¿Todavía no sos fan del sexo menstrual?

He convivido con ella durante ya varios años. Y mi menstruación no me da asco ni pena, porque es mía, mi sangre. Sé que para un hombre puede resultar raro, pero aquí algunas reflexiones sobre experiencias mías, de mis amigas y de discusiones en otras latitudes.

Cotidianidad exitación menstruación n789 Opinión orgasmos P369 período preguntas salud sexo
Esta es una opinión

Imagen: Amy Guip

No es una imagen que ven todos los días. No es su sangre. Para un hombre meter su pene en la vagina y sacarlo sangrado quizás pueda resultar extraño, raro. Y yo, por no querer verle la incomodidad en la cara de mi pareja y sentirme rechazada, prefería ni siquiera sugerir el sexo durante mi período.

Ahora, luego de probarlo, tengo una certeza. No existe tal rechazo en una relación en la que el hombre ya no le tiene miedo a la menstruación.

De la extrañeza o la incomodidad, puede convertirse en algo muy íntimo. Ese hombre que se anima a entrar en ti cuando tu cuerpo está haciendo su magia va a compartir contigo quizás una de las cosas más íntimas que tienes, tu sangre.

Nosotras no tenemos por qué reprimir nuestros deseos sexuales durante la semana que más alborotadas estamos. Porque además cuando se buscan alternativas a la penetración, nosotras siempre salimos perdiendo.

Una amiga me decía que cuando ella estaba en sus días, su novio le pedía para compensar que le diera sexo oral, ya que no se podía de la otra manera.

Y no. Nosotras tenemos que darnos nuestro lugar en el sexo, ser justas, velar por nuestros orgasmos. Si te rechazan por tu sangre por prejuicio es una señal de que no valoran algo de lo más preciado que tenés como mujer. Y ya es hora de que le perdamos el miedo a los orgasmos sangrientos. Entregarnos con todo lo que somos, con lo que nuestro vientre alberga cada mes, nuestra esencia concentrada en unas gotitas rojas.

Además, la ventaja es que un orgasmo te va ayudar a relajar todos los músculos de tu vagina, aliviando todos los cólicos que sientes. Lo mejor de todo es que llegar al orgasmo no será nada difícil porque tu sangre sirve como el perfecto lubricante y tus hormonas te van a hacer sentir como que si te estuvieras derritiendo sobre alguien.

No se va ver como escena de crimen porque aunque el flujo sea abundante nunca es suficiente para mancharlos de pies a cabeza. Aunque quizás la mejor posición es en la que tú estés abajo y así se evitan las consecuencias de la gravedad. No tenés que preocuparte mucho por las manchas porque con el constante movimiento la sangre se mantiene ahí, entre tú y él, en sus cuerpos. Pero si eso te tiene preocupada, solo poné una toalla debajo (mejor si es de un color oscuro). También está la opción de hacerlo en la regadera; esa nunca es mala idea.

Quien sabe, quizás descubras que tu pareja es un bloodhound. Un animal de sangre. Y no es un concepto alocado de discusiones entre dos amigas con cervezas en esta ciudad. Es de un artículo de la nymag.com. Es una discusión global para expertos y atrevidos.

Antes de contarte sobre esta discusión global, un matiz. Siempre es una decisión personal de cada una. Las hormonas –o los cólicos- siempre pueden jugar la vuelta, como a mí una de las primeras veces que lo intenté. Si no te sentís cómoda, también estás en tu derecho de decir no.

De regreso al artículo, dos párrafos traducidos libremente: “En aquel entonces, era escéptica (del sexo con mi período). Pero después de preguntarle a amigos, extraños y algunos expertos, puedo confirmar que el p-sex (sexo con el período) tiene toda una feligresía, para hombres y mujeres. Algunos por razones físicas y hormonales, otros por razones prácticas (relaciones a distancia) y otros por asociaciones eróticas”.

“La menstruación puede ser desagradable. Puede hacerte sentir insegura. Está hecha de una sustancia (la sangre) que puede hacer que la gente se desmaye. No obstante, el sexo menstrual es una maniobra avanzada, disponible sólo para hombres y mujeres con paladares sexuales conocedores y psiques liberadas. (…) Los ingenuos sexuales le temen a estos encuentros, los experimentados no se intimidan. Y lo vas a amar. La vagina es mucho más sensible cuando estás menstruando”.

Daniela Castillo
/

Joven veinteañera aficionada a los elefantes, el chocolate, los libros y el cine. Estudió ciencias de la comunicación pero no es la carrera la que define su profesión. Es feminista, vegetariana y a veces pareja, pero sin ser extremista en ninguna de las tres.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

14

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Diana /

    09/12/2015 5:13 PM

    Que cosas...no cabe duda q soy de otra generacion (treinta y tantos)yo si paso....

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Paul Serrano /

    09/12/2015 4:45 PM

    Excelente artículo, sólo disiento de la parte en que las mujeres salen perdiendo, porque el sexo oral es placentero en ambas vías (entiendo que no con todos) al igual que el sexo anal que también se convierte en alternativa y a algunas mujeres gustan mucho de esa práctica.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Miles Tracey /

    21/11/2015 6:44 AM

    Is gonna be again ceaselessly to investigate cross-check new posts|

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    21/07/2015 3:24 PM

    Creo que es un tema un poquito más amplio, pienso que no podríamos asegurar que porque alguien no quiere tener relaciones con una mujer durante esa etapa entonces "no sepa amar" o que "es una señal de que no valoran algo de lo más preciado que tenés como mujer" y tampoco creo que sea algo por lo que una mujer deba ser rechada o sentirse mal pues, efectivamente, es el resultado de algo grandioso, la posibilidad de la vida. Creo que esos dos puntos serían un tanto extremos y me parece adecuado decir que tanto la mujer como el hombre tienen el derecho a decir que no si no se sienten cómodos y no por eso decir que ella le tiene que compensar a él o que él sea un egoísta, tuve la experiencia ya y, si bien es cierto, no me disgustó, en mi circunstancia puedo diferir y decir que no fue un perfecto lubricante, que no fue poquito, que casi me baña de pies a cabeza, bueno, estoy exagerando ... pero sí fue una marca amplia desde el abdomen hasta 1/4 del muslo ... amplia a mi parecer, supongo que la gravedad hizo su tarea y un olor que no fue de mi agrado, en fin, me parece que en gustos se rompen géneros y acuerdo completamente con que no exista un rechazo, pero desacuerdo con que ambos "tienen" que sentir como que nada sucede, sería como decir que si no quieren estar conmigo después de un día de trabajo y de deporte (muy sudado) es porque no valoran la maravilla de la regulación de temperatura y que por tanto no valoran algo normal, común y bueno para el cuerpo en mi, a algunos les gustará ... a otros, no tanto.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    16/07/2015 11:36 PM

    […] Olvidate de las cremas que te vende la publicidad. La mejor receta: el sexo mañanero. Aquí en #BulevarLiberación hemos mencionado muchos de los beneficios del sexo, como la alegría de la oxitocina y el alivio de los dolores menstruales. (Dos ejemplos: Cuatro consejos para tener mejor sexo según nuestras hormonas y ¿Todavía no sos fan del sexo menstrual?) […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bea Z.C. /

    12/07/2015 11:06 AM

    En mi experiencia, los hombres con los que he estado nunca han evitado tener sexo conmigo mientras tengo mi periodo. Es más, gracias a ellos es que perdí esa "vergüenza" que nos enseñan a tener desde niñas de que la regla es sucia o que el sexo durante esos días es malo o desagradable. Gracias por el artículo. Considero súper importante que las mujeres y hombres comiencen a despojarse de sus tabúes y experimenten la verdadera libertad, esa basada en el acuerdo y respeto mutuos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JP /

    06/07/2015 9:02 AM

    Mas que de asco para algunos, mas que manchar sabanas, mas que un tabú o no. Creo que se tiene que tener consideración y ser consensuado por las dos partes, no soy un experto en el tema, pero hablo en base a mi experiencia puesto que no todos los cuerpos de las féminas son iguales. Y es que si bien en "Esos días", la mujer experimenta aumento hormonal y por consiguiente deseo sexual, también se inflaman los órganos (ovarios, matriz, etc) por el trabajo menstrual, si existe una penetración o acto sexual fuerte, puede incurrir en dolor hacia la pareja y pueda que no sea una experiencia placentera, se puede hacer con cuidado, despacio y armonioso. No solo es que si se tiene el deseo hay que animarse a hacerlo, tiene que haber una apertura de la mujer para retroalimentar al varón y así gozar del momento con precaución.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    05/07/2015 2:24 PM

    el sexuamiento durante la suarrea es séptico i por lo mismo desaconsejable. casi es igual que penetración anal.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Ottaner /

    03/07/2015 11:39 AM

    La verdad es que, más que a un hombre le de "asco" y reprima su deseo consensuado de tener relaciones sexuales en ése época de la mujer, la mujer con sus tabúes heredados de generación en generación es la que se reprime y reprime a su pareja de disfrutar del sexo en toda ocasión, incluso en ésa época. Finalmente creo que cuando muchas parejas no tienen relaciones sexuales durante ese período, es porque en alguna oportunidad, ella, no quiso, y con el tiempo, se "institucionalizó".
    En lo personal, no tengo nada en contra......

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Fernandez Cruz /

    02/07/2015 1:25 PM

    lo hice con mi esposa, durante muchos años, en los días de la menstruación. Como hombre, diría que el punto en contra es en los días últimos de hemorragia, porque el sangramiento es menor, y adquiere un olor característico a mi gusto no agradable. En los primeros días es maravilloso y muy aconsejable. No hay que tener tabúes, cuando la pareja esta de mutuo acuerdo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones