¿Qué pasa si privatizan la salud y no podés pagarla?

Siguen las carencias en el Ministerio de Salud, y aunque nos llegan más noticias sobre los grandes hospitales, los problemas están en toda la red, incluyendo puestos y centros de salud. No hay medicamentos, no hay vacunas, no hay guantes, no hay comida, no hay salarios, no hay nada. Las consultas se cierran, los servicios se paralizan y la gente se muere. Pero ahora quieren hablar de privatizar.

Cotidianidad n789 Opinión P258
Esta es una opinión

Médicos y personal del Hospital General durante manifestación por una salud pública digna.

Fotos: Carlos Sebastián

Entonces vienen el Ministro de Salud y algunos directivos de los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt y se les ocurre criticar la gratuidad (establecida en ley) que se puso en práctica en tiempos de Álvaro Colom. Piden que regresen los patronatos a los hospitales, que regresen los cobros de los servicios. Que no hay otra manera de salir de la crisis, dicen. Pero eso no es cierto.

A ver: no podemos negar que el gobierno de Colom implementó pésimamente la gratuidad. Si bien la decisión fue correcta, no planificaron cómo sustituir el dinero que ingresaba por los cobros. Pero de esto a decir que no hay otra manera de salir de la crisis… ¡por favor!

Muchas personas que nos dedicamos a estos temas de políticas y sistemas de salud consideramos que los cobros no resuelven el problema, y que además profundizan la privatización de nuestro sistema de salud.

¿Por qué tantas ñáñaras con la privatización? Con la salud privatizada, lo que ocurre es que sólo se atiende a quien tiene plata. La salud es ­(sí, ya sé que suena trillado­, pero ahí les va otra vez) un derecho y un bien público. Por lo tanto, las instituciones públicas son las encargadas de que la población esté saludable y que todas las personas podamos recibir atención cuando nos enfermamos, independientemente de que tengamos dinero o no.

Algunos dicen que los cobros no son privatización porque no se están vendiendo los hospitales ni los servicios del Ministerio de Salud, como ocurrió hace un par de décadas cuando se llevaron a cabo procesos de privatización en Guatemala. Empresas o instituciones que eran del Estado se vendieron y pasaron a manos privadas, como sucedió –por ejemplo– con AVIATECA o GUATEL.

Pero en la salud la privatización se da cuando hay más participación de actores privados en funciones como el financiamiento, la administración, la prestación de servicios, la formación de personal y la producción de insumos y medicamentos, entre otras. Veamos:

1. Prestación de servicios 

En la Encuesta de Condiciones de Vida (ENCOVI) del 2006, cuando se le preguntó a las personas en dónde recibieron consulta por alguna enfermedad, 41% contestó que fue a una clínica privada, un 8% dijo haber ido a una farmacia y un 3% a un hospital privado. Mientras las redes de servicios del IGSS y del Ministerio se mantienen sin crecer, las clínicas privadas están en pleno boom.

A esto se agrega que, tanto el IGSS como el Ministerio de Salud, se han dedicado a contratar a empresas privadas para que se encarguen de servicios como seguridad, lavandería y mantenimiento, o realizar exámenes diagnósticos (laboratorios, radiografías, tomografías y otros). A las empresas privadas también se les contrata para prestar atenciones –como las diálisis de enfermos renales– o se busca que ONG se encarguen de dar consultas básicas una vez al mes en las comunidades.

2. Formación de personal y generación de insumos

Desde la década de 1990 ha habido una mayor participación de universidades y escuelas privadas para formar auxiliares de enfermería, carreras técnicas y de licenciatura en enfermería, personal médico y paramédico, y otros técnicos en salud. La producción pública de medicamentos o insumos es, prácticamente, nula.

3. Financiamiento

Es en esta función del sistema en donde la privatización es más que evidente. En el 2013, 63% del financiamiento en salud fue privado, siendo principalmente gasto directo de bolsillo, o sea lo pagamos directamente por consultas, medicamentos, laboratorios, etcétera.

Ojo con el gasto de bolsillo, pues este es el financiamiento más ineficiente que existe. Para un sistema de salud lo mejor es mancomunar ingresos y hacer gastos a escala. Es decir que en vez de que cada quién cocine sus frijoles en su propia olla, sale mejor que todos echemos nuestros frijoles en una sola olla común, y se complica menos la atención a toda la población.

 

El lunes 23 de noviembre de 2015, trabajadores del Hospital General exigieron un presupuesto suficiente para la prestación de servicios de salud.

El lunes 23 de noviembre de 2015, trabajadores del Hospital General exigieron un presupuesto suficiente para la prestación de servicios de salud.

La gente que llega a los hospitales no puede trabajar y lo más seguro es que ya tuvo que pagar por consultas y tratamientos previos, transporte, alimentación y hospedaje de sus acompañantes. Si encima les decimos que paguen en los hospitales públicos estamos poniéndole más barreras a una atención adecuada.

Recuerdo a una paciente del San Juan de Dios, internada por una cetoacidosis diabética; su familia no pudo cubrir de inmediato los 10 quetzales que costaba un laboratorio de gases arteriales que había que hacerle cada 6 horas. La paciente pasó más de 48 horas sin que se le pudieran hacer estos exámenes esenciales para su problema. ¿Cuántas consultas se dejan de dar porque la gente no tiene con qué pagar? ¿Cuántos pacientes tienen un mal manejo de sus enfermedades porque no pueden cubrir el costo de laboratorios?

La crisis actual tiene muchos orígenes. Los problemas son de presupuesto, de impuestos, de administración, corrupción, políticas de salud improvisadas o inadecuadas, mala gestión del personal, un aumento de demanda por malas condiciones sociales, cambios en el perfil epidemiológico y un largo etcétera. El cobro de servicios debería ser la última, última, última opción; no la primera.

Lucrecia Hernández Mack
/

Médica social guatemalteca, en una relación misógina con el país: 'Me pega porque me quiere. Es que yo lo provoco. Pero ya me prometió que va a cambiar'.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    P. Choy /

    03/08/2016 10:05 PM

    La salud no sólo es atender en los hospitales, la salud empieza en la casa,

    Primero hacer ejercicio
    Comer saludable verduras, vegetales baja azúcar.
    Prohibir los cigarrillos (de veras)
    Disminuir el alcohol
    Regular la comida chatarra y basur
    Bajarle a toda la azúcar
    Bajarle a los aceites grasas y frituras
    Inyectar una cultura de higiene fuerte
    Saneamiento municipal
    Limpieza limpieza
    Ejercicio Ejercicio y más Ejercicio

    Es decir con prevención menos gente necesitará ir a un hospital porque será más sana.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    George o georgina /

    29/07/2016 12:44 PM

    Dra, primero la felicito por su nombramiento, le deseo suerte en ese mar de lobos; hablando de la salud (aun asi si hablaramos de la educacion, de la seguridad o de otro servicio que el Estado debe dar a la poblacion), la batalla se ve perdida; ese grupo de poder historicamente dado, maneja lo economico, lo politico e incide en lo social de una manera determinante; hablar de que el sistema ya no da, que esta dañado, es mentirse a uno mismo; el sistema fue creado para lo que ha dado y esta dando: miseria, muerte, hambre, violencia, corrupcion, etc.; ese lapsus calamiti que ese sistema tuvo entre 1944-54, se lo ha ido quitando de encima desde el 55 en adelante, a pesar de la lucha armada; Aviateca, Guatel, para mencionar un par solamente, son ejemplo de como el repartimiento -español- sigue; se recetaron los activos del Estado y junto a sus achichincles -el ejercito y sus licenciados- seguiran recetandose al Estado; vea usted como la esposa de Berger, mas millonaria que él se recetó tierra para ampliar su produccion de aceite de palma, entre otras recetas de pasteles que se dieron, y claro le tiraron huesos a sus achichincles, incluyendo al janano Colom y a la Evita de Guatemala, la monumental "Sandrita", que sería lo más "izquierdista" que tuvimos en el gobierno del Estado, y ya ve, traicion a la patria, y de lesa humanidad; el IGSS es un cofre lleno de joyas de todo tipo...y se lo van a receta, con Otto o sin la Roxi, para eso hay otros achichincles (alo Aizenstadt-Morfin, ese tamal es pan comido). Asi pues, vamos patria a caminar.....pero por el camino de la amargura!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Charles /

    27/07/2016 6:50 PM

    Considero primero que no es del todo gratis es como funciona una cooperativa ya que el estado aporta el patrono y el mismo usuario osea el empleado, no todos tienen acceso al seguro social sino trabajan no lo pueden usar y no lo atienden por otra parte, muchos médicos están contratados por servicios prestados apesar que ganan bien atienden mal y cada tres meses de lo contrario hay que ir a emergencia o aun hospital público que tampoco tienen insumos si privatizados esto funcionaria sin la mano del estado y podría hacerse una FIS la cual funciona como fondo de inversión con intereses programados no esas migajas que se reciben del seguro social

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    John /

    27/07/2016 3:25 AM

    Bueno el problema tiene raíces profundas en la desigualdad social guatemalteca, pero la realidad es esta: de que sirve que todo sea gratiuto, si no hay con que atender?
    Lamentablemente uno de médico recurre a solicitar que su paciente por sus medios compre lo necesario, con lo que logra una atención más apropiada. porque nadie, nadie se mete a defender al Medico en problemas médico legales, si se muere el paciente, el hospital, el estado deja al medico que afronte las consecuencias. Segunda realidad cual es el tope de gasto por paciente? Hay países donde si funciona la salud gratiuta pero que porcentaje del pib recibe salud? Cuanto tributa cada persona en esos países. Cuanto llega realmente sin malversación al final de la ruta? Posiblemente privatización no sea la mejor ruta, pero es casi la realidad los pacientes se costeando mucho de su tratamiento.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      George o georgina /

      29/07/2016 12:53 PM

      John, en realidad ese camino, el de la corrupcion, el de los impuestos, el de los ingresos economicos para para imptos., etc., es el mal de Guatemala; la riqueza generada en este pais no ha sido distribuida -veamos como a los verdaderos ricos s les ha probado, ya oficialmente que no tributan, claro al dia siguiente estan pagando los 130 millones que no pagaban pero porque los agarraron si no ...-, segundo las autoridades , pobres, roban sus grandes cantidades, tercero, los medicos, talves no usted, han demostrado arruinar aparatos en los hospitales para que la gente vaya a morir a sus clinicas privadas, en fin es la de no acabar; asi que la privatizacion solo va a matar a la gente, directamente.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Alejandra C /

    26/07/2016 7:51 PM

    Realmente me asombra este artículo. No puedo creer que lo hayan publicado. Lastimosamente solo con leerlo se puede ver la falta de investigación que hubo al momento de criticar como era el sistema de salud cuando era cobrado. Es mentira que si no tenían dinero no se atendían, simplemente se hacía un estudio socioeconómico y se evaluaba lo que la persona podía pagar, el monto era diferente para cada persona... Si la persona no podía pagar nada igual se atendía. Me pregunto si también investigaron la cantidad de consultas que no son emergencias hay desde que el servicio es gratis? Lo que significa que se gastan los insumos así como aumentan el tiempo de espera para las personas que si tienen una emergencia. Yo soy médico y yo viví ambas épocas... Y el servicio de salud se ha deteriorado inmensamente desde que es gratis. Me puede decir ahora ud... Que probablemente no asiste a un hospital público que prefiere? Pagar Q.5 por consulta y que hayan medicamentos o no pagar la consulta y que tenga que pagar TODOS LOS MEDICAMENTOS Y ESTUDIOS por afuera porque en el hospital no hay nada? Si ud recuerda el caso de esa paciente... Déjeme contarle el de mi paciente que pasó 2 días sin tomar agua porque ni ella ni los familiares no tenían dinero para comprar y en el hospital no había suficiente para todos, hasta que al final se atrevió a decirnos a los médicos que tenía sed xq no podían comprarle agua. En los hospitales públicos los pacientes llevan hasta su papel de baño... Al final lo gratis sale más caro...

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      George o georgina /

      29/07/2016 12:55 PM

      Esa millonada que va al ejercito que pase a los hospitales; usted es medico se lo puede pagar, hasta la educacion de sus hijos pero la mayoria de los guate no puede compa, no puede.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Juancho /

    26/07/2016 6:19 PM

    ¿Que pasa si no tenés que pagar por la "Salud" pero no podes tenerla?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Sergio Ayapán /

    24/11/2015 11:34 AM

    Abandonar el sistema de gratuidad es comprometer el desarrollo humano del futuro, en términos económicos, abona en negativo la competitividad de Guatemala al tener indicadores negativos altos de morbilidad. Tan sencillo: pueblo enfermo, no es productivo. Ahora, desde el punto de vista de los servicios de salud, estos tienen que ser congruentes con los indicadores de pobreza general y pobreza extrema, considerar que no toda la población está en posibilidad de pagar consultas, tratamientos y rehabilitaciones.
    Los gastos en salud pueden ser catastróficos, llevando población no pobre a niveles de pobreza general y extrema.
    Por otro lado, los patronatos llegaron a ser los que coordinaban el hospital, entrometiendose en la organización del mismo. Cuidado con esto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rubén del Cid /

    24/11/2015 11:19 AM

    En el discurso de los bribones lo que se dice no es lo que se piensa, El Ministrucho Rayo está pintando un panorama de apocalipsis y nos plantea el escenario donde la gratuidad es el monstruo (no la corrupción) y nos deja claro que el único camino es la privatización -santo grial de la economía- o sea que lo que se le da al pueblo es una sentencia de muerte ( o una razón para luchar a muerte ) En Canadá, Suecia, Noruega,Holanda, etc. los modelos "gratuitos" funcionan por que aquí no ?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      gustavo Hernandez /

      27/07/2016 1:22 AM

      En esos países funciona porque la cultura de ellos
      es ir a servir a un puesto publico y no a enriquecerse.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Fernanda /

    24/11/2015 10:44 AM

    Hola Lucrecia. Sólo quisiera aclarar una cosa, y es que con el patronato a una cantidad de las personas que no podían pagar los servicios se les prestaba sin costo, y a quienes devengaban un salario se les cobraba Q20, por ejemplo, por un servicio de rayos X. No conozco cuántos servicios se prestaban sin costo y cuántos (como el mencionado arriba) no se prestan a menos que se pague, pero la cantidad es menor cuando no hay insumos para realizarlos.

    Por otro lado, la propuesta de gastos a escala me parece una mejor solución que el regreso a los patronatos, con los controles adecuados ese presupuesto debería bastar para igualar o superar la cobertura que se tenía con estos. Apoyo totalmente la idea de la salud universal, pero creo que debe hacerse de forma realista. Talvez puede llegarse a una solución temporal, por ejemplo reducir a la mitad el costo de los servicios pagados y ampliar la cobertura de los que lo reciben sin costo.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones