecia un artículo de prensa ampliado del diario Uno Más Uno, del 15 de agosto de 1983, que titulaba: “85 mil guatemaltecos se refugiaron en México hasta el derrocamiento del general Ríos Montt”.

Los otros cuadros son fotografías –viejas y recientes– y, como los ojos de quienes las miran, corresponden a extranjeros. Firman los que alcanzaron a calcar un trozo de la realidad con un lente, tal vez los más valientes, tal vez sólo son los que pudieron.

Entre ellos Jonathan Moller (EEUU), Jaime Puebla (Chile) y Rodrigo Abd (Argentina), quien cambió las maras por la guerra en Siria; así como se reproducen extractos de los documentalistas Salomón Zetune (México, creo) y Rob Brouwer (Países Bajos), una producción del director Nejemye Tenenbaum (México).

Un tumultuoso grupo guiado con audífonos inunda el recinto y termina de ahuyentar a la pareja. El guía, un joven de pelo largo que se pierde en la oscuridad habla desde un micrófono portátil: ”No puede haber reconciliación sin reconocimiento… 639 aldeas fueron atacadas bajo la política tierra arrasada”.

Ellos serán parte de las casi 1 millón 700 mil visitas que han llegado al Museo de la Memoria y Tolerancia desde que abrió sus puertas en octubre del 2010. Más de la mitad han sido estudiantes. Los recibe el clip 342, y una serie de luces y sombras.

 

Instalación en el museo. Cada esfera representa un niño asesinado en los diversos genocidios en todo el mundo.

Instalación en el museo. Cada esfera representa un niño asesinado en los diversos genocidios en todo el mundo.

Juan Luis García
/

Dejó una vida tranquila para irse al otro lado del Suchiate. Cuando llegó a la CDMX aún pensaba que el picante le quita el sabor a la comida. Hasta ahora las salas de redacción han sido su trinchera. Escribe para entender.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

18

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luferdel /

    17/09/2016 4:58 PM

    Complementando el comentario de Luis Lewis, parece ser que la inspiración del general Ríos Montt para implementar la "tierra arrasada" se basa en la Toma de Jericó (JOSUE 6, 20-22) : "El pueblo lanzó entonces el grito de guerra y resonó la trompeta. Apenas oyó el pueblo el sonido de la trompeta, lanzó el gran grito de guerra y la muralla se derrumbó. El pueblo entró en la ciudad. Siguiendo el anatema, se MASACRÓ a todo lo que vivía en la ciudad: hombres y mujeres, niños y viejos, incluso a los bueyes, corderos y burros. Tal parece que el fanatismo del general lo hizo tomar medidas drásticas en contra de pueblos indígenas considerados como idólatras e infieles; más que enfocarse en el exterminio por motivos étnico raciales exclusivamente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Barrios /

    17/09/2016 3:07 PM

    Muy bueno,..gracias..

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Manuel Aler /

    13/09/2016 6:35 PM

    El espacio dedicado al genocidio guatemalteco en el Museo de la memoria y la tolerancia de la Ciudad de México es más grande y completo que cualquier espacio de memoria que se haya intentado en Guatemala. Cabe mencionar que buena parte del financiamiento de ese museo proviene del sector privado mexicano, de grandes empresas que no tienen nada de comunista, pero que sus propietarios y directivos tienen un mínimo de vergûenza como para negar lo obvio y contribuir a que se difundan los resultados del terrorismo de Estado que, oficiosamente, se siguen negando en Guatemala o "guatemalita" el remedo de país, el de nunca jamás, en donde no ha pasado nada, ni pasa, ni pasará.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ricardo /

    13/09/2016 8:24 AM

    Yo también tuve la oportunidad de visitar el museo de la memoria y la tolerancia en Diciembre del año pasado. Honestamente vale la pena. En Guatemala hace falta un museo dedicado a la guerra civil/conflicto armado interno o como quieran llamarle. Lo que sucedió en esos 36 años no lo debemos de olvidar. Las heridas de Guatemala no van a sanar pretendiendo que aquí no pasó nada. Las heridas de Guatemala van a sanar aceptando lo que pasó. Un museo + la lectura obligatoria del Remhi va a asegurar de que no se vuelva a repetir algo así, nos va a ayudar a sobrellevar lo que pasó y, de paso, nos va a hacer mejores seres humanos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      13/09/2016 7:50 PM

      Yo no puedo decir que lo que Carlos Sabino escribio de historia es completo. El mismo Sabino, en el prologo de uno de esos tres libros, dice que su obra historica:
      - el la inicio ante la sugerencia de algunos amigos...
      - el no posee una formacion profesional como historiador
      - no toda la rica informacion obtenida puede ser transmitida en las paginas que siguen
      - el ha querido concentrarse en algunos hechos cruciales y que queda para esfuerzos posteriores ahondar en otros temas
      - una obro como la que realiza esta condenada a ser siempre inconclusa y a tener una proyeccion perpetuamente abierta

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      El_Julio_Soy /

      13/09/2016 4:56 PM

      Leer el Remhi, y los 3 libros de historia de Guatemala escritos por Carlos Sabino, se tiene la historia completa, Remhi cuenta la historia a medias.

      ¡Ay no!

      4

      ¡Nítido!

    eddy /

    12/09/2016 8:58 PM

    Me parece que, nomada es comunista, guerrilleros son, si el pobre general solo nos defendio que no fueramos como cuba (donde los gringos ya llegaron a pedir pelo) o como venezuela, definitivamente son libres pensantes y por lo tanto son subersivos, aca no hubo genocido, solo control natal, aca no se hicieron matanzas, se clasifico a la raza, aca no se robaron las tierras de la transversal del norte y del triangulo ixil, se ayudo a la población a unificarlas y a ponerlas a nombre de algun general, de verdad que somos desagradecidos con los "heroes" si ellos solo nos querian ayudar.....

    ¡Ay no!

    10

    ¡Nítido!

      Jesus Fernandez /

      18/09/2016 11:49 PM

      El genocidio que ocurrió en mi patria Guatemala, se gestó como resultado de los desacuerdos entre facciones del Army, involucrando, posteriormente, a algunos fanáticos con intereses políticos que los que critican desde afuera denominan comunistas, habida cuenta que, esa doctrina económica social dejó de existir, hace mucho tiempo. Hablar de clasificación de la raza o control natal es tan desafortunado como los conquistadores que vinieron a mi patria y como que quisiesen dejar de reconocer que, eran simples bandoleros, presidiarios, ladrones y viles delincuentes, pero la necedad como que quisiera imponerse a la fuerza y adorar, permanentemente, al gran Tonatiú y sus huestes de conquista con todo y sus herramientas. Querer dejar de decir que no hubo invasiones, cuando es de conocimiento internacional que los milicos se habían adueñado de la Franja Transversal y anexidades. Con este tipo de ayuda, mejor que la brinden a posibles lugares en el extranjero, pues comprueben el resultado que vivimos en la actualidad, cooptando el Estado, por los mismos de las cachuchas, incapaces de vivir de manera honesta, sin corrupción, ni ladronismo, solo mentiras. El presupuesto del Army debe ser trasladado a Educación, Salud y Seguridad.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Manuel Aler /

      13/09/2016 6:28 PM

      Por supuesto que es sarcasmo...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      El_Julio_Soy /

      13/09/2016 4:57 PM

      Otro heroe es Benedicto Lucas García

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

      Edgar Barrios /

      13/09/2016 4:44 PM

      ojala sea sarcasmo porque sino solo es evidente que sos hijo de un chafa que le lavaron el cerebro y no haz leido absolutamente ni un solo libro de historia

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      miloc /

      13/09/2016 11:45 AM

      sarcasmo!!!! bueno eso espero

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Otto /

      13/09/2016 9:53 AM

      Estupidez tras estupidez, 0 argumentos en sus palabras señor, triste deberás ver que aún hay gente que defiende a capa y espada a uno de los seres mas malevolos de la historia de Guatemala, ps ni modo, de todo hay en la viña del señor

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Alejandro Gutierrez /

      13/09/2016 9:22 AM

      espero sea un mal chiste!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Luis Lewis /

    12/09/2016 7:38 PM

    Daniel Goldhagen es un academico aqui en EEUU que se ha dedicado ha estudiar por varias decadas el fenomeno del genocidio...

    El hizo un documental para PBS (Public Broadcasting System) titulado "Genocide: Worse Than War" (El Genocidio: Pero que la Guerra) donde, al igual que este museo en Mexico, se exploran varios de los peores episodios de genocidio en el mundo en los ultimos 100 a~nos...

    Al igual que en el museo, el caso de Guatemala tuvo rol protagonico en el documental. Como por el minuto 90, Goldhagen aparece en el Congreso de Guatemala y, para su sorpresa --una experiencia surreal, dice-- se encontro cara a cara con un genocida... Vale la pena ver el intercambio y el cinismo con el cual efrain rios montt le contesta... (documental esta en linea)

    Esto, claro, fue cuando el genocida aun se creia invencible y que podia hacer y deshacer en Guatemala a su antojo aun...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lana Porres /

    12/09/2016 6:41 PM

    Que Dios bendiga al General Efraín Rios Mont...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Roger morales /

      15/09/2016 12:08 PM

      si, el dios de los infiernos y la maldad.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Luis Lewis /

      12/09/2016 7:17 PM

      Si, que lo bendiga...

      Aqui el verso favorito de su general:

      Números 31:7-18:

      7 Tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés, los israelitas entraron en batalla y mataron a todos los madianitas. 8 Pasaron a espada a Eví, Requen, Zur, Jur y Reba, que eran los cinco reyes de Madián, y también a Balán hijo de Beor. 9 Capturaron a las mujeres y a los niños de los madianitas, y tomaron como botín de guerra todo su ganado, rebaños y bienes. 10 A todas las ciudades y campamentos donde vivían los madianitas les prendieron fuego, 11 y se apoderaron de gente y de animales. Todos los despojos y el botín 12 se los llevaron a Moisés y al sacerdote Eleazar, y a toda la comunidad israelita. A los prisioneros, el botín y los despojos los llevaron hasta el campamento que estaba en las llanuras de Moab, cerca del Jordán, a la altura de Jericó.

      13 Moisés y el sacerdote Eleazar y todos los líderes de la comunidad salieron a recibirlos fuera del campamento. 14 Moisés estaba furioso con los jefes de mil y de cien soldados que regresaban de la batalla. 15 «¿Cómo es que dejaron con vida a las mujeres? —les preguntó—. 16 ¡Si fueron ellas las que, aconsejadas por Balán, hicieron que los israelitas traicionaran al Señor en Baal Peor! Por eso murieron tantos del pueblo del Señor. 17 Maten a todos los niños, y también a todas las mujeres que hayan tenido relaciones sexuales, 18 pero quédense con todas las muchachas que jamás las hayan tenido.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones