Instrucciones para italianos: cómo ver un mundial en la tele

A todos nos educan para ganar. Para intentarlo una y otra vez hasta lograr la meta. A fijarnos esa idea de la victoria como la única posibilidad, a buscar insaciables gloria y fama, a lo mejor también la fortuna y por qué no el amor. Pero no, no siempre se puede. Y a lo mejor nuestra mejor victoria es saber bien cómo perder.

Guatemala urbana Opinión
Esta es una opinión

Gianluigi Buffon llora en su último partido con su selección después de 20 años, la eliminación contra Suecia para el Mundial de Rusia 2018.

Imagen: Soy502.com

No deja uno de conmoverse con Buffon llorando por verse eliminado de una copa mundial junto a su selección italiana. A mí, por ejemplo, me recuerda la vez en la que jugamos la final del torneo de primaria y perdimos por un gol contra los de cuarto grado. ¡Ah! cómo lloramos aquella vez y cómo llovía, para terminar de hacer una tarde trágica en las instalaciones de la cancha de cemento del colegio Salesiano Don Bosco.

Y quizá, se me ocurre, que lo que le convendría a los italianos, ahora que van a enfrentarse por primera vez en un buen tiempo a ver un mundial en la tele, sería que le pudiéramos compartir nuestra experiencia en ello. Porque no hay quien vea los mundiales como nosotros en Guatemala. Porque eso sí lo sabemos hacer mejor que nadie.

No creo que haya un país que viva con mayor intensidad un mundial sin haber participado nunca en uno. Ahí están las ofertas de televisiones, los cubetazos, las juntas de almuerzo en el trabajo, los hinchas encorbatados, las hinchas elegantes apoyando en los restaurantes de almuerzos ejecutivos, las parvadas de muchachos viendo los partidos afuera de los negocios de electrodomésticos, vaticinando las quinielas.

Cuánto sabemos de perder. Porque solo Dios sabe lo mucho que hemos querido ir a un mundial y jamás lo hemos logrado. Así que podría ser buena idea, proponer al INGUAT que haga un paquete para italianos que quieran vivir el mundial con los que mejor saben, sin haber ido a uno: los guatemaltecos. Así pueden ir viendo la primera ronda en la Antigua, la segunda en Sololá, la tercera en Tikal y la final en alguna chicharronería o cevichería de la zona cinco de la Ciudad de Guatemala.

Entonces aprenderán de la pasión, de cómo podés imaginar que sos alemán, ruso, español, argentino, brasileño y apoyar la camisola como si fuera tuya. Ah qué grandes somos en eso. En imaginarnos fuera y empatizar con otros países menos el nuestro. Tal vez eso pueda ayudar a Italia, que va de mal en peor, alargando el mayor tiempo posible la agonía del catenaccio, como si hasta en eso tuvieran que jugar a la defensiva. Van a morir en su ley.

Y quizá la lección más importante que podamos compartir no sea la del combate a las mafias, o de la depuración de la política, sino algo más esencial para el alma humana, permítanme ustedes la expresión: la de saber cómo sacar alegría de la derrota.

Porque en eso, compatriotas, somos los campeones.

Julio Prado
/

Escritor, abogado, tuitero del trópico, esposo abnegado, surfista de la web y padre del niño más genial de la comarca.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

10

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Marcia Jiménez /

    17/06/2018 7:09 PM

    Mi è piaciuto!
    Traduzcámoslo y compartámoslo hasta que llegue a Italia. 🇮🇹

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alejandro rivera /

    18/11/2017 9:01 AM

    Excelente relato que retrata nuestra cruda realidad y como sacamos provecho de nuestras carencias futbolisticas. Aqui a falta de grandes equipos de fut, apoyamos al barsa y al real. En cuanto a selecciones mundialistas, nuestras preferidas son: Brasil, Argentina y Alemania. La mara mas progre le va a Brasil y Argentina, los mas tufosos, a Alemania, quizas porque se creen de "raza pura".

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      105 G /

      15/07/2018 1:18 PM

      Los más progres le van a Alemania y los más clásicos a Brasil y Argentina por identidad latinoamericana y porque los han visto levantar más copas mundiales. Hoy día los patojos van más por selecciones europeas y la del jugador del momento que por las del continente y/o ganadoras históricas...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    René Villatoro /

    17/11/2017 8:25 PM

    Genial Prado!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jaime M. /

    16/11/2017 10:54 PM

    Qué desagradable artículo, tanto en su fondo como en su desarrollo atropellado.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      18/11/2017 8:47 AM

      Ruco amargado y neurotico a la vista!!!!!

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Rodolfo Castillo /

    16/11/2017 3:05 PM

    Un poco de humor en esta maraña de mierda que es nuestro país! Excelente artículo! y sobretodo muy cierto. Para auto engañarnos y tripearnos no necesitamos drogas... y en fut bol? Hasta a los pijazos nos vamos para defender al equipo de fuera.... Como diría el panzón verde verde... aquí hay que vivir bolo muchá!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lucía /

    16/11/2017 2:05 PM

    <3

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    EdwinG /

    16/11/2017 1:07 PM

    "Y quizá, se me ocurre, que lo que le convendría a los italianos, ahora que van a enfrentarse por primera vez en un buen tiempo a ver un mundial en la tele, sería que le pudiéramos compartir nuestra experiencia en ello. Porque no hay quien vea los mundiales como nosotros en Guatemala. Porque eso sí lo sabemos hacer mejor que nadie." este texto me hizo, reir, reflexionar y compartirlo con muchos, lo puse de estado en Whatsapp, que mas puede decir, en un par de lineas se expresa una de nuestras realidades, excelente articulo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Julio Prado
      Julio Prado /
      16/11/2017 2:20 PM

      Gracias

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones