No deberíamos celebrar a una madre de 17 años

A los 17 años yo estaba en mi último año de colegio. Ya tenía más o menos una idea clara de lo que quería estudiar en la universidad. Estaba viviendo con una amiga y empezando mi primer trabajo. Sé que en un país como Guatemala mi caso no es común.

Cotidianidad Somos todas Opinión P258
Esta es una opinión

Todo es alegría, o bueno, casi todo.

IMAGEN: PORTADA DE PRENSA LIBRE

María Pérez a sus 17 años estaba ganando la maratón de la cigüeña del diario Prensa Libre al dar a luz a una niña en la maternidad del Seguro Social de la zona 6 capitalina en los primeros segundos del año 2016. Según las notas de prensa, ella está casada y éste es su primer bebé. Yo cuando tenía su edad no estaba ni cerca de pensar en casarme y tener bebés.

Y si juzgamos por su cara en las fotos, estoy segura que ella no tuvo opción, que no es lo que quería. Tiene un rostro cansado, triste, mientras sostiene al bebé. Ella es la única que en los videos no celebra el parto; la alegría que la rodea es de los doctores y los periodistas que vivieron ese momento. Su historia (sin la cobertura de prensa y los premios) es la más triste y común, es el caso que se repite en Guatemala una y otra vez.

Por eso nadie se escandaliza. Ella aún es menor pero ya está casada: eso es un matrimonio forzado. Es un delito desde finales del año pasado, pero a la vez es “normal”, es motivo de celebración. Y cuando digo forzado no me refiero a que únicamente los papás o el esposo la obligaron, es un matrimonio forzado por el patriarcado. Este es el ciclo de violencia que se repite en nuestras niñas. Ni el Estado, ni los padres, ni nadie les aseguran un futuro a las niñas.

La mentalidad del patriarcado funciona así: “está bien” que se casen sin terminar la escuela porque las mujeres estamos hechas para ser madres y amas de casa, porque esa es la única opción viable para que no estorbemos en el espacio público. Entonces el macho dominante nos encarcela en el espacio doméstico porque así cada hombre de familia se considera el propietario de un pequeño reino, porque entre más mujeres y niños mayor es la dignidad del hombre. Sí, año 2016 de nuestra era.

Si quieren ignorar al patriarcado también está el tema de la salud. Según el Observatorio de Salud Reproductiva “las niñas menores de 15 años tienen cinco veces más probabilidades de morir durante el embarazo que las mujeres mayores de 20 años. Si una madre tiene menos de 18 años la probabilidad de que su bebé muera durante el primer año de vida es un 60%; incluso en caso de que sobreviva existe una mayor probabilidad de que sufra bajo de peso al nacer, desnutrición o retraso en el desarrollo físico y cognitivo.”

La maternidad en la adolescencia amenaza el avance de siete de los ocho objetivos de desarrollo del milenio, entre ellos la educación primaria, mortalidad infantil, salud materna y equidad de género. Ah, pero Guatemala no hizo mucho por cumplir esos objetivos de desarrollo.

Una buena parte de las niñas y jóvenes guatemaltecas están teniendo bebés que crecerán con todas estas desventajas y retrasos. Lo más triste de todo es que estos niños son la futura Guatemala. Entonces, ¿qué esperanzas tenemos como país si los niños que están naciendo ya vienen con sueños limitados?

Éste es el ciclo de la pobreza, de la violencia sexual, del machismo y de la esclavitud. Si rompemos este ciclo desde la prevención de embarazos en menores, arreglamos muchos de nuestros problemas como sociedad. Esto no solo se trata de salvar a nuestras niñas; se trata de salvarnos a todos.

¿Cómo romperlo? Con Educación Integral en Sexualidad (EIS). Una materia que nos urge que se aplique en el pensum escolar y que durante años ha sido boicoteada por ministras ultra-conservadoras.

Es preciso dejarnos de moralidades, soberbias religiosas y pensar en la salud de los niños y niñas. Dejar de predicar la abstinencia porque ese método siempre falla y no nos ha llevado a nada. La Educación Integral en Sexualidad es un derecho humano que nos permite explorar nuestra sexualidad sin riesgos. Es mentira que nos vamos a abstener, pedirle eso a los jóvenes es pedirles que vayan en contra de la naturaleza humana. Todos tenemos derecho a vivir nuestra sexualidad con plenitud.

Si desde pequeñas nos enseñan que hay formas de prevenir el embarazo y nos dan acceso a métodos anticonceptivos otro sería el futuro de Guatemala. Porque como mujer vivir la sexualidad no debe de tener como consecuencia el ser madre, la maternidad es tan solo una opción.

Vamos a vigiliar si el nuevo gobierno, el nuevo congreso (con feministas incluidas), las nuevas cortes y la sociedad hacemos algo por derribar al patriarcado en este período que empieza.

Daniela Castillo
/

Joven veinteañera aficionada a los elefantes, el chocolate, los libros y el cine. Estudió ciencias de la comunicación pero no es la carrera la que define su profesión. Es feminista, vegetariana y a veces pareja, pero sin ser extremista en ninguna de las tres.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

58

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    OOAR /

    19/01/2016 9:30 PM

    Ohhh, he visto muchos ataques en contra de este articulo y hacía su redactora, por lo que me gustaría hacer ciertas observaciones:
    1. Creo que si se cometió el error de asumir que la madre de la fotografía se encuentra en una situación bastante desafortunada, pero recordemos (a parte de que no es un reportaje sino que es un artículo de opinión) que en nuestro país hay miles de menores de edad que son madres y no por que hayan decidido serlo sino por circunstancias tan desafortunadas llevadas por la cultura machista que tristemente hay en la idiosincrasia nacional, y que en muchos casos son forzadas a contraer matrimonio (recordemos que el año pasado la embajada de Gran Bretaña presentaba estudios al respecto). Lo malo, como lo comenté, es creer que ella, específicamente, la ganadora del concurso del citado diario forma parte de ese sector, pero pienso que es una presunción bastante perdonable para la periodista por la desafortunada situación que viven muchas niñas, aunque creo que si es algo a corregir.
    2. En cuanto a lo que menciona en relación de la abstinencia, yo creo que el tema da la abstinencia en sí no es el punto de discusión, sino que en muchos casos se quiere evitar dar educación sexual justificando en que con la práctica de la abstinencia no es necesario aprender sobre nuestra sexualidad, lo cual creo yo que esta mal, si se le debe de dar educación sexual a los menores de edad, ya dependerá de cada quien practicar o no la abstinencia, pero con una buena formación en nuestra sexualidad, además de dar acceso a los métodos anticonceptivos, se pueden evitar temas como los embarazos no deseados (lo cual también implicaría la disminución de abortos) y enfermedades de transmisión sexual. En ese sentido, cada ser humano puede desarrollar su sexualidad como guste, si se quiere explorar y gozar de la sexualidad esta bien, y si se desea practicar la abstinencia también esta bien, lo importante es que tanto abstinentes como no abstinentes tengan la información adecuada sobre la sexualidad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ana lópez /

    16/01/2016 12:55 PM

    No leí todo el artículo pero quiero compartir a los lectores que la EDUCACIÓN permite progreso para todos, especialmente a las mujeres quienes siempre hemos estado en desventaja frente a los hombres desde siglos atrás y más cuando hemos nacido y crecido en una sociedad machista. Eso claro, muchos lo saben, no estoy diciendo algo que nadie sabe. Sin embargo, el acceso a la educación que podrían las niñas recibir fortaleciendo las oportunidades a recibir educación equitativa y de calidad, puede incluso crear una nueva generación de mujeres que podrán en un futuro tener mejor oportunidades laborales, convertirse en mujeres profesionales que por la preparación académica que tienen les dará el poder para parar los abusos y el machismo que impera en sus familias, en los hombres que decidan escoger para formar una familia y más que todo para retardar el compromiso de convertirse en madres. Esto mismo será un factor determinante en un mejor futuro para ellas y para sus futuros hijos. La educación para las niñas y leyes que les permitan superarse deberían ser las prioridades en sociedades como las nuestras.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    rustrian chete cajas /

    16/01/2016 12:00 PM

    Hola Daniela, varios puntos:

    1. La idea del título, enfoque y contenido del artículo me parecen muy interesantes.
    2. Sin embargo, a mi gusto cometió varios errores que hicieron que el producto final dejara bastante que desear.
    A. La introducción, da una percepción de condescendencia con la chava que fue madre, a usted la leo siempre aquí y estoy casi seguro que no fue su intención, pero me refiero a la forma en que fue redactada o talvéz a ponerse usted misma como ejemplo , se lee bastante petulante esa parte del texto.
    B. Hay una gran cantidad de verdades, ( probadas hasta la saciedad con estadísticas), acerca de los embarazos adolescentes, sin embargo en un ejercicio periodístico choca bastante que usted presuma que la chava está triste, que va a comer mierda en la vida, que está bien pisada, étc.
    B.1 Entiendo claro, que esto es parte de un blog de opinión y no un reportaje formal, pero su ¨faceta pública¨ es de comunicadora, por lo que uno espera mas concreción y formalidad en sus notas. ( Si quisiera leer las percepciones que le causan a alguien una fotografía... prefiero leer las fotosíntesis de Maurice Echeverría... )
    C. Lo de la cara de la chava... ehhhh, pues le acaba de pasar algo del tamaño de un melón por un espacio.., bueno allí dejemóslo para no ser más gráfico. Pero en todo caso fue un patinazo horrible el creer que a golpe de vista usted puede juzgar la felicidad o infelicidad de la gente.
    D. Faltó un poco de crítica a Prensa Libre y al estúpido morbo de estar pendiente de a que hora nace un niño, el concurso en sí es deleznable.

    Usted se preguntará, que credenciales tengo yo para criticar su artículo: Mi respuesta: Ninguna, pero igual le hago la crítica por si de algo le sirven.

    En todo caso, siempre leo lo que usted publica acá, en términos generales me parece siempre muy atinada, creo que toca temas trascendentales, ( aunque no le guste a muchos fundamentalistas como la pila de comentarios de abajo), y espero que no se moleste por esta agria crítica sobre este artículo.

    Saludos y adelante

    Cap. de Fragata
    Rustrián Cheté Cajas

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandra Gramajo /

    15/01/2016 10:24 PM

    Creo que principalmente te falta experiencia. A tus veintitantos te hace falta darte cuenta primero que más que educación sexual hace falta acceso a la educación misma, y que la que existe debe ser de calidad, con qué finalidad? Pues para que eso que propones que urge enseñar sea comprendido y adoptado con criterio y no como simple información. La maternidad y quedarse en casa son opción como bien lo mencionas pero entodo caso, por que no dar lo mejor de ti a tus hijos, es decir tu tiempo, tus energías.
    Si es cierto que los niños nacidos en condiciones de patriarcado ya traen desventajas acaso no sabes que no todo es herencia? Estás limitando la capacidad humana para autosuperarse, la capacidad de resiliencia, que en muchas veces se logra en las condiciones más adversas.
    Para el resto que no tendrá esa capacidad está el trabajo de los que ya estamos en la marcha, siendo trabajadores proactivos, creativos y responsables, no solo mediocres que nos sentamos a observar y señalar lo que a nuestra sociedad le hace falta, ya lo sabemos!! Mejor pongámonos a trabajar.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Crista /

    15/01/2016 10:41 AM

    Leer este artículo me dejó con la boca abierta, y sintiendo lástima por quien lo ha escrito. Qué ignorancia. En resumen, lo que quiso decir es que las personas somos como animales que debemos poner el placer por encima de todo, que no podemos decidir entre una cosa y la otra, que debemos dejarnos llevar por lo que sentimos, que no tenemos fuerza de
    voluntad ni control de nada, que es mejor abortar a tener un hijo a los 17 años que nos haga la vida miserable, que quienes tienen bebé a esa edad es un error que traerá graves consecuencias no sólo para la mamá sino también para el niño, que debemos hacer lo que nos dé la gana sin luego tener que asumir responsablemente las consecuencias de nuestros actos, que los hombres son la peor lacra que nos encierran en la casa y nos obligan a quedarnos ahí sirviéndoles.... Cuántas mentiras, cuánta generalización,
    cuántas especulaciones, cuánta información falsa sin fundamentos, cero investigación, mil suposiciones... Qué tristeza y cólera que hayan periodistas que pudiendo hacer taaaanto bien, se dediquen a hacer el mal con su desinformación!!
    Nómada da pena ver los "periodistas" que contratan sólo para crear polémica con sus artículos y tener más lectores. Hay otras formas de aumentar el rating de los medios de comunicación! Los invito a ser más creativos y a usar los medios de Comunicación para lo que son, comunicar la VERDAD,
    que tanto bien pueden hacer por nuestra Guatemala!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Kenneth /

    14/01/2016 11:45 AM

    Feminismo puro. No sólo tu nota es puro odio. Si no que supones como es la vida y será de esta chica que tuvo su bebé. Ella decidió tenér sexo tiene 17 años a esa edad uno es una persona con dicersion. Es natural a esa edad el simple echó que tengas el espacio público para escribir esta clase de artículos sin fundamento viendo desde tu patético mundo perfecto te debería de dar verguenza. Y cambiar de profesión seguramente no eres de la san Carlos si no de una universidad de ricos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Eddy /

    14/01/2016 9:18 AM

    Muchos critican por la forma de redacción que tiene un carácter feminista, lo que si es muy cierto es que nuestra cultura debería ser inculcar la superación y poner los estudios sobre todo, para mi una niña de 17 años no tiene la madurez ni el criterio para decir que quiere ser madre, o esposa, decir que esta muy enamorado y que es el hombre de su vida, pueda ser, pero la mayoria de casos termina en fracaso y por la falta de instrucción a los hijos hay tantas madres solteras en nuestro pais, generando mas pobreza, y necesidades teniendo cada día menos personas capacitadas, con la urgencia de por lo menos un salario diferenciado para tener algun ingreso aunque no sea un salario justo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis /

    14/01/2016 8:52 AM

    Bien el sentido de la nota, o al menos a donde quería llevarla. Mal por como lo hizo.

    Si nuestro recorte incluye frases como "Yo a los 17 estaba en..." o "Pensaba en hacer...", solamente propicia que se deseche el artículo por vanidad. Entiendo que no era su fin, pero viendo los comentarios, veo que muchos acordamos.
    Por cierto, lo que se premia es que el nacimiento sea justo luego del inicio del año, no el embarazo, o sus circunstancias, o el futuro del niño; además de que creo que dar a luz no es tan fácil como lo pintan, y tener algo de cansancio luego de parir me supone lo más normal del mundo.

    Saludos,

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ricardo M. /

    14/01/2016 4:59 AM

    Por cierto los medicos y comadrones de la foto me parecen muy jóvenes. A su edad, yo estaba repitiendo por enésima vez cursos de los primeros semestres en la universidad. Sé que en un país como Guatemala mi caso es bastante común. Y si juzgamos por sus caras... no, mejor no. ;-)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Camilo Lopez /

    14/01/2016 12:43 AM

    Tienes una idea errónea de lo que se celebra acá, no se da como ejemplo la madre de 17 años se celebra el primer nacimiento de cada año nuevo, y se entregan muchas cosas que fueron donadas o compradas para esa madre.... Bajo ninguna circunstancia se celebra o se felicita el embarazo a esta edad. Debes investigar y comprender lo que se hace acá y no malinterpretar y salir con un discurso de por estar mejor posicionada y educada no estas embarazada a esta edad!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones