No soy alta, ni morena, ni virgen, ni arquitecta

El sexo es tan tabú en Latinoamérica, en Guatemala, en mi casa, que cuando se “descubre” que lo estás teniendo nada más importa. Como muchas mujeres, me vi obligada a ocultar que tenía relaciones sexuales. Al principio me daba vergüenza.

Cotidianidad Opinión P369
Esta es una opinión

Foto: Christopher Golebiowski

Luego comprendí que era algo natural para decir todo aquello que no se puede con palabras o para simplemente tener placer. Pero lo seguía ocultando. Lo ocultaba porque tener sexo es malo. Mejor dicho, tener sexo fuera del matrimonio es malo. Aunque tener sexo de ciertas formas dentro del matrimonio también es malo. Oraciones como estas son las que me han repetido desde que me explicaron que a los bebés no los trae la cigüeña.

Nunca pretendí llegar virgen al matrimonio. Me parecía injusto que se no se esperara lo mismo de los hombres que de las mujeres. Siempre supe que no quería estar con alguien que me quisiera más por ser virgen. Es como decir que me quiere por que soy rubia, por ser delgada o por tener pecas. Son características físicas. Todo lo físico en algún punto se desvanece. Y aunque la virginidad sea una mezcla de características físicas y mentales, aun no me he topado con alguien que crea que ya no se es virgen por ver pornografía, masturbarse o por hablar de sexo.

Es en todo esto que encuentro la gran contradicción en la crianza que nos imparten a las mujeres. De niñas nos dicen que no importa lo que digan los demás porque lo que importa es lo de adentro. Pero más adelante, entre otras cosas, nos dicen que debemos llegar vírgenes al matrimonio porque si no nadie nos va a querer. Primero nos enseñan que es lo de adentro lo importante y luego que es un detalle físico, algo exterior, lo que importa.

Y es que estas actitudes no son exclusivas de Guatemala. En estudio publicado en el 2010 por el Grupo de Diarios de América Latina (GDA) acerca de los hábitos sexuales de los latinoamericanos, de los encuestados el 65.4% tuvo una comunicación con sus padres poco satisfactoria o ninguna comunicación acerca de temas sexuales. Pareciera que el único mensaje, fuerte y claro, que nos imparten en los hogares latinoamericanos es que debemos llegar vírgenes al matrimonio para ser adultos integrados en la sociedad.

Debido a estas aseveraciones, que nos hacen desde que tenemos edad para procrear, muchas ocultamos que somos sexualmente activas. Por miedo, vergüenza o dolor. Hacemos nuestro mejor esfuerzo por mantener la verdad oculta. Muchas no queremos ocultarlo pero sabemos que la verdad no será bien recibida. Así que hasta luego de la noche de bodas estamos decididas a tener una doble vida.

Recientemente atravesé la desagradable experiencia que en mi casa supieran que la “nena” ya no era tan nena. Catalogo la experiencia como desagradable porque así fue. Fue desagradable tener que escuchar un speech plagado de misoginia y machismo. Desalentador ver como nos atacamos entre mujeres con términos despectivos. Terrible saber que mi vida entera, estudios, trabajo, fracasos, éxitos no valían nada. Indignante descubrir, una vez más, que para un gran porcentaje de este país lo que importa es mi virginidad.

Entre tantas palabras las que más recuerdo son: “Cuando quedes embarazada no va a ser por bruta sino por puta”, “¿Porqué no te das a respetar?”, “Cuando con el que estas ahorita se aburra y te deje tirada, ¿quién te va a querer?”. Básicamente tener sexo me convierte en puta porque tener una vida sexual activa significa que le abrís las piernas a cuantos hombres se te pasen por enfrente.

También tener sexo significa que nadie me va a querer porque los hombres, sin excepción, son unos animales lujuriosos que viven para darle placer a su pene. Que la única manera en que un hombre te querrá es que por medio de trucos logres llevarlo al altar sin comprometer tu pureza.

Una vez más confirmé porque las mujeres en países como este ocultamos nuestra sexualidad activa. Nadie quiere pasar a ser ciudadano de segunda clase solo porque tiene sexo. Seguramente no soy la primera ni la última en a travesar por esta experiencia. Seguramente un día no será así. Pero por el momento esto es lo que hay en países como el nuestro, con mentalidades como las nuestras.

Flora Campollo
/

Cantante frustrada, escritora de closet, actriz de medio tiempo, ratón de biblioteca y sobre todo feminista. Escribo para combatir la soledad, el machismo y las mentes cerradas; para cortarle las esquinas a un mundo tan cuadrado.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

30

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    una mujer que disfruta /

    18/07/2015 12:29 AM

    Gracias, gracias , gracias por escribir este articulo, me senti muy identificada. Me esfuerzo a diario para construirme, aprender, y volar un
    cada dia mas. Mis decisiones sexuales, que no lastima a nadie no hacen de mi una persona que valga menos la pena, ni mis esfuerzos menos validos. Que mentalidad tan pobre juzgar a una persona por un deseo natural.

    Ese mismo tabu, que hay en guate es una de las causas de tantos embarazados no planeados. Informemonos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    La Solterona santa jajajaja /

    16/07/2015 3:23 PM

    Me gusto mucho el artículo, muy bueno. Recientemente tuve una junta con mis amigas del colegio, de esas reuniones en donde te pones al día de todo y cada una cuenta algo nuevo de su vida, de las 7 que eramos solo dos eramos aún vírgenes, bueno resulto siendo que solo yo era virgen, esa noche la ultima de mis amigas confeso que al fin había logrado dar ese paso con su novio de hace mas de 5 años, al quien ama y con el que piensa casarse, y como nos toca mentir para que en casa nadie se entere que la nena es ya mujer, en fin llegamos a la conclusión que nos es tan difícil dar ese paso por la cultura machista, y luego de compartir sus experiencias y hablar libremente del tema, la que resulto sintiéndose mal fui yo, xq aunque he sido clara que si soy virgen es por que no me he enamorado y quiero amar a la primera persona con la que esté, terminé siendo la que aún no supera el trauma inculcado por los padres, porque de ser una decisión personal resulta que me estoy quedando atrás por no tener una vida sexual activa y oculta, así que llegue a la conclusión que no solo eres juzgada por tener relaciones sexuales, si no también por no tenerlas, porque aún que ninguna hizo un comentario crítico, todas me vieron con una cara de horror, cual pecado, lo que si no falto el apurate que ya estas en edad (tengo 25), y es que cuando se trata de sexo es sinónimo de ser puta o ser santurrona, porque si tengo relaciones nadie va hacer aprecio de mí, pero si no las tengo me quedaré a vestir santos y seré una SOLTERONA... mi conclusión, se debe de estar bien segura que ni una te hace pepa ni otra te hace santa, yo me soy fiel a mi misma y si no he tenido relaciones sexuales no es por estigmas si no porque para empezar no llego ni a novio.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    amiga /

    10/07/2015 1:54 PM

    Cuanta verdad hay en este articulo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    10/07/2015 9:54 AM

    Me gusta tu post porque da la casualidad que me pasó algo parecido, me hice novia de alguien 8 años mayor que yo (en ese tiempo tenía unos 21 años) y el comentario de mi mamá fue "no te dejes llevar por la calentura", a raíz de ese comentario mi papá me enfrento directamente con la pregunta "tu ya tuviste sexo?" y yo ni lo pensé y le dije que si. Mi papá no le dijo a mi mamá sobre esto y creí que se había olvidado, pero a la semana íbamos solo los tres en el carro y mi papá hizo el comentario que no superaba lo que le había dicho hace una semana y mi mamá pregunto que era? Y mi papá le dijo "tu hija ya tuvo sexo" la reacción de mi mamá fue como la del exorcista, su cabeza dio un giro de 180 grados para voltarme a ver con una cara mezclada de enojo, indignación y sorpresa y mi única reacción fue reírme, total que me podían hacer? Luego de un sermón de que podía quedar embarazada, que eso no dice la biblia, etc mi papá me dijo muy serio "nena, lo que no me cabe en mi cabeza es que va pensar tu esposo si se entera que estuviste con alguien más". Mi papá no es de doble moral, el vivió sus relaciones cono manda la biblia, sexo hasta el matrimonio, al igual que mi madre pero yo tome una decisión diferentes y a mi sinceramente no me molesta en lo absoluto que si algún día me llego a casar, mi futuro esposo haya estado con alguien más, es más no quiero tener que enseñarle como. Pero después de eso, mi vida sexual no cambió pero es un tema tabú con mis padres, debo ir al ginecólogo sin que ellos sepa y tomó pastillas anticonceptivas pero las tengo escondidas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Flora Campollo
    Flora Campollo /
    09/07/2015 1:23 PM

    ¡Gracias por todos sus comentarios! La batalla contra las barreras mentales se gana poco a poco, empezando por nosotros mismos. Como decían en un comentario es una victoria poder tener este tipo de espacios para debatir las ideas y compartir los pensamientos.

    Creo me faltó decir que es NUESTRA opción tener o no tener relaciones sexuales y decidir que hacer con nuestro cuerpo. Que la virginidad no nos define. Decidir ser virgen es también tabú (¿Contradictorio verdad?) y es algo que cada quien debería poder decidir libremente sin sentir que lo que hace está mal o es una persona "rara", por que no lo es. Ser o no ser jamás me va a definir.

    ¡Un saludo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/07/2015 12:44 PM

    creo que no se deben sentir avergonzada pero no se le debe quitar el crédito a una persona tanto mujer como hombre por llegar virgen al matrimonio, estos principios de autodominio y control con el fin de promover la fidelidad dentro de la pareja legal y legítimamente casada protegen la procreación de hijos y resguardan a la sociedad como tal. no se debe nunca discriminar a nadie por lo que decide hacer con su vida pero los valores morales no se definen por voto popular, sino por leyes establecidas de acción y reacción, de acto y consecuencia (como la ley de gravedad que aunque decidamos no aceptarla seguimos bajo el efecto de ella y toda acción que la involucre tendrá una consecuencia), y si para complacer a todos hay que quitar las leyes o hay que aceptar cualquier cosa como buena entonces la sociedad se desmorona y pierde sus pilares. doy este comentario porque he visto recientemente que se pide mucho la aprobación de leyes y aceptación social a actos como vivir con promiscuidad, libertad de matrimonios homosexuales, matrimonios con niñas, aborto y hasta matrimonios con animales, a pesar de que estas personas están en libertad de hacerlo si así lo sienten, no pueden pedir que se acepte como algo moralmente correcto. las leyes que protegen los valores elevados y principios elevados protegen a la sociedad, aunque sintamos que estos nos limiten intereses o placeres personales, son leyes y principios de convivencia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    anonimo /

    09/07/2015 10:33 AM

    La autora tiene su punto. Si uno hace algo no deberia estar avergonzado de lo que hace, a menos que tenga conciencia de que ello sea malo. Probablemente sus papas le dicen eso por que desde la perspectiva de ellos se esta denigrando, les preocupa que no se va casar o un hijo no deseado, tienen miedo que su hija sea promiscua. Si bien es una perspectiva erronea trate de ver que lo hacen por amor al final del dia, realmente quieren lo mejor (segun ellos) para usted. Lo otro que no me gusto es que suena que las mujeres que se quieren virgenes guardar para el matrimonio fueran unas restrasadas medievales. Asi como no te hace ser mas mujer haber trnido sexo con muchos, no deberia hacerte menos mujer no tener sexo con nadie. Como cristiano pienso que esa es la forma correcta de hacer las cosas, y que si no lo sos, la verdad no hay tantas buenas razones para hacerlo. Tal vez con los papas pasaste esas penas, pero las penas que pasa una virgen de 29 años con sus amigas no son faciles tmapoco, ya vivimos en una sociedad donde ser virgen es vergonzoso.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Chrystin /

    09/07/2015 10:18 AM

    Tu testimonio es el de muchas mujeres que con una bandera de DOBLE MORAL han recibido criticas de terceros, en tu caso familia, acerca de la forma en que manejas tu vida sexual. Y menciono la doble moral, porque muchas de las personas que señalan las relaciones sexuales fuera del matrimonio como un tema desbordante, desmedido casi diabólico, lo han realizado y la culpa los consume al grado de que señalan como si fuesen mejores que otros porque en su discurso "tratan de proteger a los demás". Pero sabes, el poder dar este tipo de testimonios en espacios donde las personas pueden opinar, son pequeños avances para las presentes y futuras generaciones.
    Como mencionas, tener sexo no hace puta a nadie, es más, conozco putas rectadas, vaya si no!
    Tener el derecho de decidir tener sexo debe de ser un valor inculcado desde pequeños, ya que con una debida educación, coherencia en el discurso y seguimiento a los seres humanos, lograrían más que diciendo que tener sexo es malo. No culpo a las generaciones pasadas, puesto que son producto de muchos procesos de restricción, pero a las presentes y a las futuras si las podré criticar, cuando sigan señalando con un dedo lo que todos podemos señalarles con tres.
    Saludos!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/07/2015 10:17 AM

    La falta de educacion sexual es precisamente lo que lleva al pais a tener un alto indice de embarazos adolences y ninos criando ninos. Al igual que el resto de muchas otras situaciones, estamos como pais pegados a una histeria colectiva de hipocrecia donde la religion lleva de la mano a pedofilos y sobre poblacion. Tenes sexo no te convierte en una puta, ni en menos mujer. En Guatemala los hombres en su gran mayoria siguen buscando mujeres florero que sean un buen articulo de decoracion para las fotos familiares y para jugar a la familia feliz. Y por ahi empieza el difuncionamiento del cual muchos hogares son victimas. Las mujeres crecemos en Guatemala siendo instruidas por nuestras madres a ser fieles, sumisas y santas. A no decir nada cuando papa llegue despues de pasar tiempo con su "prima" o callar cualquier opnion y mitigar cualquier signo de inteligencia. Parte de nuestro aporte a nuevas generaciones es alzar nuestra vos y escritos para marcar un cambio. Y es nuestra resposabilidad dar ese ejemplo...exigiendo nuestro derecho de igualdad laboral, social y sexual. Y claro no es facil...pero tampoco imposible. Te deseo una vida llena de logros como mujer profesional y madre si algun dia decides tener un hijo. Pero sobre te deseo una vida llena de amor ...sin tabue colectivos. Animo y sigue escribiendo fue un placer leerte desde el otro lado del planeta. Abrazos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/07/2015 9:27 AM

    Por suerte en Argentina, en la actualidad se vive diferente. Y poco a poco se está cambiando esa mentalidad. Que terrible que desde tu propio hogar, te insulten, te inhiban tu deseo, y sobre todo no te respeten. Y sobre todo esto sirve para repensar una y otra vez , que rol ocupamos las mujeres en la sociedades y como podemos seguir cambiando. Hasta que entiendan que nuestra vida, valga la redundancia en nuestra y de nadie más. !!!!!!!!!!!!!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones